‘No se pueden tener dos tipos de cristianismo’

|

El cardenal Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, señala: «Si somos cristianos, somos cristianos. Hay que asumir las consecuencias. Si nos casamos como cristianos, debemos asumir las consecuencias»

En una entrevista concedida al medio portugués Observador, el cardenal Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, asegura que «no se pueden tener dos tipos de cristianismo: uno para una élite, que respeta la palabra de Dios, y otro para otros, a quienes se imponen ciertos derechos y sacramentos, dejando correr la vida tal como es».

«Si somos cristianos, somos cristianos. Hay que asumir las consecuencias. Si nos casamos como cristianos, debemos asumir las consecuencias», ha defendido Müller, al tiempo que ha recordado el deber de respetar la realidad del sacramento que se recibe.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe ha subrayado que el sacramento del matrimonio «es indisoluble por la voluntad de Dios» y «nadie puede cambiar eso». Sobre los católicos que contrajeron matrimonio y después se divorciaron, Müller señala: «Una posibilidad es volver al legítimo esposo o bien renunciar a las relaciones que no son válidas.»

Preguntado por las diversas interpretaciones de Amoris laetitia, el purpurado alemán responde: «No creo que el Papa haya cambiado la doctrina de la Iglesia, la doctrina dogmática no se puede cambiar porque se basa en la Revelación y el magisterio de la Iglesia.»

«El Papa Francisco, en relación con la doctrina del matrimonio, ya ha dicho que es muy clara y que está muy bien formulada y no sólo está relacionada con las palabras de la Biblia, resulta de la doctrina establecida a lo largo de dos mil años», apunta.

En este sentido, Müller sostiene que «no podemos ignorar el Concilio de Trento, por ejemplo, o la doctrina sobre el matrimonio redactada en la [Constitución pastoral] GS resultante del Vaticano II, ni lo que se dice en la [exhortación apostólica] Familiaris Consortio [de Juan Pablo II ], o en la encíclica Caritas in veritate, del Papa Benedicto XVI».

El problema de hoy en día, según señala Müller, es cómo dirigirse al gran número de personas que no entienden la doctrina cristiana en relación con el matrimonio y que comparten otra mentalidad que no es favorable a la vida y prácticas cristianas.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “‘No se pueden tener dos tipos de cristianismo’
  1. Lo deja claro como si fuera una opinion ..pero sigue argumentando que la interpretacion de AL ya la ha dado Francisco y esta es la unica.

  2. No se atreve a encararse con Francisco y cantarle las cuarenta ante la confusión generada, la más grave de la historia de la Iglesia, confusión a la que Müller contribuye desautorizando a los 4 de los dubia. Sarah me parece mucho más digno, muchísimo más.

  3. Si la gente fuera realmente consciente de lo que supone casarse por la Iglesia (como así debería ser), posiblemente habría menos matrimonios canónicos de los que hay……….y esto a la Iglesia tampoco me parece que le haría mucha gracia. Admitimos a casi todos al sacramento cuando lo piden, pero no son capaces de asumir lo que supone y se lo hecemos ver «muy por encima», no vaya a ser que se asusten y se vayan.
    Es el problema pastoral de siempre.

  4. Así es, no se pueden tener dos tipos de cristianismo. El que quiera ser católico, que lo acepte con todas sus consecuencias o no lo sea, que nadie le obliga, porque la nuestra sí que es un religión libre y de paz.
    Si no son capaces de asumir el compromiso del matrimonio, que se casen por lo civil. Aunque claro, dirán que uno siempre se casa enamorado pensando que es para toda la vida y no sabes como te va a salir. Yo, por desgracia, veo algunos que se dicen católicos y sus ideas poco católicas son. La nuestra es una Iglesia apostólica porque se basa en la sucesión de los apóstoles de hace 2000 años, y los apóstoles son los guardadores de la doctrina, no se puede cambiar «por ir con los tiempos que corren».

  5. La Al presenta una practica eclesial que sigue una renovada visión del matrimonio en la que en nada modifica la indisolubilidad.
    Es curioso, por el contrario, que nada se diga ni se presenten denunciuas sobre el c. 1095 (c) que produjo la psiquiartización de los juicios de nulidad canónica. Dicho canon generó una verdadera revolución que continua desde 1983 a la fecha. A nadie se le ocurre decir que San Juan Pablo II convalidó legislativamente una especie de divorcio católico.
    ¿Acaso no recuerdan los 4000 casos es pañoles que solicitaron la nulidad en USA y que hubo que revisarlos en las diócesis de origen? ¿Que pasó con los matrimonios de americanos que fueron declarados nulos sin revisión alguna? ¿Olvidan que el 80% por ciento de las causas son por cuestiones psicológicas que incluyen inmadurez?
    A ver menos rasgarse las vestiduras y tener un poco de memoria. Propongan revisar el Código de Derecho Canonico de San Juan Pablo II.

  6. Es decir que «las élites» respetan la palabra de Dios cuando roban a los que no son «élite» y cuando se pagan con su botín un costoso proceso de nulidad en ROMA.
    jajajaja!
    ¿ Respeta Pujol o los ladrones del PNV, o la Infanta, la palabra de Dios señor Muller? ¿ Sólo por que son » elite » gracias al saqueo?
    ¿¿ Como puede tener la poca vergüenza de mezclar a Jesucristo y el cristianismo con el elitismo ROMANO ??
    ¿Acaso los Borgia respetaban la palabra de Dios?
    ¿Y los Medicis banqueros beneficiarios de un privilegio prácticamente autootorgado?
    Esto es de vergüenza.
    Al parecer sólo los del PNV «respetan la palabra de Dios» por que son ricos con el cupo ladrón con el que saquean a los españoles.
    ¿ Quien quiere ser católico?
    Es ser ROMANO, no CRISTIANO

  7. Una cosa es el cristianismo y otra el romanismo católico. Son dos cosas totalmente opuestas la una a la otra, y por supuesto que es criticable el romanismo católico y catolicista (globalista) de la ladrona elite romana y global de quien este señor dice que » respetan la palabra de Dios»
    Nada hay mas opuesto a Dios que esa élite romana que este señor justifica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles