Infovaticana
“Fátima, Altar del Mundo”
a3

“Fátima, Altar del Mundo”

Aciprensa
13 Mayo, 2017

En el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, Mater Mundi difunde el documental “Fátima, Altar del Mundo”, con una crónica desde el propio pueblo donde la Virgen se apareció a tres pastorcitos. 

Aciprensa– Con ocasión de los 100 años de las apariciones de la Virgen María en Portugal,  el canal de televisión online Mater Mundi ha producido el documental titulado “Fátima, Altar del Mundo”.

“Con una crónica desde el propio pueblo donde la Virgen se le apareció a tres pastorcitos, el reportaje lleva al espectador a través de un viaje donde la historia, los testimonios y el sentido eucarístico de las apariciones toman relevancia a través de los propios peregrinos que cuentan su experiencia desde el lugar santo”, indican los realizadores del documental.

El cortometraje fue grabado en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima en Portugal. Muestra imágenes de celebraciones como la procesión de las velas, misas y momentos de oración de los peregrinos.

También incluye entrevistas a diversos expertos que explican el contexto, la importancia y la trascendencia de las apariciones a los pastorcitos Lucía, Francisco y Jacinta.

Además se ve diversos lugares importantes como la Capilla de las Apariciones, las tumbas de los Beatos Francisco y Jacinta, la casa donde vivió Sor Lucía y la zona donde se apareció el Ángel a los niños.

Aciprensa


3 COMMENTS ON THIS POST To ““Fátima, Altar del Mundo””

  1. Máximo. dice:

    Espero y deseo que la Virgen de Fátima le ilumine y le convierta al catoliciscmo y así, defienda a los cristianos, evangelice al mundo y no siga siendo una piedra permanente de escándalo anticristo y antireligión católica.

  2. María R dice:

    En la primavera de 1916 se aparece por primera vez el ángel a los pastorcillos de Fátima (…) ” Vimos una luz más blanca que la nieve, con la forma de un joven , algo transparente , tan brillante como un cristal en los rayos de sol (…) “No tengais miedo. Soy el Ángel de la Paz . Orad conmigo”. El se arrodilló doblando su rostro hasta el suelo. Con un impulso sobrenatural hicimos lo mismo , repitiendo las palabras que le oimos decir: “Dios mio, yo creo en Vos, yo os adoro, yo espero y yo os amo. Os pido perdón por los que no creen , no esperan , no os adoran y no os aman” Después de repetir esta oración tres veces , el ángel se incorporó y nos dijo “Orad de esta forma. Los corazones de Jesús y María están listos para escucharos” Y desapareció. Nos dejó en una atmósfera de lo sobrenatural que era tan intensa que estuvimos largo rato sin darnos cuenta de nuestra propia existencia. La presencia de Dios era tan poderosa e íntima que aún entre nosotros mismos no podíamos hablar. (…) . El efecto que esta aparición del ángel tuvo en los niños , fue diferente del que les produjo la aparición de la Virgen María al año siguiente y así lo cuenta Lucía : “No sé por qué , pero la aparición de la Virgen produjo en nosostros efectos muy diferentes que los de las visitas del ángel. En las dos ocasiones sentimos la misma felicidad interna , paz y gozo, pero en vez de la posición física de postrarse hasta el suelo que impuso el ángel, Nuestra Señora trajo una sensación de expansión y libertad, y en vez de este aniquilamiento en la presencia divina, deseábamos solamente exultar nuestro gozo. No había dificultad al hablar cuando Nuestra Señora se apareció, había más bien por mi parte , un deseo de comunicarme “. Esta diferencia puede tal vez ser explicada de la siguiente manera : Los ángeles cualquiera que sea su coro tienen en común con Dios una naturaleza espiritual , no meclada con la materia. La bondad de su ser , llena de justicia divina de acuerdo con el nivel de gloria dado a cada uno, irradia esa santidad sin mediación , por tanto proporcionada a la capacidad de los seres humanos para experimentarla. (…) Sin embargo cuando se aparece Nuestra Señora, aunque su gloria es mayor a la del más alto serafín, su naturaleza humana cubre esa gloria, así como pasó con la naturaleza de Nuestro Señor, incluso después de la Resurrección. Continúa Lucía : Sus palabras se grabaron tan profundamente en nuestras mentes que nunca las olvidamos, hasta el punto que pasábamos largos ratos de rodillas repitiéndolas ,a veces hasta que nos caímos exhaustos. El relato de las otras dos apariciones del ángel continúa en webcatolicojavier.org

  3. María R dice:

    “Dios mío yo creo en Vos, yo os adoro, yo espero y yo os amo. Os pido perdón por los que no creen, no os adoran, no esperan y no os aman” Ahora está bien. Había invertido los términos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: