PUBLICIDAD

El cardenal Zen denuncia que el Vaticano está secundando una Iglesia falsa en China

|

El obispo emérito de Hong Kong manifiesta nuevamente su oposición a los acuerdos alcanzados entre el Gobierno comunista chino y la Santa Sede.

En una entrevista concedida al medio polaco ‘Polonia Christiana’, el cardenal Joseph Zen, anterior prelado de Hong Kong y asesor de Benedicto XVI en las relaciones sino-vaticanas, ha manifestado nuevamente su oposición a los acuerdos alcanzados entre el Gobierno comunista chino y la Santa Sede. Unos acuerdos que establecen que los obispos chinos serán elegidos por la conferencia episcopal del país y, posteriormente, ratificados por el Gobierno ateo de Pekín y por el Santo Padre, que será quien tenga, al menos en teoría, la última palabra.

De este modo, el obispo emérito de Hong Kong ha asegurado que, pese a lo que pueda parecer, la autoridad del Sumo Pontífice será poco relevante en el proceso de elección de los obispos chinos. ‘En la superficie, la autoridad del Papa está a salvo porque dicen que él tiene la última palabra. Pero todo es una farsa. Están dando un poder decisivo al Gobierno. ¿Cómo puede ser entregada a un Gobierno ateo la iniciativa de elegir obispos? Es incríble, increíble’, ha señalado el cardenal Zen con visible indignación.

En respuesta a la objeción de que, en ciertos períodos históricos, el poder político fue el encargado de nombrar obispos, el purpurado se ha mostrado contundente: ‘Ellos eran, al menos, reyes o emperadores cristianos. Pero éstos son comunistas ateos. Quieren destruir la Iglesia, o, si no pueden, por lo menos debilitarla’.

En esta línea, el asesor de Benedicto XVI en las relaciones sino-vaticanas ha expresado el desconcierto que le suscita el hecho de que la Santa Sede crea que existe una conferencia episcopal china: ‘No me puedo creer que el Vaticano no sepa que no hay una conferencia episcopal. Eso sólo es un nombre. Realmente nunca tienen discusiones, reuniones. Se reúnen cuando lo requiere el Gobierno. Éste da instrucciones y ellos obedecen. Es una farsa’, ha manifestado el cardenal, quien considera que la conferencia episcopal existente en China no es sino un títere en manos del ejecutivo del país.

Para reforzar sus argumentos, el cardenal Zen ha recordado a Benedicto XVI, quien negó la existencia de una conferencia episcopal legítima en China y aseguró que hay obispos clandestinos – que no cuentan con el beneplácito del Gobierno – absolutamente legítimos.

La situación de los católicos en China

Respecto a la situación de los católicos en China, el purpurado ha comparado ésta con la existente en los años 50 y 60, cuando los creyentes eran brutalmente perseguidos. Así, ha explicado que esta coyuntura se debe al debilitamiento de la Iglesia: ‘¿Por qué? Porque la Iglesia se ha debilitado. Lamento mucho decir que el Gobierno no ha cambiado, pero que la Santa Sede está adoptando una estrategia equivocada. Están demasiado ansiosos por dialogar y dialogar, así que dicen a todos que no hagan ruido, que se acomoden, se comprometan y obedezcan al Gobierno. Ahora las cosas están decayendo’.

Además, el cardenal Zen ha sugerido que el Papa Francisco se conduce con ingenuidad en su relación con el Gobierno chino debido a su experiencia vital. Así, él, argumenta el obispo emérito de Hong Kong, no ha experimentado un comunismo totalitario como el polaco o el chino – feroces en la represión del cristianismo –, sino uno más suave: el hispanoamericano.

9 comentarios en “El cardenal Zen denuncia que el Vaticano está secundando una Iglesia falsa en China
  1. Decir el vaticano es decir Francisco y no sólo está secundando una iglesia falsa en China, sino en todo el mundo, una iglesia sometida a los grandes poderes mundiales. Señor, que acabe pronto este tiempo de prueba durísimo.

  2. Este pobre hombre no ha dejado en ningún momento de denunciar esta situación y sin embargo, el misericordioso Francisco lo ha IGNORADO como lo ha hecho con los dubia.

  3. Ignorancia no, deliberada manera de buscar el hacer mal las cosas y ponerse de rodillas ante los poderes del mundo. Haber si se le va a resistir la China. Eso de ser el primer Papa que visite la China es un baño de multitudes, y si no llena la plaza de San Pedro, que mejor que llenar la de Tianamen aunque sea claudicando y poniendo en peligro incluso a los que han sido fieles. ¿Les suena lo de aquél cardenal de Europa del Este creo que de Budapest al que Pablo VI se llevó a Roma?.
    Bien claro se lo dice como no ha pasado por una dictadura comunista.

  4. «P. ¿Esa diplomacia vaticana se puede extender a China pronto?

    R. De hecho, hay una comisión que hace años está trabajando con China y que se reúne cada tres meses, una vez aquí y otra en Pekín. Y hay mucho diálogo con China. China tiene siempre ese halo de misterio que es fascinante. Hace dos o tres meses, con la exposición del museo vaticano en Pekín, estaban felices. Y ellos vienen el año que viene acá al Vaticano con sus cosas, sus museos.

    P. ¿Y va a ir pronto a China?

    R. Yo, cuando me inviten. Lo saben ellos. Además, en China las iglesias están llenas. Se puede practicar la religión en China»
    Sacado de la entrevista del pais al papa Francisco: https://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/21/actualidad/1485022162_846725.html
    Si se confirma lo que dice el cardenal Zen será una traición y entrega a la iglesia patriótica, controlada por los comunistas chinos, de la verdadera Iglesia Católica «subterránea» fiel a las enseñanzas de Jesús Cristo,( «Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres»). con unas consecuencias catastróficas para nuestros hermanos de dimensiones bíblicas. Actualmente son perseguidos pero de forma sutil, después del acuerdo será sin contemplaciones y con el consentimiento firmado del papa Francisco. Serán obligados a pertenecer a la falsa iglesia católica patriótica para ser esclavos.

  5. Si es lo que quieren el Papa Francisco y las autoridades chinas ¿por qué no está ya firmado el acuerdo y declarado por ambos estados? ¿qué importa la Iglesia subterránea china fiel al Papa? llevan años de negociaciones diplomáticas.

  6. El Cardenal ZEN, es un obispo como Dios manda y por eso alza la voz contra la masonería de Bergoglio un pollo sin cabeza, comunista, anticristo, antireligión católica. Que se atreve a decir que el islam es una religión de paz. Y que no condena los asesinatos de los cristianos por los bastardos islamistas, yihadistas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles