PUBLICIDAD

Los exdiputados provida del PP lideran la oposición a los ‘vientres de alquiler’

|

Piden que en la ponencia social del PP “conste expresamente la prohibición de la práctica de los vientres de alquiler por ser un atentado a la dignidad de las mujeres y una forma de explotación”. 

La Gaceta/R. C-M

Dos frentes en el Congreso Nacional que el Partido Popularcelebra el próximo mes de febrero. Por un lado -en el que está por ejemplo el vicesecretario sectorial Javier Maroto– debatir la legalización de los vientres de alquiler. Se sitúan junto a él nombres relevantes del partido como Esperanza Aguirre. Por el otro lado, quienes consideran esta práctica -ilegal hasta ahora en España- una forma de explotación que atenta contra la dignidad de la mujer y del hijo.

Y es en este segundo lado en el que se sitúan exdiputados populares como Lourdes Méndez, Luis Peral o José Luis Sastre, todos ellos compromisarios en el próximo Congreso, que piden apoyo para la aprobación de la enmienda contra la legalización de esta “maternidad subrogada”.

Así, esperan el apoyo de los compromisarios del Congreso para que en la Ponencia Social del PP, “conste expresamente la prohibición de la práctica de los vientres de alquiler por ser un atentado a la dignidad de las mujeres y una forma de explotación de las mujeres que convierte a los niños en mercancía”.

“Es tráfico de personas que convierte a los niños en productos comerciales. Un producto de mercado que se encarga, se compra, se vende e incluso se devuelve y se cambia si no satisface al cliente”, denuncian quienes durante la pasada legislatura lideraron la batalla provida para que el PP modificara la actual ley del aborto -socialista y ratificada por la vía de la omisión por el PP de Rajoy-. Su oposición al aparato de Moncloa les costó el escaño -ninguno estuvo en las listas de las generales-, pero continúan su batalla para evitar que el PP acabe asumiendo todos los postulados progresistas sobre la vida y la dignidad humana.

Por eso, recuerdan en su enmienda que la maternidad subrogada es “en la mayoría de los casos, un atentado a la dignidad de mujeres desfavorecidas de países pobres por parte de personas con recursos de países ricos. Y también a mujeres vulnerables y sin recursos de países occidentales”. “Es -continúan- por su propia naturaleza, fuente de explotación, abuso y tráfico de personas, y no sólo en países en desarrollo”.

Las secuelas de la maternidad subrogada

“En muchos países la gestación subrogada se encuentra unida a las redes de prostitución, ofreciendo a las mujeres un trabajo respetable o el pasaporte a cambio de la subrogación”, añade esta oposición popular que recuerda también como “la maternidad de alquiler produce secuelas psicológicas en la mujer”. Y es que, explican, cualquier mujer que haya sido madre conoce perfectamente la profunda interrelación psíquica y física entre la madre y el hijo durante el embarazo, un vínculo que no se rompe tras el parto. “La madre de alquiler va a sufrir todo el peso de la explotación y de la separación del bebé. Una separación que también puede afectar al desarrollo psicológico del niño, y más aún cuando conozca su origen”.

En este sentido, denuncian que la legalización de esta práctica ignora el interés superior del menor, clave de toda regulación que deba afectarle. “Se gesta un niño por el exclusivo interés de unos adultos”.

Selección de sexo y raza en la maternidad subrogada

La gestación subrogada, además, lleva consigo pruebas y requisitos personales que pueden incluir la selección de sexo y raza. “Se han dado casos de niños con malformaciones o del sexo no deseado que han sido rechazados o se ha exigido que fuesen abortados”.

Los riesgos psicológicos para los padres “contratantes” o la inseguridad jurídica que representa que puedan llegar a ser seis los adultos que reclamen la paternidad de cada bebé nacido de un vientre de alquiler hacen de la maternidad subrogada una práctica, explican, “contraria a la ecología humana”.

Leyes sobre la maternidad subrogada

Prohibida expresamente en países como Francia, Italia, Alemania, Suiza, Austria, Suecia y Finlandia, la maternidad subrogada no es legal en España y el Congreso votó en contra de legalizar esta práctica en octubre de 2015.

PUBLICIDAD

El Consejo de Europa aprobó en 2012 una Declaración escrita manifestando que “la subrogación es incompatible con la dignidad de las mujeres y los niños involucrados y una violación de sus derechos fundamentales”. En julio de 2014, se presentó en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa una Moción para Resolución que considera la maternidad subrogada una vulneración de la dignidad de la mujer que presta su cuerpo y su función reproductiva como mercancía.

El 17 de Diciembre de 2015, el Parlamento Europeo aprobó, en su Informe Anual sobre Derechos Humanos y la Democracia en el Mundo, una enmienda por la que la Eurocámara “condena la práctica de la gestación por sustitución, que es contraria a la dignidad humana de la mujer, ya que su cuerpo y sus funciones reproductivas se utilizan como una materia prima” y “estima que debe prohibirse esta práctica, que implica la explotación de las funciones reproductivas y la utilización del cuerpo con fines financieros o de otro tipo, en particular en el caso de las mujeres vulnerables en los países en desarrollo, y pide que se examine con urgencia en el marco de los instrumentos de derechos humanos”. La enmienda se aprobó por una mayoría abrumadora y transversal. El Consejo de Europa ha debatido y votado hasta cinco veces de forma negativa el informe Sutter, que se presenta como un modelo para proteger los derechos de los niños nacidos mediante la técnica de los vientres de alquiler pero que, de hecho, pretendía abrir el camino en Europa a esta práctica.

4 comentarios en “Los exdiputados provida del PP lideran la oposición a los ‘vientres de alquiler’
  1. Algunos depravados en el PP, no es que actúen de manera acomplejada, es que son seres de una vileza inagotable, que traicionan al partido y a su electorado, poniéndose deliberadamente al servicio de intereses inconfesables, empezando por el matrimonio Aznar. Mientras estos personajes no sufran un revolcón electoral que les mande de vuelta a sus casas, no hay esperanza. Hay que construir una nueva propuesta lejos de gentuza como rajoy y sus vices, feijoo, aguirre y la nueva/vieja adquisición cifuentes. Sólo Podemos defiende los derechos de la madre subrogada a quedarse finalmente con su hijo ¡qué vergüenza! ¡a dónde tenemos que llegar!!!

  2. El problema es el egoísmo disfrazado , q nos hace tomar medidas inhumanas , y si como en el caso de ser de raza, etnia, sexo o rasgos diferentes al acordado, se aborta y a intentarlo de nuevo aunque sea con otra gestante. ¿Que pensarían los niños al ser mayores y descubrir como nacieron?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles