Infovaticana
El arzobispo de Granada echa a un gran intelectual por cuestionar Amoris Laetitia
a3

El arzobispo de Granada echa a un gran intelectual por cuestionar Amoris Laetitia

INFOVATICANA
5 septiembre, 2017

El Arzobispado de Granada informa de que el filósofo austriaco Josef Seifert, uno de los fundadores de la Academia Internacional de Filosofía de Liechtenstein, dejó de enseñar en el Instituto de Filosofía “Edith Stein” de Granada a raíz de un escrito crítico con Amoris Laetitia.

El Arzobispado de Granada ha emitido una nota lamentando el artículo sobre la exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia publicado por el profesor Josef Seifert, uno de los fundadores de la Academia Internacional de Filosofía de Liechtenstein.

En su artículo sobre Amoris Laetitia, Seifert plantea la pregunta de si hay o no al menos una afirmación en la exhortación apostólica que conlleva la consecuencia lógica de destruir toda la enseñanza moral católica y pide al Papa Francisco que se retracte si esta pregunta tiene que ser respondida de modo afirmativo.

En su nota, el Arzobispado de Granada acusa al profesor Seifert de dañar con su artículo a la comunión de la Iglesia, confundir la fe de los fieles y sembrar desconfianza en el sucesor de Pedro.

Asimismo, el Arzobispado informa de que Seifert dejó de enseñar en el Instituto de Filosofía “Edith Stein” de Granada en septiembre de 2016, a raíz de su primer escrito crítico con Amoris Laetitia. Ahora, según señalan los responsables de la diócesis granadina, se está tramitando la jubilación de Seifert de la Academia Internacional de Filosofía “concurriendo las razones precisas para ello”.

‘¿La lógica pura amenaza con destruir la entera doctrina moral de la Iglesia católica?’

La pregunta que da título al paper de Seifert -“¿La lógica pura amenaza con destruir la entera doctrina moral de la Iglesia católica?”- está dirigida, según indica su autor, al Papa Francisco y a todos los cardenales católicos, obispos, filósofos y teólogos.

El autor del artículo reprobado por el Arzobispado de Granada sostiene que en Amoris Laetitia, además de llamar a un estado objetivo de pecado grave, eufemísticamente, “no plenamente el ideal objetivo”, se dice que podemos conocer con “cierta seguridad moral” que Dios mismo nos pide continuar cometiendo actos intrínsecamente malos como el adulterio. Esta reflexión se basa en las siguientes afirmaciones recogidas en Amoris Laetitia:

“A partir del reconocimiento del peso de los condicionamientos concretos, podemos agregar que la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia en algunas situaciones que no realizan objetivamente nuestra concepción del matrimonio. Ciertamente, que hay que alentar la maduración de una conciencia iluminada, formada y acompañada por el discernimiento responsable y serio del pastor, y proponer una confianza cada vez mayor en la gracia.

Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo” (AL 303).

“Yo pregunto: ¿Puede la lógica pura errar al preguntarnos bajo este presupuesto?: Si un solo caso de un acto intrínsecamente inmoral puede ser permitido e incluso querido por Dios, ¿no debe aplicar para todos los actos considerados “intrínsecamente malos”?”, plantea Seifert.

El filósofo austriaco asevera que si la pregunta-título del paper debe ser respondida de modo afirmativo, la pura consecuencia lógica de esa afirmación de la Amoris Laetitia “parece que destruye toda la enseñanza moral de la Iglesia”. “¿No debería, en consecuencia, ser retirada y condenada por el mismo Papa Francisco, que sin duda alguna aborrece tal consecuencia?”, apunta Seifert.

El arzobispo de Granada asume los criterios de los obispos de Buenos Aires sobre Amoris Laetitia

En septiembre de 2016, el arzobispo de Granada, Javier Martínez, emitió una nota en la que asumía como propios y “promulgaba” los criterios de los Obispos de la Región de Buenos Aires para la aplicación del capítulo VIII de Amoris Laetitia.

En el documento Criterios básicos para la aplicación del capítulo VIII de Amoris Laetitia, los obispos de la Región de Buenos Aires reflexionan sobre el posible acceso a los sacramentos de algunos “divorciados en nueva unión”.

En los criterios de los obispos de Buenos Aires se recoge que cuando las circunstancias concretas de una pareja lo hagan factible “se puede proponer el empeño de vivir en continencia”. El texto añade que en otras circunstancias más complejas esta opción puede no ser factible y que, si se llega a reconocer que en un caso concreto hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad, Amoris laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía:

“En otras circunstancias más complejas, y cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad, la opción mencionada puede no ser de hecho factible. No obstante, igualmente es posible un camino de discernimiento. Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad (cf. 301-302), particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía (cf. notas 336 y 351). Estos a su vez disponen a la persona a seguir madurando y creciendo con la fuerza de la gracia”.

Los obispos indican, sin embargo, que es necesario “evitar entender esta posibilidad como un acceso irrestricto a los sacramentos” sino como “un discernimiento que distinga adecuadamente cada caso”.

El texto de los obispos bonaerenses fue enviado al Papa Francisco, que respondió a los prelados asegurando que “el escrito es muy bueno y explicita cabalmente el sentido del capítulo VIII de Amoris Laetitia”. “No hay otras interpretaciones. Y estoy seguro de que hará mucho bien”, añadía la nota del pontífice.

INFOVATICANA


52 COMMENTS ON THIS POST To “El arzobispo de Granada echa a un gran intelectual por cuestionar Amoris Laetitia”

  1. Echenique dice:

    Tarde o temprano estas situaciones tenían que llegar. O se está con la doctrina perenne de la indisolubilidad del matrimonio, claramente expuesta por Jesucristo, o se está con las ambigüedades de la Amoris. Los ambiguos prefieren las ambiguedades. Ningún obispo español ha puesto de manifiesto tales ambigüedades, ni siquiera Munilla.

  2. Echenique dice:

    Lo malo del suicidio del catolicismo es que ahora mismo se propicia desde Roma. En breve tendremos otra cumbre de abortistas en el Vaticano. Sí, ha leído usted bien. La no misa con protestantes va por buen camino. La ordenación de diaconisas, como primer paso para el sacerdocio femenino, parece que también. La abolición del celibato sacerdotal está cantada con la introducción de los viri probatio como primer paso. Los gays están encantados con los avances eclesiales inclusivos, sin prejuicio alguno de tendencias. La Humanae Vitae ya está siendo repasada por el rodillo del discernimiento para introducir la píldora católica y facilitar el camino al predominio mundial del Islam, etc.

  3. carmenlo dice:

    el hombre que tenía un demonio inmundo gritaba: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Lucas 4.
    El hombre que tenia el demonio inmundo, no tenía voluntad, para decidir de conformidad a “lo que Dios nos pide y lo que le debemos ofrecer” la sustitución de la conciencia y anulada la razón por el espíritu demoniaco inmundo lo incapacita. Jamás podrá responder. EL demonio de por si jamás tiene ni siquiera la posibilidad de convertirse, el rehén si. Jesús es la seguridad, física, moral, intelectual, dogmática, pastoral, medica, teológica. Ele s el fundamento de la Fe, nuestro misterio insondable… El hombre rehén es liberado y puede decidir optar por la verdad objetiva y en conciencia seguirla apasionadamente…. Dios jamás va a desear que el Hombre sometido al demonio siga sometido al demonio inmundo… la conciencia en libertad optara siempre por el bien eterno, por la verdad eterna la moral evangélica…, en ella puede uno al fin descansar, tener paz, encontrar el amor anhelado.
    Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general. Esa falsa seguridad de una conciencia manipulada es producto del demonio, es así simple y nada más, obra del demonio que sabe será exterminado.

  4. Gárgola dice:

    Sí, pero la situación que en cada caso se dé debe de ser acompañada por el discernimiento del sacerdote. Todas las situaciones deben de pasar por el sacramento de la confesión. Menudo papelón para los sacerdotes.

    De momento nadie ha citado o dicho una situación en concreto que contradiga el Magisterio ordinario de la Iglesia a lo largo de su historia que acepte el divorcio o el adulterio. Es confuso el capítulo VIII de la A.L.

  5. n@n.es dice:

    Propongo al Señor Obispo que aproveche ahora y lo supla con su amigo el imán de Granada. Total, esconder al Cristo de la pared del aula es tan fácil como el de su pectoral…

  6. Echenique dice:

    ¡ Qué poco le ha aplicado a Josef Seifert la iglesia de la misericorditis el discernimiento, acompañamiento, diálogo, puentes, encuentro, inclusión ! Díme de qué fardas y te diré de qué careces. El obispo granaíno ha quedado con sus vergüenzas al aire.

  7. Hermenegildo dice:

    ¿Seguirán pensando algunos que el Arzobispo de Granada es ortodoxo?

  8. Curro Estévez dice:

    Dice el arzobispo de Granada que Seifert daña la comunión en la Iglesia.
    Es para llorar sin consuelo.

  9. Lo peor de todos es que dónde se encontraba la excelencia intelectual y moral como era entre los intelectuales católicos y en Instituciones católicas hoy nos encontramos que se premia a los mediocres, a los cobardes y a los mentirosos y la Iglesia siguiendo al Mundo se ha convertido en una institución donde la libertad de pensar la verdad y de conocerla se ve eliminada para promocionar una religión de necios con lenguajes y argumentos pobres y falaces (la única pobreza junto a la moral que posee la Iglesia actual) para mentes no muy trabajadas.

  10. Guillermo dice:

    Quien ha causado división en el Catolicismo es precisamente Francisco, el es quien está causando los más graves daños a la iglesia. Son todos unos payasos, los patos tiran a las esoperas, van a tener que excomulgar a todos los católicos todos esos hipócritas que ni catolicos son, como Francisco, que es Papa con p minúscula una reverenda papa.

  11. pacomio dice:

    La INQUISICIÓN restaurada, ahora para protejer la herejía y inmoralidad.

  12. carmelo dice:

    Cuando el demonio inmundo del adulterio, promotor del: “deseo carnal contrario al pñan divino” y la ” malicencia de los pensamientos de su corazón se (para) dirigían al mal continuamente”Gen6, toma control del hombre, este se alza contra Jesus, no quiere saber de la Paz de Jesus. La posecion en el sujeto de la sinagoga lo deja sin “conciencia recta” sin posibilidad de amar el mandamiemto. El discierne siempre bien y sin culpa, firgurando lo qie su dios le piede en esa situacion. El demonio le hace pensar que eso que obra lo hace en geacia, bueno y se sabe iluminado. Ya sustittuye una verdad poniendola en duda, para entonces formular uma verdad subjetiva. Desde su subjetividad inmunda ve a Jesus como aquel que “ha venido a acabarlo” el rehen del demonio cree en esa formula odiando la verdad, el camino y la vida. Jesus conoce perfectamente al captor y lo calla! Al demonio de landivocion, de la ambiguedad, de la sustitucion, al demonio del divorcio, del adulterio, del error , de la apostacia hay que expulsarla con LA AUTORIDAD DDE CRISTO.
    Saludos

  13. Mikel dice:

    Señor arzobispo Javier Martínez, la Iglesia es de Cristo, no de Francisco, ¿le suena Hechos 5, 29? Es lamentable que Vd. tome medidas tan drásticas como expulsar del Instituto de Filosofía Edith Stein a un intelectual de la talla de Josef Seifert por exponer respetuosamente y de manera inapelable las consecuencias derivadas del capítulo VIII de Amoris Laetitia, mientras la Iglesia mantiene un silencio vergonzoso respecto de las aberraciones de personajes como Sosa Abascal, el P. Ángel o Lucía Caram, que a modo de caballo de Troya se dedican a atacar nuestra fe haciendo y diciendo barbaridades y causando auténtico escándalo entre los fieles… ¿DESDE CUÁNDO JORGE MARIO BERGOGLIO ESTÁ POR ENCIMA DEL MISMO JESUCRISTO PARA QUE AL PRIMERO LO DEFIENDAN A Y AL SEGUNDO NO? ¿ES LA IGLESIA CATÓLICA LA IGLESIA DE CRISTO O LA DE FRANCISCO?

    “Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar.”
    Mateo 18, 6

    Dañar a la comunión de la Iglesia y confundir la fe de los fieles es precisamente lo que Vd., Javier Martínez, hizo al desautorizar el rezo del Santo Rosario por parte de sus feligreses a la Virgen del Triunfo en Granada el pasado mes de Junio; dañar a la comunión de la Iglesia y confundir la fe de los fieles es lo que Vd., Javier Martínez, ha hecho al incorporar el error de autorizar la Comunión estando objetivamente en pecado mortal. ¿Se da cuenta del sacrilegio que ustedes, pastores de almas, están cometiendo al colocar a Jesús Eucaristía en templo de pecado? ¿No se dan cuenta de que, aunque venga del mismo que ocupa la silla de Pedro, lo contenido en el capítulo VIII de AL contradice objetivamente el magisterio precedente y que, por tanto, se trata de enseñanzas que deben ser resistidas y no asumidas?
    “Pastores” como Mons. Javier Martínez están llevando a la perdición de muchas almas y al conjunto de la feligresía a una situación insostenible.

  14. marcelo dice:

    Muy bien por el Obispo, había hecho un análisis jubilado cristianamente hablando. Juan 13.

  15. Echenique dice:

    El arzobispo de Granada prefiere que la Amoris 303, como señala Seifert, destruya toda la moral, y no sólo la matrimonial, al decir que lo que Dios pide por ahora es pecar, con la excusa de los límites que libremente se han autoimpuesto, antes que se corrijan los patentes errores de la Amoris. Se está haciendo corresponsable del mal. Está en juego su salvación eterna, como la de tantos obispos mudos.

  16. Marian dice:

    También está en juego su salvación, la de usted Echenique. El arzobispo ha apartado a alguien que supuestamente está emponzoñando y generando desconfianza en la Iglesia, bien por él ya que su tarea como pastor se lo exige. Deje de mirar la viga en el ojo ajeno y piense en las consecuencias de las palabras que escribe. Insulta constantemente a personas porque no comulgan con la visión de lo que para usted debería ser la Iglesia. Invierta el tiempo que gasta en criticar en rezar por quienes piensa que están confundidos que sería mucho más productivo y eficaz. Un saludo

  17. Gedeon dice:

    Marian siendo objetivos el emponzoñamiento y la desconfianza en la Iglesia es obra de este pontificado con su palabra y hechos. El Sr Echenique lo unico que tiene que hacer es contarlo pero sin acritud, quizás esté ya harto porque le duele lo que ocurre, otros lo ven con la frialdad de los tibios

  18. ricardo blaine dice:

    Por fin un Obispo con fortaleza. La AL es magisterio. No se puede tener un señor que confronte con el Magisterio de la Iglesia. Los señores neo lefebristas que criticando al Santo Padre solo quedarán fuera de la Iglesia tal como le pasó al Obispo que murió excomulgado.

  19. ricardo blaine dice:

    Gedeon: Las obsesiones criticas, las descalificaciones sistemáticas provienen de mentes atrincheradas contra Francisco. Es injustificable el calibre de los ataques contra el Papa. A la mayoría silenciosa de los católicos (por supuestos, “tontos”) nos gusta seguir al sucesor de Pedro y que lo respeten. El resto tiene, entre otros, el camino de Lefebvre. Claro que se puede morir excomulgado pero con muy buena “doctrina”. Los demás también tenemos derecho al hartazgo.

  20. Echenique dice:

    ¡ Qué estrechez mental ! En las academias pontificias y entre los asesores papales tenemos multitud de heterodoxos y hasta abortistas y protestantes y resulta que, en la toma de Granada, no cabe un intelectual completamente ortodoxo. ¿ Tendrá que volverse heterodoxo para que lo acepten ? Son las paradojas y parajodas de la nueva iglesia de la misericorditis. Lo han misericordiado.

  21. Echenique dice:

    Esto se llama persecución a los católicos. Nos persiguen los fundamentalismos islamista, laicista del pensamiento único-gender y ahora se ha sumado el fundamentalismo de la misericorditis aguda. ¡ Patético !

  22. ricardo blaine dice:

    Echenique: La persecución de los atrincherados en la “doctrinitis” es al Santo Padre. La “doctrinitis” segura fue la que llevó a Lefebvre a morir excomulgado.

  23. Marian dice:

    Gedeón, en mi opinión no es el pontificado de este Papa el que genera desconfianza y ponzoña. Es el demonio. Creo que los enemigos de la Iglesia Católica utilizan más que nunca un método que normalmente da resultado que es el de confunde, divide y vencerás. Usan palabras y gestos del Papa para su propio beneficio y para justificar conductas inmorales. Necesitan justificarse como sea y donde dice A ponen B achacado al Santo Padre el error. No es el Papa, es que se están aprovechando de él y tienen soporte tecnológico en la era de la información digital. Así viven más tranquilos y a la vez generan este ambiente de malestar entre nosotros los católicos comprometidos y si les va bien provocan escisiones y grietas en la Iglesia. Lo que no saben es que ya han perdido porque Cristo ya ha vencido al mundo, gracias a su muerte y resurrección la batalla está ganada! Se llevarán a muchos por delante, pero no porque el Papa sea lo que Echenique dice, sino porque se sigue atacando a la Iglesia y han encontrado en el Papa y en la tergiversación de sus palabras una mina. Dios les perdone. Los católicos que tragan tienen su parte de responsabilidad pero no voy a juzgar yo. Para mí esto es muy evidente cuando hablo con personas que nos son cristianas. Tienen auténtica necesidad de justificar sus conductas y de que la Iglesia (a la que tienen mucho en cuenta sorprendentemente) les de su aprobación. Aún así nosotros los católicos no deberíamos perder la confianza en la Iglesia ni en el Papa, eso no lo quiere Dios estoy segura. Hay mucha porquería, mucha, pero nuestra tarea como cristianos es permanecer fieles hasta el final, como sea y no dejar que la táctica de los enemigos eche raíz en nosotros. Un saludo

  24. Echenique dice:

    San Pío X retrató los errores modernistas en su encíclica Pascendi de 1907.

    -¿Perdura ese error?
    -Hoy el ataque al magisterio lo lanzan abiertamente los mismos exponentes del clero, incluso a los máximos niveles.

    -¿Qué hacer?
    -¿Cómo afrontar este peligro? Con el heroísmo de la fe y la plena confianza en Dios. Dicho en otros términos: con buena voluntad y la ayuda del Espíritu Santo. Y con el estudio.

    -Y con el estudio como apologética, ¿con qué argumento justificaría que la Iglesia es santa y divina?
    -Uno por encima de todos: a pesar de las persecuciones sufridas, las torturas, las calumnias, las injusticias, las infiltraciones heréticas en su interior, la Iglesia continúa viva.
    De la entrevista a Ángela Pellicciari.

  25. Marian dice:

    Pues en algo estamos de acuerdo, mire qué bien. Con el heroísmo de la fe y la plena confianza en Dios. La Iglesia perdurará. Viva Cristo Rey! Un saludo

  26. Denisovic dice:

    Todo parece indicar que el arzobispo recibió PRESIONES para que el Dr.Seifert fuera despedido. El arzobispo, en la nota sobre la expulsión, no da ninguna justificativa del por qué de dicho despido, ya que él personalmetne carece de categoría intelectual para hacer esa puntualización. Simplemente se ha limitado a obedecer ciertas órdenes que ha recibido.

  27. Javier dice:

    El comunicado es de vergüenza. 1º) ¿A qué llama «comunión» el arzobispo Martínez? Dado que no es una cuestión ni sacramental ni canónica, ignoro el alcance del término más allá del “consenso´ (el que consiente). 2º) el comunicado acusa de confundir a los fieles al filósofo en cuestión. ¿Desde cuando el ejercicio de pensamiento y libre expresión de un filósofo o teólogo particular es un acto pastoral o magisterial? ¿Desde cuándo se prohibe en la Iglesia la libertad de pensar y expresarse? En todo caso serán los pastores los que confunden a los fieles cuando hoy dicen blanco y mañana negro sobre la misma cosa 3º) afirma que cuestiona la autoridad del sucesor de Pedro ¿Qué significa eso? ¿Qué sucesor? ¿Este, ese o aquel? Aquí no se distingue en la sana doctrina que separa la figura de la persona, así como las posiblidades y alcance de lo que es o no Magisterio. De la lectura de los escritos de Seifert no se desprende cuestionamiento alguno del primado de Pedro. Por cierto de los hermanos separados evangélicos si.
    Concluye con una burda “jubilación” que descalifica plenamente a quien así actúa ¿Qué quiere decir? ¿Que no rige porque está viejecito?
    El escrito parece emanado directamente de Roma y goza de todas y cada una de las formas mafiosas (descalificación personal, retorcimiento de términos magisteriales y claro ejercicio de la fuerza) propias del pontificado de Bergoglio. Arzobispo Martínez: usted ha sido muy discutido por muchas cosas. Primero perdió el pulso con el cura Castillejo, Luego le sobrevino el pánico por el caso Romanones. Después desautorizó a los católicos por rezar un rosario en la plaza pública (por cierto, desde el Evangelio, un acto real de comunión con Jesucristo). Acto seguido celebró el Ramadán. Y ahora DESCALIFICA CON VILEZA a quien bien ha servido a la Iglesia. Creo que no hay más que decir. Dios le juzgará.
    Por cierto, este filósofo no hace perder almas, pero el exjesuita Castillo y otros grupos campan a sus anchas en SU ARCHIDIÓCESIS.
    Arzobispo Martinez le acuso de COBARDÍA E HIPOCRESÍA.

  28. Echenique dice:

    Hay que estar en comunión con el papa en la misma medida en que el papa está en comunión con la Iglesia, ni más ni menos. Pasarse de rosca se llama papolatría, que es un pecado muy grave, propiciado desde Roma y, ahora también, desde Granada. Hay mucho miedo, y no sólo al Islam

  29. ricardo blaine dice:

    El criterio subjetivo y personal de cada uno es un pésimo consejero para señalar cuál es la sana doctrina más cuando proviene de personas que tienen un modelo de Iglesia que quedó atrás con el Vaticano II.
    Esas personas que adolecen de “doctrinitis” se han hecho una “iglesita” de acuerdo a sus preferencias y se han encerrado en ella. Lo grave es que son proselitistas. Allí comienzan a bordear el escándalo lo que es una consecuencia inevitable.

  30. Juanmi dice:

    Medida correcta. Buen por el Obispo. No se puede poner en cuestión el magisterio De la Iglesia. El Obispo ha de velar por ello.

  31. Marian dice:

    Javier, si acusa de COBARDÍA e HIPOCRESÍA a un arzobispo públicamente hágalo utilizando su nombre y apellido, el de usted (no es usted un cobarde) y acuse con el fin de que esa supuesta cobardía y esa supuesta hipocresía puedan revisarse y enmendarse ya que es usted cristiano (no es usted un hipócrita). Le propongo que escriba personalmente al arzobispo y le haga saber lo que piensa firmando la carta con su nombre y apellidos. Si ya lo ha hecho puede acudir a instancias superiores que las hay. Exponga esos argumentos y firme igualmente con su nombre y apellidos. Merece la pena que se anime. No merece la pena que difame en una página que leemos tantos católicos. Puede ser que acabemos pensando mal de un arzobispo y la difamación/ calumnia genera daño a veces irreparable. El escándalo te lo tiene asegurado. Un saludo

  32. Urbel dice:

    El arzobispo de Granada es ortodoxo al modo vaticanosegundista: ni un paso por delante ni un paso por detrás de lo que diga el Papa. Quienquiera que sea, Pablo VI, San Juan Pablo II de Asís, Benedicto XVI o Francisco. Y cualquier cosa que diga o apruebe: la nueva misa, la libertad religiosa, los actos de Asís, la comunión a los adúlteros etc

  33. Dario dice:

    No veo razón para que la Iglesia deba cambiar dejando “ciertos modelos” en el pasado, ciertamente la Iglesia primitiva fue mas santa, heroica y fructífera que la actual, tanto así que los católicos modernistas casi que quieren afirmar que esa Iglesia descrita en el Evangelio es una fantasía y una exageración.

    Imaginen a San Pablo en una misa ecuménica con los adoradores de la Diosa Atena y creando puentes con los romanos homosexuales que quieren ser cristianos con “derechos especiales”, es difícil de imaginar aquello, pero ahora los tiempos son otros y la Iglesia debe cambiar para permitir lo que antes era impensable.

    Puentes con el lobby lgtb no desautorizado por el Papa aquí:
    https://infovaticana.com/2017/07/10/james-martin-anima-los-sacerdotes-gays-salir-del-armario/

    Ecumenismo no desautorizado por el Papa aquí:
    https://infovaticana.com/2017/07/20/arturo-sosa-participa-encuentro-budistas-cristianos-visita-camboya/

  34. Urbel dice:

    Muy interesante que los defensores de la revolución de Francisco en materia moral adviertan el vínculo lógico entre quienes se alzan contra ella en nombre de la Tradición y el arzobispo Lefebvre. Ahora hace falta que esos adversarios de Francisco adviertan el mismo vínculo lógico y se alcen en defensa de la misa tradicional y de la doctrina católica íntegra en todas las materias (no sólo contra la comunión a los adúlteros).

  35. Echenique dice:

    Se ve que la iglesia de la misericorditis se ha percatado del alcance de las palabras de Seifert, quien había hecho hasta la fecha el mejor diagnóstico de Amoris 303 : Es una bomba que acabará demoliendo, no sólo la moral matrimonial, sino toda la moral católica, al decir, como dice, que pecar, al tener relaciones sexuales extramatrimoniales, es lo que Dios les pide, por lo que, cumpliendo la voluntad de DIos no se peca. Decir que Dios pide pecar en circunstancias que uno mismo se ha buscado es una colosal blasfemia. Gracias Seifert, por ilustrarnos sobre la bomba con efectos retardados. Gracias arzobispo de Granada por mostrarnos el verdadero rostro de la misericorditis, que ensalza la heterodoxia al tiempo que persigue con saña a los católicos.

  36. Pedro dice:

    Javier, sigue proclamando la verdad y no aceptes de ningún modo taimadas propuestas de valor. No tienes que demostrar nada, no hay cobardía más estúpida que la que muerde el anzuelo del temor a no ser considerado valiente. Tú señalas hechos ciertos y probados y argumentas con probidad. Que haya sagacidad para detectar a quienes entran en los comentarios, esos sí, sin argumentar nada, siempre soslayando el clarísimo núcleo central del debate para dar continuos rodeos turbios con el único fin de seguir esparciendo confusión y ambigüedad.

  37. Domingo dice:

    Esto me recuerda lo que oí a un viejo y sabio amigo: algunos españoles no piensan, simplemente embisten, como los toros.

  38. Onésimo dice:

    Creo, que el Arzobispo de Granada, hace tiempo que está sobrado de motivos para que le hubiesen cesado a él.

  39. Echenique dice:

    Por Maike Hickson (Onepeterfive)

    Para alegría y aliento de muchos fieles católicos, el profesor Josef Seifert, destacado filósofo católico, defensor de la vida y ex miembro de la Academia Pontificia para la Vida (PAL), ha publicado dos ensayos que contienen una crítica caritativa y clara del documento papal Amoris Laetitia.

    El profesor Seifert publicó su primera y más detallada crítica en agosto de 2016 (1), y luego, recientemente, otra más breve y más aguda en que habla de la lógica de la posible disolución de cualquier ley moral absoluta si el Papa Francisco no revocase algunas premisas y ciertas declaraciones de Amoris Laetitia. Con estos dos textos, ha dado un testimonio católico lúcido y caritativo en defensa de la doctrina moral tradicional e infalible de la Iglesia Católica, por la que ha tenido que sufrir durante algún tiempo.

    En 2016, en respuesta al primer ensayo del profesor Seifert, el Arzobispo de Granada, España, donde el profesor Seifert había estado enseñando, lo excluyó de su enseñanza de los seminaristas en su archidiócesis. Pero además, a partir del 31 de agosto de este año 2017, el Arzobispo Javier Martínez Fernández ha anunciado que había decidido, de manera abrupta, obligar al profesor Seifert a retirarse de la Academia Internacional de Filosofía de Granada (2) como respuesta directa a la segunda crítica del erudito austriaco sobre Amoris Laetitia.

    El Arzobispo afirma que los ensayos de Seifert confunden a los fieles y anuncia públicamente haber adoptado para su propia archidiócesis las directrices pastorales de los obispos de la región de Buenos Aires, Argentina (3). De manera significativa, el Arzobispo Martínez Fernández acaba de publicar el 3 de septiembre, en su página web diocesana, un artículo en defensa del artículo escrito por el Arzobispo Víctor Manuel Fernández de Amoris Laetitia (4).

    Por favor, oren por el profesor Seifert, para que tenga las gracias para hacer frente a esta gran injusticia, pero también para que el Arzobispo Martínez Fernández pueda darse cuenta de que el profesor Seifert ha hecho un gran servicio por el bien mayor de la Iglesia y la salvación de las almas, errores doctrinales y peligros morales derivados de Amoris Laetitia.

    En su declaración del 31 de agosto, el Arzobispo español plantea acusaciones muy graves y ofensivas contra el profesor Seifert sin ofrecer ninguna razón para ello. Afirma que el artículo de Seifert “perjudica la comunión de la Iglesia”. Dado que el ensayo de Seifert sólo plantea una pregunta al Papa, a quien se le pide que responda, el artículo no puede dañar en absoluto la comunión de la Iglesia. Por otra parte, la afirmación de Amoris Laetitia de que Dios puede querer que una pareja cometa un acto de adulterio intrínsecamente erróneo conduce lógicamente a la afirmación de que Dios también puede querer, en algunas situaciones, la anticoncepción o el aborto; luego esta afirmación debería ser apropiadamente revocada por el Papa. Puesto que éste es el argumento de Seifert en su nuevo ensayo, él está ayudando mucho a la Fe Católica y no daña en absoluto la comunión de la Iglesia, que es una comunión basada en una verdad ética que desde 2000 años siempre sostuvo lo contrario a esta afirmación actual en Amoris Laetitia, a saber: que Dios nunca puede querer que los hombres cometan un acto intrínsecamente malo. En lugar de dañar la comunión de la Iglesia, Seifert ayuda, pues, a ponerla en el fundamento de la verdad moral, que por sí sola puede garantizar esta comunión y así unir a la Iglesia actual con la pasada y perenne.

    El Arzobispo afirma, sin ofrecer la menor razón, que el escrito de Seifert “confunde la fe de los fieles”. Encontramos, por el contrario, que el artículo aclara la tremenda confusión de los fieles a través de sus claras distinciones y razones. El Arzobispo español afirma también que el artículo de Seifert “siembra la desconfianza en el sucesor de Pedro”, mientras que en realidad presenta cariñosamente una conmovedora y filial súplica al sucesor de Pedro como el “dulce Cristo en la Tierra” – como él llama el Papa en el palabras utilizadas una vez por Santa Catalina de Siena – para revocar una declaración específica SI Francisco llegase a reconocer las consecuencias graves y lógicas de la afirmación antes mencionada.

    Por otra parte, el Arzobispo Martínez Fernández afirma que el documento de Seifert “al final, no sirve a la verdad de la fe, sino más bien a los intereses del mundo”. Esta acusación es particularmente desconcertante. ¿Cómo la fuerte defensa de Seifert de los absolutos morales de “no cometer jamás adulterio”, “nunca use la anticoncepción”, “no matar jamás a los no nacidos”, sirven a los intereses de un mundo cuyo pensamiento y moralidad utilitarista violan en todo el mundo estos absolutos morales, incluyendo entre ellos a Médicos Sin Fronteras, campos de refugiados y hospitales católicos?

    Cuando el Arzobispo afirma que la Diócesis de Granada “ha adoptado, desde sus comienzos, la aplicación del texto pontificio preparado por los obispos de la Región de Buenos Aires [Argentina]”, sigue olvidando que envió primero a todo su clero la declaración de Monseñor Livio Melina como pauta, concordante con la del cardenal Gerhard Müller y con la de los obispos polacos, según la cual Amoris Laetitia no había cambiado nada en cuanto a la disciplina sacramental de lo que se ha dicho en Familiaris Consortio. Solo más tarde, en un cambio radical de sus anteriores directrices, el Arzobispo Martínez Fernández cambió inesperadamente a la posición ahora defendida por los obispos de Buenos Aires que, en oposición a la propia enseñanza del Papa Juan Pablo II y a los 2000 años de la disciplina sacramental de la Iglesia, decidió admitir a las parejas “en situaciones irregulares” -después de un período de ostensible discernimiento- a los sacramentos. Al proponer las directrices de los obispos de la región de Buenos Aires como ley obligatoria y absoluta para su diócesis, el Arzobispo Martínez Fernández ha actuado de forma “más papista que el papa Francisco”, que ha dejado a los obispos polacos, por ejemplo, la plena libertad de respetar las pautas sacramentales establecidas por el Papa Juan Pablo II, y también ha dejado libertad a los obispos y a las Conferencias Episcopales para interpretar Amoris Laetitia en la línea del cardenal Müller, es decir , en plena unidad con las directrices tradicionales existentes.

    Mons. Martínez Fernández, arzobispo de Granada.
    En una palabra, nos parece escandaloso y una violación de los derechos de este eminente erudito católico, filósofo y amigo personal del Papa Juan Pablo II, que el Arzobispo Javier Martínez quiera destituirlo de una institución católica sobre la base de afirmaciones falsas y falsas acusaciones contra uno de los creyentes católicos más profundamente creyentes y fieles, uno de los pensadores católicos más amantes del papa, que había demostrado su lealtad al papado no sólo por su estrecha colaboración con el Papa Juan Pablo II y con el Cardenal Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, sino también a través de sus intentos de ayudar al Magisterio del Papa Francisco, ofreciéndole con profunda reverencia y caridad consejos preciosos sobre cómo asegurar la unidad de la Iglesia basada en la verdad.

  40. Echenique dice:

    El criterio subjetivo y personal, en cuanto libre examen y libre interpretación de las escrituras es propio de los protestantes, no de los católicos, que aceptamos la doctrina de siempre, no la antidoctrina de ahora. El Vaticano II no ha podido dejar atrás ningún modelo de Iglesia porque el modelo jerárquico de Iglesia fue establecido por jesucristo para todos los tiempos. Puestos a pecar es mucho mejor pecar de doctrinitis, si es que se puede incurrir en excesos de conocimiento doctrinal, que de ayuno de doctrina, del que pecan tantos en nuestra Iglesia, pues la formación que se imparte en tantos seminarios y universidades eclesiásticas deja mucho que desear. No somos los católicos los que hacemos la Iglesia, sino la Iglesia fundada por el mismo Dios en jesucristo la que nos hace católicos. El proselitismo es sencillamente un mandato imperativo de Jesucristo, de gustoso cumplimiento por los católicos, y más todavía cuando lo ha prohibido, sin poder para ello, Francisco, quien, en osada ignorancia, ha llegado a calificar el proselitismo como el mayor pecado contar el ecumenismo. Lo que es un pecado es no hacer proselitismo. Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda la creación. El proselitismo es una gozada y Dios lo premia con vocaciones, a diferencia de la esterilidad de la nueva iglesia de la misericorditis, que no pasa de ser una capillita.

  41. Rafael dice:

    Cuánta razón tiene el obispo de Granada -que descaradamente fue chantajeado en operación opusina con un opusino dirigido por los jefes del Opus que se inventó un caso de abusos- señalando la realidad de la operación dubia:

    “daña a la comunión de la Iglesia, confunde la fe de los fieles, y siembra desconfianza en el sucesor de Pedro, lo que, al final, no sirve a la verdad de la fe, sino a los intereses del mundo”

    “sirve a los intereses del mundo” Hay que precisar. A los intereses del poder de los dirigentes del Opus, sus aliados y los tontos útiles.

    “Gran intelectual” en Liechtenstein. Territorio casi yermo de intelectuales. Si hay mucho dinero negro, qué tema más opusino.

  42. Echenique dice:

    Durísimo artículo de Roberto De Mattei contra el arzobispo de Granada que se separa de la Iglesia.
    Il caso Seifert: chi si separa dalla Chiesa?

    (di Roberto de Mattei) La notizia è stata divulgata da Maike Hickson. Il 31 agosto, mons. Javier Martínez Fernández, arcivescovo di Granada, dopo aver sospeso dall’insegnamento il filosofo austriaco Josef Seifert, lo ha estromesso dalla Accademia Internazionale di Filosofia, di cui è uno dei fondatori, ma che oggi dipende dall’arcidiocesi.

    Va ricordato che il prof. Josef Seifert è considerato uno dei maggiori filosofi cattolici contemporanei. Il suo curriculum e la sua bibliografia occupano numerose pagine. Ma soprattutto è noto per la sua fedeltà al Magistero pontificio, che gli ha valso la nomina a membro della Pontificia Accademia per la Vita. Qualsiasi università cattolica sarebbe onorata di averlo tra i suoi docenti. Qual è la ragione del drastico provvedimento nei suoi confronti? Secondo un comunicato dell’arcidiocesi il motivo del suo ultimo licenziamento consiste in un articolo in cui il prof. Seifert ha rivolto una supplica a proposito della Esortazione post-sinodale Amoris laetitia di papa Francesco . Nell’articolo incriminato, Seifert ha chiesto a papa Francesco di ritrattare un’affermazione di Amoris laetitia dalla quale, sulla base di una logica stringente, può derivare la dissoluzione dell’intero insegnamento morale cattolico. Seifert cita la sentenza di Amoris laetitia secondo cui la coscienza di coppie adultere o altrimenti dette “irregolari”,

    «può riconoscere non solo che una situazione non risponde obiettivamente alla proposta generale del Vangelo; può anche riconoscere con sincerità e onestà ciò che per il momento è la risposta generosa che si può offrire a Dio, e scoprire con una certa sicurezza morale che quella è la donazione che Dio stesso sta richiedendo in mezzo alla complessità concreta dei limiti, benché non sia ancora pienamente l’ideale oggettivo» (AL, n. 303).

    In altre parole, commenta Seifert, oltre a definire lo stato oggettivo di peccato grave come «non ancora pienamente l’ideale oggettivo», Amoris laetitia afferma che possiamo conoscere con «una certa sicurezza morale» che Dio stesso ci chiede di commettere atti intrinsecamente cattivi, come l’adulterio o l’omosessualità attiva. Il filosofo austriaco pone a questo punto la sua domanda:

    «Io chiedo: partendo da questo presupposto, la pura logica non può non farci chiedere:Se solo un caso di atto intrinsecamente immorale può essere permesso epersino voluto da Dio, ciò non si deve applicare a tutti gli atti considerati’intrinsecamente errati’? Se è vero che Dio può desiderare che una coppia adultera viva in adulterio, non dovrà allora essere riformulato anche il comandamento ‘Non commettere adulterio!’(…)Non dovranno pertanto cadere anche gli altri 9 comandamenti, Humanae Vitae, Evangelium Vitae e tutti i documenti passati, presenti o futuri della Chiesa, i dogmi o i concili, che insegnano l’esistenza di atti intrinsecamente errati?(…) Non dovrebbero allora, per pura logica, essere buoni e lodevoli a causa della complessità di una situazione concreta, l’eutanasia, il suicidio o assistenza ad esso,bugie, furti, spergiuri, negazioni o tradimenti di Cristo, come quello di San Pietro ol’omicidio, in alcune circostanze e dopo un adeguato ‘discernimento’?». Segue a questo punto la supplica a papa Francesco: «Voglio supplicare il nostro supremo Padre spirituale sulla terra, il “dolce Cristo sulla terra”, come Santa Caterina da Siena chiamò uno dei Papi, sotto il cui regno aveva vissuto, mentre lo criticava fieramente (…) di ritrattare tale affermazione. Se le sue conseguenze logiche portano con ferrea rigidità a nient’altro che a una totale distruzione degli insegnamenti morali della Chiesa cattolica, il “dolce Cristo sulla Terra” non dovrebbe ritrattare l’affermazione per proprio conto? Se la citata tesi conduce con logica conseguenzialità al rifiuto di atti che devono essere considerati intrinsecamente moralmente sbagliati, in qualsiasi circostanza e in tutte le situazioni, e se questa affermazione distruggerà, dopo Familiaris Consortio e Veritatis Splendor, anche Humanae Vitae e molti altri insegnamenti della Chiesa solenne, non dovrebbe essere revocata? (…) E non dovrebbe ogni cardinale e vescovo, ogni prete, monaco o la Vergine consacrata e tutti i laici della Chiesa, dimostrare il più vivo interesse per questo e sottoscrivere questo appello appassionato di un umile laico, un semplice professore di filosofia e (tra le altre materie) anche di Logica?». Non c’è stata nessuna risposta alla questione sollevata dal prof. Seifert. Il comunicato dell’arcidiocesi di Granada si limita ad affermare che la posizione del filosofo «danneggia la comunione della Chiesa, confonde la fede dei fedeli e suscita sfiducia nel successore di Pietro, il che, alla fine, non serve alla verità della fede, ma agli interessi del mondo». La diocesi di Granada aggiunge di «aver fatto proprio, fin dal primo momento, la applicazione del testo pontificio preparata dai vescovi della Regione di Buenos Aires», ovvero di seguire le linee guida dei presuli argentini che nel loro documento, approvato da papa Francesco, consentono agli adulteri l’accesso alla comunione.

    L’atteggiamento dell’arcivescovo di Granada si riassume in quel divieto di fare domande, che secondo il filosofo Eric Voegelin, è la caratteristica dei regimi totalitari. Con lo stesso criterio sono stati eliminati dalla Pontificia Accademia per la Vita tutti i cattolici fedeli all’ortodossia della Chiesa, a cominciare dallo stesso Seifert, i docenti più ortodossi vengono espulsi dalle scuole e dalle università cattoliche, i sacerdoti fedeli alla Tradizione vengono trasferiti dalle loro parrocchie e in alcuni casi sospesi a divinis.

    Il caso #Seifert: chi si separa dalla Chiesa? #corrispondenzaromana #chiesacattolica #amorislaetitia
    Twitta la notizia!
    Che cosa accadrà ai cardinali se e quando giungerà la loro correctio fraterna? Questa logica repressiva apre lo scisma nella Chiesa. L’unico argomento che i fanatici della Amoris laetitia sono in grado di sollevare contro i critici di questo documento è quello, debolissimo, della “rottura della comunione”. Ma coloro che sollevano obiezioni sull’Esortazione pontificia, si richiamano alla dottrina immutabile della Chiesa e non hanno alcuna intenzione di uscire da essa. Se a causa della loro fedeltà al Magistero sono ufficialmente sanzionati, chi li sanziona compie un atto di auto-separazione da questo Magistero. Gli articoli del prof. Josef Seifert sono mossi dall’amore per la Chiesa e soprattutto per la Verità. Il vescovo che lo punisce si separa dalla legge naturale e divina che proibisce l’adulterio, l’omicidio ed altri peccati gravi, senza eccezioni o compromessi. Accusandolo di rompere l’unità con il Papa, il prelato manifesta l’esistenza di un magistero di papa Francesco incompatibile con il Magistero della Chiesa di sempre. Mons. Martínez Fernández ha punito il prof. Seifert perché chiedeva al Papa, con tono umile e rispettoso, di ritrattare un’affermazione che conduce all’adulterio e alla dissoluzione della morale.

    Dunque nella diocesi di Granada, come in quelle di Malta e dell’Argentina e in tanti altri luoghi della Cristianità, per essere in comunione con papa Francesco bisogna ammettere, almeno in certe occasioni, la liceità dell’adulterio e di altre trasgressioni della legge morale. Papa Francesco è il successore di Pietro, ma Nostro Signore non dice: chi mi ama deve seguire ciecamente il successore di Pietro. Dice invece: «chi mi ama accoglie i miei comandamenti e li osserva» (Gv 14, 15-21). Se il Supremo Pastore dovesse discostarsi dai comandamenti divini ed invitare il gregge a seguirlo, i fedeli dovrebbero allontanarsi da lui, perché «bisogna obbedire a Dio prima che agli uomini» (Atti 5, 29). Se per essere in comunione con papa Francesco si è costretti ad abbracciare l’errore, chi vuole permanere nella verità di Cristo, è obbligato a separarsi da papa Francesco. È questo che pubblicamente afferma mons. Martínez Fernández, arcivescovo di Granada. (Roberto de Mattei)

    chiesa cattolica

  43. ricardo dice:

    Etchenique: Ha descrito muy bien el criterio de los protestantes que es el que Ud. aplica.
    Veamos El Vaticano II ha cambiado varias cosas en la Iglesia solo que Ud no las reconoce. Para darle un ejemplo al pasar: Lumen Gentium (Constitución dogmática sobre la Iglesia).
    En esta constitución se elaboró una nueva eclesiología, superando las eclesiologías constantinianas y doctrinarias elaboradas en los Concilios de Trento y Vaticano Primero. “La Iglesia constituye en la tierra el germen y el principio delReino de Dios”(5) y su definición básica es “Pueblo de Dios” (capítulo II).
    Estudie la sana doctrina. La Iglesia es jerarquica pero no sólo es jerarquía. Dejo, por el momento, los cambios sustanciales en la liturgia y otros tanto.

  44. Echenique dice:

    Animo a todos a repetir conmigo, por activa y por pasiva : ” Yo no estoy en comunión con la falsa iglesia de la misericorditis; estoy en comunión con la Iglesia de Jesucristo, Una, santa, Católica y Apostólica “. Que se vayan los falsos católicos, que tanto daño están haciendo.

  45. Echenique dice:

    Muoiono i cardinali, vivono i dubia. Anzi, ogni volta che muore un cardinale che ha espresso dubbi sulla Amoris laetitia senza ottenere risposta, il silenzio papale si fa più assordante. E i dubbi, al contrario di chi li ha posti, aumentano. Cosa dice esattamente quella enciclica ambigua? Le parole di Gesù sul matrimonio sono ancora valide? Caffarra non era un reazionario, era un conservatore e conservatore nella Chiesa è chi cerca di conservarsi fedele a Cristo nella generale sottomissione al mondo. Ho saputo della sua morte a Padova, in Prato della Valle, e sono entrato subito in Santa Giustina. I monaci cantavano i vespri. Dunque la Chiesa esiste ancora. Ma in che cosa crede? In che cosa crediamo? Va bene il silenzio di Dio, ma il silenzio del Papa? Prego che Caffarra abbia trovato ora la risposta.

  46. Marian dice:

    Echenique, Iglesia de la misericorditis? Misericordia quiero y no sacrificios porque no he venido a llamar a los justos sino a los pecadores. Qué problema tiene usted con la misericordia? Qué le pasa a este foro con la MISERICORDIA? Creen que no van a necesitarla? No hablo de manga ancha, ni de permisividad, ni coladeros. Hablo de MISERICORDIA. Es verdad que el Papa lleva todo su pontificado hablando de esto, es algo que llama la atención. Pero señores, es que lo necesitábamos! Es que en mi familia lo necesitábamos, los grupos católicos que he conocido a lo largo de mi vida lo necesitaban también, mis amigos católicos, yo misma. No para justificar divorcios, adulterios, fornicación y abortos. La Iglesia que conozco, en España, en mi barrio, necesitaba oir que lo que nos va a salvar no es cumplir a rajatabla normas aprendidas de memoria. Que puedes ir a misa todos los domingos y ser una mala bestia por no tener ni idea de lo que significa CARIDAD, que puedes parecer cristiano pero no tener ni idea de quién es CRESTO. He visto mucha dureza de corazón y he llegado a la conclusión de que el que no se sabe pecador no se sabe necesitado de salvación, osease de Jesús. Ocurre con mucha frecuencia que personas muy cumplidoras creyéndose perfectas por cumplir la ley acaban viviendo una fe sin Cristo, no van más allá de la norma. No crean que esta es una crítica a la norma, a los mandamientos de la ley de Dios o la doctrina, lo que crítico es la hipocresía de los que juzgan y machacan al prójimo sin tener ni idea de sus circunstancias, sí, circunstancias. Porque el pecado es pecado, pero va a juzgarnos Dios que NOS CONOCE y creo que porque es misericordioso tendrá en cuenta muchas cosas. Quienes tanto presumen de rigidez y solo -doctrina, pecadores como todos, tendrán muy alto el listón, va en serio, vayan implorando misericorditis porque les aseguro que, como yo, van a necesitarla. Un saludo

  47. José dice:

    Marian, hay un solo punto en discusión aquí, y es si se puede dar la comunión a los adúlteros sin que se arrepientan de su adulterio y sin que se propongan dejar de practicarlo. ¿Usted dice que sí o que no? Si dice que no, como todo católico debe decir, entonces note que los Obispos de Buenos Aires dicen que sí, y que el Obispo de Granada dice que está de acuerdo con ellos. Y por eso expulsa a Seifert.

    Todo lo demás es hablar fuera de tema.

  48. Marian dice:

    José, el punto de discusión, por lo que a mí respecta, es que no acepto que ciertas personas insulten, como vienen haciendo de manera sistemática y desde el anonimato, al Papa (al que los católicos también llamamos Santo Padre), a la Iglesia (yo misma me considero Iglesia) y a cualquiera que no piensa como ellos solo por no estar de acuerdo con ellos.
    No tengo nada en contra de los que expresan su opinión sin insultar y agredir con la palabra, esté o no de acuerdo con sus opiniones. Me meto con la forma, no con el fondo, fondo en el que, tiene usted razón, no he entrado por entretenerme lidiando con los que insultan al que considero representante de Cristo en la tierra. Tengo afecto al Papa Francisco, se lo tengo al Papa Benedicto, y se lo tuve al Papa Juan Pablo II. Amo a la iglesia porque es mi madre y la defendería públicamente en cualquier situación solo por el hecho de serlo aun siendo consciente de sus miserias. Por el momento sólo he protestado muy dolida (y realmente escandalizada) por ciertos comentarios. Para mí está sido la discusión.
    Acerca de lo que me pregunta, creo que una persona que ha cometido adulterio no debería recibir al Señor en la comunión sin antes recibir la gracia del perdón del Señor por medio de un sacerdote a través del sacramento de la confesión. Es lo que dice la Iglesia Católica y lo que dice el Papa Francisco. También creo que Dios nos ha dado una conciencia y que hay situaciones (sobre todo en el ámbito de la familia) que precisan de discernimiento, orientación y acompañamiento a la luz del Evangelio. Esto último no es carta blanca, es lo que digo. Si tienen duda los estrictísimos que lo vuelvan a leer. Si no pierdo tiempo quejándome en el foro de las agresiones verbales al papá y a la Curia quizá lo tenga para comentar, lo más respetuosamente posible, otras cuestiones. Me parecería mucho más interesante. Un saludo

  49. Marian dice:

    José, el punto de discusión, por lo que a mí respecta, es que no acepto que ciertas personas insulten como vienen haciendo, de manera sistemática y desde el anonimato, al Papa (al que los católicos llamamos Santo Padre) a la Iglesia (yo misma me considero Iglesia) y a cualquiera que no piensa como ellos solo por no estar de acuerdo con ellos.
    No tengo nada en contra de los que expresan su opinión sin insultar y agredir con la palabra esté o no de acuerdo con sus opiniones. Me meto con la forma, no con el fondo, fondo en el que tiene usted razón no he entrado por entretenerme lidiando con los que insultan al que considero representante de Cristo en la tierra. Tengo afecto al Papa Francisco, se lo tengo al Papa Benedicto y se lo tuve al Papa Juan Pablo II. Amo a la iglesia porque es mi madre y la defendería públicamente en cualquier situación solo por el hecho de serlo aun siendo consciente de sus miserias. Por el momento solo he protestado muy dolida, y realmente escandalizada, por ciertos comentarios. Para mí esta ha sido la discusión.
    Acerca de lo que me pregunta, creo que una persona que ha cometido adulterio no debería recibir al Señor en la comunión sin antes recibir la gracia del perdón del Señor por medio de un sacerdote a través del sacramento de la confesión. Es lo que dice la Iglesia Católica y lo que dice el Papa Francisco. También creo que Dios nos ha dado una conciencia y que hay situaciones (sobre todo en el ámbito de la familia) que precisan de discernimiento, orientación y acompañamiento a la luz del Evangelio. Esto último no es carta blanca, es lo que digo. Si tienen duda los estrictísimos que lo vuelvan a leer. Si no pierdo tiempo quejándome en el foro de las agresiones verbales al papá y a la curia quizá lo tenga para comentar, lo más respetuosamente posible, otras cuestiones. Me parece mucho más interesante. Un saludo

  50. Echenique dice:

    El arzobispo de Granada tendrá que responder ante Dios por esta decisión contra todo derecho, contra toda justicia, contra toda misericordia, de la que alardean. Va a ser medido con la misma vara. Yo que él lo restituía en su puesto, pues no ha dicho más que la Verdad, toda la Verdad y nada más que la Verdad. la destitución hace todavía más grande a Seifert.