Infovaticana
“Los gays no necesitamos la caridad de la Iglesia”
Noticias

“Los gays no necesitamos la caridad de la Iglesia”

Redacción
13 agosto, 2015

gays Más de una docena de grupos se han adherido a la demanda contra el Obispo que, de ser considerado culpable de fomentar la violencia contra los homosexuales, podría ser condenado hasta a tres años de prisión. El lobby gay ha lanzado una feroz campaña contra el Monseñor Vitus Huonder, Obispo de Chur en Suiza, por haber citado el Antiguo Testamento para hablar de la homosexualidad y la familia. Según han señalado algunos medios, el Obispo católico citó un pasaje del Levítico (20, 13) en el cual se condenan las relaciones entre homosexuales. La respuesta por parte del lobby gay no se ha hecho esperar y diversos grupos como Pink Cross en Suiza y New Ways Ministry en Estados Unidos han emprendido una feroz campaña mediática en su contra, incluso el colectivo suizo ha entablado una demanda penal para usarla como precedente en casos similares. Hasta el momento, explica Bill Donohue, presidente de la Liga Católica en Estados Unidos, más de una docena de grupos se han adherido a la demanda contra el Obispo que, de ser considerado culpable de fomentar la violencia contra los homosexuales, podría ser condenado hasta a tres años de prisión. Donahue ha denunciado en diversas ocasiones la persecución que sufren los cristianos por parte del colectivo gay. Prueba de ello es que en una columna publicada el 11 de agosto e titulada “Penalizando la Biblia”, Donohue señalaba que en Estados Unidos el grupo New Ways Ministry, “una organización anti-católica” y “fraudulenta”, ha acusado al Obispo Huonder de ‘predicar palabras peligrosas’ acusándolo de ‘encubrir a los que tienen prejuicios contra la gente LGBT y que podrían resultar en violencia y discriminación”. Ante las acusaciones, el Prelado pidió disculpas y dijo que sus comentarios han sido malentendidos. “Lamento si mi ponencia de 50 minutos en Fulda (Alemania), referida a la base bíblica del matrimonio y la familia, fuera recibida como crítica contra la gente homosexual”, indicó. [cite]Los gays fascistas siguen escalando en Norteamérica y Europa. Su meta es penalizar la Biblia y destruir la libertad de expresión[/cite] “No ha sido mi intención. En la conferencia cité varios pasajes incómodos del Antiguo Testamento relacionados al matrimonio, la sexualidad y la familia. Quiero clarificar que de ninguna manera quise ir contra los homosexuales”, declaró el Prelado. Al respecto, Bastian Baumann, director de Pink Cross, dijo que “no hay duda en este caso de lo que el Obispo dijo: no ha habido malentendido. No necesitamos para nada la caridad o la misericordia de la Iglesia y no aceptamos sus disculpas”. En opinión de Bill Donohue a los activistas del lobby gay “les gustaría arrestar al Papa Francisco, si pudieran. Después de todo, el Santo Padre ha condenado abiertamente la homosexualidad y la teoría de género. Concretamente él ha descrito los intentos de legalizar el matrimonio gay como ‘algo diabólico’ e incluso ha dicho que ‘la ideología de género es demoníaca’. “Los gays fascistas siguen escalando en Norteamérica y Europa. Su meta es penalizar la Biblia y destruir la libertad de expresión y la libertad religiosa”, ha concluido.

Redacción