Una feminista contra la ‘moda transgénero’: ‘Los bloqueadores de la pubertad son una violación criminal de los derechos humanos’

Loaded from PIW/piw1/DTNE/DTJSG/8527/PHOTO_CD/IMAGES/ on 011297...pic by jeff gilbert.POST-FEMINIST CAMILLE PAGLIA AT THE QUEEN ELIZABETH HALL TONIGHT WHERE SHE IS GIVING A LECTURE .
|

Camille Paglia es una crítica social, intelectual, escritora y profesora estadounidense que en más de una ocasión ha condenado la imposición de la ideología de género en nuestra sociedad. A pesar de ser lesbiana y atea, mantiene un discurso que se opone al discurso oficial promovido por el colectivo LGTB.

«Condeno el crecimiento de la prescripción de los bloqueadores de la pubertad cuyos efectos a largo plazo son desconocidos para los niños. Considero esta práctica como una violación criminal de los derechos humanos». Han sido las palabras de Camile Paglia, una feminista lesbiana muy conocida en Estados Unidos.

Paglia es una crítica social, intelectual, escritora y profesora estadounidense que en más de una ocasión ha condenado la imposición de la ideología de género en nuestra sociedad. A pesar de ser lesbiana y atea, mantiene un discurso que se opone al discurso oficial promovido por el colectivo LGTB.

Camille, primera mujer en declararse lesbiana en la Universidad de Yale y actual profesora de humanidades y de estudios sobre medios de comunicación en la Universidad de las Artes en Filadelfia, ha defendido durante una entrevista que «nada define mejor la decadencia de Occidente para los yihadistas que nuestra tolerancia hacia la homosexualidad abierta y la moda transgénero de ahora».

A sus 70 años, la feminista explica que «resulta irónico que los liberales que se posicionan como defensores de la ciencia cuando se trata del calentamiento global huyen de toda referencia a la biología cuando se trata de género».

«La verdad biológica es que los cambios de sexo son imposibles. Cada célula del cuerpo humano permanece codificada con el sexo de nacimiento para toda la vida. Las ambigüedades intersexuales pueden ocurrir, pero son anomalías del desarrollo que representan una pequeña proporción entre todos los nacimientos humanos», ha defendido.

Asimismo, se ha manifestado en contra de cualquier tipo de acoso o abuso al tiempo que ha señalado que «nadie merece derechos especiales, protecciones o privilegios sobre la base de su excentricidad».

También ha explicado que las grandes beneficiadas de la campaña por normalizar la transexualidad son las multinacionales farmacéuticas, que «van a contar con más personas que necesitarán medicarse durante toda su vida para evitar que la naturaleza siga su curso».

Por último, tal y como recoge LifeSite News, Paglia ha arremetido contra la intención de los gobiernos de obligar por ley a los ciudadanos a llamar a las personas hombres o mujeres según el sexo con el que cada uno se sienta identificado.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
1 comentarios en “Una feminista contra la ‘moda transgénero’: ‘Los bloqueadores de la pubertad son una violación criminal de los derechos humanos’
  1. Como persona transexual contraria a la ideología de género, me llama la atención lo que parece la moda a a la que se refiere
    la autora. No es una moda, es una política, tendente a des-generizar a la actual generación para imponer una igualación personal absoluta.
    En este sentido, se tiende a hacer un derecho de transexualidad, abierto a quien lo desee y reconocido por la ley, cuyo efecto puede ser atender a las peticiones voluntarias sin enjuiciar médicamente ni siquiera afirmativamente los desajustes psicobiológicos que las personas transexuales hemos considerado el centro de nuestra condición.
    Se trata de afirmar, por el igualitarismo de género, que toda voluntad de cambio transexual, una vez expresada, sea obligada, incluso en menores, al margen de cualquier indecisión personal o análisis de alternativa que encubra una enfermedad mental. Temo que se pretenda excluir la capacidad de decisión conforme a los consensos médicos, establecidos hasta ahora, es decir, que la política sustituya a la ciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles