PUBLICIDAD

Drag queens inundan las bibliotecas de Nueva York para adoctrinar a los niños

|

Se acabaron los cuentos que hablan de piratas buscando un tesoro perdido, de hadas y elfos en un bosque encantado o de un niño que nunca crece y sabe volar. La llamada “Hora del Cuento Drag Queen”, es justo lo que parece ser, hombres disfrazados de mujeres leyendo cuentos a niños pequeños.

“¿Quién quiere ser una Drag Queen cuando crezca?”, es la pregunta que dirige un hombre vestido de mujer a un grupo de niños pequeños en una biblioteca de Brooklyn. Segundos más tarde, la mayoría de los niños presentes, junto a varios padres, levantan la mano.

Se acabaron los cuentos que hablan de piratas buscando un tesoro perdido, de hadas y elfos en un bosque encantado o de un niño que nunca crece y sabe volar. Además de en las aulas de los colegios del país, la ideología de género pretende adoctrinar a los más pequeños también en las bibliotecas de la ciudad de los rascacielos.

Según ha informado la web Life Site News, la llamada “Hora del Cuento Drag Queen”, -una iniciativa que se repite una vez al mes-, es justo lo que parece ser, hombres disfrazados de mujeres leyendo cuentos a niños dos años en adelante.

Tal y como recoge la página web que publicita este evento, “los talleres apuestan por la imaginación y el papel de la diversidad de género en la niñez, dándoles a los niños la valentía para que miren más allá de los estereotipos de género y que se exploren a ellos mismos. En espacios como este, los pequeños son capaces de conocer a personas que desafían las rígidas restricciones de género e imaginan un mundo donde la gente puede ser quien quiere ser”.

Estos encuentros forman parte de una iniciativa llevada a cabo desde el pasado otoño por una asociación de drag queens cuyo objetivo no es otro que adoctrinar a los más pequeños en la ideología de género a través de la lectura.

Cabe destacar que algunas bibliotecas de San Francisco y Los Ángeles también han sucumbido a lo políticamente correcto y han querido incluir este tipo de talleres en sus bibliotecas públicas.

8 comentarios en “Drag queens inundan las bibliotecas de Nueva York para adoctrinar a los niños
  1. Vaya por Dios… ¡¡¡Adoctrinar a los niños!!! ¿Cómo se atreven? Los únicos con licencia para adoctrinar son los sacerdotes, los catequistas y todos los demás adoctrinadores profesionales de la Iglesia Católica.

    ¿Por qué no dejamos tod@s, un@s y otr@s, a l@s niñ@s en paz?

  2. Esto no es adoctrinamiento, es simplemente corrupción de menores . Es un tema del que se habla muy poco, pero la mayoría de LGTB, no nacen sino que se hacen . Por eso tienen tanto interés en infiltrarse en la educación infantil.

  3. Aquí encontramos al ser humano desconociendo el principio de no contradicción enseñado por Santo Tomás de Aquino que dice que una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo respecto.
    Esto lo desconoce en el campo de las leyes naturales relacionadas con el hombre y la sociedad, pero no así en las ciencias naturales, las matematicas, en las ciencias duras. Sin reconocer este principio, en las ciencias duras, el hombre jamás habría llegado a la revolución cientifica y tecnologica.
    Esto es signo de degradación del ser humano al actuar con un doble estandar frente a un conocimiento y al otro. Nada más que pecado y contra el Espīritu Santo.

  4. Y en la publicidad de este show indican que servira para que los niños puedan romper”valientemente” con los estereotipos de género y ser libres en su elección. De la misma manera, también, los malvados invitan al alcoholismo, a la droga, a la pornografía, ya que esto es de “valientes”, es de “hombres”.
    Simplemente siniestro!

  5. Sencillamente repugnante. No cabe duda alguna que esta civilización está en franca decadencia y ya sabemos lo que ocurre cuando un Imperio o una nación entran en esa fase. Lo triste es que por todo el mundo se manifiesta en forma descarada la corrupción moral, siendo esta exteriorización una pequeña muestra. Por tanto, nadie se sorprenda si en cualquier momento inician los juicios de Dios contra las naciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles