PUBLICIDAD

Maradiaga reconoce la existencia de un ‘lobby gay’ en el Vaticano

|

VATICAN-RELIGION-POPE-CONCLAVE

En una entrevista a un medio hondureño, el arzobispo de Tegucigalpa informa acerca de los avances en la reforma de la curia y de otros asuntos que preocupan a la Iglesia. 

Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, cardenal arzobispo de Tegucigalpa, es el coordinador del grupo de cardenales que asesoran al Papa Francisco en el Gobierno y la reforma de la Curia.

Por este motivo, el prelado ha sido entrevistado por el diario Heraldo de Honduras en relación a las dificultades y los retos que afronta en la actualidad la reforma que el Santo Padre le ha encomendado.

En esta entrevista, Rodríguez Maradiaga ha asegurado que el Banco Vaticano ha sido completamente depurado y que la reforma es principalmente en materia económica. Asimismo, el arzobispo de Tegucigalpa ha reconocido la existencia de un «lobby» homosexual en el Vaticano que presiona para que se tomen decisiones en favor de este colectivo.

A continuación, la entrevista al cardenal Rodríguez Maradiaga del Heraldo de Honduras:

¿En qué etapa se encuentra la reforma de la curia romana que le encomendó el Papa Francisco?

A ver, la curia romana no es primera vez que se reforma, ya después del Concilio Vaticano II el Papa Pablo VI hizo la primera reforma en siglos, porque la primera reforma viene de la Edad Media, luego del Concilio del Trento en 1540, luego en 1968 con el Papa Pablo VI, luego en 1979 con el Papa Juan Pablo II, que es la actual constitución de curia romana. Pero ya el 17 de marzo me había llamado, me había dicho «voy a hacer una comisión de cardenales con este… este… este… ya los tenía a todos en mente y me pidió que yo coordinara esa comisión y comenzamos, y lo primero que nos pidió fue una reforma completamente de todo lo económico; así surgió después de cuatro reuniones muy importantes, muy serias, porque buscamos auditorías a nivel internacional, buscamos asesores internacionales para empezar a hacer un inventario de todo, entonces surgió la secretaría económica que ahora está de acuerdo con las leyes internacionales de la Unión Europea.

¿Se auditó el Banco del Vaticano?

Sí, claro que sí.

¿Cómo salió en la auditoría ?

Bueno, salió que había cosas que no estaban buenas y se cancelaron una gran cantidad de cuentas que no pertenecían a las finalidades del llamado Banco del Vaticano, por ejemplo: laicos y laicas que tenían ahí fondos pero que no debían tenerlos ahí, podían tenerlos en el sistema bancario italiano.

PUBLICIDAD

¿Cuál era la intención de tener esas cuentas que no debían estar?

Bueno, yo no puedo divulgar intenciones, pero muchas veces evitar la tributación en el Estado italiano y esto fue y ha sido… fíjese que ese llamado Banco del Vaticano no es propiamente un banco, fue una fundación y la hizo el Papa Pío XXII durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se decía que Hitler quería apropiarse del Vaticano y, por consiguiente, se perdían los fondos de las congregaciones religiosas, que para eso surgió el Instituto de Obras de la Religión, y entonces, claro, eso fue creciendo, pero le puedo decir que no es ni siquiera uno de los grandes bancos de la comunidad italiana, yo creo que está casi en la cola de todos, no es que tenga demasiados fondos, creo que son siete billones, no estoy seguro.

¿Hoy el Banco del Vaticano está limpio del lavado de activos?

Está completamente depurado y además tiene la supervisión del Moneyball, que es la Asociación Internacional de la Unión Europea para controlar los fondos; así que vamos progresando, pero eso es apenas uno de los fondos… Hemos empezado después la reforma de todo lo referente a las comunicaciones sociales. Le cuento, Radio Vaticana, con 356 empleados, ¿cree usted que puede funcionar una cosa así? Claro que no, tiene un déficit de 26 millones al año, entonces empezamos a estudiar las reformas, pero el Papa nos dio este criterio: “No quiero a nadie desempleado”. Personas que han trabajado ahí no las podemos mandar a la calle, de tal manera que los que tienen acceso a pensionarse, porque hay un plan de jubilación y pensión, pues ellos se pueden jubilar anticipadamente y gozar de su pensión con justicia, y los que no que puedan y son personal supernumerario, pues serán entrenados para desempeñar otro tipo de trabajo, pero no quedarse en desempleo.

Así Radio Vaticana, Observatorio Romano, que es el periódico, televisión vaticana, librería vaticana, tipografía vaticana, todo esto caminaba cada una como una pequeña empresa, ahora hemos estado haciendo lo necesario para unificar, para depurar y para poder hacerlos también productivo.

¿Qué reformas al derecho canónico se han hecho?

Sí, sí, el derecho canónico ha sido reformado en algunas cosas, por ejemplo, en las causas de nulidad matrimonial, el Papa ha sacado dos notas a final de este año para que se puedan agilizar las causas de nulidad matrimonial, eso ya es reforma del derecho canónico. Hay reforma del derecho canónico en tribunales, por ejemplo, nuevos tribunales que se han hecho para juzgar a los clérigos que están implicados en abusos sexuales o en abusos de otro tipo, porque también puede haber abusos de autoridad y eso ha sido ya reformado. Hay ahora en curso una reforma de algunos dicasterios, son como los ministerios dentro de la iglesia, para unificar algunos de ellos, ya hemos hecho uno de Laicos, Familia y Vida, hemos hecho otro de Justicia, Paz y Migrantes, donde estaba incluida la pastoral de la salud y la caridad del Papa.

¿Qué otras reformas torales quedan por hacer al derecho canónico?

El derecho de por sí es relativamente nuevo, ha sido reformado muy grandemente desde el año 83, cuando se publicó el nuevo código, y también posteriormente con el código de las iglesias orientales, y básicamente la reforma se da en la constitución de la curia. Esa constitución está en elaboración, cuando esté terminada la reforma será publicada.

¿Qué cosas diferentes tendrá esa constitución?

No mayores cosas, no esperemos que en la doctrina de la Iglesia haya reformas, la reforma es la organización de la curia.

Cuando el Papa tuvo alguna expresión para los «grupos gay y lésbicos», estos llegaron a considerar que el Papa estaba tomando en su agenda la posibilidad de que la Iglesia avalara el matrimonio entre el mismo sexo.

No, debemos entender que hay cosas que pueden ser reformadas y otras no. La ley natural no se puede reformar. Nosotros vemos cómo Dios ha diseñado el cuerpo humano, el cuerpo del hombre y el cuerpo de la mujer para complementarse y transmitir la vida, lo contrario ya no es el plan de la creación, hay cosas en las cuales no se puede cambiar.

¿En algún momento hubo un intento o se logró una infiltración de la comunidad gay en el Vaticano?

No sólo eso, sino también el Santo Padre lo ha dicho: llegó hasta a haber un «lobby» en este sentido. Esto poco a poco el Santo Padre trata de purificarlo… Uno las comprende y hay legislación para atenderlos pastoralmente, pero lo que es equivocado no puede ser una verdad.

¿Ha habido mucha resistencia a las reformas de la curia cree usted?

No, hay resistencia, claro, hay personas que precisamente por no conocer completamente la vida de la Iglesia se resisten a que haya cualquier cambio. Esto, pues, son actitudes equivocadas. La Iglesia, como le digo, para poderla entender tenemos que ver que la Iglesia no es simplemente una institución humana, es humano-divina, es natural y sobrenatural y, por consiguiente, hay cosas que no dependen realmente de lo humano.

¿Y en Honduras hay dentro de la Iglesia gente con resistencia para la reforma de la curia?

Bueno, a mí no me consta, pero acuérdese que son nueve diócesis y entonces en distintas diócesis puede ser… A mí aquí no me consta.

¿En la Iglesia católica de Honduras ha habido corrupción, cardenal?

Bueno, yo le puedo decir que todo ser humano, precisamente por ser un ser humano y débil, es sujeto también de que haya (es propenso a cometer) corrupción; yo diría que cada uno en su conciencia lo sabrá, pero tratamos de que nuestra Madre Iglesia sea lo mejor posible.

¿Y abusos sexuales en Honduras de parte miembros de la Iglesia católica, ha habido?

De parte de clérigos a mí no me consta que haya habido error de alguno, pero sí (alguno) que ha faltado a su celibato y ha querido formar una familia o tener hijos… Ellos son apartados del ministerio porque no pueden vivir las dos cosas.

¿Qué proyecto no ha cumplido o le ha sido difícil realizar?

No, gracias a Dios todo lo que me he propuesto se ha podido realizar.

Me queda una asignatura pendiente y es preparar una casa para los sacerdotes ancianos, y ese es el proyecto que tengo todavía, que ojalá el Señor me conceda realizarlo, porque cuando ya están ancianitos no tienen familia… Qué podemos hacer, no los podemos dejar abandonados.

¿Dónde viven ellos?

Actualmente se quedan en parroquias, por ejemplo, tuvimos uno que falleció este año que estuvo cinco años prácticamente con un alzhéimer, que ya no reconocía a nadie, en una parroquia estuvo ahí hasta que falleció y así… Pero yo quiero hacer una especie de hogar donde puedan tener sus apartamentitos, donde puedan tener su alimentación asegurada y donde puedan tener visitas de sus familias.

¿Ya preparó su transición?

No, porque todavía me quedan dos años ja, ja, ja..

¿Siente que lo están jubilando?

No, de ninguna manera.

¿Qué deja el cardenal de legado?

Eso no me toca a mí decirlo, le toca a las demás personas, pero yo agradezco al Señor que hemos podido desarrollar esta diócesis (Arquidiócesis de Tegucigalpa). Ha crecido enormemente el número de parroquias, el número de sacerdotes, el número de juventud que se acerca a Dios cada año. Tenemos varios miles de jóvenes que se confirman y asumen su fe, tenemos la Universidad Católica, que ha crecido de 35 estudiantes a 19 mil, con campus en todo el país, estamos por inaugurar un hospital católico, ya hicimos el hospital odontológico, que es el primero del país, vamos a construir un hospital en San Pedro Sula apenas tengamos la licencia ambiental… En fin, son cosas que creo que quedan para la posteridad.

Existen proyectos de viviendas, ayer precisamente estaba en ciudad Divina Providencia, que ojalá ustedes pudieran visitar, es otro tipo de comunidad, no es simplemente cambiar un tugurio por una casita más o menos decente, sino cambiar una manera distinta de vivir en comunidad… Y todo esto son pequeñas cosas que el Señor nos ha permitido desarrollar.

Hay medios de comunicación que lo han criticado duramente, ¿qué les responde, cardenal?

Bueno, sí, es que somos seres humanos y podemos tener errores, ahora, el que critica, si lo hace con amor, está haciendo un bien, si lo hace con odio, está dañándose a sí mismo.

0 comentarios en “Maradiaga reconoce la existencia de un ‘lobby gay’ en el Vaticano
  1. Albricias! Un cardenal Maradiaga sorprendentemente objetivo y realista. Alabado sea Dios .Cualquier día se manifiesta además como cardenal católico sin interconfesionalizar. Es muy posible que Caritas Internacional sirva para tener los pies en el suelo y el corazón en el Cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles