PUBLICIDAD

Así son los países en función del porcentaje de musulmanes

|

José Roberto Roca nos comparte una reflexión sobre el futuro de las naciones de Europa bajo el Islam que creemos de máximo interés.

Nos estamos perdiendo en asuntos provincianos y locales, cuando el peligro viene de fuera y es muy superior a lo que pensamos. Lo tenemos en casa ya desde hace mucho tiempo.
El Islam es una forma de vida completa, total. No es una religión, ni es un culto. Es una ideología capaz de asumir en sí misma todos los componentes sociales, jurídicos, militares, económicos, políticos y falsamente religiosos, y que, además, es impermeable a debates, razonamientos o libertad de expresión alguna, siendo ése falso concepto religioso, que les hace rezar, humillados y sumisos, varias veces al día, de cara a la Meca, el aglutinante, el engrudo que une al resto de componentes.
Como la “gota malaya”, la islamización comienza cuando el número de mahometanos/musulmanes permite poder hacer campañas a favor de privilegios religiosos, que en nuestra sociedad, tolerante, multicultural, y políticamente correcta, son aceptados, sin reparar que, junto a esos “privilegios religiosos” llegan también, como parásitos o rémoras, el resto de componentes, sociales, económicos, jurídicos (la Sharia) que tienden a infiltrarse en nuestro modo de vida, naturalmente sin adaptarse a él.
El “modus operandi” es claro y transparente:
Hay establecido un “umbral de ataque”:
Siempre que la población mahometana/musulmana permanezca por debajo del 2% del total del país, será admitida como una
minoría amante de la paz, y no como una amenaza para los no mahometanos/musulmanes.
Esto ocurre en:
EE.UU.- 0,6% de musulmanes
Australia.- 1,5%
Italia.- 1,5%
Noruega.- 1,8%
China.- 1,8%
Canadá.- 1,9%
Hay que destacar que Canadá ya está dictando leyes que favorecen a los musulmanes en detrimento de los no musulmanes.
Cuando la población se sitúa entre el 2,0% y el 5,0%, los musulmanes comienzan su particular proselitismo entre las minorías más fácilmente manipulables, sean étnicas, antisistema o simplemente descontentos, incluídas cárceles o bandas callejeras.
Dinamarca.- 2,0% de musulmanes.
Reino Unido.- 2,7%
Alemania.- 3,7%
España.- 4,0%
Tailandia.- 4,6%
Hay que resaltar que, aunque aún no lleguen al 5% en Alemania, hay ciudades en las que están amenazando a los
ciudadanos, y exigiendo la implantación de la Sharia en algunos barrios.
En España, algunos colegios ya han retirado diversos alimentos de sus menús, por “impuros”
A partir del 5,0%, los musulmanes fuerzan su influencia exponencialmente en relación al porcentaje de población que representan: exigirán la introducción de alimentos “halal” en escuelas y supermercados, que sólo pueden ser tratados por sus propios manipuladores, asegurándose empleos. Seguidamente llegan las amenazas a cadenas de supermercados para que los sitúen en sus estanterías.
Hace ya mucho tiempo que esto está sucediendo, con la aquiesciencia de las autoridades en países como:
Francia.- 8,0% de musulmanes
Trinidad y Tobago.- 5,8%
Holanda.- 5,5%
Suecia.- 5,0%
Filipinas.- 5,0%
Suiza.- 4,3%
En estos países fuerzan para que los gobiernos les permitan regularse bajo la Sharia (la ley islámica) dentro de sus ghettos, pero su objetivo, no lo dudemos es establecer la Sharia en todo el mundo. Francia tiene ciudades como Marsella, que superan ampliamente el 8% de musulmanes, y donde ya impera en la práctica la ley islámica, así como en algunos “banlieus” de París.
Al llegar al 10% de la población, fuerzan la anarquía como un medio de quejarse, falsamente, de sus condiciones de vida en el país. Lo vemos constantemente en ciudades como París, patrullada por el ejército, pero en la que aumentan las algaradas, y los destrozos, con quemas de automóviles y de mobiliario urbano. En este punto ya, cualquier acción no musulmana es ofensiva para el Islam, y contraatacan con amenazas e insurrecciones. Lo hemos visto en Amsterdam, tras publicarse unas viñetas sobre Mahoma, y algunos films sobre el Islam. Esto se ve a diario en los países que citamos:
Guyana.- 10,0% de musulmanes
Kenia.- 10,0%
India.- 13,4%
Rusia.- 15,0%
Israel.- 16,0%
Los disturbios alcanzan el nivel de espeluznantes, con quema de iglesias, asesinatos esporádicos y formación de grupos paramilitares jihadistas cuando alcanzan el 20% de la población. Países como
Etiopía con un 32,8% de musulmanes.
Ya con un 40% de la población, se experimentan masacres generalizadas, ataques terroristas crónicos y guerra ininterrumpida de milicias paramilitares, como ocurre en:
Bosnia.- 40,0% de musulmanes
Chad.- 53,1%
Líbano.- 58,7%
Al alcanzar un 60% de población musulmana, más de la mitad de los individuos del país, las persecuciones de los no creyentes, incluyendo a los mahometanos no ortodoxos, son salvajes, añadiendo el genocidio, es decir, la limpieza de los que no siguen la Sharia al pie de la letra, usada como arma justificativa, y el establecimiento de la Jizya, el impuesto sobre todos los infieles, como ocurre en:
Malasia.- 60,4% de musulmanes
Albania.- 70,0%
Sudán.- 70,0%
Qatar.- 77,5%
A partir del 80%, el objetivo es un estado 100% mahometano/musulmán, por lo que hay jihad total sobre la población no islámica, y limpieza étnica genocida por parte del Estado. Ya se está practicando, y en vías de conseguirlo en:
Bangla Desh.- 83,0% de musulmanes
Indonesia.- 86,1%
Egipto.- 90,0%
Siria.- 90,0%
Tajikistán.- 90,0%
Jordania.- 92,0%
Emiratos Árabes.- 96,0%
Pakistán.- 97,0%
Irak.- 97,0%
Irán.- 98,0%
Gaza.- 98,7%
Marruecos.- 98,7%
Palestina (estado no reconocido).- 99,0%
Turquía.- 99,8%
Dar-es Salaam, es decir, el Paraíso de la Paz Islámico comienza cuando el 100% de la población es musulmana, las Madrarazas (madrassas) son las únicas escuelas, y el Corán, la última palabra, tal como ya ocurre en:
Afganistán.- 100,0% de musulmanes
Arabia Saudí.- 100,0%
Somalia.- 100,0% y
Yemen.- 100,0%
Aún así, la paz jamás se alcanza, dado que en estos estados con el 100,0% de musulmanes, aquellos más radicales intimidan y vomitan odio, asesinando a los menos radicales por diversas, y a menudo, incomprensibles razones.
“Antes de cumplir los nueve años, ya había aprendido la doctrina básica de la vida árabe:
Yo contra mi hermano, yo y mi hermano contra nuestro padre; mi familia contra mis primos y el clan. El clan contra la tribu, la tribu contra el mundo, y todos juntos, contra los infieles”
Es imprescindible entender, y si no lo hacemos estamos perdidos, que, en algunos países como Francia, con sólo un 8,0% de población musulmana, ésta vive en auténticos ghettos, dentro
de los cuales son el 100% y viven bajo la Ley de la Sharia. La policía no se atreve a entrar en esos ghettos, y el gobierno es incapaz de controlarlos. Son un Estado dentro de otro Estado, con sus propias leyes.
Allí no hay tribunales, ni escuelas nacionales, ni establecimientos religiosos no musulmanes. Francia lo ha consentido, y nosotros estamos cerca de sufrirlo.
Los niños sólo asisten a las Madrazas, (madrassas), y sólo estudian el Corán.
Relacionarse con lo que ellos denominan “un infiel” es considerado un crimen punible con la muerte.
En efecto, en algunas áreas de ciertas naciones, los imanes y los extremistas radicales ejercen más poder del que representaría su propia demografía. Y lo hemos consentido.
Mil quinientos millones de musulmanes suponen hoy el 22% de la población mundial, pero su tasa de natalidad es seis veces superior a las de los cristianos, hinduistas, budistas, judíos y el resto de creyentes.
A final de éste siglo, superarán el 50% de la población del mundo.
Éste es el futuro que nos espera, salvo que tomemos conciencia, y se les obligue a vivir en sus países disfrutando de su “cultura”, porque en los últimos cien años no aportaron nada a la humanidad, y no hay razón para pensar que lo vayan a hacer ahora.
Ya es hora de que empecemos a ganar.
José Roberto Roca Torregrosa
30.08.2017

 

 

 

14 comentarios en “Así son los países en función del porcentaje de musulmanes
  1. No hay ningín partido político en España que esté en contra de la invasión musulmana. Recordemos que los subsidios que reciben los musulmanes en España (ayudas al alquiler de la Comunidad de Madrid, Certificado de Vulnerabilidad para tener electricidad y suministros gratis, becas para el comedor de los colegios, donaciones a ONG’s para que repartan el dinero entre los musulmanes, pagas mensuales, etc, etc…) se están gestionando desde el Gobierno de Rajoy (PP) y el autonómico de Cifuentes (PP)…

  2. Se está formando la tormenta perfecta, sin que casi nadie se quiera dar por enterado, incluidos los pastores de la Iglesia. Mucho me temo, no solo por el elevadísimo crecimiento estimado en Europa de los creyentes de esa mal llamada «religión de paz», sino también por los intereses económicos desbocados, por la negligencia de los gobernantes y de la jerarquía eclesiástica, y por la necedad de esta sociedad hedonista que reniega de sus raíces cristianas, que se va a producir en los próximos años un deterioro acelerado del bienestar y de la convivencia de tal magnitud que en cualquier momento puede acabar en revoluciones y en persecuciones a la Iglesia católica todavía más inhumanas y sangrientas que las peores del pasado.

  3. En cuanto a la demografía islámica, la verdad es que sus poblaciones están en la misma situación demográfica que las de Occidente, nada más que Occidente lleva varias décadas, pero hay que ver la natalidad de Irán, Turquía y Tunisia entre otros países y están el amisma situación que Occidente, con los demás países islámicos alcanzándolos rapídamenté. Aquí va un estudio sobre el tema en inglés https://www.amazon.com/How-Civilizations-Die-Islam-Dying/dp/159698273X

  4. La cloaca opusino catalana hoy nos amenaza por tres veces con un atentado en Madrid, usando sus códigos habituales:

    “Estado Islámico pide nuevos atentados en España con una imagen de las Torres Kio” 2 septiembre, 2017 03:24

    “Una nube tóxica cubre el cielo del sur de Madrid por un incendio en un polígono industrial en Fuenlabrada2 septiembre, 2017 12:10”
    “Evacúan un avión a Madrid porque un pasajero gritó ‘Alá es grande’ 2 septiembre, 2017 11:25 “

    Hoy en el estadio Santiago Bernabeu se juega el España-Italia, a las 20: 45. Esperemos que si la cloaca lo tiene preparado ahí hoy alguien lo evite.
    El opusino clave del 11-M, José Apezarena, tan afín a La Caixa, publica hoy una información particular de esas a las que se le ve una oscura intención. La información en sí, con previo movimiento de cloacas, sirve para extorsionar al gobierno si hubiera un atentado, echándole la culpa.

    “Las listas de delincuentes más buscados por las Fuerzas de Seguridad no incluyen a un solo yihadista”
    Siete yihadistas en enero pero ninguno ahora En su web, la Policía Nacional el apartado específico de “presuntos implicados en actos terroristas – Yihad” aparece vacío. Con la Guardia Civil ocurre algo similar
    Siete yihadistas en enero pero ninguno ahora
    Algo que contrasta con la situación a principios de año. En enero, la Policía actualizó y difundió su elenco de delincuentes más buscados y en él figuraban hasta seis nombres de presuntos yihadistas.Todos eran argelinos: Ahmed Belataf, Abdelah Hawari, Malik Chebli, Farid Bouazza Bala, Mohamed Keussabi y Toufik Mizi. Se les buscaba por distintas cuestiones; por ejemplo, Abdelah Hawari escapó en 2003 de una cárcel de Orense, donde cumplía condena por su vinculación con Al Qaeda.”

    Alguien lo ha hecho desaparecer con alguna intención.
    Efectivamente, como informaba la opusina Europa Press en enero tenían en la web a esos moritos:
    “Estos son los terroristas más buscados de España – Europa Press
    17 ene. 2017 – Otro de los yihadistas buscados es Abdellah Hawari. El argelino había sido detenido en 2001 como integrante de una organización terrorista”

    Llama la atención en donde pone el foco el opusino Apezarena:
    “Abdelah Hawari escapó en 2003 de una cárcel de Orense”

    A este morito le pudieron dar un papel oculto en el 11-M, con cuyos moritos le relacionan así como con el pro etarra morito de las cloacas Yusuf Galan, y luego le relacionaron con una voladura del Santiago Bernabeu. Su fuga de la cárcel es propia de las cloacas y extorsionadora:

    “Abdelah HAWARI
    En el año 2002 su “Emir” Mohamed Achraf , también conocido como Kamel Saaid , fundó en la cárcel de Topas en Salamanca , junto con otros presos comunes , el grupo terrorista “MÁRTIRES PARA MARRUECOS” . Hawari que era su mano derecha ,
    eran miembros del GIA El interés de este grupo era llevar a cabo el Yihad una vez que saliesen de prisión.
    Hawari también se fugo de la cárcel de Pereiro en Orense el 6-2-2003 cuando le trasladaron de la Prisión de Pereiro de Aguiar al departamento de traumatologia del Complejo Hospitalario Cristal- Piñor de Orense por una supuesta lesión de menisco. Al tenerse que ayudar mediante una muletas , los agentes no le pusieron las esposas y cuando iba a ser introducido en el vehículo que le llevaría de vuelta a la cárcel , soltó las muletas , salio corriendo y hasta hoy.
    Entre los objetivos del grupo estaba volar la Audiencia Nacional con 500 kg de explosivo, atacar la Estación de Atocha, Príncipe Pio y el estadio Santiago Bernabeu.
    Unos días antes de fugarse Hawari escribió a Abdelkrim Bensmail que estaba en la prisión de Villabona en Asturias , recordemos que era miembro del GIA y mano derecha de Allekema Lamari el 7º suicida de Leganes .
    La caja de Hawari llevo a la conclusión de que él, Djamel Merabet , Ahmed Mohamed Ahmed y algún miembro mas del grupo , tenían deseos de inmolarse , que mas tarde se confirmaría que eran 8 los que tenían esas intenciones ademas del líder Achraf.
    Al final de esta carta menciona su alegría por haber recibido una carta de Yusuf Galan.”

    A la vez, el confeso hado del 11-M y otros atentados, el portavoz de la negrera oligarquía catalana, Enric Juliana, vuelve con el 11-M usando expresión religiosa, y con una sangrante y descomunal hipocresía:

    “Los mandamientos de marzo de 2004 ENRIC JULIANA 02-09-2017 01:41
    “El director adjunto de ‘La Vanguardia’, Enric Juliana, recuerda las lecciones que dejó el 11-M
    “No Intentarás desviar la culpa de los terroristas hacia un sector de la sociedad”.

    Y hoy anuncian que sacarán la ley golpista catalana para el 6 de septiembre.

    Dios quiera que no hagan nada, ni hoy ni en el futuro.

  5. La solución nos la ofrece Chequia. ¿ Es tan dificil decir que no queremos musulmanes y rechazarlos y expulsar a los que están que apoyan el terrorismo ?
    «SON UN PROBLEMA»
    El primer ministro checo asegura que no quieren musulmanes en su país
    El primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka, ha asegurado no querer musulmanes en su país.

    30/08/17 8:23 PM
    (Actuall) En declaraciones al diario austríaco ‘Die Presse’, ha dicho: «Cuando vemos los problemas que tienen otros países europeos nuestra posición se refuerza. No queremos musulmanes en la República Checa porque son un problema».

    Sobotka lo tiene claro:«Agradeceríamos que Europa protegiera mejor su frontera. Recibir más refugiados siempre debería ser decisión de cada país».

    Y ha añadido: «La República Checa no va a acoger refugiados. Siempre hemos mantenido esa postura y la seguiremos manteniendo», según informan desde Breitbar.

    Sobre los delitos sexuales y terroristas que están afectando a Europa desde 2015, Sobotka ha insistido en que es culpa de que los refugiados musulmanes no se adaptan.

    «En Europa vemos estos problemas habitualmente y todo es debido a que los refugiados son musulmanes y son incapaces de integrarse», ha sentenciado.

    Estas declaraciones se producen en la misma semana en las que aseguró que en la República Checa «no hay necesidad de llevar burkini ya que no es un Estado Islámico».

    Hace unos meses, el presidente de la República, Milos Zeman, ya dijo que integrar a los musulmanes en Europa es «virtualmente imposible».

    La República Checa es, junto a Eslovaquia, Polonia y Hungría, uno de los cuatro países comunitarios más críticos con la política migratoria en la Unión Europea, marcada por Alemania.

  6. Os sugiero la lectura de este artículo complementario y en la misma línea, aunque precisando que el peor enemigo es el interno.
    Fernando Paz analiza el terror yihadista en Europa
    02/09/17 12:05 AM por Javier Navascués
    Los recientes atentados yihadistas en Barcelona han despertado el instinto de supervivencia y el alma dormida de algunos españoles, que ven en el islam una seria amenaza para Occidente, de raíces católicas, pero hoy sin apenas fe y espíritu combativo. Los medios de comunicación manipularon vilmente la información, haciéndonos creer que el islam es una religión de paz y son hechos aislados.

    Lejos de ir a la raíz del problema desvían la atención de los verdaderos culpables con un mensaje estúpidamente buenista. La Iglesia elude igualmente el fondo de la cuestión. Francisco ha declarado recientemente que el derecho de los inmigrantes debe estar por encima de la seguridad de los ciudadanos.

    FERNANDO PAZ es historiador, profesor y escritor. Atesora una amplia trayectoria en los medios de comunicación. En esta entrevista analiza a fondo la seria amenaza del islam en Occidente en el marco de los intereses de descristianización del Nuevo Orden Mundial.

    ¿Cómo valora los atentados yihadistas producidos recientemente en Barcelona?

    España siempre ha estado en el punto de mira del islamismo radical. Recordemos que es uno de los pocos lugares de donde se le ha expulsado y, de esos pocos, seguramente el que más lamenta haber perdido. Así que existe un cierto irredentismo musulmán con respecto a lo que ellos llaman Al-Andalus, que es toda la península ibérica, y que tiene su base en el versículo 191 de la Sura 2: “Matadles donde deis con ellos y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: esa es la retribución de los infieles”.

    Ahora bien: el que el atentado haya sucedido en Barcelona en concreto obedece a unas causas que no escapan a nadie. La primera, y decisiva, es que en Cataluña reside la mitad del total de musulmanes asentados en el conjunto de España. Es obvio que esto es fruto de una decisión consciente del nacionalismo catalanista en el poder, que ha privilegiado la emigración procedente de países musulmanes sobre la hispanoamericana por evidentes motivos ideológicos, pese a no ignorar el riesgo que se asumía en materia de seguridad.

    ¿Pueden ser un punto de inflexión del comienzo de una serie de atentados en España?

    El gobierno debería haber subrayado esa responsabilidad de los gobiernos nacionalistas de la Generalidad ante los ciudadanos, particularmente ante los catalanes, dado el reto independentista que enfrentamos; pero Rajoy no puede hacer ese discurso por cuanto está en la misma línea de sumisión a los mandatos globalistas de Bruselas que la Generalidad. También porque, durante décadas, los gobiernos de Madrid han dependido del nacionalismo catalán y, en contrapartida, les han blindado con impunidad política y judicial. Y, por último, porque, por razones políticas, lo último que desea el gobierno es enfrentarse al independentismo.

    Y es que existe algo llamado responsabilidad. El gobierno la tiene, la Generalidad, también, y la alcaldía de la capital catalana, igualmente. Responsabilidad del gobierno por fomentar de modo irresponsable la emigración –y esto solo ha empezado- y no garantizar la seguridad de sus ciudadanos y por las razones políticas antes apuntadas; responsabilidad de la Generalidad por impulsar la emigración islámica hacia Cataluña -en detrimento de la hispanoamericana, más difícil de catalanizar-, pese al consabido riesgo de radicalización que era previsible en una comunidad con más de ochocientos mil musulmanes; y responsabilidad del ayuntamiento de Barcelona, al que se instruyó para colocar impedimentos en la vía pública para dificultar este tipo de acciones terroristas y que se negó a llevarlo a cabo.

    Si la de Barcelona fuese, efectivamente, el comienzo de una serie de acciones yihadistas en España, todos ellos tendrán su cuota de responsabilidad, que no será menguada. Además, no puede olvidarse un hecho crucial; una vez que los radicales se han establecido en la Unión Europea, pueden moverse sin cortapisas de ningún tipo por todo su territorio. Rajoy decía que este es un problema global que solo puede arreglarse con medidas globales. Pero el terrorismo islámico se ha convertido en un problema global, entre otras cosas, porque no hay controles en el seno de la UE, porque los estados no controlan sus fronteras. Ha sido la globalización la que ha facilitado la extensión del yihadismo, y más globalización solo la alimenta.

    Llama la atención la actitud buenista de la prensa vendiendo el islam como una religión de paz e incluso desviando la atención para no señalar a los verdaderos culpables…

    Los medios forman parte esencial de la mentira oficial. Sin ellos no sería posible lo que está sucediendo en Europa. Cuando se produjeron miles de agresiones perpetradas por desplazados musulmanes a mujeres en Europa central durante la Nochevieja de hace dos años, la policía lo silenció con la colaboración de la prensa, porque de otro modo hubiera sido impensable. Finalmente, el asunto salió a la luz, pero los políticos dijeron que no se debía generalizar; hablamos de miles de agresiones.

    Es claro que la prensa obedece a los mismos intereses a los que obedecen la clase política y la financiera. De hecho, depende de ambas para su supervivencia. La libertad de prensa, excepto en el caso de algunos medios normalmente minoritarios, es una bufonada; todos los grandes medios repiten las mismas consignas con martilleante insistencia hasta que estas quedan impresas en los cerebros de una población narcotizada. Los aún grandes medios de comunicación no son más que medios de intoxicación de masas.

    Estos grandes grupos de comunicación, en ocasiones incluso admiten abiertamente que nos engañan, eso sí, por nuestro bien, para que no crezcan la xenofobia y el racismo. Recordemos lo que ha sucedido en Roterham: durante década y media: más de mil cuatrocientas –sí, 1.400- niñas fueron violadas en grupo al grito de “Allahu Akbar” con el pleno conocimiento de una policía que se abstenía de intervenir para no fomentar el racismo. La policía, los políticos y los periodistas callaron al unísono.

    Esa comunión de intereses globalistas entre los grandes grupos de comunicación y la casta política y financiera, explica que en Orlando disfrazaran la matanza islámica de crimen “homófobo” –culpando al cristianismo y al heteropatriarcado-, y que tildaran de “nazi” a otro yihadista cuando se reclamó “alemán”; o que con frecuencia se les trate de perturbados o desarraigados, o que se culpe a la pobreza, o a la desestructuración personal o familiar.

    Nadie puede explicar, claro, por qué esa perturbación, ese desarraigo, esa pobreza o esa desestructuración solo lleva a perpetrar los horrendos crímenes yihadistas a personas que confiesan el islam y por qué no se verifica el mismo fenómeno en hinduistas, sintoístas, cristianos o budistas.

    El propósito es ocultar la verdadera naturaleza de los asesinos. La verdad es que los asesinos son musulmanes que matan en nombre del islam. Ciertamente no todos los musulmanes son yihadistas, pero también ciertamente todos los yihadistas son musulmanes. Esa verdad elemental que los medios nos regatean no es ignorada por nadie, entre otras cosas gracias a que la tecnología está rompiendo el monopolio que hasta ahora ha ejercido la prensa oficial; el caso de la victoria del Brexit o de Trump, son buena muestra del desprecio que la prensa produce en amplios sectores de la población, un fenómeno claramente en alza. La buena noticia, pues, es que ese monopolio de la prensa oficialista está empezando a acabarse.

    En esta misma línea están los grupos de extrema izquierda, los mismos que condenan con contundencia la islamofobia, y que permiten e incluso fomentan la cristianofobia…

    La extrema izquierda es, para empezar, una gran mentira. Ni es antisistema ni es antiglobalización. Es un destilado del sistema y, desde luego, partidaria de una determinada globalización que llaman internacionalismo, opuesta a las políticas de recuperación de la soberanía del estado-nación, que son las únicas políticas verdaderamente opuestas a la globalización; la crítica de la extrema izquierda al sistema y a la globalización no se refiere a su naturaleza, sino a la inconsecuencia de su aplicación. Defiende objetivamente los grandes intereses del capitalismo transnacional, con plena conciencia de lo que hace.

    Muestra, eso sí, una gran preocupación por la “islamofobia”, apenas un epifenómeno, al tiempo que fomenta una activa cristianofobia. Así, mientras exige una escrupulosa aplicación de los más exquisitos protocolos correcto-politiqueses para los musulmanes, protagoniza agresiones continuas contra los católicos.

    Pero es perfectamente consecuente, puesto que su objetivo es la aniquilación del cristianismo, razón por la que apoya la islamización. Para esa extrema izquierda, el cristianismo ha creado una sociedad patologizada que ha de ser suprimida, y el islam es un aliado objetivo en esa tarea.

    Por supuesto que, si el islam triunfase, ellos serían los primeros en ser eliminados; es incluso es posible que la Iglesia sobreviviese –en condiciones precarias, desde luego- pero lo que seguro es que el ateísmo, el feminismo, el abortismo, el homosexualismo, la ideología de género…irían al cubo de basura de la historia. Y los ateos, feministas, abortistas y homosexuales vivirían un destino cualquier cosa menos envidiable.

    La hermana de un terrorista tras dar un discurso en Ripoll fue aclamada como heroína… ¿Hemos perdido la cabeza? ¿Síntoma de una sociedad enferma?

    Vivimos una especie de Síndrome de Estocolmo colectivo. Occidente ha sido inducido a creer que toda su historia es un inmenso error y que su actuación a través de los siglos no es más que una acumulación de crímenes, explotación, saqueos y violaciones, algo de lo que avergonzarse hasta el final de los siglos y por lo que hay que pedir perdón al resto de pueblos del planeta.

    En el caso de España, no cabe duda de que nuestra sociedad está enferma, sí, pero no perdamos de vista una cosa; la historia de la humanidad es la historia de la lucha de elites. Cada pueblo es el reflejo de sus grupos dirigentes. Si miramos a la oligarquía que gobierna España, entenderemos lo que ocurre a nivel popular. Uno de los más llamativos sucesos de los últimos decenios ha sido la degeneración de las elites nacionales, que arrastra al conjunto social.

    El marxismo, a partir de Gramsci, ha entendido esto perfectamente. Nadie niega la importancia de la base económica, pero es la esfera cultural y social lo que verdaderamente modela la historia. Ahora lo importante es lanzar el mensaje de que el islam no es culpable, sino que lo es tan solo una minoría que utiliza a la Umma como coartada para perpetrar sus violencias; los musulmanes pasan así a ser víctimas de aquellos violentos que abusan de la inocencia y bondad del conjunto de los creyentes.

    ¿Por qué casi nadie condena la maldad intrínseca del islam?

    Casi nadie la condena…en público. Las conversaciones particulares son otra cosa. Cada día es más evidente la separación impuesta por la corrección política entre lo privado y lo público. Cada día, mayor número de personas se preguntan por qué no se puede hablar de determinadas cuestiones en público, y se sienten excluidas del discurso oficial, que no entienden y les resulta repulsivo e hipócrita. Cada día hay más personas que son conscientes de que están siendo engañadas.

    Si en el Corán hubiese versículos que llamasen a la matanza del infiel, esto resultaría muy incómodo para los musulmanes o sus defensores. Es evidente que eso explicaría la existencia del yihadismo, que este tendría acomodo en el seno del islam. ¿Es el Corán un libro que llama a perpetrar tales actos de violencia? Sin duda.

    Basta con echar un vistazo a las siguientes referencias, que distan de agotar el tema: Sura 2, versículos 191 – 193; Sura 4, versículos 56- 89 – 91; Sura 4, versículo 144; Sura 5, versículo 33; Sura 8, versículos 12-13-14-15-16-17; Sura 8, versículos 38 – 39; Sura 9, versículo 5 – 14; Sura 9, versículos 29 -36 -111. Al radicalismo islámico se le condena por radical, no por islámico, sin percibir que las expresiones de violencia forman parte de la propia naturaleza del islam.

    No se quiere ir al fondo del problema. Las mezquitas salafistas son auténticos centros de apología terrorista, ¿Nadie plantea cerrarlas?

    Las mezquitas de este tipo son, como bien dice, auténticos centros de apología terrorista. No hay dudas acerca de su papel en la generación de la doctrina más radical que muchas veces conduce al terror yihadista. Por otro lado, es una evidencia clamorosa que las mezquitas salafistas están promovidas desde países que comparten poderosos intereses con las oligarquías occidentales. Hay muchas reticencias para cerrarlas, incluso cuando las pruebas son abrumadoras.

    Algunas fuerzas políticas en Europa sostienen la necesidad de cerrarlas, desde el Frente Nacional en Francia hasta Alternativa por Alemania, y no cabe duda de que sus propuestas se están abriendo paso de modo decidido entre los ciudadanos de sus países. Cerrar estos centros es una indudable necesidad, aunque no resuelve el problema. Hay muchos focos de radicalización entre los millones de musulmanes que se han establecido en Europa, y cualquier solución pasa por comprometer a la comunidad musulmana. Pero ¿es eso posible? Es dudoso, aunque en todo caso es exigible.

    Desde las terminales mediáticas se nos insiste una y otra vez en que los yihadistas no cuentan con un seguimiento mayoritario entre los musulmanes, pero lo cierto es que el apoyo al yihadismo en el conjunto de islam no es residual; de momento, aún estamos a la espera de multitudinarias manifestaciones de condena de los actos terroristas que se perpetran en Occidente por parte de esos millones de musulmanes pacíficos. Para ser tantos millones, parecen muy silenciosos.

    Viendo la actitud de los políticos siguiendo las pautas del Nuevo Orden Mundial, ¿antes cerrarán iglesias católicas que mezquitas?

    Puede usted estar seguro. De hecho, en la promoción del islam que se hace desde las instancias globalistas, un objetivo básico es la destrucción de Europa, lo que incluye, como primera providencia, la del cristianismo, savia nutricional de nuestra civilización.

    También destaca una actitud tibia de la Iglesia sin atreverse a afrontar el problema del estado islámico, que decapita y atenta contra miles de cristianos…

    La actitud de la Iglesia, en su conjunto, puede calificarse de tibia en el mejor de los casos, sobre todo teniendo en cuenta que en el Próximo Oriente han venido desapareciendo antiquísimas comunidades cristianas, arrasadas y aniquiladas en verdaderas orgías de terror. Mientras que no pocos cristianos de aquellas regiones dominadas por los islamistas han venido advirtiendo de lo que estaba pasando y de lo que nos va a suceder en Europa si no ponemos remedio, el Papa ha declarado recientemente que el derecho de los inmigrantes debe estar por encima de la seguridad de los ciudadanos, declaración que a la luz de lo anterior es, cuando menos, desconcertante.

    Los inmigrantes que llegan a Europa son, en su inmensa mayoría, musulmanes, y entre ellos se filtran numerosos yihadistas. Esos inmigrantes son en realidad desplazados, y no tanto refugiados, como se les ha venido llamando: los verdaderos refugiados probablemente no alcancen el 5%. del total de aquellos. La visión que muchas veces se proyecta desde ciertas instancias de la Iglesia, y que parece hacer suya el Santo Padre, resulta insospechadamente ingenua, y nos puede costar muy cara.

    ¿Representa el islam una gran amenaza para acabar con la civilización de occidente a medio o largo plazo?

    Por supuesto que el islam es una amenaza cierta que pude terminar con nuestra identidad. Aunque solo sea por su peso demográfico; en la capital de la Europa comunitaria, Bruselas, el nombre que más se oye en los paritorios es Muhammad, y más del 50% de la población es extracomunitaria; en Francia, el 30% de la población menor de 20 años es musulmana.

    En Bélgica y Holanda la mitad de los nacimientos suceden en el seno de la comunidad islámica y, antes de dos décadas, su población estará divida al 50% entre los holandeses de origen europeo y los de origen musulmán. En el año 2030, y de acuerdo al ritmo de crecimiento de la población, en el conjunto de Europa residirán unos 100 millones de musulmanes. Eso sin contar con una eventual entrada de Turquía en la UE, algo que no hace mucho parecía inminente (y que en 2030 alcanzaría una población de 90 millones).

    Además de la cuestión demográfica está la cultural y religiosa; los musulmanes creen en lo que les hace ser lo que son; Occidente no. Por eso tenemos hoy dos amenazas: una interna y otra externa. La externa es la islámica; la interna, aquello que nos corroe, que nos está matando, que nos asfixia, desde la corrección política hasta el marxismo cultural, el globalismo y la ideología de género. La amenaza más peligrosa es la interna; sin ella, la amenaza externa lo sería mucho menos. Si nos empecinamos en los errores o simplemente no hacemos nada, pereceremos; pero si somos fieles a nuestra alma, aún podremos salvarnos. En nuestras manos está.

  7. Hungría tampoco quiere someterse.
    Storico discorso di Viktor Orban: “Esiste un piano contro l’Europa”
    Nel discorso del Primo Ministro ungherese, censurato dai media di regime, riconosciamo saggezza e spina dorsale che diventano responsabilità a fronte di una valutazione sapiente e realistica della situazione. Doti che purtroppo mancano ai politici del resto d’Europa e soprattutto ai nostri.
    Storico discorso di Viktor Orban: “Esiste un piano per realizzare una Europa nelle mani di una popolazione cosmopolita con preminenza mussulmana”

    “Circa 27 anni addietro avevamo pensato che il nostro futuro fosse in Europa. Attualmente, noi siamo il futuro dell’Europa”, ha dichiarato questa mattina il primo ministro dell’Ungheria Viktor Orban, nel corso della 28a edizione della Università Libera di Tusnádfürdő.
    Nel suo discorso annuale, Orban ha manifestato l’idea che le elezioni parlamentari che si svolgeranno la prossima primavera nel paese avranno una importante dimensione europea. “Quello che accadrà in Ungheria avrà importanti implicazioni per l’insieme dell’Europa, perché oggi una Ungheria forte gioca un ruolo decisivo nella battaglia per evitare la scristianizzazione dell’Europa”, ha segnalato.
    Orban ha considerato allo stesso modo che un paese forte non può permettersi un declino demografico. “I paesi più forti sono quelli che sono in grado di mantenersi biologicamente. Perché l’Ungheria abbia un futuro deve mantenere una tassa di fecondità di 2,1 figli per famiglia”.

    Orban ha sottolineato che uno Stato forte necessita di un buon livello di sicurezza, inclusa la protezione delle sue frontiere e la lotta contro il terrorismo, così come il mantenimento di un forte senso di identità culturale”. In contrasto con questi principi, ha indicato l’Europa, vittima a suo giudizio di un cambiamento culturale e demografico di imprevedibili conseguenze.

    “L’Immigrazione non apporterà alcuna soluzione ai problemi economici. Cercare di rimediare la scarsezza di mano d’opera mediante l’importazione di immigrati è come se, nel mezzo di un naufragio, ti metti a consumare acqua di mare. E’ anche quella acqua ma il problema lo farà aumentare”, ha sostenuto il primo ministro ungherese.

    In particolare Orban ha voluto mostrarsi molto franco e deciso circa le sfide della integrazione di un gran numero di immigrati mussulmani nella nostra cultura cristiana. ”Non possiamo mantenere i nostri ideali solidali nelle nostre nazioni quando esistano gruppi etnici che pretendono di modificare la cultura europea. Non possiamo mantenere i nostri ideali nel mezzo di collettività che si oppongono all’esistenza ed alla cultura europea, perché il risultato finale sarebbe catastrofico”, ha sottolineato Orban.

    “La sfida nei prossimi decenni è se l’Europa continuerà appartenendo agli europei. Se l’Ungheria continuerà ad essere la terra degli ungheresi, se la Germania continuerà ad essere la terra dei tedeschi, se la Francia continuerà ad essere la terra dei francesi, se l’Italia seguirà ad essere la terra degli italiani”, ha aggiunto il leader magiaro, criticando in questo senso i burocrati europei dell’Impero mondialista di George Soros nell’opporsi alla volontà delle nazioni.

    Oggi gli interessi di George Soros sono meglio rappresentati a Brusseles ed a Washington, DC che non a Tel Aviv, ha affermato Orban, il quale ha respinto che le critiche fatte allo speculatore ebreo di origine ungherese facciano parte di teorie cospirative. “Esiste un piano di Soros, che lui stesso ha scritto”.

    Secondo Orban, detto piano consisterebbe nel trasferire un milione di migranti nel territorio dell’Unione Europea. Al loro arrivo devono ricevere 15.000 milioni di euro per mantenere così l’effetto di aspirazione. Questo importo è maggiore del reddito medio degli ungheresi. Soros pretende che gli immigrati siano distribuiti per tutti i paesi dell’Unione Europea. Proteggere le nostre frontiere di fronte all’entrata di questi migranti illegali ha comportato un grande sforzo economico. L’Europa si è caricata di una piccola parte di questo costo. Oggi la Germania si trova sull’orlo della bancarotta, così che non ci vengano più a parlare di mancanza di solidarietà dell’Ungheria”, ha segnalato.
    “Se l’Europa vuole continuare ad esssere attuabile, deve recuperare la sua sovranità e liberarsi dell’Impero di Soros”, ha ribadito Orban.

    Orban si è inoltre pronunciato per una riforma dell’Unione Europea e di ritornare alla forma originaria prevista dai trattati costitutivi. “Le Nazioni Unite devono proteggere le frontiere dell’Europa. Questo può suonare duro, ma quelli che sono entrati illegalmente in Europa devono essere espulsi. l’Europa non può seguitare ad essere un continente senza protezione delle frontiere”, ha proclamato il primo ministro ungherese.

    Orban si è augurato inoltre che i leaders europei sappiano essere all’altezza delle loro responsabilità (anche se ne dubita) e che l’Europa deve recuperare la sua competitività, garantire la pace, aprirsi agli stati balcanici e risolvere i suoi problemi esterni con la Russia e la Turchia. Orban ha ribadito alla necessità di opporsi al progetto di scristianizzazione del Continente e che si sappia resistere all’attacco ideologico in atto da parte dei liberisti e degli intellettuali, denunciando come anche i partiti socialdemocratici abbiano rinunciato a difendere i diritti dei lavoratori nazionali. Loro sono tutti impegnati a difendere gli interessi economici del neoliberismo”, ha denunciato il presidente ungherese.

    Secondo Orban esiste in piano per mettere il territorio europeo nelle mani di una popolazione cosmopolita, in modo predominante mussulmana, un piano di sostituzione di popoli. “La riuscita di questo piano richiede una Europa scristianizzata, governi burocratici e senza anima”, ha avvertito il leader magiaro. (……….)

    “Siamo noi il principale ostacolo per la realizzzazione del piano Soros”, ha dichiarato Orban, insistendo che il principale ostacolo sarà quello di affrontare i partiti dell’opposizione del suo paese. Noi dobbiamo in primo luogo misurarci con la “rete di Soros”, gli eurocrati di Bruxelles ed i loro media. Conosciamo le loro tattiche, basate sul ricatto, sulla diffamazione e sul giornalismo prostituito ai grandi interessi”.

    Orban ha avvisato che molto è in gioco in questa sfida non soltanto nell’ambito nazionale ma anche a livello europeo. “Da 27 anni pensiamo al nostro futuro in Europa. Oggi siamo il futuro dell’Europa”, ha concluso lo statista magiaro. [Fonte]

  8. Lluis: Permítame hacer una pequeña precisión. Hace unas semanas, el balance anual de Cáritas España asumió, sin rubor, que las ayudas que gestiona y genera se dedican en un 23% a personas de nacionalidad española. Cuando voy por algunos lugares de caridad, me encuentro con multitud de pañoletas musulmanas, además de otros atuendos y lenguas. Me pregunto si es razonable alimentar a los enemigos en detrimento de los propios; porque de eso estamos hablando, si utilizamos una expresión clara y sin circunloquios (todo hombre es mi hermano, Jesús no hizo distinción, no podemos discriminar,,etc.). Hoy por hoy podemos afirmar con escaso margen de error que los tres abastecedores fundamentales de ISIS son, por este orden, Arabia Saudí, Qatar y Cáritas España. No se me pongan brutos: lean, estudien, analicen. Es bien sencillo. Y si lo que digo es mentira, aceptaré agradecido la corrección fraterna. Salvando las chorradas de Osoro, claro. Y las de mi parroquia, que está alimentando a varias familias musulmanas de vagos y una de un musulmán presunto defraudador de Hacienda y a sabiendas, porque está advertida.

  9. Boulad acusa a la Universidad Al-Azhar de El Cairo, la visitada por el Papa en su fracasado viaje, donde se forman muchos imanes, de ser la primera y principal responsable de la propagación por el mundo del Islam más radical. Acusa también al Papa de no responder a ninguna de sus cartas.

    Sul sito CulturaCattolica.it del 25 luglio 2017 è apparsa la traduzione di un’intervista (a cura di Luca Costa) così intrigante che val la pena riprenderla. Sono le parole di un anziano gesuita, p. Henri Boulad, pronunciate a briglia sciolta alla tivù francese Liberté la settimana prima.

    Il p. Boulad (86 anni, gesuita da quando ne aveva 19), ha trascorso tutta la sua vita in Egitto e se c’è una cosa che conosce bene è l’islam. La sua è stata una vera filippica a cui lui stesso ha dato il titolo J’accuse!, che volutamente imita la famosa lettera-manifesto con cui lo scrittore Emile Zola prendeva posizione nel celebre «caso Dreyfus». Senza peli sulla lingua, il gesuita dichiara che «il primo centro di radicalizzazione islamica del mondo intero è l’università al-Azhar del Cairo», e lo dice proprio all’indomani della visita-abbraccio (col Gran Mufti) di papa Francesco. Questa università (in realtà solo una moschea generalista, anche se la più importante del mondo sunnita) «è presentata in tutto l’Occidente come un’istituzione moderata e tollerante, ma non è così». Il presidente egiziano Al-Sisi «ha a più riprese richiesto ufficialmente ed espressamente ai vertici dell’al-Azhar di sopprimere ogni insegnamento facente riferimento alle fonti islamiche che incitano all’odio e alla violenza contro ebrei e cristiani. Tali richieste sono sempre cadute nel vuoto». Infatti, «sono proprio gli imam formati ad al-Azhar che in molte, troppo moschee d’Europa vanificano ogni speranza di integrazione alla società occidentale della nuove generazioni di musulmani. L’università al-Azhar del Cairo è il primo destinatario del mio J’accuse! perché è la prima responsabile del radicalismo che si diffonde in tutto il mondo».

    Il bello è che la maggioranza dei musulmani «professa e vive una fede edulcorata, soft, limitandosi a rispettare la preghiera, il ramadan e parte dell’ortoprassi riguardante l’abbigliamento femminile o le regole alimentari, niente di più». Questo perché l’islam, il vero islam del Corano, degli hadith, l’islam dell’al-Azhar è semplicemente invivibile per la gente normale. Invivibile perché non lascia vivere. L’uomo è fatto per vivere tranquillo, non per fare la jihad o per odiare». Da parte cattolica? «Dal Concilio Vaticano II la Chiesa ha deciso di iniziare un cammino di dialogo con l’islam. Quali sono i risultati di questo mezzo secolo di dialogo? Quei Paesi che un tempo erano le roccheforti della cristianità sono pieni di moschee, mentre il mondo musulmano non conosce altro che discriminazioni, minacce e persecuzioni ai danni dei cristiani. Uccisi, cacciati! Che bel dialogo! Non mancano i testi, i congressi, le conferenze, i caffè insieme, le dichiarazioni congiunte con i musulmani. Abbiamo visto il papa recentemente al Cairo. E poi? Risultati concreti? Zero assoluto».

    Il p. Boulad ha messo tutto ciò nero su bianco e l’ha spedito al papa. Ma «a questa mia lettera il papa non ha mai risposto». E «so con certezza che il cardinale Schönborn gliel’ha consegnata personalmente». Il gesuita, allora, l’ha fatta tradurre in spagnolo e consegnare direttamente, in occasione della visita papale al Cairo, tramite un vescovo egiziano. «Quindi l’ha ricevuta anche questa volta. E anche questa volta non mi ha risposto». Forse non ha avuto tempo di leggere sia la prima che la seconda? «Ovunque trovo persone che mi confermano che il papa risponde, o fa rispondere ai suoi segretari, anche ai biglietti di auguri di Natale. Eppure a me, suo confratello, più anziano per giunta…». E su uno dei temi più scottanti della nostra epoca. «Sono francamente sorpreso, e un po’ amareggiato». Be’, da parte nostra possiamo solo dirgli: si consoli, caro p. Boulad, è in buona compagnia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles