Infovaticana
‘La ley de transexualidad impone la censura y la persecución ideológica’
Lo mejor del año, Noticias

‘La ley de transexualidad impone la censura y la persecución ideológica’

Lola González
28 Marzo, 2016

El Centro Jurídico Tomás Moro denuncia la ley aprobada por la Asamblea de Madrid: “Se puede declarar la defunción del estado de derecho”. La ley de transexualidad aprobada el pasado 17 de marzo en la Asamblea de Madrid no sólo ha suscitado las críticas de los obispos de Getafe y Alcalá de Henares que la han calificado de “injusta” y reflejo de un “pensamiento totalitario”, sino también la de asociaciones como el Centro Jurídico Tomás Moro que ha denunciado algunos aspectos de esta ley que afectan especialmente a los menores. Uno de los puntos que destaca la asociación de la nueva ley es que establece que los menores pueden ser investigados para estudiar su reasignación de sexo, violando su derecho a no declarar sobre tales extremos. También se denuncia que esta ley limita la patria potestad al disponer que en caso de que los padres de un menor se nieguen al cambio de sexo, se podrá recurrir a la autoridad judicial. Asimismo, se da la voz de alarma acerca de la garantía que proporciona esta ley al uso de aseos y vestuarios en los centros escolares de acuerdo con el “sexo sentido”, de tal forma que los varones podrían acceder a los aseos femeninos si sostienen que se sienten mujeres. “Se podría estar permitiendo la creación de espacios de impunidad para el abuso y el acoso sexual”, se advierte desde el Centro Jurídico Tomás Moro, que ha proporcionado una guía para padres y docentes para conocer el contenido de la ley. Por otra parte, la asociación destaca que a partir de ahora la Comunidad de Madrid censurará en la bibliotecas todo libro contrario a las tesis de la reasignación de sexo. La ley de transexualidad, sostienen desde el Centro Jurídico Tomás Moro, “censura toda postura discrepante mediante la no difusión de obras que siendo respetuosas con los Derechos Humanos, sean contrarias a los principios de la ideología de género”. A la censura se uniría, según afirma la asociación, el compromiso por parte de la Comunidad de Madrid de fomentar la ideología de género en todos los medios de comunicación que reciban subvenciones públicas. Estos medios estarán obligados a emitir programación que dé a conocer los problemas de los transexuales y que destruya “estereotipos”. “Se puede declarar la defunción del estado de derecho, y de libre acceso a la información y la comunicación, pues desde la Comunidad de Madrid es claro el compromiso con la imposición obligada del pensamiento único, ideológico y totalitario, haciendo uso de la censura”, denuncian desde esta asociación.  El Centro Jurídico Tomás Moro considera, por tanto, que la Asamblea de Madrid, sin el debido consenso social y sin el debido debate democrático, ha aprobado una norma restrictiva de los derechos de la mayoría, y que “impone la censura y la persecución ideológica como herramientas políticas” . Asimismo, el Centro Jurídico Tomás Moro ha emitido un comunicado en el que pone de manifiesto que la ley de transexualidad madrileña presenta “numerosos errores de técnica jurídica” y supone “un cercenamiento de las libertades ciudadanas”. Uno de los problemas jurídicos planteados sería el carácter “sumamente ideologizante y totalitario” de la ley, que llevaría a otorgar a los transexuales más derechos que a cualquier otra persona por el mero hecho de su condición sexual. Asimismo, desde el Centro Jurídico Tomás Moro recuerdan que no existe el derecho a cambiar de sexo. Para esta asociación, el debate que debería plantearse es si existe o no el derecho a financiar con dinero público el cambio de sexo, más aún si se tiene en cuenta “la precaria cartera de servicios sanitarios de España” donde no están incluidos tratamientos odontológicos o las sillas de ruedas. Otro de los problemas jurídicos que podría surgir de la redacción de esta ley se encuentra, según advierte el Centro Jurídico, en que para que un varón acceda a las prestaciones públicas asociadas a la consideración de víctima de violencia machista, es suficiente manifestar su identidad de género de mujer. “A nadie se le puede escapar que el artículo 4 supone una impune invitación al fraude de ley”, advierte la asociación.

Lola González


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: