Infovaticana
La casa de la Virgen María en Éfeso
a3, Noticias

La casa de la Virgen María en Éfeso

INFOVATICANA
19 Marzo, 2017

Después de la Ascensión de Nuestro Señor Jesucristo, María vivió tres años en Jerusalén, tres en Betania, y, al final, nueve años en las cercanías de Éfeso (Turquía). Su casa estaba situada a tres leguas y media de Éfeso.

Web católico de Javier.- Después de la Ascensión de Nuestro Señor Jesucristo, María vivió tres años en Jerusalén, tres en Betania, y, al final, nueve años en las cercanías de Éfeso (Turquía). Su casa estaba situada a tres leguas y media de Éfeso. La Virgen partió de este mundo a los 63 años de edad. En ese lugar, en la actualidad, se encuentra la capilla de la Panaya Kapuli o Kaulu, que en turco significa Capilla de la Toda Pura María.

El 29 de julio de 1891, dos sacerdotes de la Congregación de la Misión (lazaristas) franceses, lo padres Henry Jung y Eugène Poulin, cediendo a las insistentes peticiones de Sor Marie de Mandat-Grancey, la superiora de las Hijas de la Caridad, que trabajaban en el hospital francés de Esmirna (Izmir), salieron en busca de la casa de María, teniendo como guía las visiones de la mística alemana la Beata Anna Katharina Emmerick (1774-1824). Esta religiosa fue beatificada por Juan Pablo II el 23 de octubre de 2004. Desde su lecho de enferma, en un pueblo de Westfalia, en el que transcurrió los últimos doce años de su vida, había recibido las visiones de la vida de Jesús y de la Virgen, recogidas y publicadas después de su muerte por el escritor alemán Clemens Brentano.

Tras muchos esfuerzos y calor, junto a una fuente, los dos sacerdotes misioneros encontraron las ruinas de una casa, que daba la impresión de haber sido utilizada como capilla, y que correspondía perfectamente a la descripción de Emmerick.

El primer peregrinaje a la Casa de la Virgen María tuvo lugar en 1896, cinco años después del descubrimiento de la casa. Dos guías trajeron a peregrinos de Esmirna a Éfeso. La mayoría de ellos hicieron la subida a pie, a caballo o a lomo de burro. Los primeros peregrinos del extranjero vinieron en 1906 conducidos por el profesor Miner y Franco Kayser. Había 47 personas de las cuales 10 eran Protestantes. En 1950, el dogma de la Asunción de Maria fue definido en Roma por el Papa Pío XII. Desde ese momento, el número turistas y peregrinos ha ido aumentado cada año.

Pablo VI visitó Estambul y se dirigió a Éfeso para visitar la casa de La Virgen Santísima el 26 de julio de 1967. Él entró al Santo Lugar escoltado por una multitud que aguardaba afuera, y luego rezó un buen rato frente al altar y luego encendió una lámpara que él mismo trajo en sus manos. Finalmente, obsequió a las hermanas de la Caridad, quienes se encargan de mantener y escoltar ese lugar, con un cáliz de oro para el oratorio.

El Papa Juan Pablo II también fué a visitar la casa de María el 30 de noviembre de 1979, después de su visita oficial a Ankara.

El Papa Benedicto XVI visitó la Casa de la Virgen el 29 de noviembre de 2006.

INFOVATICANA


6 COMMENTS ON THIS POST To “La casa de la Virgen María en Éfeso”

  1. J.M.R. dice:

    Para cuando la visita del Papa Francisco.

  2. Beatriz dice:

    ¡Qué hermosura!

  3. Alejandro​ barzi dice:

    Si no me equivoco , el papa leon XIII creo que tambien fue a la casa , si asi fuera , seria el primero , pero habria que checkearlo

  4. Sebastián Ferril Márquez dice:

    Se debería difundir más la vida, obra , residencia hasta su partida de este mundo de nuestra queridísima Virgen María.

  5. Joel dice:

    Perdonen ustedes,pero tengo la corazonada y no sin fundamento de hechos, que la Virgen María también estuvo y vivió en España posiblemente dos o tres años como mínimo antes de regresar a donde vivió San Juan evangelista, casa conocida como Casa de la Virgen en Éfeso.
    Los arqueólogos no han dado con el domicilio de la Virgen en España, en la región de Aragón concretamente, porque no se han enterado de esa posibilidad, pero aparecerá porque está a la espera de ser hallada y muy cerca se ha andado.
    La leyenda que refiere la aparición “en carne mortal de la Virgen al apóstol Santiago en Zaragoza traída por ángeles” a eso se refiere, acompañando a Santiago que era el “ángel” o anunciador de Cristo Jesús.
    Hay razones suficientes y pistas para saber cómo y porqué España, al extremo del mundo occidental en conexión con las islas británicas e irlanda. A no olvidar que antes de la invasión de los bárbaros anglos de la Gran Bretaña ya sus habitantes eran cristianos en buena parte como queda claro en la resistencia de los nativos contra los invasores y que el papa san Gregorio I, a instancias de una reina franca nativa española, trató de aunar enviando a monjes benedictinos romanos presididos por quien llegaría a ser primer obispo de canterbury, San Agustín.
    A tener presente que el cristianismo de España y las Islas Británicas en las que se incluye Irlanda, así denominadas por sus habtantes bretones o sea celtas antes de la invasión anglosajona germánica, era un cristianismo apostólico pero no de origen romano, anterior a establecerse San Pedro en Roma. Luego cobra toda la fuerza de implantación cristiana a resultas de los dos o tres años en que predicó Santiago hasta que el emperador Claudio expulsó a los judíos (varones) de Roma y dominios de Occidente; pero pudo quedar la Virgen María más tiempo. Y así se explicaría nuestra filial devoción y amor entrañable por ella que nos dejó la FE y la fidelidad permanente a pesar de los empeños milenarios diabólicos de exterminarla, también ahora, de nuestra Patria.

  6. Mari GImenez dice:

    Yo estube alli en Octubre en Efeso ,y para mi fue una cosa maravillosa ,esa casita , me emocione muchisimo al pensar que la virgen Maria habia vivido alli los ultimos años de su vida , realmente conmovedor

Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: