Infovaticana
James Martin, consejero del Papa, anima a los sacerdotes gays a ‘salir del armario’
a3, Tiranía de género

James Martin, consejero del Papa, anima a los sacerdotes gays a ‘salir del armario’

INFOVATICANA
10 Julio, 2017

“La gente ha mezclado la homosexualidad con la pedofilia. Los curas gays no quieren salir del armario por miedo a que se les ponga la etiqueta de pederasta”, defiende el sacerdote jesuita.

En una entrevista con la CNN, el jesuita Jemas Martin, conocido por su defensa del colectivo LGTB, ha instado a los sacerdotes gays a salir del armario, ya que esto “ayudaría a mostrar a los católicos de a pie cómo es una persona gay y también cómo la gente gay puede vivir de forma casta”.

El jesuita, quien en una ocasión aseguró que “probablemente algunos santos fueron gays”, defiende que en la Iglesia se está viviendo “un cambio enorme” respecto a las personas homosexuales, gracias principalmente al Papa Francisco y a prelados como el cardenal Joseph Tobin.

El sacerdote, autor del libro “Construyendo Puentes: cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad” vuelve a hacer referencia a la frase del Papa Francisco “¿Quién soy yo para juzgar?”, y sus “comentarios en Amoris Laetitia” que más de uno ha utilizado como argumento para permitir a los divorciados vueltos a casar recibir la comunión.

Hay dos razones para este giro hacia una hospitalidad más calurosa de las personas LGBT en la Iglesia. Una es el Papa Francisco. Su pregunta, ‘¿Quién soy yo para juzgar?’; su reunión pública con Yayo Grassi, su antiguo alumno homosexual, en su visita papal a los Estados Unidos; sus comentarios en la Amoris laetitia, que han sido usados para dejar que los homosexuales practicantes reciban la comunión. Además, los obispos que el Papa Francisco está nombrando en los Estados Unidos son mucho más favorables a los LGBT “, explica el jesuita en la entrevista.

Asimismo, el sacerdote que defiende los “baños trans” de Obama asegura que “el incremento en el número de católicos LGBT que están saliendo del armario hacen que los asuntos LGBT sean mucho más importantes para la Iglesia en general”.

Sin embargo, defiende que hay muchos sacerdotes y religiosos gays y religiosas lesbianas que todavía no han salido del armario. James Martin asegura que esto se debe a que “sus obispos o superiores religiosos les piden que no lo hagan y que temen represalias de sus feligreses”.

Además, Martin asegura que este tipo de personas “temen que salir del armario sea algo divisivo”, al tiempo que explica que “son gente reservada y no son conscientes del todo de su sexualidad”. “La gente ha mezclado la homosexualidad con la pedofilia. Los curas gays no quieren salir del armario por miedo a que se les ponga la etiqueta de pederasta”, cuenta el jesuita.

“Estos hombres y mujeres están viviendo exactamente lo que la Iglesia les pide a las personas LGBT -castidad y abstinencia- y no se les permita hablar de ello. Están haciendo un gran trabajo bajo una nube extraña que no debe de existir”, concluye James Martin.

Conozca más sobre James Martin aquí:

Los ‘chupamedias’ del Papa: James Martin, el jesuita del lobby LGTB que cuestiona el Catecismo

 

INFOVATICANA


43 COMMENTS ON THIS POST To “James Martin, consejero del Papa, anima a los sacerdotes gays a ‘salir del armario’”

  1. Albert L dice:

    James Martin debería aplicarse a sí mismo su propio consejo.

  2. Teresa dice:

    Publico Zenit entrevista a Benedicto XVI sobre ese tema lo siguiente:

    Puede ser sacerdote católico un homosexual? La pregunta es planteada como curiosidad y con relativa frecuencia, por un lado, ante el avance de la así llamada «cultura gay» que reivindica para sí determinados «derechos» y, por otro, algún caso aislado que termina por hacerse público respecto a la existencia de sacerdotes católicos que se dicen homosexuales (el caso Charamsa es el más reciente de ellos).

    Acerca de la consideración del «derecho» a ser sacerdotes por parte de algunos homosexuales, la Iglesia católica considera el orden sacerdotal como un llamado y no como un derecho. En virtud de que es ella quien verifica la autenticidad del llamado es también ella quien pone las condiciones para hacerlo. Una de los elementos de verificación pasa por el hecho de que la persona sea varón, bautizado y heterosexual. Todo lo anterior por tres sencillas razones: 1) el sacerdote representa a Cristo que es hombre en todo el sentido y connotación antropológica de lo que hombre significa; 2) el sacerdote es esposo de la Iglesia (dimensión esponsal del sacerdocio); y 3) el sacerdote está llamado a ser padre.

    Sobre el tema concreto de la posibilidad de que un homosexual sea admitido o no al seminario y, posteriormente, a las órdenes sagradas, el 4 de noviembre de 2005 la Congregación para la Educación Católica (organismo de la Santa Sede que se ocupa, entre otras cosas, del seguimiento a todos los seminarios del mundo) publicó un documento titulado «Sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación con las personas de tendencias homosexuales antes de su admisión al seminario y a las órdenes sagradas».

    El documento distingue dos aspectos sobre la homosexualidad: los actos homosexuales y las tendencias homosexuales. Por los primeros entiende el ejercicio activo de la homosexualidad y por lo segundo sólo el impulso; los primeros supondrían un pecado y los segundos no, aunque de cualquier manera los califique de «objetivamente desordenadas».

    Deteniéndose en las «tendencias homosexuales» el documento hace una división ulterior: entre las profundamente arraigadas y las «tendencias homosexuales expresión de un problema transitorio» (por ejemplo el de una adolescencia todavía no terminada).

    Tras haber hecho las puntualizaciones establece el documento: «[…] la Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay».

    Se entiende así, por una parte, que las personas con una tendencia homosexual transitorio sí podría ser admitidas al seminario pero determina qué debe suceder después: «[…] ésas deberán ser claramente superadas al menos tres años antes de la Ordenación diaconal»; y, por otra, establece que tampoco pueden ingresar al seminario ni al sacerdocio aquellos homosexuales o heterosexuales que sostengan la «cultura gay».

    ¿Y qué sucede con los sacerdotes que son homosexuales? Ante todo hay que decir que no existe una estadística que indique que esto sea real y que, de serlo, suponga un porcentaje significativo entre el clero.

    En el libro-entrevista «Luz del Mundo» (Herder 2010) Benedicto XVI responde precisamente a una interrogante incisiva sobre este tema. Le pregunta Peter Seewald: «No es ningún secreto que también entre los sacerdotes y los monjes hay homosexuales. Recientemente causó gran revuelo un escándalo en torno a pasiones homosexuales de sacerdotes en Roma».

    Y a eso respondió el actual Papa emérito:
    «La homosexualidad no es compatible con la vocación sacerdotal. Pues entonces el celibato no tiene ningún sentido como renuncia. Sería un gran peligro si el celibato se convirtiera, por así decirlo, en ocasión para introducir en el sacerdocio a gente a la que, de todos modos, no le gusta casarse, porque en última instancia también su postura ante el varón y la mujer está de alguna manera modificada, desconcertada, y en cualquier caso no se encuentra en la dirección de la creación de la que hemos hablado. La Congregación para la Educación Católica emitió hace algunos años una disposición en el sentido de que los candidatos homosexuales no pueden ser sacerdotes porque su orientación sexual los distancia de la recta paternidad, de la realidad interior de la condición de sacerdote. Por eso, la selección de los candidatos al sacerdocio debe ser muy cuidadosa. Aquí tiene que aplicarse la máxima atención para que no irrumpa una confusión semejante y, al final, por así decirlo, se identifique el celibato de los sacerdotes con la tendencia a la homosexualidad».

    Y vuelve a la carga el entrevistador: «Pero sin duda en monasterios, en clérigos, aunque tal vez no se la vea, hay homosexualidad, homosexualidad no practicada, justamente». A lo que responde Benedicto XVI:

    «Esto también forma parte de las dificultades de la Iglesia. Y los afectados tienen que procurar, por lo menos, no practicar activamente esa inclinación a fin de permanecer fieles al cometido interior de su ministerio».

    Hemos traído aquí estas respuestas de Benedicto XVI porque, en definitiva, apuntan a un aspecto no menos esencial del sacerdocio en la Iglesia de rito latino: el celibato. Incluso en el supuesto de que la homosexualidad no fuera impedimento para el orden sacerdotal, los que al sacerdocio acceden se comprometen libremente a vivir el celibato que supone la renuncia al ejercicio de la sexualidad. Por un sencillo gesto de coherencia ante un compromiso asumido libremente, sería de esperar que viviesen aquello que prometieron. Y eso vale tanto para homosexuales como para heterosexuales.

  3. Teresa dice:

    Ojo tampoco pueden entrar al seminario heterosexuales que sostengan la cultura gay!!

    Pues este señor Martin no tendria que haber sido admitido al seminario

  4. Mariana dice:

    Pobre desgraciado !! Habrá que orar por él, para que se arrepienta…si no, como sacerdote, su responsabilidad se dispara y así mismo será su castigo o purificación. Es como si vomitara sobre su propia investidura sacerdotal…Realmente espero que se arrepienta y convierta. Para Dios nada es imposible. Ojalá este hombre se acuerde que de Dios nadie se burla…

  5. Miguel dice:

    ¡Pero qué rancios que sois! Lo que me voy a reir cuando en el Paraíso os toque sentaros al lado de esos LGTBQ (que os precederàn en el Reino de los Cielos, por cierto) a los que no paráis de insultar. Su perdón será vuestra penitencia

  6. Panto Crator dice:

    Este seudocristiano está aprobando el pecado homosexual, no se concibe que el Santo Padre le haya nombrado para tan alto cargo.

  7. Teresa dice:

    Palabra de Dios. Versiculos de la Biblia relacionados con la homosexualidad.
    Lo encontre en una wen protestante.
    Génesis 19:1-11Para resumir un poco, dos ángeles del Señor condenaron a los moradores de Sodoma y Gomorra dejándolos instantáneamente ciegos porque querían violarlos en grupo. 02.- Levítico 18:22, “No te echarás con varón como con mujer; es abominación”. 03.- Levítico 20:13, “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre”. 04.- Deuteronomio 23:17, “No haya ramera entre las hijas de Israel, ni haya sodomita de entre los hijos de Israel”. 05.- Jueces 19:16-24Es otro pasaje largo que demuestra las acciones pervertidas de un grupo de benjamitas que querían violar en grupo a un hombre. Sus actos fueron condenados como sumamente malos. 06.- 1 Reyes 14:24, “Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que el Señor había echado delante de los hijos de Israel”. 07.- 1 Reyes 15:11-12, “Asa hizo le recto antes los ojos del Señor, como David su padre. Porque quitó del país a los sodomitas y quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho”. 08.- 1 Reyes 22:43, 46, “Y anduvo Josafat en todo el camino de Asa su padre sin desviarse de él, haciendo lo recto ante los ojos del Señor […] barrió también de la tierra el resto de los sodomitas que había quedado en el tiempo de su padre Asa”. 09.- 2 Reyes 23:3, 7, “Y poniéndose el rey en pie junto a la columna, hizo pacto delante de Jehová, de que irían en pos de Jehová, y guardarían sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo el corazón y con toda el alma, y que cumplirían las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmó el pacto. […] Además derribó los lugares de prostitución idolátrica que estaban en la casa de Jehová, en los cuales tejían las mujeres tiendas para Asera.” NUEVO TESTAMENTO A lo mejor estás pensando, “Bueno, todo eso se trata del Antiguo Testamento. Ahora estoy bajo la gracia. No me hace falta hacer caso al Antiguo Pacto”. Aquí tienes, pues, otra lista de pasajes del Nuevo Testamento que enseñan la perspectiva de los primeros cristianos sobre la homosexualidad. Llamemos esta perspectiva, ‘la perspectiva de gracia’… 10.- Romanos 1:26-27, “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.” 11.- 1 Corintios 6:9, “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones”. 12.- 1 Timoteo 1:9-10, “Conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina”. 13.- Judas 7, “Como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno”. 14.-Es muy posible que el términofornicarioempleado enEfesios 5:5, Hebreos 13:4, Apocalipsis 21:8y 22:15se refiera al pecado de la homosexualidad. En los cuatro casos citados, los fornicarios sufrirán bajo la ira feroz del Todopoderoso debido a su inmoralidad

  8. Mariana dice:

    Miguel…eres tan ignorante…pobrecito…se nota que no te has leído la Biblia…en especial el Nuevo Testamento…Voy a orar por tí para que te disculpes con los “rancios” como los llamas…porque para reirte o disculparte tendrás primero que entrar al Paraíso…

  9. Echenique dice:

    El problema no es James; es Francisco, que lo ha nombrado, lo sostiene y lo alienta. ¡ Hagan lío ! Una iglesia decadente, camino de la extinción, igualito que los protestantes.

  10. Juan General dice:

    Miguel: das por sentado que tú estarás allí para reírte. No creo que la soberbia sea buen pasaporte…

  11. Ruben dice:

    Levántate Pedro, pon mano firme sobre el timón y lleva al puerto de la fe, la esperanza y la caridad esta barca sacudida por la tempestad del mundo y saboteada por los polizones a bordo.

  12. Luis de Argentina dice:

    Esta absolutamente demostrado que la perversidad homosexual (llamada gay para que quede mejor) esta inrinsiecamente ligada a la pedofilia.

    Este sujeto deberia ser explicitamente expulsado del ejercicio del sacerdocio.

    Pero el problema es Bergolio que empezo con su asqueroso “Quien soy yo para juzgar” rodeandose de un escandaloso homosexual como Monseñor Ricca, el portero de Santa Marta y prelado del IOR, que a su vez esta cruzado por todo tipo de sospecha de corrupción, que han originado la salida de Pell y el auditor internacional.

    Ahora se agrega la orgia Gay en las propias narices de Bergoglio en el Vaticano.
    Y toda via no se ha hecho nada con el cardenal Cocopalmiero ……

    La cienaga nauseabunda esta tapando la ciudad del Vaticano.

    Como dice el Apocalipsis : “sabe que le queda poco tiempo….”

  13. Ruben dice:

    Y esta afirmación “…el incremento en el número de católicos LGBT que están saliendo del armario hacen que los asuntos LGBT sean mucho más importantes para la Iglesia en general…” es impropia de la ostentada sabiduría jesuita, un lgtb practicante no puede ser católico y un católico practicante no puede ser lgtb.

    De lo contrario mañana podríamos decir que “…el incremento en el número de católicos satanistas que están saliendo del armario hacen que los asuntos satanistas sean mucho más importantes para la Iglesia en general…”.

    Que rollo que se montan algunos y que mal que se les de licencia para ello.

  14. Zas dice:

    Muchos seminaristas defienden la cultura gay, especialmente un sector de los que vienen de América. El problema ya se hizo gordo hace años con diversos escándalos en varias diócesis. El problema en general no son los chavales, víctimas de la mentalidad actual, sino los obispos y formadores que no ponen los puntos sobre las ies.
    Y por cierto… Menuda cara de bujarrón gasta el tío James

  15. Fran dice:

    Mira, me parece bien lo que pide este tal James Martin porque de esa forma sabremos a que no enfrentamos… Es lo mismo que sucede con Francisco, al final es bueno que pase todo esto porque así se desenmascaran todos los que se camuflaron durante el pontificado de SJPII y BXVI.

    A ver si de una vez por todas se separa el trigo de la hierba mala.

  16. Alicia dice:

    Lo que se oculta es que el 95% de la pederastia en el clero es homosexual. Si en su día se hubiera prohibido a los homosexuales formar parte del clero un gran problema se habría evitado.

  17. Echenique dice:

    Riccardo Cascioli, de la Nuova Bússola Quotidiana, lo tiene clarísimo. Es Francisco quien lo ha nombrado y quien no lo desautoriza. Es más, lo ha nombrado para que se cumpla la agenda gay, pero nadie en el Vaticano se atreve a decir que el rey está desnudo, desnudo de doctrina cristiana. Todo lo cubre la misericorditis, esa inflación de misericordia mal entendida, que abandona al pecador en el pecado al no condenar el pecado con el célebre y dañino ¿ quién soy yo ? Pues, si no sabe quien es, que se vaya ya, pero ya.
    L’irresistibile ascesa, della lobby gay
    di Riccardo Cascioli
    11-07-2017 AA+A++
    Unioni gay in chiesa
    Stampa Invia ad un amico Scarica il PDF RSS
    C’è una questione omosessualità nella Chiesa, e si sta ponendo in maniera sempre più diretta. Ne è un esempio padre James Martin, gesuita molto noto, firma di punta della rivista dei gesuiti “America”, le cui uscite omosessualiste si stanno moltiplicando da quando nell’aprile scorso è stato nominato consultore del Segretariato per le Comunicazioni.

    A garantirgli passaggi tv e recensioni sui giornali è il suo libro recentemente uscito: Building the bridge – How the Catholic Church and the LGBT Community can enter in a relationship of respect, compassion and sensitivity (Costruire il ponte – Come la Chiesa cattolica e la comunità LGBT possono relazionarsi con rispetto, compassione e sensibilità).

    Non passa settimana che non si debba registrare un qualche suo appello o provocazione. L’ultima è un’intervista nei giorni scorsi alla CNN, in cui padre Martin invita i sacerdoti gay a fare coming out «per mostrare come è una persona gay e come le persone gay possono vivere castamente». Non solo, padre Martin afferma che c’è un cambiamento nel modo in cui la Chiesa affronta il tema dell’omosessualità, e i motivi – dice il gesuita americano – sono essenzialmente due.

    Il primo è Papa Francesco, ovvero la sua “apertura” sull’argomento: padre Martin ricorda il «Chi sono io per giudicare?»; l’incontro pubblico con Yayo Grassi, il suo ex studente gay, durante la visita negli Stati Uniti; le aperture contenute nell’Amoris Laetitia; la nomina di vescovi negli Stati Uniti più gay friendly. A questo proposito si noti che il libro di Martin gode della prefazione e post-fazione proprio di due cardinali americani: James Tobin, arcivescovo di Newark, e Kevin Farrell, neo-prefetto del Dicastero per Laici, Famiglia e Vita.

    Il secondo fattore, dice ancora padre Martin nell’intervista alla CNN, è il crescente numero di cattolici LGBT che fa coming out e impone alla Chiesa di prendere in considerazione questa realtà. Da qui l’invito alle migliaia (numeri offerti da Martin) di parroci con tendenze omosessuali a venire allo scoperto. Sarebbe la svolta decisiva nella Chiesa.

    Svolta verso cosa? Lo aveva spiegato perfettamente l’allora cardinale Ratzinger nella lettera scritta da prefetto della Congregazione per la Dottrina della Fede nel 1986 sulla “cura pastorale delle persone con tendenza omosessuale”: sovvertire l’insegnamento della Chiesa, vale a dire lo stesso progetto di Dio che creò l’uomo maschio e femmina.

    L’obiettivo vero non è l’accoglienza e il rispetto che sono dovuti alle persone con tendenza omosessuale così come a ogni altra persona, ma la legittimazione degli atti omosessuali e la normalizzazione di certi stili di vita “oggettivamente disordinati”, come dice il Catechismo.

    Ciò che non può lasciare indifferenti e costringe a farsi delle domande è questa ascesa di personaggi come padre James Martin, il cui attivismo pro-gay era ben noto prima della nomina in Vaticano. Lo stesso era successo due anni fa con il domenicano padre Timothy Radcliffe, chiamato da papa Francesco a consultore del Pontificio Consiglio Giustizia e Pace, malgrado sia un altro noto sostenitore dell’agenda gay nella Chiesa. Per padre Radcliffe l’omosessualità è «espressione dell’auto-donazione di Cristo e simbolo della fedeltà reciproca», per cui figurarsi se può essere un ostacolo al sacerdozio.

    A questi esempi se ne potrebbero aggiungere molti altri, e la NBQ in questi ultimi anni ha registrato e indicato la crescita di una lobby gay nella Chiesa, ma ciò che non può passare inosservato è il fatto che, mentre a sacerdoti e prelati vari basta esprimere dubbi su alcune affermazioni contenute in Amoris Laetitia per ritrovarsi puniti in vari modi, questi personaggi che apertamente si oppongono al Catechismo della Chiesa e alle Scritture si ritrovano a fare carriere ecclesiastiche sorprendenti. Ovviamente aiutati dalla stampa “di regime”.

    Per fare un esempio di queste ultime settimane basta mettere a confronto il trattamento da “mostro” riservato al cardinale George Pell, accusato di abusi sessuali tutti da dimostrare e tornato in Australia accompagnato da un coro di disapprovazione, con la sordina messa allo squallido caso di monsignor Luigi Capozzi, segretario personale del cardinale Francesco Coccopalmerio, beccato nel mezzo di un’orgia gay alimentata dalla cocaina nel suo appartamento a due passi da San Pietro.

    Del resto, malgrado le continue affermazioni eterodosse, nessuno a Roma si è mosso anche solo per correggere le posizioni di padre Martin e chiarire quanto insegna la Chiesa in materia; così come nessun intervento si è ancora sentito per riportare nel giusto binario il crescente numero di preti e vescovi che assumono posizioni da gay pride. È allora azzardato ritenere che quelle lobby gay che vogliono sovvertire l’insegnamento della Chiesa, denunciate dal cardinale Ratzinger più di trenta anni fa, siano arrivate in alto e godano almeno della compiacenza di chi comanda in Vaticano?

  18. Echenique dice:

    Ruben, esta barca no la sacude el viento, la sacude Francisco. Eso es lo terrible, lo indignante para un católico. Quiere echar de la barca a los católicos, calificándolos de rígidos, para quedarse sólo con los protestantes flexibles, pero esa barca ya no será la de pedro.

  19. Oscar Garjón Zamborán dice:

    Sra. Teresa:

    Aleccionadoras han sido sus respectivos comentarios en torno a si los homosexuales pueden ser sacerdotes. Yo diría que sí.

    Todos los homosexuales creyentes, todos los homosexuales que rechacen el matrimonio gay, el de adoptar hijos siendo los padres del mismo sexo, todos los homosexuales que rechacen el día del orgullo gay con todas sus reivindicaciones libertinas, abominables, todos los homosexuales que reconozcan su tendencia o condición como una anomalía ( no como una enfermedad, ojo ) pero bajo un control propio, todos los homosexuales fieles a la moral de Dios ( su Decálogo ) si podrían ser perfectamente sacerdotes al servicio de Dios.

    En el Catecismo de la Iglesia Católica se nos dice en el número 2359 que las personas homosexuales, especialmente aquellas que son cristianas y de dicha tendencia, están llamadas a la castidad. Que deben de ser ayudadas en su educación interior y apoyadas por amistades desinteresadas. Añade también que los homosexuales que se presten a seguir la voluntad del Señor y cumplir su Decálogo ( concretamente lo que establece los mandamientos sexto y noveno ) deben de acercarse y resueltamente a la perfección cristiana.

    Vayamos un poco más lejos. San Pablo nos dice en su Primera Epístola ( capítulo 6, versículo 11, refiriéndose a todo tipo de pecador, incluido los homosexuales, que han sido lavados, santificados, que han sido justificados en el Nombre de Jesucristo y en el Espíritu de Dios. Los homosexuales de a bien, tienen derecho a recibir como herencia el Reino de Dios como los heterosexuales si siguen el camino recto rechazando y no practicando las prácticas, porque Dios rechaza las prácticas, pero no la condición del ser humano. Eso sí, el homosexual debe permanecer en gracia con Dios siempre. Bastante tiene un homosexual cristiano de a bien el de combatir su tendencia para llegar a alcanzar un camino de santidad. Es decir, el homosexual (al igual que cualquier heterosexual ) debe dejar este mundo arrepintiéndose de sus pecados y de preparar su alma limpia hacia Dios, cosa que muchos homosexuales se autocondenan, esos que son libertinos y que se prestan a la abominación y a la inmundicia en el día del orgullo gay.

    Lo que dice este mal sacerdote que atenta contra la moralidad dictaminada por Dios, el que los sacerdotes deben de salir del armario, es inaceptable. Un sacerdote, si es homosexual, no debe de explayarse ni decir a los cuatro vientos su condición, porque al hacerlo es reconocer que se presta a unirse a las reivindicaciones del orgullo gay y es, a su vez, tender a valorar lo mundano de esta vida sin buscar lo celestial. Un sacerdote homosexual lo que debe de hacer es cumplir fielmente su Magisterio adquirido, ser fiel a la Doctrina de Cristo y hacer cumplir la voluntad del Padre cumpliendo sus Preceptos. Aquel sacerdote que ejerciendo su Ministerio Sacerdotal se inclina en ejercer deliberadamente las practicas homosexuales de forma clandestina sea anatema. Así de simple. Pero si es fiel a su castidad, si es consecuente con su fe y cumplir con Dios…no hay problema. ¿Cuantos sacerdotes heterosexuales hacen también practicas abominables? No son pocos, que se diga y no son “mejores” pecadores que los sacerdotes que pudiesen ser homosexuales.

    ¿A mi quién no me dice o quien me puede asegurar con certeza que Dios no halla llamado a un homosexual ( a la vocación ) para que desempeñe el magisterio Sacerdotal?

  20. Oscar Garjón Zamborán dice:

    Sra. Teresa:

    Aleccionadoras han sido sus respectivos comentarios en torno a si los homosexuales pueden ser sacerdotes. Yo diría que sí.

    Todos los homosexuales creyentes, todos los homosexuales que rechacen el matrimonio gay, el de adoptar hijos siendo los padres del mismo sexo, todos los homosexuales que rechacen el día del orgullo gay con todas sus reivindicaciones libertinas, abominables, todos los homosexuales que reconozcan su tendencia o condición como una anomalía ( no como una enfermedad, ojo ) pero bajo un control propio, todos los homosexuales fieles a la moral de Dios ( su Decálogo ) si podrían ser perfectamente sacerdotes al servicio de Dios.

    En el Catecismo de la Iglesia Católica se nos dice en el número 2359 que las personas homosexuales, especialmente aquellas que son cristianas y de dicha tendencia, están llamadas a la castidad. Que deben de ser ayudadas en su educación interior y apoyadas por amistades desinteresadas. Añade también que los homosexuales que se presten a seguir la voluntad del Señor y cumplir su Decálogo ( concretamente lo que establece los mandamientos sexto y noveno ) deben de acercarse y resueltamente a la perfección cristiana.

    Vayamos un poco más lejos. San Pablo nos dice en su Primera Epístola ( capítulo 6, versículo 11, refiriéndose a todo tipo de pecador, incluido los homosexuales, que han sido lavados, santificados, que han sido justificados en el Nombre de Jesucristo y en el Espíritu de Dios. Los homosexuales de a bien, tienen derecho a recibir como herencia el Reino de Dios como los heterosexuales si siguen el camino recto rechazando y no practicando las prácticas, porque Dios rechaza las prácticas, pero no la condición del ser humano. Eso sí, el homosexual debe permanecer en gracia con Dios siempre. Bastante tiene un homosexual cristiano de a bien el de combatir su tendencia para llegar a alcanzar un camino de santidad. Es decir, el homosexual (al igual que cualquier heterosexual ) debe dejar este mundo arrepintiéndose de sus pecados y de preparar su alma limpia hacia Dios, cosa que muchos homosexuales se autocondenan, esos que son libertinos y que se prestan a la abominación y a la inmundicia en el día del orgullo gay.

    Lo que dice este mal sacerdote que atenta contra la moralidad dictaminada por Dios, el que los sacerdotes deben de salir del armario, es inaceptable. Un sacerdote, si es homosexual, no debe de explayarse ni decir a los cuatro vientos su condición, porque al hacerlo es reconocer que se presta a unirse a las reivindicaciones del orgullo gay y es, a su vez, tender a valorar lo mundano de esta vida sin buscar lo celestial. Un sacerdote homosexual lo que debe de hacer es cumplir fielmente su Magisterio adquirido, ser fiel a la Doctrina de Cristo y hacer cumplir la voluntad del Padre cumpliendo sus Preceptos. Aquel sacerdote que ejerciendo su Ministerio Sacerdotal se inclina en ejercer deliberadamente las practicas homosexuales de forma clandestina sea anatema. Así de simple. Pero si es fiel a su castidad, si es consecuente con su fe y cumplir con Dios…no hay problema. ¿Cuantos sacerdotes heterosexuales hacen también practicas abominables? No son pocos, que se diga y no son “mejores” pecadores que los sacerdotes que pudiesen ser homosexuales.

    ¿A mi quién no me dice o quien me puede asegurar con certeza que Dios no halla llamado a un homosexual ( a la vocación ) para que desempeñe el magisterio Sacerdotal?

  21. JUAN NADIE dice:

    Esto lo dice a ver si así aumentan sus posibilidades de pillar cacho. Menudo elemento.

  22. Teresa dice:

    Don Oscar

    Gracias por sus comentarios.
    Estoy de acuerdo que una persona que sufra un impulso de atraccion por el mismo sexo pero que los supera mediante el estado de pureza puede alcanzar la Santidad y ademas puede ser un excelente misionero como es el caso de Ruben un hombre mexicano que tuvo una locucion de Jesucristo que lo llamaba a hacer cosas grandes y ha fundado una plataforma para ayudar a personas que sufren AMS para que vivan la castidad y la vocacion a la santidad.

    Opino lo mismo que Benedicto XVI El caso de la vocacion sacerdotal es distinto porque requiere de hombres sin impulsos arraigados contra naturaleza. Es decir hombres libres que van a ser padres espirituales.

    Un sodomita esta impedido.
    Una persona casta que sufre impulsos contra natura no es idonea..porque como lo dice el catecismo son impulsos desordenados.. podria incluso implicar un deseo de identificarse como una mujer?
    La vocacion se dirige a un hombre..bautizado..
    AMS puede superarse..y ese camino implica la identificacion de la persona con su propia sexualidad.. Ruben dejo de tener caracter femenino poco a poco..aunque lo primordial fue consagrarse a Dios..vivir la castidad y coresponder al amor de Cristo.

  23. Miguel dice:

    Ayudaría a los católicos, sr. Martin, pero a discernir, y elegir bien a sus sacerdotes. ¿Cómo un cristiano puede defender la práctica homosexual? ¡Y dentro del clero más encima! Honestamente es incomprensible, ¡qué perversidad! Ciertamente los que nos precederán en el Reino no serán éstos, sino los arrepentidos y penitentes.

  24. abdel dice:

    Yo creo que si desde un principio la Iglesia Católica hubiese permitido el matrimonio entre sacerdotes, monjas, u otros clérigos prohibiendo el celibato, la situación seria otra, se hubiera evitado la pederastia, la homosexualidad en sus diferentes formas.
    por mas que buscamos la santidad, estamos sujetos a cometer desatinos de tipo sexual, bien en masturbación (para ambos), él con él, ella con ella, y todo lo hacemos a escondidas y al final todo se descubre, como ha ocurrido hoy día. Por eso ya no hay vocación sacerdotal en la juventud de hoy. Hay un atractivo actual el orgullo gay y aplaudido por autoridades de gobierno y la misma iglesia católica con un silencio de indiferencia
    en cambio no se nos permite predicar el evangelio de Nuestro Señor Jesucristo en las calles y no contamos con el apoyo de las autoridades de gobierno
    es triste y lamentable.

  25. Antonio dice:

    Masonería en la Iglesia

  26. Demanda dice:

    Abdel:

    ¿Quién no le deja predicar el evangelio por las calles? A mi puerta llaman constantemente (últimamente no tanto, afortunadamente), y por las calles me encuentro constantemente a gente que predica el evangelio… Suelen ser Testigos de Jehová o de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Dias. Esos no hacen otra cosa…

    ¿Cree usted que a usted no le dejarían hacer lo mismo? ¿Qué apoyo quiere usted por parte del gobierno para hacer lo que hacen ellos?

  27. Oscar Garjón Zamborán dice:

    Mi querida Doña Teresa, hermana en Cristo Nuestro Señor:

    Pidamos a Dios para que aumente el deseo de aquellos homosexuales que prefieren servir con pureza hacia Dios, que anhelan, como cristianos y creyentes, ofrecer su castidad, que rechazan con contundencia -a pesar de su condición- todo cuanto significa el orgullo gay y su reivindicación abominable. Son tan almas de Dios como las de los heterosexuales que debemos ayudarles a que sean fuertes con la lucha interna que tienen en su condición. Recemos por aquellos homosexuales que entablan una lucha interior contra las tentaciones del diablo que los quiere llevar a su perdición, como los ha llevado a todos esos pérfidos homosexuales que se han dejado arrastrar por la perfidia amoral creando el día del orgullo gay. Con nuestras oraciones, nuestra Fe y nuestro ímpetu en la oración es como podemos ayudarles a que no se unan a esa demagogia y falso victimismo que induce en realidad en la práctica de una naturaleza emanada del mismo demonio.

  28. Teresa dice:

    https://m.youtube.com/watch?v=rRLRYLzc44I

    Muchas gracias por sus profundos comentarios Don Oscar.
    Juan Pablo II halago a una plataforma catolica Courage Latino de acogida y acompañamiento a nuestros hermanos que sufren atraccion por el mismo sexo AMS.. para alcanzar la santidad.

    El origen de esa atraccion puede deberse a heridas en el alma y carencias afectivas de los padres..pues buscan llenar ese afecto del padre en una pareja que les pide a cambio su cuerpo y sexualidad..esas heridas se pueden sanar con la gracia de Dios y con ese acompañamiento.
    Lo que puede llevar a la esclavitud del pecado y la infelicidad es negar esas heridas y alejarse de Cristo.

    Le dejo ese testimonio de un gran evangelizador rescatado por Cristo de un prostibulo.

  29. José dice:

    Lo puso el papa en el cargo porque la mitad de la curia de la iglesia católico piensa lo mismo, para que vaya preparando el terreno hacia el cambio que se avecina, hay que ir preparando el terreno para evitar una ruptura, aún así cuando la iglesia de el paso, (10 años, 50, 100??), habrá un grupo de puritanos que se separarán, pero eso no importa, la iglesia continuará sin ese lastre de fariseismo

  30. Teresa dice:

    Don Oscar perdon me equivoque de enlace el que puse es terrible es de mezcla de religiones con el Papa..

    Este enlace es el testimonio de Ruben Garcia..cuyo apostolado fue bendecido por Juan Pablo II cuando dijo Ustedes hacen el Trabajo de Dios a Courage Latino.

    No se lo pierdan

    https://m.youtube.com/watch?v=y_XQlBZa64w

    Ruben tambien explica que ideologia de genero es una gran mentira.

  31. Oscar Garjón Zamborán dice:

    Gracias Sra. Teresa. Veré el enlace con mucho gusto. Dios la bendiga y le colme de gracia. Un abrazo.

  32. JOSE LUIS dice:

    Dice usted que dijo Franacisco ¿QUIEN SOY YO PARA JUZGAR? y me pregunto sobre
    las palabras de Cristo,Aquienes perdonéis los pecados le serán perdonados,y a los que se los retengais, les serán retenidos.Es que tienen que conocer ustedes los pecados para poder perdonar o retener, hasta que haya conversión.porque según usted Dios te perdona y no pasa nada.La conversión no es necesaria.
    Dice también y anima a que todos los sacerdotes gays salgan del armario y no tengan miedo a su orientación sexual,ni a la ideología de genero LGTB y el orgullo gay que es sano para el desarrollo del sacerdote.
    Creo si no entendí mal a Francisco que de ahora en adelante los sacerdotes con tendencias homosexuales tendrán que pasar un examen psicológico a fondo para evitar encontrarnos con los miles de abusos que han levantado ampollas en la iglesia y en muchas familias.Así que me parece muy bien que vayan saliendo del armario y pasen por el examen psicológico, y si van a seguir cometiendo abusos porque sus tendencias no las controlan,se salgan de sacerdotes y harán un gran favor a Dios y a la Iglesia
    Por favor no incida mas en esta materia que con gente como usted no le hacen falta enemigos a la iglesia.

  33. Javi dice:

    No existen personas homosexuales, eso es una falacia de la ideología de género. Las personas son de sexo masculino o femenino basta. El género se les aplica a las cosas u otras realidades y a algunas se les puede aplicar los dos, y se puede decir “el mar” o “la mar” como quieras, pero con las personas no o es “el” o es “ella”. Entonces lo que hay es hombres con tendencia homosexual, que habrá que ayudarles a corregir ( uy, ya me van a acusar de homófono)

  34. quintacolumnistashunter dice:

    Al James éste de sonrisa bujarrona no le doy yo la espalda ni harto de vino. Me suena que iba en la carroza principal del Orgullo.

  35. El gato con botas dice:

    ¿ Lo que quiere decir este sacerdote jesuita es que tenemos que saber quien el sacerdote que hace mamadas, o la religiosa que come chochos?

  36. Catholicus dice:

    La Compañía de Jesús debería fletar carroza propia el año que viene.

  37. Oscar Garjón Zamborán dice:

    No sé Sr. Javi, me he perdido. Dice usted que no hay homosexuales, sólo la tendencia. Yo pregunto. Los individuos que tienden a la borrachera…¿no son borrachos? Explíquemelo, por favor, que me he quedado patidifuso.

  38. uno dice:

    Qué coñazo de postconcilio. ¿Hasta cuándo durará?. Ni estará muy bien escrito cuando se malinterpreta tanto.

  39. José dice:

    Ese James es un adelantado a su tiempo, dentro de cincuenta años esa será la doctrina de la iglesia católica, para eso le han puesto ahí, y el que no esté de acuerdo sirmpre puede fundar su propia secta al estilo de los evangélicos

  40. Isela dice:

    La parábola que más me acercó a Cristo es la parábola del buen samaritano. Aprendí que todos somos iguales, que no hay gente menos que otra y que el mejor prójimo puede ser aquel que es diferente a nosotros.
    Estoy totalmente de acuerdo con el obispo.

  41. Jesús dice:

    Salgan, salgan, salgan del armario y entren en un monasterio bien alejado. Recen, recen, recen todo el día

  42. Jesús dice:

    Por cierto , en cuanto a la famosa frase ¿quien soy yo para juzgar? no pudo ser mas desafortunada. Naturalmente que tiene que juzgar. No estas para otra cosa que juzgar y corregir el rumbo del rebaño. En mi opinón Santo Padre, esta Vd solo para eso.

    Lo que el Papa quisó decir y seguramente se trabucó fue : ¿quien soy yo para CONDENAR?

    Juzgar debe de juzgar todo y en todo momento. Corregir debe de corregir en todo momento. No se puede conducir un rebaño sin juzgar en cada momento cual es el mejor rumbo. Ahora bien, de emitir sentencia no se debe de inmiscuir nadie salvo Jesucristo, pues solo el conoce el fondo de todo.

    ¿Está claro?

  43. Echenique dice:

    Jesús, si el Papa quiso decir otra cosa habría aclarado lo que quiso decir. No lo ha hecho, ergo .. Es más ha nombrado a este impresentable para preparar el camino hacia la bendición de la sodomía. está clarísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: