PUBLICIDAD

La educación concertada ahorra más de 6.000 millones de euros al Estado

|

colegioss--644x362 Sin embargo, las subvenciones de las administraciones públicas a los centros concertados han descendido un 3% en los últimos años.


Un alumno de un centro concertado le cuesta al Estado alrededor de 3.000 euros al año, mientras que el gasto de un alumno de un centro público supera los 6.000 euros anuales. Así lo reflejan las estadísticas de 2011 publicadas por el Ministerio de Educación y el INE. Estos datos muestran que un alumno que cursa sus estudios en la educación concertada supone un ahorro al Estado de casi 3.000 euros anuales. En total, las arcas públicas ahorran 6.684 millones de euros cada año gracias a los niños y jóvenes que acuden a los centros concertados, según un informe elaborado por la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE). A pesar de los beneficios que estos datos reflejan para el Estado, el dinero que las administraciones públicas dedican a conciertos y subvenciones ha bajado un 3%, de los 5.891 millones de euros que se dedicaban en 2009 a los 5.705 millones en 2012. Las subvenciones a los centros concertados se recortan sin tener en cuenta que todos esos alumnos a los que ahora tan sólo se paga el 57% del coste de su educación, si se ven obligados a abandonar la enseñanza concertada, supondrán un coste al Estado del 100%, lo que se traduciría en más de seis mil millones de euros. El dinero aportado por las administraciones públicas supone el 57,5% de los ingresos de los centros concertados, que se completa con el 38,5%  de las cuotas pagadas por padres y tutores de los alumnos. El restante 4% viene de donaciones, concesiones de servicios o pagos de las asociaciones de padres.

0 comentarios en “La educación concertada ahorra más de 6.000 millones de euros al Estado
  1. La afirmación tiene varias trampas:

    1. ¿Cuánto le ahorra a «las familias»? Eso es lo que hay que preguntarse. Lo importante no es cuánto le ahorra al estado, sino cuánto le ahorra a las familias. Porque, como todos sabemos, los concertados cobran unas ilegales cuotas mensuales a los progenitores de mil y una formas, mientras los públicos son completamente gratuitos.

    2. ¿Dónde ofrecen sus servicios los concertados? Porque, como todos sabemos, los niños de las grandes ciudades tienen tanto derecho a la educación como los de los pueblos. Pero en un pueblo la clase no se llena. Y ahí, el colegio público es el que da la cara. Ahí no va a ir ningún privado a perder dinero, ¿verdad? Y esos colegios elevan el coste medio de manera espectacular, como todos sabemos.

    3. ¿Qué garantías ofrecen los profesores de los concertados? En la pública han pasado por una oposición. En la concertada no. Y si alguien es bueno, tan bueno como para aprobar una oposición, todos sabemos a dónde se va a ir…

  2. Los colegios publicos nos cuestan un ojo de la cara a las familias, que los financiamos de forma coactiva nos guste o no, y a cambio nos da uno de los sistemas educativos mas caros e ineficientes del mundo, como lo demuestra año si, año tambien, el informe PISA, en el que los alumnnos españoles son los peor preparados del planeta.
    No contentos con esto, algunos pretenden que el Estado nos extraiga del bolsillo 6.000 millones mas para que el 45% de los profesores de la publica esten de baja permanentemente, despreocupandose de los alumnos que les importan un pimiento, viviendo como reyes, y todo esto mientras 5 millones de parados agonizan en la cola del INEM.
    CHEQUE ESCOLAR !!!!!!!!YA!!!!!!!!!!!!!! y que cada familia elija la educación que quiere para sus hijos sin que ningun doctrinario nos diga lo que tenemos que hacer.

  3. Amén de que en la inmensa mayoría de los casos, los docentes de la escuela concertada católica no son militantes o evangelizadores entusiasmados con Jesucristo y con su Iglesia;en la mayoría de los casos, por no ser no son ni católicos militantes; y la minoría católica, salvo honrosas excepciones, que solo Dios sabe, tampoco son militantes, evangelizadores.

    Vamos, lo que una vez me dijo en «La cigüeña de la torre» un forista asiduo a esta bitácora también alojada en «Infovaticana»: «Quijotario, desengáñese usted, que la escuela católica es un nido de nepotismo, corrupción, tráfico de influencias, fábrica de agnósticos y de ateos».

    Y es así, por desgracia, salvo honrosas excepciones. De manera que si la escuela católica fuese realmente católica, no solo de nombre, la gran mayoría de los que están laborando en ella, tendrían que irse a la p.calle, a la inhóspita calle. O dicho con otras palabras: si para ser profesional de ella se exigiese ser militante católico o evangelizador deseoso de fidelidad a Cristo y a su Iglesia…

    En fin, la tibieza y el secularismo mundanizante instalados a tope en el seno de la Esposa de Cristo.

  4. ¡¡¡¡NO A LA EDUCACIÓN VENDIDA, O SEA, CONCERTADA!!!

    ¡¡¡A VER SI SE ENTERAN!!!
    LOS CONCIERTOS EDUCATIVOS SON UN INVENTO DE LA IZMIERDA PARA COMPRAR A LAS ÓRDENES MODERISTAS QUE VENDEN LA FE CATOLICA POR UN PUÑADO DE DÓLARES.

    Por eso en los colegios religiosos está prohibido decir misa, rezar o impartir religión. Sólo se hace yoga o ritos budistas, como en algún que otro convento. Y por supuesto, se distribuye la píldora abortiva, condones y se apoya abiertamente el gaymnio y el aborto. Como en las Universidades jesuitas de EE.UU.

    Y por eso los colegios católicos son aquellos en los que menos católicos hay. Porque los dirigen modernistas anticatólicos vendidos a Mammon.

  5. Usted quiere, como yo, una educación DE CALIDAD. Punto.
    Usted NO QUIERE ELEGIR. Quiere una educación de CALIDAD.
    Usted NO SABE cómo se consigue esa educación DE CALIDAD, como no lo sé yo. Usted está agarrado al mantra de que la pública es peor que la privada. Y eso es FALSO. Está DEMOSTRADO que es FALSO, que la pública es de igual calidad que la privada. Lo ha demostrado gente que SI sabe del tema, que tiene los medios y los conocimientos para hacerlo (informe PISA, ¿se lo ha leido usted?). Lógicamente, al hacer las cuentas no puede usted hacer trampa. Tiene que descontar que a los concertados no van gitanos, negros y demás «escoria» de la sociedad porque no pueden pagar los precios que ilegalmente cobran éstos. Tiene que descontar que en el rural, donde la educación y los recursos son inferiores, la privada no existe. Y tiene que hacer lo mismo en los USA (donde la pública es para los pobres) y en México (donde acaban de entrar en la OCDE). No haga trampas, y el resultado será el mismo. Por eso debe usted compararse con países decentes, como Finlandia, e intentar imitarlos.

  6. Hay alguien que le obligue a llevar a sus hijos, si los tiene, o a los hijos de sus vecinos a colegios católicos concertados?

    Porque aquí lo que es obligatorio es la escolarización.
    Seguro que en los colegios de Marinaleda o de Rivas Vaciamadrid se reza y se adoctrina en la verdadera fe, lástima que sea en la fe marxista leninista.

    Claro que hay colegios católicos concertados malos y claro que hay colegios católicos concertados buenos. Por cierto y curiosamente los hijos de los políticos van mayoritariamente a la concertada o a la privada, sintomático, no?

    En espera del home schooling o educación en casa que sí atribuye la plena potestad a los padres para educar a sus hijos, la mejor solución transitoria es el cheque escolar.

    Con Dios.

  7. De nada me he de olvidar.

    Usted desea que papá estado eduque a sus churumbeles y yo deseo educarlos yo.

    El ejemplo que usted pone, no sirve de nada, acaso haber aprobado una oposición garantiza que el profesor no sea un pederasta, o un homosexual? Claro que no.

    Papá estado es su solución, no es la solución.

  8. Castor do Monte, me está cayendo usted muy bien. Argumenta con datos, es valiente, ataca interesados prejuicios instalados. Y dice grandes verdades. Si la educación concertada, sobre todo la católica, quiere ser un camino digno, y no me refiero a honrosas excepciones, debería considerar seriamente.

    – La selección de personal docente por un sistema general que acredite conocimientos (examen), méritos (fase de concurso), y un compromiso serio de respeto y, aún más, implicación en el proyecto educativo y sus principios inspiradores, perdiendo la condición de docente en caso de no ser así.

    – Una acogida a todo tipo de alumnado caso de ser concertado. Y, en ese caso, sólo en ese caso, recibir los mismos recursos que la pública excepto los sueldos del profesorado, salvo que se acojan al sistema de acoger profesores mediante selección de profesorado hecha por el ministerio según concurso-oposición.

    Naturalmente hay que enseñar a echar las cuentas por las cuales salen esos datos de diferencia. Pero eso otro día

  9. En entornos rurales de menos de 5.000 habitantes (no digamos ya los pueblos con 500 y menos habitantes) apenas hay algún colegio que no sea público. No hay ganancia. No hay negocio. Hay servicio al bien educativo, que cubre el estado. Y un colegio tiene gastos nada más abrir las puertas, sea para 1000 alumnos, sea para 20. Pero, como es evidente no es igual gastar 60.000 € para 1000, que para 20. Se echan cuentas y, dese luego, el coste de puesto escolar en la enseñanza pública sube mucho… Pero no todo debe ser visto en clave económica y creo que es bastante feo sacar a niños pequeños de su entorno y hacerles viajar más de 100 kms todos los días. Y que no se pongan malitos los niños. Que a ver cómo se soluciona el tema…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles