PUBLICIDAD

‘La vie et la passion de Jésus-Christ’, la primera película del Señor

|

En el lejano año de 1895, poco podían imaginar los hermanos Lumière que su nuevo invento, el cinematógrafo, llegaría a convertirse en un arte. Ciertamente, cuando proyectaron por primera vez aquellos rudimentarios filmes, que mostraban a los obreros saliendo del trabajo o los trenes llegando a la estación, pensaron que habían descubierto un mero entretenimiento para el pueblo; pero el paso de los años les demostró todo el potencial que encerraban esas imágenes en movimiento. De esta manera, comenzaron a rodar pequeñas historias de muy pocos minutos que no solo entretenían al público, sino que también lo conmovían o lo instruían, decisión que se convirtió en un éxito flagrante. Por este motivo, no es extraño que a continuación concibieran la posibilidad de afrontar el relato más hermoso de la humanidad, la historia que da sentido a todas las historias y que continúa instruyendo a los hombres de todos los tiempos: el Evangelio.

En este sentido, el vídeo que hoy presentamos es un documento único, ya que se trata de esa película que los Lumière rodaron el año 1898 y que actualmente ha sido digitalizada y publicada en internet: La vie et la passion de Jésus-Christ. Como se ha pretendido respetar su proyección original, tiene los defectos propios del celuloide de la época (las rayas y las manchas que acompañaban a las bobinas y que ya nos hemos acostumbrado a no ver), carece de sonido, de carteles explicativos y de música (esta solía ser interpretada en directo por un organista, que la creaba conforme avanzaba la cinta, por lo que recobrarla ahora es una labor imposible). Sin duda, se trata de una decisión correctísima, puesto que con ello se logra transmitir el encanto y la sorpresa que debieron sentir los primeros (y afortunados) espectadores que acudieron a verla.

Imaginemos que somos una familia católica en los albores del siglo XX: vamos todos los domingos a misa, rezamos juntos el rosario y leemos con frecuencia libros piadosos; vemos ilustraciones sobre la vida del Señor, las contemplamos en los retablos de las iglesias y las veneramos en las estampas que tenemos en casa o en las pinturas que decoran nuestras paredes. De repente, nos llega la noticia de una proyección acerca de esa biografía que conocemos al dedillo y que solo alguna vez hemos visto representada en el teatro. Por supuesto, resolvemos ir, y quedamos extasiados cuando vemos a Jesús cenando con sus apóstoles, juzgado ante Poncio Pilato, crucificado en el Calvario y, finalmente, resucitado: ¡acabamos de presenciar la pasión de nuestro Salvador! Es posible que sintiéramos algo parecido a lo que el espectador cristiano experimentó cuando vio La pasión de Cristo (Mel Gibson, 2004), pero en mayor medida, puesto que nunca se habían visto imágenes en movimiento de la historia de nuestra salvación. De este modo, deseamos que disfruten ahora tanto de ella como la disfrutaron aquellos primeros espectadores del lejano año de 1898.

1 comentarios en “‘La vie et la passion de Jésus-Christ’, la primera película del Señor
  1. Sir Peter saint James:
    Glorioso documento y más si se tiene en cuenta que se realzó en un país dominado políticamente por la francmasonería como Francia, el laicismo en estado puro. Enorme valor tuvieron los hermanos Lumiëre por esta película totalmente desconocida para mí. Una vez más se muestra que nuestros enemigos nos derriban, pero no nos rematan, A pesar de todo, el divino Maestro se abre camino y reina en nuestros corazones hoy y en toda la Tierra mañana.
    Doy gracias al Páter JM por el documento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles