PUBLICIDAD

Sínodo de la Amazonía: ¿Principio del fin del celibato obligatorio?

|

El Papa Francisco ha anunciado la convocatoria de un ‘sínodo panamazónico’. Una iniciativa que promete desencadenar ríos de tinta en los próximos años.

En su alocución durante el Ángelus en San Pedro este lunes, el Papa Francisco ha anunciado la convocatoria de un ‘sínodo panamazónico’ que, probablemente, no haya despertado excesiva curiosidad entre quienes esperan de Su Santidad si no pronunciamientos revolucionarios o nuevos ‘desarrollos de doctrina’ que den jugosos titulares.

Creo, sin embargo, que se equivocan, y que la iniciativa anunciada promete desencadenar ríos de tinta en los próximos años.

Declara el Papa: “Recogiendo el deseo de algunas Conferencias Episcopales de Américan Latina, así como la voz de diversos pastores y fieles de otras partes del mundo, he decidido convocar una Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica , que tendrá lugar en Roma en el mes de octubre de 2019. El objeto principal de esta convocatoria es concretar nuevas vías para la evangelización de aquella porción del Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin la perspectiva de un futuro tranquilo, también como consecuencia de la crisis de la selva amazónica, pulmón de capital importancia para nuestro planeta”.

Bien. Demos de lado lo que no es más que una frase hecha sin demasiada relevancia: la selva amazónica es sin duda un enorme ecosistema natural que vale la pena conservar, pero no es ‘pulmón del planeta’, más bien al contrario: La respiración y la putrefacción hacen que las selvas tropicales maduras no produzcan un solo gramo neto de oxígeno. Pero esto es absolutamente baladí en este contexto.

Lo importante, si se me permite la redundancia, es la importancia que se da a esta reunión de obispos. La Amazonía es una región que abarca nueve países pero con una densidad de población muy baja. Y si la evangelización de los indígenas parece siempre un objetivo laudable, difícilmente puede ser considerado prioritario en una zona, Latinoamérica, que ha sido desde hace décadas el principal bastión demográfico del catolicismo pero que en los últimos años ha venido sufriendo una alarmante sangría de fieles, en buena medida a favor de las sectas pentecostales protestantes.

Y aunque esta preocupante tendencia se mantiene desde hace decenios, la elección de un Papa latinoamericano no ha hecho nada para desacelerarla: se calcula que en Brasil, el país con más católicos del mundo, 9 millones han dejado de serlo desde 2014, un año después de la elevación al pontificado de Francisco, hasta hoy, y el porcentaje de fieles ha caído al 50 % mientras el de evangélicos ha aumentado en este tiempo un 29 %, según el Instituto Datafolha. Los expertos calculan que el catolicismo podría perder su condición de religión mayoritaria en torno a 2040.

Todo eso podría llevar a pensar que, si Latinoamérica precisa de un sínodo urgente, su objetivo debería ser la reevangelización más que las necesidades de un lugar inmenso pero escasamente poblado.

Salvo, naturalmente, que el sínodo tenga otros objetivos que vayan más allá del anuncio del Evangelio a los indígenas amazónicos, como muchos temen.

En concreto, lo que ‘suena’ en buen número de publicaciones católicas es que en este sínodo se pretende introducir el sacerdocio de los casados.

El celibato en la Iglesia católica no es ‘de fide’, sino meramente disciplinar, y de hecho existe un reducidísimo número de sacerdotes casados con plenas funciones y el visto bueno de Roma, especialmente formado por miembros del ‘ordenariato’ que constituyó Benedicto XVI para admitir en la comunión a pastores anglicanos que ‘cruzaban el Tíber’.

La norma sigue siendo, naturalmente, el celibato, aunque desde que tengo uso de razón existe un poderoso ‘lobby’ que presiona con el aplauso del mundo para que se ponga fin al celibato sacerdotal obligatorio.

PUBLICIDAD

Aunque los últimos papas se han resistido a esta insistente demanda, dos desarrollos han dado nuevos argumentos a estos grupos de presión: la aguda crisis de vocaciones en Occidente y los escándalos de abusos sexuales por parte del clero.

Lo segundo es, realmente, un argumento de doble filo. Querrían hacer ver que los abusos serían consecuencia de unos impulsos sexuales naturales que no encuentran salida en el celibato, pero eso se compadece mal con los casos concretos y más sonados, en los que las víctimas eran menores de edad y, con abrumadora frecuencia, varones, revelando tendencias a las que mal remedio podría dar el matrimonio.

El primer argumento tiene algo más de peso, y hace tiempo que dejó de ser un tabú debatir la conveniencia de ordenar ‘viri probati’ casados como solución parcial y de emergencia. El caso de los sacerdotes ex anglicanos solo puede animar este movimiento, y el área del Amazonas podría ser un excelente laboratorio para esta novedad.

Naturalmente, el objetivo de muchos es que del Amazonas se dé el salto al resto de tierras de misión y, finalmente, se convierta en el modo ‘estándar’ de sacerdocio. En tal caso estaríamos ante una enésima ‘innovación’ con capacidad de alterar significativamente la práctica eclesial católica.

17 comentarios en “Sínodo de la Amazonía: ¿Principio del fin del celibato obligatorio?
  1. Hoy entre las bases del Opus están difundiendo por guasap que Benedicto XVI se está muriendo.

    Como dijo el miércoles de ceniza posterior al anuncio de su renuncia, Benedicto XVI tuvo que hacerlo por no tener fuerzas para hacer frente a quienes dentro de la Iglesia usan el nombre de Dios para sus fines de poder.

  2. Con todo respeto se trata de un tema muy antiguo, vean Aparecida, Laudato Sí, las organizaciones dentro de La Red Eclesial Panamazónica –REPAM- y sus actividades, no hay un tema nuevo, solamente perdemos la memoria, pero hay un camino que partiendo de la pretendida “defensa de la creación” abandona el centro de la Creación que es el hombre, de la nada a imagen y semejanza de Dios, la importancia de la salvación de las almas y la esencial presencia de Cristo, en la forma Católica de hacerlo.

  3. El camelo de los viri probati, que no son ni tan viri ni tan probati, no se lo cree ni sus promotores; es una mera excusa para acabar con el celibato sacerdotal e introducir el sacerdocio gay, transexual y femenino, todo de una tacada. Ya, puestos en ello, hay que adelantar por la derecha a las obispas lésbicas protestantes. ¡ A dónde vas Iglesia Católica con este pontificado desastroso ? ¡ Al abismo !

  4. Noes verdad que el celibato es “meramente disciplinar”, pues tiene sólidos fundamentos bíblicos, teoógicos y espirituales. De hecho, en las últimas décadas se han ido publicando varios estudios históricos que demuestran que el celibato es una tradición venerable de origen apostólico. No es una MERA DISCIPLINA, como por ejemplo la norma del Derecho Canónico que obliga a los sacerdotes a vestirse clericalmente. Según la tradición antigua y universal hasta el año 692, cuando se desviaron los Orientales de ella basandose en argumentos espurios, la lex continentiae estaba en vigor tanto en Oriente como en Occidente. La Iglesia Católica, contra viento y marea ha mantenido el celibato. Se podría ordenar a hombres casados pero con el compromiso de parte de ellos y de sus esposas de vivir en continencia.

  5. Para poder verificar que los confesores que llegaran fueran realmente sacerdotes, Sebastián les dijo a los miembros de la comunidad cristiana que tenían que plantearles tres preguntas, para saber si eran capaces de dar las respuestas justas. Las preguntas eran:

    Primera: “¿Es usted célibe?”.
    Segunda: ¿Cuál es el nombre de su jefe en Roma?”.
    Tercera: “¿Venera usted a la Santísima Virgen María?”.

    Cuando los cristianos ocultos salieron al descubierto la primera vez, la pregunta que le plantearon al padre Petitjean fue, de hecho: “¿Dónde está la estatua de Santa María?”. Esta pregunta prácticamente ha entrado en la leyenda, pero gracias precisamente a la transmisión oral de la “Profecía del catequista Sebastián” ahora somos capaces de captar su significado.

    Con anterioridad, los cristianos ocultos de Urakami habían entrado en una iglesia protestante, en Nagasaki. Pero cuando la esposa del pastor los recibió y les ofreció un té ingles, abandonaron rápidamente ese lugar.

  6. Estamos en el otoño de un pontificado que dure lo que dure no tendrá grandes sorpresas. Desde hace tiempo se hablaba del sínodo de la Amazonia y sus ideólogos han dejado la red sembrada de entrevistas y declaraciones de lo que esperan de este encuentro. Más ecología, sacerdotes casados, lucha contra combustibles fósiles y cosas así. Se hablará mucho y veremos que se hace. Creemos que el verdadero problema de la Iglesia hoy es que se mira mucho a sí misma y no tanto a los signos de los tiempos y se está llegando a una Iglesia perdida en un mundo al que no le importa nada los que pueda decir o hacer. El problema de hoy no es los curas casados o no es simplemente que los seminarios están vacíos y nos enfrentamos a una muerte segura que nadie parece querer ver. El Papa Francisco ha pretendido crear expectativas en tanto ámbitos y sus palabras inquietantes y confusas hacen creer que cosas imposibles ya son posibles. La cruda realidad dice lo contrario. Specola.

  7. La ley del celibato sacerdotal es una ley muy sabia y probada durante siglos, no está cogida por que sí. Cambiar y cambiar, que llevamos haciéndolo hace medio siglo, desde el VaticanoII sólo ha dado malos resultados ¿será porque no eran cambios queridos por Dios sino por los hombres?. Como apunta “María” ¿qué pasará si se separan, se divorcian, si lo dejan, un largo etc. etc.? Y mas con la “amoris”. ¿Serán ejemplo para sus fieles? ¿Serán mejor ejemplo que los actuales? Es para dudarlo.
    Y en otro ámbito, la foto que aparece en el artículo del papa con los indígenas semi “in puribus” es llamativa. Antes la Iglesia evangelizaba y enseñaba a vestirse a los indígenas, hoy no ¿todos equivocados nuestros anrtiguos evangelizadores? Pero resulta que eran los que conseguían resultados. ¿Y la moda de los modelitos sombreriles papales, que no son sólo de este pontificado? ¿es sociología para hacerse querer , ridículo o pastoral? ¿O inanidad?

  8. Cómo olvidamos que la Iglesia es llevada por el Espíritu Santo, dejemos de meternos en conjeturas humanas que solo causan daño en el mundo cristiano… Francisco, tu eres Pedro!!!

  9. La agenda de Francisco es la misma que la de la mafia de san Gallen. Poca opción le dejan al Espíritu Santo, por ahora. Recemos para que la barca de Pedro, tan torcida por un mal timonel, se enderece.

  10. Nuestra Señora explicó a Santa Brígida de Suecia, que un papa que permitiera que los sacerdotes se casaran, iría al infierno:

    “Pero ahora te diré la voluntad de Dios en este asunto …(…)

    Pues ese mismo papa sería totalmente privado por Dios de su vista y oído espiritual, y de sus palabras y acciones espirituales. Toda su sabiduría espiritual se volvería completamente fría; y finalmente, después de su muerte, su alma sería expulsada para ser eternamente torturada en el infierno, para que allí pudiera convertirse en el alimento de los demonios eternamente y sin fin. ”
    http://religionlavozlibre.blogspot.com.es/2017/11/sta-brigida-el-papa-que-suprima-el.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles