El Arzobispo de Granada con el Papa

|

Javier MArtinezComo adelantó en primicia «La Cigüeña de la Torre», el Papa Francisco ha querido hacer público su apoyo al Arzobispo de Granada, victima del acoso de dos periodistas de escasísima talla moral, intelectual y profesional.


Es necesario orar a Dios y pedirle cada día la gracia de comprender su voluntad, la gracia de seguirla y la gracia de realizarla totalmente. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Existía en un tiempo la ley hecha de prescripciones y prohibiciones, de sangre de toros y chivos, “sacrificios antiguos” que no tenían ni la “fuerza” de “perdonar los pecados”, ni de hacer “justicia”. Después vino al mundo Cristo y al ser crucificado, el acto “que de una vez para siempre nos ha justificado”, Jesús ha demostrado cuál era el “sacrificio” más agradable a Dios: no el holocausto de un animal, sino el ofrecimiento de la propia voluntad para hacer la voluntad del Padre. Voluntad de Dios, camino de santidad Las lecturas y el Salmo del día orientaron la reflexión del Papa sobre uno de los ejes de la fe: la “obediencia a la voluntad de Dios”. Éste – afirmó Francisco –, “es el camino de la santidad, del cristiano”, es decir, que “el plan de Dios sea realizado”, que “la salvación de Dios se cumpla”: Lo contrario comenzó en el Paraíso, con la no obediencia de Adán y aquella desobediencia ha traído el mal a toda la humanidad. Y también los pecados son actos de no obedecer a Dios, de no hacer la voluntad de Dios. En cambio, el Señor nos enseña que éste es el camino, y que no hay ningún otro. Y comienza con Jesús, sí, en el Cielo, en la voluntad de obedecer al Padre, pero en la tierra comienza con la Virgen: con Ella. ¿Qué le dijo al Ángel? “Que se haga lo que tú dices”, es decir que se haga la voluntad de Dios. Y con aquel “sí” al Señor, el Señor ha comenzado su recorrido entre nosotros. Tantas opciones sobre la bandeja “No es fácil”. El Papa repitió varias veces esta expresión refiriéndose al hecho de realizar la voluntad de Dios. No ha sido fácil para Jesús que  – recordó – sobre esto fue tentado en el desierto y también en el Huerto de los Olivos, con el corazón atormentado, aceptó el suplicio que le esperaba. No fue fácil para algunos discípulos, que lo dejaron porque no entendieron lo que quería decir “hacer la voluntad del Padre”. No lo es para nosotros, desde el momento que – notó Francisco  – “cada día nos presentan tantas opciones sobre una bandeja”. De ahí que se haya preguntado: ¿Cómo hago para hacer la voluntad de Dios?”. Pidiendo “la gracia” de querer hacerla: “¿Yo rezo para que el Señor me de las ganas de hacer su voluntad, o busco compromisos porque tengo miedo de la voluntad de Dios? Y otra cosa: rezar para conocer la voluntad de Dios sobre mi vida, sobre la decisión que debo tomar ahora… tantas cosas. Sobre el modo de administrar las cosas… La oración para hacer la voluntad de Dios, y la oración para conocer la voluntad de Dios. Y cuando conozco la voluntad de Dios, también la oración, por tercera vez: para hacerla. Para cumplir aquella voluntad, que no es la mía, es la de Él. Y no es fácil”. “Querer” la voluntad de Dios El Papa Francisco resumió estos conceptos afirmando que “hay que rezar para tener ganas de seguir la voluntad de Dios, rezar para conocer la voluntad de Dios y rezar  – una vez conocida esta voluntad – para ir adelante con la voluntad de Dios”: “Que el Señor nos dé la gracia, a todos nosotros, que un día pueda decir de nosotros lo que dijo a aquel grupo, aquella muchedumbre que lo seguía, aquellos que estaban sentados en torno a Él, como hemos escuchado en el Evangelio: He aquí mi madre y mis hermanos. El que hace la voluntad de Dios, éste para mí es hermano, hermana y madre. Hacer la voluntad de Dios nos hace ser parte de la familia de Jesús, nos hace madre, padre, hermana, hermano”. (María Fernanda Bernasconi – RV).

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
5 comentarios en “El Arzobispo de Granada con el Papa
  1. «Yo Soy, bienamada. Mi Reino vendrá.

    Permíteme utilizarte para Mi Gloria. Yo no te abandonaré, aún cuando tu espíritu parece, algunas veces, tan alejado de Mí, tu Dios. Confía en Mí y cuenta Conmigo, hija queridísima. Permite que Mi Espíritu respire completa y libremente en ti. Recompénsame ahora, hija Mía, siendo obediente y buscando sólo Mis Intereses. Yo siempre estoy delante de ti, así que no temas atravesar este valle sin refugio, sin pasto, estéril y seco. Yo sé que su oscuridad está aterrorizando tu alma, pero Soy Conocido por no haber dejado nunca sedientos a aquellos a quienes he conducido a través de los desiertos. Yo estoy delante de ti para abrigarte con Mi Amor contra los vientos secos. Yo te alimento con Mi Palabra. » TLIG 27.03.1989

  2. Seguir la voluntad de Dios no es fácil. Ni lo fue para el mismo Señor, dice Francisco.
    No le fue fácil al Señor verse sometido a las injusticias, al desprecio., a la balsfemia, a la mofa, al insulto, pero ni una duda o turbación en seguir en su condición de Dios-Hombre en lo que respecta a la Voluntad Divina, pues como él mismo dijo mi Pare y YO somos UNO. Libremente se hizo hombre y libremente, lo que no quiere decir VOLuNTARIAMENTE, la muerte de cruz brutal e ignominiosa tras una pasión agónica infligida por la fiera humana desatada.
    Tentaciones del Señor experimentadas en su naturaleza humana en cndiciones extremas hasta límites de vacío existencial, pero nunca con pérdida de su condición de Dios y por lo tanto sin´pizca de dudas de su propio ser y estar.
    La VOLUNTAD de Dios es la que en su Revelación propia nos dejó el Señor, en cualquier circunstancia de tiempo y lugar en que nos hallemos. Que como es lógico no consiste siempre ni principalmente seguir la voluntad de otros hombres si esa voluntad no es o diverge de la voluntad de Dios.
    La pobreza es el signo del católico ibeiente y casto, apunta Mariam Isaac. Mejor no confundir el lenguaje. La pobreza es tener necesidad de Dios, estra atentos, disponibles, dispuestos, aprovisionados para seguir la voluntad de Dios. Desprendidos NO es empobrecidos materialmente hasta la menesterosidad de medios para la vida. Pero sí ánimo desprendido seguido de hechos en consonancia. Sin retóricas ni tópicos.

  3. Esto… no es noticia…pues ya el arzobispado de Granada había comunicado la semana pasada que el Arzobispo viajaría a Roma:

    «Asimismo, el Arzobispado informa que el Arzobispo de Granada se desplazará a Roma próximamente durante unos días para llevar a cabo en diversas Congregaciones de la Santa Sede diferentes gestiones acerca de la vida diocesana.»

    Pueden verlo en la web del arzobispado en notas de prensa.
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles