PUBLICIDAD

El Papa podría tener que aplicar el Ius Soli en el Vaticano muy pronto

|

La policía italiana no puede desalojar a las 60 familias que han ocupado el atrio de una basílica romana por ser “territorio vaticano”, así que la policía del Papa debe hacer ese trabajo, si quiere evitar que nazca un niño pronto en el país más pequeño del mundo.

En una Italia sumida en el caos de seguridad, al superar este verano a Grecia como principal destino de los inmigrantes ilegales subsaharianios, el Papa ha venido a revolver un debate enconado en el país al defender el ‘ius soli’ como criterio para conceder la nacionalidad.

Francisco, que ha reiterado estos días su compromiso con “los más humildes de la tierra”, está irritando a los gobernantes italianos, algunos de los cuales no han vacilado en hablar de “injerencia” en un momento de grave crisis.

Pero la casualidad ha querido que se le ofrezca a Su Santidad una ocasión de hacer gala de la esperable coherencia: la ocupación por un grupo de inmigrantes eritreos de la Basílica de los Santos Apóstoles. Porque si bien la basílica en cuestión está fuera del Vaticano, en la plaza del mismo nombre, es territorio vaticano desde los Tratados de Letrán que dieron nacimiento al diminuto Estado que rige el Papa. De modo que si alguna de las mujeres refugiadas diera a luz en la basílica -y parece que hay ya algunas embarazadas-, el niño debería ser el primer ciudadano vaticano por nacimiento.

Este desconcertante caso legal ni siquiera de plantearía en el caso de que cualquier otro pontífice ocupara la Sede de Pedro, pero Francisco no es cualquier otro pontífice. Nadie en la escena internacional, quizá con la escepción del banquero internacional George Soros, se ha destacado tanto en la ardorosa defensa de una Europa sin fronteras, abierta de par en par a los pobres del Tercer Mundo.

Recordábamos aquí que, ya en los inicios de la llamada crisis de los refugiados, había pedido que “toda parroquia, que toda comunidad religiosa, que todo monasterio, todo santuario de Europa acoja a una familia, comenzando desde mi diócesis de Roma”.  Y a medida que la oleada de recién llegados anegaba nuestras costas y desbordaba la capacidad logística de los países para acogerles, Su Santidad, lejos de moderar su discurso, no ha dejado de elevar la apuesta.

Recientemente, Su Santidad ha propuesto un audaz plan de 20 puntos para hacer frente a la emergencia humanitaria que ha desconcertado a la mayoría de los observadores, católicos o no. Un punto en concreto, en el que Francisco aventura la idea de que la dignidad del recién llegado tiene primacía sobre la seguridad nacional, ha suscitado numerosas críticas desde planteamientos tanto políticos como de teología moral, por cuanto supondría primar la ‘dignidad’ de quienes llegan por encima de la vida de los nacionales de los países de acogida.

Y no es un riesgo teórico o remoto, como por desgracia hemos experimentado de forma brutal en Barcelona. Según Gilles de Kerchove, coordinador aniterrorista de la Unión Europea, hay en el continente 50.000 ‘radicales’, es decir, islamistas dispuestos a cometer masacres como las de Barcelona, París, Bruselas, Birmingham…

Tampoco parece que la extraordinaria generosidad desplegada por el Papa le haga en absoluto inmune a las acciones terroristas. Por el contrario, el último vídeo difundido por el ISIS el pasado 24 de agosto mostraba a sus combatientes pateando imágenes de Jesús, rasgando fotografías del Papa y prometiendo llegar hasta Roma.

Uno de los combatientes, un tal Abu Jindal, mira directamente a la cámara y dice en inglés: “Recuerden esto, infieles [kuffar, un término insultante]: estaremos en Roma, estaremos en Roma, inshallá [Dios mediante]”.

Las autoridades italianas se toman esta amenaza muy en serio, y fuentes de las fuerzas de seguridad creen altamente probable que, en efecto, miembros del Califato intenten un ataque en o cerca del Vaticano.

No hay mucho que pueda hacerse para prevenir ataques, al menos en el sentido de limitar en lo posible la llegada de inmigrantes de modo que pueda ejercerse un mínimo control de seguridad sobre ellos. De hecho, las autoridades se vieron hace tiempo obligadas a reconocer que una parte importante de los recién llegados ‘desaparecen’ a poco de llegar. Pero si su ‘dignidad’ y libertad para instalarse en nuestros países está por encima de nuestra seguridad colectiva, poco puede hacerse.

Y poco puede hacer el Vaticano para, siendo coherente con esta doctrina que muchos califican de extrema, negar la nacionalidad vaticana a cualquier inmigrante nacido en su suelo, como podría ser pronto el caso en la Basílica de los Santos Apóstoles, donde se hacinan sesenta familias.

21 comentarios en “El Papa podría tener que aplicar el Ius Soli en el Vaticano muy pronto
  1. Nunca pensé que pudiera escribir esto, porque de lo que estoy totalmente segura es de que el Papa Francisco no tiene ni un pelo de tonto, pero estoy llegando a creer que el Papa Francisco es un “idiota útil” al servicio del Nuevo Orden Mundial. Se me ocurre que no llega a captar en su verdadera dimensión lo que es el NOM. Sólo así se puede entender su descabellada actuación. Quiera Dios que no sea demasiado tarde cuando lo comprenda.

  2. Pues a mí me parece bien que nazca allí y ¿por qué no? es un estado soberano y además su jefe de Estado quiere que vengan refugiados y que se instalen, pues que nazca y le de el pasaporte vaticano al niño y a toda su familia, y que le costee los estudios y la atención sanitaria. Será el primer ciudadano vaticano de pleno de derecho, pues será el único realmente nacido allí, así que en un futuro podrá ser el presidente de ese Estado o más bien el rey con más derecho que cualquir otro papa que al fin y al cabo todos los papas han sido extranjeros aunque hayan sido italianos. María

  3. Si tanto de habla de que el Papa es el “Representante de Dios en la Tierra”, que resuelva el entuerto de modo directo y sin “intermediarios”. Los chismes de pasillo me tienen hasta la coronilla.

  4. Los hay en EEUU que en su odio a Trump están pensando declarlo loco y demente, que padece de Alzheimer para poder desbancarlo. Trump no está loco, ni demente, pero ya cabe la pregunta de si Francisco ha perdido el juicio. Con tantos disparats que comete unn día sí y ortro también, es obvio que no es capaz de cumplir la misión que le han ecnomendado los cardenales.

  5. ¿Será el primer ciudadano vaticano por nacimiento? Yo creo que no. Emmanuela Orlandi, que Dios la tenga en su gloria, recuerdo que era ciudadana vaticana por nacimiento. Ella despareció del mapa, de la memoria de la gente, pero no creo que haya desaparecido de los registros.

  6. EL IUs soli no existe en el ordenamiento actual del Vaticano, tranquilitos. Ni siquiera el ius sanguis.! Solo se concede la nacionalidad por otorgación expresa

  7. Leo en Wikipedia que los eritreos tienen predominantemente dos religiones: 1.- El cristianismo que profesa el 62,9% de la población, de los cuales el 57,7% pertenecen a la Iglesia ortodoxa eritrea, que es un patriarcado de la Iglesia copta y el 4,6% de ellos que pertenece a la Iglesia católica eritrea que es un catolicismo de rito oriental, mientras que el protestantismo y otras denominaciones cristianas constituye el 0,7% de la población. 2.- La religión musulmana sunni que profesa el 36,2% de la religión. Pero no existe libertad religiosa y sólamente están registradas como religiones, la Iglesia cristiana ortodoxa, la iglesia católica eritrea (las dos iglesias cristianas sólo estan registradas desde 2002), el Islam sunní y los evangelistas, mientras que el el resto de religiones cristianas, Testigos de Jehová, musulmanes chiitas etc… están perseguidas y se les encuentra practicando su religión en casas particulares son detenidos, encarcelados y supuestamente torturados para obligarles a renunciar a su fe. Según diversas ONG esta falta de libertad de culto sería una de las principales razones por las que miles de eritreos huyen del país. Por otro lado al parecer viven en un régimen totalitario unipartidista regido por el Frente Popular por la Democracia y la Justicia, heredero del marxista Frente Popular para la Liberación de Eritrea. Y este país es uno de los peores del mundo en el cumplimiento de derechos humanos. Eritrea es una colonia constituida por Italia en 1889 que la mantuvo con gran desarrollo agrícola, de industrias básicas y de arquitecti¡ura (Art Decó) hasta la II Guerra Mundial en que cayó bajo el imperio de la Gran Bretaña. Por otro lado en Un Puente de Fe www benedictoganeswein.com bajo el título “Eritrea, una enorme prisión a cielo abierto” (Aleteia diciembre de 2016), se dice: En Eritrea el nombre de Jesús no se pronuncia con el sentido que podríamos imaginar; incluso en Navidad puede suscitar terror . En este país dónde se termina en prisión de la forma más arbitraria, el nombre de Jesucristo se aplica a una tortura que consiste en que el prisionero es atado y colgado de un árbol de forma que su cuerpo tome la postura de un hombre crucificado y de ahí su nombre. Todo el país es una enorme prisión a cielo abierto llena de calabozos y de campos de concentración, dónde se practican formas sofisticadas de tortura que siembran el terror entre los detenidos según cuenta el médico cristiano Asmelash tras huir de este infierno. Cada año huyen del país 60.000 personas , la mayoría cristianos, víctimas del miedo y de la desesperación. 10.000 son detenidos, muchas veces por encontrarles con una Biblia en la mano. La persecución religiosa en este país desde que se escindió de Etiopia en 1993 y se constituyó en nación independiente es reflejo según la ONU de que el régimen político percibe la religión como una amenaza y se la compara con Corea del Norte, siendo el tercer país del mundo con mayor represión. Y aunque la Comisión de Investigación de la ONU sobre derechos humanos ha determinado que los crímenes de lesa humanidad se cometen de manera sistemática y generalizada, los cristianos son un objetivo preferido. Las religiones cristianas autorizadas ortodoxos, católicos y luteranos, tiene una libertad de culto mínima. La situación de los católicos es muy delicada y están confinados dentro de los muros de sus iglesias, pero fuera de ellos no pueden hacer nada y para imprimir un libro necesitan autorización del Estado. Debido a que es extremadamente difícil entrar en el país, la Iglesia católica debe componérselas sola para todo, pero tiene 150.000 fieles, 500 sacerdotes, 700 religiosos y 1000 religiosas; hay vocaciones (245 seminaristas) y a pesar de que está prohibido hacer proselitísmo crece, celebrándose unos 1500 bautizos al año. Como tienen prohibido hablar de Jesús , se dan a conocer por sus obras y es la Iglesia católica la que se ocupa de la educación de los niños, de la atención a los pobres y de los excluidos, creando guarderias y formando profesionalmente a las personas. Por ello la Iglesia católica es muy respetada por los miembros de todas las religiones, porque se dan cuenta que son los únicos que cuidan de ellos. Y también consideran que es la Iglesia más valiente porque causaron sensación cuatro obispos católicos que en el año 2014 publicaron una carta pastoral centrada en la pregunta ¿Dónde está tu hermano?, la pregunta que Dios lanza a la humanidad por cada uno de nuestros hermanos asesinados, torturados, desaparecidos y humillados. Numerosos refugiados llegan a Europa después de jugarse la vida atravesando el Mediterráneo , más de 4000 al mes según la ONU.

  8. Ello significa que probablemente la mayoría de estos eritreos que se cobijan bajo el claustro de la Basílica italiana son cristianos que huyen de la persecución y el terror creado por un régimen heredero del marxismo. Buena pregunta la de los obispos católicos de Eritrea: ¿Dónde está tu hermano?. ¿La sabemos contestar?. Desconozco por qué se les ha desalojado del edificio propiedad del gobierno italiano que ocupaban. Pero sigo pensando que son seres humanos que necesitan ayuda. Dios quiera que nunca nos encontremos en una situación así; pero la vida da muchas vueltas. Nostradamus profetizó la invasión musulmana de Europa que estamos viendo y dijo que los volveríamos a derrotar en España. Pero los que estudiamos la primera invasión musulmana sabemos que entraron en España a sangre y fuego y como todos los cristianos tuvieron que huir hacia el Norte, hacia las zonas cristianas. En cualquier caso espero que nunca, a ninguno de nosotros, se nos pueda aplicar la estrofa de una de las poesías de Joaquin Bartrina incluida en las mil mejores poesias en lengua castellana: ” Al último que has de engañar será a un gusano/ que ha de buscar tu corazón para roerlo/ y ha de buscarlo en vano”.

  9. Desconozco el caso pero a simple vista tiene pinta de una de esas trampas organizadas por los dirigentes opusinos. Si hace una cosa, mal, si hace la contraria, también mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles