¿Cómo murió cada uno de los Apóstoles?

Los doce apóstoles de Cristo representados en diferentes estatuas.
|

Recordamos lo que la tradición de la Iglesia enseña sobre la muerte de los Apóstoles de Cristo. La única muerte de los apóstoles registrada en la Biblia es la de Santiago, que consta en Hechos 12:2. Según el relato el rey Herodes mató a Santiago “a espada” – probable referencia a ser decapitado.

 

Historia de los Apóstoles de Cristo

Apóstol Pedro

La tradición de la iglesia más comúnmente aceptada, concerniente a la muerte de un apóstol, es la del apóstol Pedro que fue crucificado boca abajo en Roma, Pedro pidió morir así ya que no era digno de morir como Jesucristo había muerto, en cumplimiento a la profecía de Jesús (Juan 21:18). Jesús quería que su iglesia tuviera un fundamento visible que serían, de entre los apóstoles de Cristo, escogería a Pedro y sus sucesores. Fue el primer Papa de la historia, tal y como Jesús dispuso antes de ascender a los cielos.  

 

Apóstol Mateo

Mateo fue el escritor del evangelio que lleva su nombre, sufrió el martirio en Etiopía, muerto por una herida de espada por oponerse al matrimonio del rey Hirciaco con su sobrina Ifigenia, la cual se había convertido al cristianismo por la predicación del Apóstol.

 

Apóstol Juan

Juan enfrentó el martirio cuando fue hervido en un enorme caldero de aceite hirviendo durante una ola de persecución en Roma. Sin embargo, fue librado milagrosamente de la muerte. Entonces fue sentenciado a las minas en la prisión de la isla de Patmos, y fue ahí donde escribió su libro profético del “Apocalipsis”.

Posteriormente, el apóstol Juan fue liberado y llevado de regreso a lo que hoy conocemos como Turquía. Él murió muy viejo por causas naturales y fue el único de los apóstoles que murió pacíficamente. Por lo tanto, se presupone que fue el último de todos en morir.

 

Apóstol Santiago

Santiago, el líder de la iglesia en Jerusalén, fue arrojado de una altura de más de 30 metros desde el pináculo sureste del templo, cuando se rehusó a negar su fe en Cristo. Cuando descubrieron que sobrevivió a la caída, sus enemigos lo golpearon con un garrote hasta matarlo. Este fue el mismo pináculo donde Satanás había llevado a Jesús durante la tentación.

Éste discípulo de Cristo está estrechamente relacionado con España, ya que es el patrón de nuestro país y sus restos mortales reposan en Galicia. Según la tradición medieval tras Pentecostés, el apóstol Santiago se trasladó a Hispania para predicar el Evangelio.

Posteriormente habría hecho todo el viaje de vuelta hasta Jerusalén para encontrar a la madre de Jesús. La leyenda se cierra con que dos de sus discípulos llevaron su cuerpo hasta Iria Flavia, donde fue hallado en el siglo IX.

 

Apóstol Bartolomé

Bartolomé, también conocido como Natanael, fue misionero en Asia. Él testificó en lo que hoy es Turquía y fue martirizado por su predicación en Armenia, donde lo degollaron con un látigo hasta morir.

 

Apóstol Andrés

Andrés fue crucificado en una cruz en forma de “X” en Grecia. Después de haber sido azotado severamente por siete soldados, ellos ataron su cuerpo a la cruz con cuerdas para prolongar su agonía. Sus seguidores reportaron que, cuando él era llevado a la cruz, Andrés la saludó con estas palabras; “Hace mucho he deseado y esperado este feliz momento. La cruz ha sido consagrada por el cuerpo de Cristo colgado en ella.” Él continuó predicando a sus verdugos por dos días hasta que murió.

Apóstol Tomás

El apóstol Tomás fue traspasado con una lanza en la India, durante uno de sus viajes misioneros para establecer ahí una iglesia, se dice que fue el encargado de construir un palacio para el rey en India.

 

Apóstol Matías

Matías, el apóstol elegido para remplazar a Judas Iscariote el traidor (traicionó a Jesús por treinta piezas de plata y luego se ahorcó) , fue apedreado y luego decapitado.

 

Apóstol Pablo

El apóstol Pablo fue torturado y después decapitado por Nerón en el año 67. También hay tradiciones referentes a los otros apóstoles, pero ninguna que cuente con una base histórica o tradicional confiable.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
44 comentarios en “¿Cómo murió cada uno de los Apóstoles?
  1. Creo que la cruz debe ser benerada cuando contiene la imagen de Cristo crucificado. Adorar o benerar solo a la cruz sin la imagen de Cristo, es adorar a un patibulo usual en esa epoca. Es a Jesus a quien hay que adorar y sentir rechazo hacia el patibulo donde fue crucificado como un bulgar delincuente. Yo adoro a Jesus crucificado y sobre todo al Jesus resucitado. El triunfo de Jesus sobre la muerte es para mí y para muchos cristianos el episodio más transcendente del cristianismo.

    1. No creo que fue esa la intencion de venerar la cruz, mas bien se referia a a forma en que moriria pues muchos no creian ser dignos de morir como lo hizo nuestro Señor Jesus.

  2. Ya he comentado. ¿donde aparece el comentario? Lo voy a repetir.
    Venerar a una cruz sin la imagen de Cristo crucificado, lo veo fuera de lugar. Adorar solo a la cruz sin la imagen de Jesús, es adorar a un patibulo de esa epoca: no tiene sentido para mí esta cuestión. Imaginemonos por un momento que a Jesus lo hubieran ahorcado o muerto a garroevil ¿cual seria el signo del cristiano? Prefiero adorar la imagen de la resurección; creo que es el triunfo de Jesus ante la muerte y el signo identificativo del cristiano deberia ser el pantocratico de la mano con los dedos indice y corazón unidos en señal de paz entre los hombres de buena boluntad.

  3. No intento moderar nada, es asi como lo siento. Es practica entre algunos fieles y producto de beateria creer en los Limnuncrucis; pero hay tantos que si se reunieran todos en lugar de una cruz, seria un bosque de cruces. Respeto esta creencia. No digo nada más al respecto.

    1. Sobre lo que dice Pepe.
      La afirmación «si se reunieran todos los lignum crucis pudiera hacerse un barco» es de Lutero y es completamente falsa. ¿Has visto el tamaño de estas reliquias? Son raras las que llegan a ser del tamaño de un cerillo.
      Pues bien, unos investigadores se dieron a la tarea de calcular el volumen que ocupa cada uno de los lignum crucis conocidos y al sumar las cifras, resulta que no da ni siquiera para una cruz entera.
      Puedes buscar el estudio en internet.
      Esas ideas ideas alocadas, producto de mentes alocadas, hay muchos sin formación crítica que las escuchan y sin más las dan por ciertas.

    2. Pepe, le recuerdo que en la liturgia de la Iglesia, desde hace siglos se celebra el 14 de septiembre la solemnidad de la Exaltación de la santa Cruz. La fecha, ha cambiado, pero la fiesta, existe desde hace siglos.

  4. Me gusta el Papa Francisco. Es sencillo y muy cercano al pueblo. Creo yo que va a arreglar algunos mitos y poner en su sitio a «muchos».
    Desde pequeño, pienso en el sacrmento de la Penitencia. Ceo que le sobra lo de decir al confesor los pecados y cumplir la penitencia. Lo importante creo es el examen de conciencia, el dolor de corazón y el proposito de enmienda. Cuando asistimos a misa y decimos en voz alta el Yo me confieso a Dios, lo creo suficiente para que el oficiante perdones nuestros pecados y podamos participar de la eucaristia sin remordimientos de conciencia si lo hacemos con verdadero arrepentimiento. El acercarme al confesionario siempre me produjo cierto traumatismo, sobre todo si el confesor de turno se mostraba ha veces muy complacido oir tus pecados que por sí, ya eran repulsivos. A muchos creyentes, he tenido la ocasió de comprobar que se hayan hechos catolicos NO PRCTICANTES por este motivo. Creo que si la gerarquia de la iglesia reformara esta norma las iglesias estarian a rebosar.

    1. 1.-Lo siento, pero estás equivocado. La confesión es un «juicio» sobre algo concreto, los pecados que se dicen al sacerdote. La sentencia es siempre absolutoria, pero en concreto, no en general. Se perdona lo que confiesas, si lo haces con las debidas condiciones.
      2.- El hijo prodigo, cuando vuelve, el padre lo estaba esperando, y le abraza antes de hable. A pesar de todo, el hijo dice lo que tenía pensado decir: » he pecado contra el cielo …….. trátame como uno de tus jornaleros». Recibe el perdón, porque está dispuesto a ser perdonado y lo manifiesta.
      3.- El «yo creo» «a mi parece» es muy protestante. El «yo» como medida de todas las cosas. La tentación del diablo a Adan y Eva fue : «sereis como dioses, dueños del bien y del mal», y en eso estamos.

  5. Creo que adorar la.cruz, con Cristo o sin el, es importante. La cruz fue elevada por y con Cristo a algo más que un simple patíbulo. Si los cristianos rechazamos la Cruz de Cristo estamos rechazando a Cristo mismo porque él, Dios mismo hecho hombre, se entregó libremente por amor para el perdón de nuestros pecados, besó la.cruz y murió en ella. Por lo tanto la cruz no es símbolo de muerte sino de vida, Vida que por Cristo nos fue devuelta. He ahí el gran misterio de la cruz, el gran misterio del Amor de Dios, que amando hasta el extremo murió como un vulgar delincuente el que es el Reybde Reyes. Pero la cosa no se queda ahí porque si Cristo no hubiera resucitado vana sería nuestra fe, dice San Pablo. Pero no hay que olvida que no hay resurrección sin Cruz. Pero la verdadera alegría del cristiano es la resurrección de Cristo y que estará con nosotros hasta el fin del mundo, como prometió, en la Eucaristía. Por otro lado lo de la confesión es simplemente hacer lo que Jesús dijo a los apóstoles:’Lo que ateis en la tierra quedará atado y lo que perdonéis en la tierra quedará perdonado’. Y si la Iglesia cambiase para complacer a la gente y no a Dios, aunque tenga sus fallos pues está compuesta por hombres y mujeres de barro, ya no sería la Iglesia, sería otra cosa pero nada que ver con Dios

  6. Pepe si quieres fundar tu religion por mi estupendo,porque tus palabras demuestran la vida de un acomodado que coge lo q le gusta y lo q no lo tira. El sacramento de la penitencia es el q es y los pecados se le dicen a Cristo,porque el sacerdote en la confesion es Cristo. Si hay gente a la que le incomoda ser catolico por tener que decirle al sacerdote sus pecados ,me imagino lo rapido q renunciarian publicamente a su fe ante la mas minima incomodidad

  7. El signo que distingue a los cristianos es el afecto que se tengan unos a otros como Cristo nos ha amado. Esas son las palabras de Cristo, no las mías.

    En Semana Santa se venera la Cruz como símbolo donde Cristo nos redimió a todos y volvió a abrir las puertas del Cielo que estaban cerradas por nuestros múltiples pecados.

    Respecto de la Confesión y de confesarse con Dios directamente, bástese que Dios quiera confesarle.

    Creo que los protestantes le cuadran más.

    Con Dios.

  8. Galatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado y ya no vivo yo más vive Cristo en mi; y lo que ahora vivo en la carne lo vivo en la fe del hijo de Dios el cual me amo y se entregó así mismo por mí

  9. Lo de que el apóstol Tomás fue traspasado con una lanza no se si está del todo claro, porque parece ser que hubo varias versiones de la misma historia; yo conozco un cuadro en un pueblo de mi provincia que representa el martirio del apóstol Santo Tomás, y aparece decapitado en presencia del rey de la India.

    También creo haber leído, aunque no recuerdo exactamente dónde, que posiblemente le asaetearon a este apóstol, en un martirio similar al de San Sebastián. Aunque también es posible que sobreviviera milagrosamente tanto al disparo de dardos y saetas como a la clavada que le dieron con la lanza y luego le decapitaran; igual que paso con San Cosme y San Damián, que le intentaron martirizar varias veces hasta que le cortaron, finalmente, la cabeza.

  10. Hay un error garrafal: quien vino a España y cuyos restos afirma la tradición que reposan en la catedral de Santiago de Compostela, fue Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo y hermano de Juan, y que fue el primer mártir de los apóstoles. EL apóstol obispo de Jerusalén, fue Santiago llamado el Menor, hijo de Alfeo y primo de Jesús.

    1. Hoy en dia, muchos catolicos quieren hacer lo que los protestantes hacen de no confesarse y es un error, no bautizarse, no confirmarse etc. Lo que pasa es q los protestante estan haciendo un rito a su medida, una doctrina ajustada para ellos, lo mas facil. No debemos copiarnos de los protestantes. Veamos con eso de fundar una secta diario, ya hay como 70 mil sectas, ellos estan destruyendo la verdadera Iglesia de Cristo, cuando Jesucristo pidio la unidad de la Iglesia; los protestantes no hacen lo que Jesus nos enseno. No creen en la Eucaristia, en la confesion. Los sacerdotes son embajadores de Cristo en la tierra. Se debe confesar con el sacerdote y cuando nos da la absolucion; es justo cuando el Espiritu Santo esta presente y nos perdona los pecados. Solo un sacerdote puede hacer esto como embajador de Cristo en la tierra. Asi que no es el sacerdote que perdona sino El Espiritu Santo por medio del sacerdote. El que cree en la Eucaristia vivira pa siempre.

    2. Hay debate sobre si ese Santiago hijo de Alfeo que el homónimo pariente de Jesús, ya que hay quien diferencia entre el apóstol Santiago y entre Santiago llamado «el Justo», entre otros motivos por lo que Pablo escribió en Gálatas 1:18-19. Relativo a Santiago hijo de Zebedeo, la tradición narra que fue a evangelizar a España, donde se le apareció la Virgen María, y posteriormente regresó a Jerusalén, donde fue martirizado por Herodes tal y como narran los Hechos, y su cuerpo fue llevado a España.

    1. الله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد الالعظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماءالله أولاد العظماء العظماء

        1. Martirizados o no, fuera plácida o violenta su muerte, murieron santos todos, murieron a este mundo pero nacieron a la vida eterna en unión con el Padre Celestial.

  11. Faltaría añadir que San Pablo, aunque judío, era ciudadano romano, y como tal no podía recibir muertes viles como la de la cruz, y por eso fue decapitado a espada.

  12. 1.-Lo siento, pero estás equivocado. La confesión es un «juicio» sobre algo concreto, los pecados que se dicen al sacerdote. La sentencia es siempre absolutoria, pero en concreto, no en general. Se perdona lo que confiesas, si lo haces con las debidas condiciones.
    2.- El hijo prodigo, cuando vuelve, el padre lo estaba esperando, y le abraza antes de hable. A pesar de todo, el hijo dice lo que tenía pensado decir: » he pecado contra el cielo …….. trátame como uno de tus jornaleros». Recibe el perdón, porque está dispuesto a ser perdonado y lo manifiesta.
    3.- El «yo creo» «a mi parece» es muy protestante. El «yo» como medida de todas las cosas. La tentación del diablo a Adan y Eva fue : «sereis como dioses, dueños del bien y del mal», y en eso estamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles