Así fue la ‘toma espiritual’ de Guadalajara por los herederos de los Cristeros

|

El 11 de noviembre de este 2017 en la ciudad mexicana de Guadalajara, capital del estado de Jalisco y epicentro espiritual e identitario de México, se llevó a cabo un acontecimiento histórico: por primera vez se realizó una toma espiritual de una ciudad y se le ofreció a la Santísima Virgen María de Guadalupe a quien se nombró y reconoció como Patrona y Soberana de la ciudad.

Este capítulo glorioso e histórico tuvo como protagonista a la Guardia Nacional Cristera, agrupación cívica heredera de las gestas heroicas de los defensores de la fe en la guerra antirreligiosa que padeció México de 1926 a 1929, a quienes invité a participar cuando tuve la idea de hacer la toma espiritual de la ciudad y les propuse que debería de ser a caballo, al menos de parte de un contingente de la Guardia Nacional Cristera.

Esta iniciativa la propuse en el momento en el que estábamos organizando la marcha del 14 de octubre pasado, como una muestra más de rechazo ante la ofensa proferida por las autoridades municipales y solapadas por las del Arzobispado, por ello quienes coordinamos este acto de desagravio, sabíamos que no contábamos con el apoyo y menos el beneplácito de las autoridades del arzobispado de Guadalajara, pero en cambio sí teníamos el apoyo en privado de decenas, sino cientos de sacerdotes que por la postura adoptada por el arzobispado de complacencia ante el agravio de parte del gobierno municipal de Enrique Alfaro no se atrevieron a manifestarlo públicamente, así que los laicos solos marchamos sin pastor en defensa de nuestra fe y de la sagrada imagen de la Virgen de Guadalupe a la que se le rebajó al nivel de una deidad prehispánica que además era un ser mitológico a diferencia de la Virgen María que fue una persona de carne y hueso y además la creatura que más ha exaltado Dios por ser la Madre de su Hijo.

La imagen blasfema llamada sincretismo que mandó colocar el alcalde de Guadalajara Enrique Alfaro, burlando con ello la fe de la mayoría de la población que mal gobierna, como ya  informamos en ediciones anteriores en este mismo medio, mancha a la más católica de las ciudades de México y que tiene características y un peso en relación a la Iglesia Universal, fruto del excelente gobierno que llevó a cabo durante 18 años el Cardenal don Juan Sandoval Iñiguez, como ya hemos dado cuenta en un artículo anterior sobre este tema publicado en este espacio, por ello no es de extrañar que el cardenal don Juan Sandoval Iñiguez haya sido la primera y prácticamente la única voz, dentro de la jerarquía católica mexicana, en denunciar esta insultante figura y haya dejado muy en claro que es una blasfemia y un pecado de quienes la hicieron, la pagaron y la defienden.

Es en ese contexto que propuse a los demás organizadores que para la siguiente concentración y acto de desagravio, que estaba planeando para el 11 de noviembre, se hiciera con una característica diferente y única a las anteriores, esta era la de realizar una toma simbólica en la forma, pero real en lo espiritual, de la ciudad de Guadalajara, para ello invité a participar en dicha concentración del 11 de noviembre a la Guardia Nacional Cristera para que ellos a caballo realizaran la toma junto con los demás asistentes y que oficialmente la Guardia declarara tomada la ciudad y lo hiciera a nombre del pueblo católico de la ciudad.

A partir de ese momento y en las redes sociales, se hizo público que el acto de desagravio del 11 de noviembre sería encabezado por la Guardia Nacional Cristera y que llevaría a cabo además del  acto de desagravio y el rezo del santo rosario, una cabalgata por las calles de la ciudad, para realizar el acto de toma espiritual de la ciudad, lo cual levantó grandes expectativas al punto de que ésta concentración ha sido la más numerosa de todas las realizadas en rechazo a la ofensa de Alfaro y a la omisión del arzobispo de Guadalajara cardenal José Francisco Robles Ortega en el cumplimiento con su deber y obligación de ser el garante de la fe y de lo que le fue confiado, que es la grey del occidente del país, que es el territorio que gobierna dentro de la Iglesia Católica, el arzobispado de Guadalajara.

En la tarde del sábado 11 de noviembre se dieron cita más de diez mil personas para acompañar a la Guardia Nacional Cristera en la toma espiritual de la ciudad, e incluso el actor y productor cinematográfico católico Eduardo Verastegui estuvo presente transmitiendo por una de las redes sociales en vivo el desarrollo  del acto.

A este de por sí bastante numeroso contingente se fueron uniendo a lo largo del recorrido más y más personas que aunque no sabían que se realizaría esta toma  espiritual de la ciudad, al ver el testimonio, oraciones y cantos de quienes participamos, decidieron unirse hasta llegar a formar una columna humana de más de 15 mil participantes según los cálculos de expertos en logística y protección civil. Cabe decir que los medios de comunicación minimizaron de una manera ridícula la cantidad de asistentes, tomando cifras oficiales que intentaron minimizar el impacto real de esta convocatoria e incluso hablan de sólo dos mil asistentes cuando las imágenes y videos aéreos dicen lo contrario.

“Curiosamente” y de manera más que sospechosa,  ese mismo día en la mañana, el gobierno municipal de Guadalajara anunció que habría otras dos marchas que casualmente cruzarían exactamente por donde pasaría nuestro contingente y además, las dos partirían a la misma hora que la nuestra y enarbolarían causas totalmente contrarias a nosotros, una era de protestantes para celebrar los 500 años de la reforma que dividió a la cristiandad y la otra sería de transexuales.

Algo nunca antes visto y que retrata de cuerpo entero las oscuras y perversas intenciones del gobierno de Enrique Alfaro y además muestran su inexistente sentido común y su incapacidad de aceptar las críticas, es que el gobierno que él preside, permitiera ambas marchas de un día para otros, sin que nadie supiera con antelación y además autorizando que atravesaran nuestro contingente, sabiendo que por la naturaleza de las mismas, habría alguna confrontación, sin embargo con lo que no contaba el gobierno municipal, es que alcanzamos a prever esta situación y acordamos, en el momento de llegar a donde estaba llegando el contingente de unos 200 protestantes, cederles el paso, de esa forma simplemente no tendríamos ninguna clase de confrontación o provocación y no darle el pretexto a la autoridad de intervenir y disolver nuestra concentración, que es lo que ellos planearon seguramente pues se nos informó que el gobierno municipal mandó a esa zona pipas de agua que seguramente apuntaría contra nuestro contingente para disolver nuestra concentración, pero dado que no caímos en su provocación esto no sucedió, además que la marcha de transexuales, al ver el tamaño y cantidad de contingente que éramos, decidieron disolverse solos.

El contingente católico iba encabezado por las reliquias de todos los santos mártires de la guerra cristera que se hicieron presente para protegernos, además de sus imágenes que eran portadas a la vanguardia del numeroso contingente. Digno de mencionar es que la Guardia Nacional Cristera llevaron para tan gloriosa e histórica ocasión una bandera que llaman: De los Generales y que solo se muestra y despliega en ocasiones muy especiales.

Esta bandera histórica y verdadera reliquia, perteneció al General Jesús Degollado Guizar que fue el último general cristero y fue además sobrino de san Rafael Guizar y Valencia, santo patrono de todos los obispos de América y con quienes yo estoy emparentado en mi rama materna.

Al final del recorrido a las afueras del templo del Refugio la cabalgata de la Guardia Nacional Cristera montó guardia de honor en dos columnas a través de la cual hizo su paso triunfal una imagen monumental de la Virgen de Guadalupe que fue donada por fieles de la ciudad de México y que partió de la Basílica de Guadalupe ese mismo día para hacer un recorrido por lo largo y ancho del estado de Jalisco, tomando posesión de la tierra que le pertenece pero que los malos gobernantes y traidores a México han tratado de expulsar.

Frente a la imagen de nuestra Señora de Guadalupe y escoltado por la Guardia Nacional Cristera montada, el dirigente nacional de dicha agrupación cívica Felipe de Jesús Domínguez leyó una proclama en la cual  daba por tomada la ciudad, mencionando que esta toma no la pudieron llevar a cabo militarmente las tropas cristeras en 1929, pero que ese día 11 de noviembre ahora nosotros la habíamos tomado espiritualmente para regocijo de nuestros santos mártires y por el honor de nuestra Santa Madre de Guadalupe.

Esta toma espiritual sin precedentes en la historia de nuestro país fue simbólica en la forma, es decir en la cabalgata, pero en lo espiritual sí fue muy real y tanto lo fue que incluso al menos una bruja se coló en nuestra marcha para hacer conjuros y tratar de romper esta toma y de ello quedó testimonio en video que varias personas vimos y muestra a esta mujer vestida de negro y con unas muy profundas ojeras haciendo cortes al aire con las manos y diciendo palabrerías seguramente maldiciones en una especie de ritual que fue ineficaz, pues llevábamos la protección divina a nuestro favor.

La idea que tuve al pensar en hacer esta toma espiritual, era precisamente que pudiéramos romper la infestación diabólica que se nos ha venido encima, no solo con estos pésimos gobiernos que han bañado de sangre las calles de la ciudad por su incapacidad e ineficacia en detener la violencia que está azotando nuestra ciudad como nunca antes había sucedido en la historia y si a esto le sumamos que esta figura diabólica llamada sincretismo es una permanente invocación al demonio por su blasfemia, entonces vemos que la única solución de fondo ante esta situación es romper espiritualmente estos males al tomar nosotros como ciudadanos y laicos católicos los destinos de nuestra ciudad y estado en nuestras manos, y esta primera toma espiritual tiene esa intención, pero no será la única ya que están programadas una serie de tomas en las que participaremos con la  Guardia Nacional Cristera buscando este  mismo fin de romper con las influencia del mal en todo el territorio mexicano, no solo aquí, ya que esta idea de hacer tomas espirituales de ciudades ha tenido tal impacto que ya desde Argentina y España han surgido iniciativas similares para replicar el ejemplo que hemos dado al mundo de tomar espiritualmente sus ciudades y entregarlas en las manos de nuestro Señor Jesucristo y de la Santísima Madre del verdadero Dios por quien se vive.

Cierro esta crónica con las palabras que escribí y que fue con las que cerró la toma espiritual Felipe de Jesús Domínguez, Presidente de la Guardia Nacional Cristera:

Santísima Madre del verdadero Dios por quién se vive, a nombre de la Guardia Nacional Cristera y de todos los aquí presentes y de otros muchos que están unidos en oración en este acto, tomamos espiritualmente está ciudad de Guadalajara y el estado de Jalisco para ponerlos a tus pies.

Esta tierra bendita regada con la sangre de mártires te pertenece y esta toma Espiritual, que no pudieron llevar a cabo militarmente nuestros héroes cristeros, lo hacemos ahora nosotros espiritualmente y te nombramos nuestra Patrona y Soberana.

Toma nuestros hogares y reina en nuestras familias y en nuestras ciudades, pisa la cabeza de la serpiente infernal y haz que por tu santa intercesión, Viva Cristo Rey en nuestro corazón, en nuestra casa y en nuestra patria.

Viva Cristo Rey
Viva Santa María de Guadalupe
Vivan nuestros Santos Mártires Cristeros

Miguel Salinas Chávez, corresponsal de InfoVaticana en México

 

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
1 comentarios en “Así fue la ‘toma espiritual’ de Guadalajara por los herederos de los Cristeros
  1. En Michoacán también amamos a nuestro señor Jesucristo y a nuestra santísima madre Maria de Guadalupe, dispuestos estamos a defenderla y cuidarla de toda ofensa realizada de parte de sus satánicos agentes.
    Viva Cristo Rey… Que viva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles