PUBLICIDAD

¿Quién es Manuel José Macário do Nascimento Clemente?

Descubra la biografía y obra de Manuel José Macário do Nascimento Clemente, cardenal y patriarca de Lisboa. Toda la información de la Santa Sede y la Iglesia, a tu alcance.
|

Manuel José Macário do Nascimento Clemente es un Cardenal de la Iglesia y 17º Patriarca de Lisboa. Actualmente es el Presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa y a lo largo de su vida ha ostentado numerosos cargos.

Nación en el municipio portugués de Torres Vedras, en San Pedro y Santiago, un 16 de julio de 1948. Su inclinación por la religión le hizo matricularse en la Facultad de Letras de Lisboa. Allí concluyó sus estudios en Historia.

La formación de Manuel José Macário do Nascimento Clemente

Posteriormente ingresaría en el Seminario Mayor de Groves, en 1973. Continuó formándose en la Universidad Católica Portuguesa, donde en 1979 se graduó en Teología, misma asignatura en la que consiguió el doctorado décadas más tarde, en 1992. Cabe destacar que desde 1975 es profesor de Historia de la Iglesia en esta universidad.

Un 29 de junio de 1979 recibió su ordenación sacerdotal y emprendió su ministerio en la Parroquia de Torres Vedras y Runa. Durante esa época fue miembro del equipo de formación del Seminario Mayor de Olivais, desde 1980 hasta 1989, cuando pasa a ser vicerrector para ser, definitivamente, rector en 1997.

El 6 de noviembre de 1999, a las puertas del nuevo milenio, ocupó el cargo de Obispo Auxiliar del Patriarcado de Lisboa, con el título de Pinhel. Su ordenación episcopal se produjo el 22 de enero del año 2000.

17º Patriarca de Lisboa

Siete años después se trasladó a la diócesis de Oporto, donde fue designado obispo hasta que se convirtió en el 17º Patriarca de Lisboa un 18 de mayo de 2013. Entre otros cargos ha sido Presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa desde el 19 de junio de 2013, o miembro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales desde 2011.

Su Santidad el Papa Francisco anunció su creación como cardenal el 4 de enero de 2015. Un mes más tarde, el 14 de febrero, recibía su nuevo título de Príncipe de la Iglesia. Ha sido galardonado con varios premios, como el de la Gran Cruz de la Orden de Cristo.

En el año 2009, fue reconocido con el Laureado Pesssoa, motivo por el que concedió una entrevista al medio portugués Expresso, donde compartió su visión en diferentes asuntos, como el desempleo o la homosexualidad.

Su opinión sobre el desempleo o la homosexualidad

Declaró que es difícil ser feliz en una sociedad donde no hay empleo, en referencia a la difícil situación que atravesaba su país por aquel entonces. «La realización de una sociedad feliz es la realización de una sociedad con trabajo. No tengo ninguna duda de que cualquier infelicidad que muchos portugueses tienen está relacionada con las dificultades para obtener trabajo», afirmaba el cardenal.

La vida no se puede definir en términos de placer»

Monseñor do Nascimento considera que «la vida no se puede definir en términos de placer». Y como ejemplo pone la parábola de los talentos: «con la visión evangélica de la vida según la cual cada uno de nosotros debe realizar lo que puede, en beneficio no sólo personal, sino colectivo». 

En cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo, el Cardenal espetaba que «para quien entiende el matrimonio como un sacramento, las cosas tienen otro significado. Soy cristiano, pero esta cuestión la abordo desde una perspectiva humana. La humanidad escogió: Desde que el hombre tiene conciencia de sí mismo (…), siempre hay uno o dos factores comunes: hombre y mujer». 

PUBLICIDAD

Una pareja del mismo sexo está disminuida en su capacidad de transmitir valores universales»

«Una pareja de personas del mismo sexo está disminuida en su capacidad de transmitir valores universales», sentenció el portugués durante la conversación con el medio digital, donde también mostró su preocupación por la falta de sacerdotes. «Somos pocos sacerdotes, es preocupante y desafiante. No nos permite tener el tipo de asistencia sacerdotal a las comunidades propias de otros tiempos». 

Algo que el religioso afronta como un desafío: «Para que sobrepasemos el tipo de implantación eclesial casi basada en la presencia del sacerdote. Debería de haber una participación activa de los cristianos de cada comunidad en el conjunto del trabajo pastoral. Después está el factor ambiental. Esto es, el significado religioso, luego confesional, de la existencia ligado a la Iglesia Católica concretamente hoy no es tan patente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles