La crucial pregunta de una joven con síndrome de Down a Angela Merkel

|

Natalie Dedreux preguntó a la canciller alemana por qué se permite abortar a los bebés con síndrome de Down hasta los últimos momentos del embarazo.

¿Por qué los bebés con síndrome de Down pueden ser abortados hasta poco antes del nacimiento? Esta fue la pregunta que planteó una joven con síndrome de Down a la canciller alemana Angela Merkel durante un encuentro televisado.

Natalie Dedreux, de 18 años, quiso poner de manifiesto que, en Alemania, sólo a uno de cada diez bebés con síndrome de Down se les permite nacer, mientras que la gran mayoría son víctimas del aborto.

«Nueve de cada diez bebés con síndrome de Down no nacen en Alemania. Son abortados. Un bebé con síndrome de Down puede ser abortado hasta unos días antes del nacimiento», señaló esta joven a la canciller, según recoge el diario Bild.

Tras exponer esta terrible situación, Natalie Dedreux interpeló a Merkel sobre su posición respecto a la cuestión de los abortos tardíos y le preguntó por qué los bebés con síndrome de Down pueden ser abortados hasta poco antes del nacimiento.

«Me parece que políticamente no es bueno. Este tema es importante para mí. No quiero ser abortada, sino permanecer en el mundo«, aseguró la joven entre los aplausos de los presentes.

La canciller alemana, por su parte, respondió que su partido apoya el asesoramiento obligatorio a los padres y un período de espera de tres días antes de llevar a cabo un aborto tardío.

Sin embargo, ante una petición de respeto al derecho a la vida de los bebés con síndrome de Down, Merkel optó por salir en defensa de la «libertad de elección» para acabar con la vida de los no nacidos, incluso poco antes del nacimiento.

La situación descrita por esta joven no se reduce a Alemania. Un reportaje de CBS News muestra que, con el aumento de las pruebas de diagnóstico prenatal en Europa y Estados Unidos, el número de bebés con síndrome de Down a los que se les permite nacer ha disminuido drásticamente.

Sin embargo, según se señala en este reportaje, pocos países están tan cerca de acabar con los nacimientos de personas con síndrome de Down como Islandia. Desde que las pruebas de diagnóstico prenatal se introdujeron en el país hace casi dos décadas, la gran mayoría de las mujeres embarazadas a las que se les dijo que su hijo tenía síndrome de Down decidieron abortar.

Como recoge el portal LifeSiteNews, otros países no están lejos de Islandia. En Reino Unido, por ejemplo, el 90% de las madres decide abortar al enterarse de que su hijo tiene síndrome de Down. Las estadísticas también son trágicamente altas en países como Alemania, Francia, Estados Unidos o España.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
5 comentarios en “La crucial pregunta de una joven con síndrome de Down a Angela Merkel
  1. Es una comparación muy acertada y una astuta jugada del demonio, casi todos los gobiernos rechazarían una matanza al estilo de Hitler y si embargo a través del aborto legalizado se practica una matanza mas numerosa, mas cruel, mas injusta y sorprendentemente mas aceptada por esos mismos gobiernos que reprueban el genocidio.

    Realmente el diablo puede sentirse orgulloso con cierta razón de sus jugadas tan astutas y de tener como títeres miserables a estos lideres mundiales perversos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles