El lobby gay busca controlar la Iglesia

|

vaticano-vs-lonu-i-diritti-gay-non-sono-dirit-L-_McwC El intelectual italiano y director de La Nuova Bussola, Riccardo Cascioli, denuncia el «discreto pero sistemático trabajo de infiltración que llega hasta los más alto niveles de la Santa Sede y de las Iglesias locales». Quien pensase que el caso de monseñor Krzysztof Charamsa, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe que ha revelado su homosexualidad presentando a su compañero, es un simple episodio estaría cometiendo un grave error: sería el caso extremo de un teólogo de Curia frustrado que aprovecha la ocasión del Sínodo para liberarse del peso de su doble vida e intenta influir, en propio beneficio, sobre el Sínodo para la familia que acaba de comenzar; además, ¿qué pasa si uno se hace algo de publicidad en vista de la anunciada salida de un libro por él escrito en el que relata su historia? El caso sería, sí, un hecho grave, pero en el fondo un hecho aislado de limitadas consecuencias. Por el contrario, demasiados elementos llevan a considerar que se trata sólo del último episodio de una estrategia que viene de lejos y cuyo objetivo es utilizar el Sínodo para la familia con el fin de que el lobby gay existente dentro de la Iglesia dé un paso adelante decisivo, algo que llevamos denunciado desde hace años. El objetivo, en realidad, ya había sido desenmascarado en un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe hace exactamente 29 años, la Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales (números 8 y 9) en la que se afirma que hay un lobby dentro de la Iglesia vinculado al más amplio lobby gay en el mundo y cuyo objetivo es subvertir la enseñanza de la Iglesia, llevándola in primis “a aceptar la condición homosexual como si no fuera desordenada, y a legitimar los actos homosexuales”. Firmado: cardenal Joseph Ratzinger. Entonces podría parecer ciencia ficción; hoy vemos que dicha estrategia se está llevando a cabo de manera asombrosa, después de un discreto pero sistemático trabajo de infiltración que llega hasta los más alto niveles de la Santa Sede, pero también de las Iglesias nacionales, con Italia a la cabeza. El doble Sínodo sobre la familia ha sido la ocasión para salir cada vez más al descubierto. Muchos padres sinodales, por ejemplo, se quejaron de que en la relación final del Sínodo de octubre de 2014 se añadiese un párrafo sobre las uniones homosexuales, tema que no se había discutido para nada en el aula (por otra parte es un Sínodo sobre la familia, por consiguiente ¿por qué se debería hablar de las personas con tendencias homosexuales?): algo claramente forzado y de lo que se acusó a la secretaría del Sínodo. Lea el artículo completo de Cascioli aquí.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El lobby gay busca controlar la Iglesia
  1. «discreto pero sistemático trabajo de infiltración»
    .
    Seguro. Los gays no tienen otra cosa que hacer que meterse a curas para «infiltrar» la Iglesia Católica. Lo que faltaba por oír… ¡Están locos estos romanos!
    .
    Los curas homosexuales los ha fabricado la propia Iglesia Católica en sus seminarios. Que apande con ellos, y que no acuse a «otros» de lo que ella misma ha fabricado en su seno.

  2. Más vale que el Papa apruebe un documento formal después del Sínodo dejando bien clarita la doctrina tradicional. Porque en otro caso estaremos muy cerca de la desolación de la Abominación predicaba por Daniel y los evangelios sinopticos y que Levítico 18.22 concreta en los actos homosexuales. Una señal más de los últimos tiempos….
    No quiero ponerme apocalíptico pero es casi inevitable ante todo lo que está sucediendo actualmente. Vigilemos y oremos. Pero vigilemos

  3. Pero quién tiene la autoridad para hacer lo siguiente: » un párrafo sobre las uniones homosexuales, tema que no se había discutido para nada en el aula» Solo el Papa.

  4. Sinceramente, me lo paso genial con esas discusiones entre ascoiris y el que pasaba por aqui y por alli.
    Sois como dos niños discutiendo.En ese librito que habeis mencionado esra todo lo relacionado con la atencion pastoral a los homosexuales. Asi que Ascoiris, te lo lees con detenimiento y buena voluntad y te callas de una vez. Eres muy pendenciero y cansino a morir. Por favor, no nos hagas padecerte mas

  5. Y ahora vas y me dices que soy muy autoritaria y que no soy nadie para mandarte callar. Pues mira nenico, eso de que no soy nadie…..no eres capaz de decirmelo cara a cara. No eres capaz de enfrentarte con una mujerde la cabeza a los pies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles