PUBLICIDAD

El marroquí que incendió la iglesia de Fontellas, detenido de nuevo tras atacar una cruz en Ribaforada

|

El acusado, que fue puesto en libertad y solamente se le prohibió acercarse a iglesias católicas a pesar de haber asegurado “no arrepentirse”, ha sido detenido de nuevo este miércoles por agentes de la Guardia Civil.

El marroquí que fue detenido la semana pasada en Tudela por incendiar la iglesia de Fontellas y puesto en libertad al día siguiente, ha vuelto a realizar otro acto cristianófobo. En esta ocasión ha sido detenido por la Guardia Civil tras una denuncia del párroco de Ribaforada (Navarra), que aseguraba que la cruz del tejado de la iglesia de dicha localidad había sido derribada.

El detenido de origen marroquí ha confesado de nuevo los hechos y pasará a disposición del juez de Tudela en las próximas horas. La Guardia Civil le imputa ahora delitos de quebrantamiento de sentencia de juzgado y un delito de daños contra patrimonios históricos.

Cabe recordar que el juez solamente acordó el alejamiento de centros religiosos católicos al autor del incendio a pesar de que éste aseguró no arrepentirse y “haberse ganado el cielo” tras quemar la Virgen y parte del templo de la iglesia de Fontellas.

Según el juez, el alejamiento dictado fue una medida “cautelar” ante “una situación objetiva de riesgo” ya que, tras un viaje del sospechoso a su país de origen, Marruecos, la Policía detectó un “cambio de actitud”, al pasar de “un vida totalmente normal” y “sin incidentes conocidos”, al ataque a la iglesia de Fontellas, que causó un daño material y moral.

 

 

 

5 comentarios en “El marroquí que incendió la iglesia de Fontellas, detenido de nuevo tras atacar una cruz en Ribaforada
  1. Nada, y volveran a dejarlo en libertad y el seguira destrozando y quemando. Esta visto que este pais atacar a lo catolico sale gratis y parece que aun más si eres musulman.
    ¿Que hubiera pasado si se hubiese atacado una mezquita? acordaros el revuelo que se monto porque encendieron unas bengalas al lado de la mezquita de la M-30.
    ¿Y es solo uno, que pasara cuando 10, 20..50 o 100 se dediquen a lo mismo?

  2. Esto ya empieza a tomar tintes muy preocupantes. Este musulmán , lo primero , a la cárcel, o fuera de España ya. Que se mofe de su p. madre
    Al Gobierno de España, y a lPoder Judicial que se tomen el asunto en serio, porque nos están atacando a los españoles, en nuestra fé, costumbres y tradiciones, independientemente de que la mayoría de españoles hoy no son católicos. Y ningún partido político, ni progres, condenan estas barbaries, pero sí al revés:
    si un español ataca una mezquita en territorio español,( y ojalá nadie lo haga), se tirarían todos los partidos políticos, asociaciones, sindicatos, los ¨progres¨ etc, encima , tachándolo de racista, xenófobo, etc.
    Por tanto , aquí hay un doble rasero muy PREOCUPANTE, que obedece al NOM.

  3. Simplemente está tanteando el terreno puesto que no es el primer ultraje que cometen. La gente se cree que el moro es idiota y que va a inmolarse gratuitamente. En los países europeos con comunidades musulmanas asentadas no tienen ningún sentido asesinatos en masa porque se pondrían a la población en contra. Siguen la misma estrategia que los nacionalistas. Cometerán atentados de poca entidad que no hagan despertar el sentido patriótico de los países de acogida pero que, al mismo tiempo, vayan marcando las pautas a seguir. La mayoría se indignará por unos días pero rápidamente volverá a sus quehaceres. El ritmo de caída demográfica es imparable y ellos lo saben. También saben sumar, de hecho, el álgebra es invención suya.

    La idea está clara, conducir la sociedad “como a corderos llevados al matadero”. Ya lo dijo el cardenal Burke, cuando son minoría, encantadores (el nacionalismo a principios de los 80), pero en cuanto se convierten en mayoría no hay quien los pare. Ni una queja sobre la ideología de género, nada que objetar al divorcio exprés, sin comentarios sobre las comunidades sefardís, ni una palabra sobre libertad religiosa. Y lo peor de todo es que no van cometer los errores de hace 700 años. ¿El único modo para que no haya atentados? Someterse al Islam. Así de fácil y así de sencillo. ¿Y los que llevan años viviendo en España? Silencio, a no ser que convenga lo contrario, porque así es la naturaleza humana. La violencia en dosis digeribles hace milagros. Convierte a los manchegos en auténticos gudaris y a los extremeños en perfectos independentistas. Los movimientos nacionalistas tienen una inercia de décadas pero los político-religiosos de siglos.

    Por este motivo tan necesario es un cuerpo como el de la Guardia Civil cuyos integrantes lo son por vocación y no por la soldada. La diversidad de policías juega en contra de un terrorismo que puede ser confundido fácilmente con la delincuencia común. No se trata de militarizar la vida nacional, como hemos visto en Bélgica o pretenden en Inglaterra, sino en reconocer que la figura de la pareja de guardias civiles vuelve a cobrar pleno sentido. Nadie da su vida por otros a cambio de un salario y todos sabemos que es de lo primero de lo que estamos tratando.

    Las guerras duran poco tiempo pero los procesos de desintoxicación ideológica pueden durar decenas de años(todavía están en ello en Alemania o Rusia). Para entendernos, el modo de proceder del Islam es equivalente a bajar un 0,2% el salario de los funcionarios de un país frente a una inspección fiscal en toda regla en su principal banco. El primero imperceptible y el segundo un escándalo.

  4. Si quienes cometen delitos cristianófobos salen por la misma puerta por la que han entrado es normal que sigan delinquiendo. A eso cabría añadir que quienes proceden del mundo musulmán están acostumbrados a obedecer la ley cuando ésta se impone de manera firme, así que podéis immaginar cómo se frotan las manos en nuestros “blandengues” países europeos… Y nadie puede decir que las cosas no se pueden hacer de otra manera, ahí está el ejemplo de Rusia y las “Pussy Riot”, os aseguro que en Rusia no existe este problema que estamos padeciendo en el resto de Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles