«Me han despedido de un hospital católico por denunciar la práctica de abortos»

|

20061225-Barcelona_Hospital_de_la_Santa_Creu_i_Sant_Pau_MQEl Arzobispado de Barcelona está presente en el Patronato del Hospital Sant Pau, del que ha sido despedida Montserrat, técnico de Rayos X.


  Así lo denuncia ella misma en una alerta creada en Hazte Oír de la que se hace eco este portal.  Germinans Germinabit también ha denunciado en innumerables ocasiones el escándalo del Hospital Sant Pau. A continuación la carta de Montserrat. Denuncié la práctica de abortos en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, de Barcelona. Quizá conozcas mi caso. Lo publicó el diario ABC el pasado 14 de enero. Desde 2009 trabajaba en la unidad de Rayos X del Hospital y denuncié la práctica de abortos porque este centro sanitario es de inspiración cristiana y como católica, no me parece bien lo que están haciendo. El Arzobispado de Barcelona también ha denunciado esta situación y presiona todo lo que puede al Ayuntamiento y la Generalitat, miembros como el Arzobispado en el Patronato. Por favor, ¿puedes ayudarme a recuperar mi puesto de trabajo? Firma para enviar esta petición al Hospital. Mis problemas empezaron cuando comenté con mis compañeros que la vida humana es un derecho fundamental y que no me parecía bien que hubiera abortos en un hospital como Sant Pau. El ambiente se volvió muy hostil y denunciarlo ante la inspección laboral no mejoró las cosas. En su informe, la inspección laboral reconoció que soy una profesional competente. Tuve que sufrir durante un largo año y medio un acoso inhumano hasta que, en julio de 2013, al concluir mi último contrato de sustitución, la empresa inició un veto contra mí, que dura hasta hoy. En todos los procesos de selección, convocados desde entonces, muchas veces han escogido a personas que han iniciado la relación laboral con el hospital después de mi y a menudo con menos experiencia. Soy madre de cuatro hijos y nunca imaginé que ser coherente con mis convicciones tendría un precio tan alto. Te pido tu apoyo para que esta situación injusta no vuelva a repetirse y la libertad de conciencia sea un hecho respetado en los hospitales, especialmente cuando estás promoviendo el derecho a la vida de los seres humanos más vulnerables. Si firmas esta petición estarás ayudando a restituirme en mi puesto de trabajo, injustamente perdido, y sobre todo impedirás que una historia como la mía vuelva a repetirse. Me encanta mi trabajo, me gusta atender a mis pacientes y no encuentro una recompensa mayor que el hecho mismo de amar y hacer lo mejor que puedo las cosas. Pero si el precio que tengo que pagar por hacerlo es renunciar a mis convicciones, sencillamente, no quiero pagarlo. Sueño con un mundo mejor para nuestros hijos, donde se respete el derecho a la vida y la libertad de conciencia, y mi deber es empezar a construirlo con mis propios actos. ¡Gracias por tu apoyo! ¡Gracias por promover la dignidad del derecho a la vida y la libertad de conciencia! Montserrat Balsells

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “«Me han despedido de un hospital católico por denunciar la práctica de abortos»
  1. Ay, Montserrat, ¿qué te creías? Que la Iglesia es coerente con lo que predica? ¿la Iglesia que cennsura las críticas al PP en 13TV por el aborto? ¿la Iglesia que dice ayudar a los pobres pero que le alquila la Capilla Sixtina a Porsche? ¿la Iglesia que entrega dinero a fundaciones sionistas mientras los católicos pasan hambre en España?

    ¿la Iglesia que despide a los trabajadores de las Universidades católicas que condenan el gaymonio?Pues sí, hija sí, no eres la única despedida de la Iglesia por defender la fe católica. En la Iglesia es mejor tragar que defender la fe católica.

  2. En mi parroquia hay una guarderia y ni un solo crucifijo en sus paredes. La mayoria de las tecnicos contratadas no van a misa los domingos ni les preocupa eso. Cuantras contradicciones…

  3. Pues lamento decirle que nadie de la jerarquía va a salir en su defensa, ni a denunciar la injusticia. Esos temas, según Begoglio, son de los que no hay que estar hablando todo el tiempo. El santo Padre está muy ocupado recibiendo al transexual con su novia, no tiene tiempo para usted. Y el portacoz Tamayo dice que hay que comunicar mejor, pero de usted, ni mú.

    Sí, es muy triste.

  4. En el mundo de hoy, no hay lugar para los católicos, ni siquiera en instituciones (como Hospitales) vinculados a la Iglesia. Si esta chica fuera abortista y rabiosamente anticristiana, ya la habrían ascendido a Jefa de Departamento.

  5. Siento decir que la noticia ya es vieja y que el arzobispado de Barcelona anunció hace poco que dejaba el patronato del Hospital Sant Pau.

  6. He conocido a feministas lesbianas y proabortistas profesionalmente contratadas, durante años, lustros en algunos casos, en Cáritas y en otras movidas católicas de acción social, educativa o sanitaria. Y a esta mujer,profesional sanitaria, la despiden, al parecer, de un centro sanitario vinculado a la Iglesia por su postura de rechazo al aborto.

    Vivir para ver. El trigo y la cizaña que somos, sí, Dios es el Juez, de acuerdo, somos las personas pecado y virtud, exacto, todos pecadores necesitados de la misericordia de Dios. Pero que hoy día en la Iglesia aparece claramente el rabo de la Bestia de que nos habla el Apocalipsis de Juan…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles