Gotti Tedeschi rompe su silencio: «Es el momento de que se sepa por qué fui destituido»

|

gotti-tedeschi-02 (1) El depuesto presidente del Banco Vaticano, Ettore Gotti, desvela por primera vez su versión de la historia en un artículo publicado en Catholic Herald y traducido por INFOVATICANA.


Tengo una pregunta para el cardenal George Pell, el cual, como prefecto de la Secretaría de Economía, está supervisando la reforma de las finanzas de la Santa Sede. Eminencia, ¿está seguro de que usted ha sido informado adecuadamente sobre la historia reciente del banco del Vaticano, del que yo era presidente desde 2009 hasta que fui despedido después de un voto de censura en el 2012? En un artículo para el Catholic Herald el mes pasado, el cardenal Pell explicó por qué cree que las finanzas de la Santa Sede están en buena forma y que todo está bajo control. De hecho, dijo que la situación financiera del Vaticano era mucho más saludable de lo que parecía – ya que cientos de millones de euros que faltaban en el balance de la Vaticano habían salido a la luz. El artículo de “El purpurado” habrá tranquilizado a los fieles que realizan sacrificios financieros para apoyar a la Iglesia. También se habrá ofrecido comodidad a las numerosas organizaciones religiosas que dependen de esos recursos a fin de mes. Sin embargo, el artículo parece inquietar al portavoz del Vaticano, quien dijo que no había «nada ilegal, ilícito o mal administrado». El cardenal Pell me menciona por mi nombre en el artículo, señalando que los últimos años del pontificado de Benedicto XVI fueron una época turbulenta para el Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido comúnmente como el Banco Vaticano. «El director del banco, el Dr. Ettore Gotti Tedeschi, fue despedido por la junta laica», escribió, «y una lucha por el poder en el Vaticano dio lugar a la fuga de información regular.» Por ello, quisiera presentar algunas reflexiones que espero sean útiles para el cardenal, así como a toda la Iglesia. He guardado silencio durante dos años y medio desde mi expulsión, pero creo que ahora es el momento de poner algunas cosas en claro. El cardenal Pell tiene toda la razón cuando afirma que la Santa Sede tiene un fuerte deseo de cumplir con los estándares internacionales de transparencia financiera. Eso es exactamente lo que Benedicto XVI se propuso lograr cuando lanzó amplias reformas de las finanzas vaticanas. Estas nuevas normas son tan importantes que las he descrito como «el Tratado de Letrán del siglo XXI». Su objetivo es hacer que la Santa Sede cumpla con las normas financieras internacionales que ninguna organización importante puede pasar por alto después de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, incluso por (supuestas) razones de confidencialidad o secreto. Benedicto XVI me pidió conseguir este objetivo de una manera «ejemplar» con el fin de garantizar la credibilidad de la Iglesia como una autoridad moral universal. Pusimos en marcha este proceso con el cardenal Attilio Nicora, presidente de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede, y los principales expertos de dentro y fuera del Vaticano. El cardenal Pell menciona la famosa toma de € 23 millones (£ 18,3 millones) de dinero del banco del Vaticano por el Banco de Italia en su artículo. Dijo que el dinero estaba congelado debido a que «las autoridades de supervisión del banco del Vaticano no se movieron suficientemente rápido» para aplicar las leyes internacionales contra el blanqueo de dinero. La incautación ocurrió poco después de que yo fuese nombrado presidente del banco del Vaticano en 2009 y comenzase a poner en práctica las reformas solicitadas por Benedicto XVI. Antes de ser presidente, el nivel de transparencia del banco fue considerado como insuficiente. La incautación de los € 23 millones, y la posterior investigación por parte del fiscal de Roma, fueron motivadas por la falta de una ley contra el blanqueo de dinero y una autoridad dedicada a supervisar todos los asuntos de transparencia financiera. Estas medidas de seguridad son necesarias en todos los bancos que operan en países de la llamada «lista blanca» – es decir, los países que se comprometieron a erradicar el terrorismo y el blanqueo de dinero. Con la aprobación explícita del cardenal Bertone, Secretario de Estado y el presidente de la Comisión de Cardenales, decidí dejarme interpelar por el fiscal público de Roma. Este fue un paso inusual para un funcionario del Vaticano, pero estábamos decididos a demostrar que, a partir de ese momento, no queríamos tener nada que ocultar. El Papa Benedicto requería nada menos que una total transparencia. El dinero incautado fue puesto en libertad gracias a la capacidad y la credibilidad de mi abogada, la profesora Paola Severino, que más tarde se convirtió en la ministra italiana de Justicia. Ella fue capaz de convencer al fiscal de la determinación de la Santa Sede para lograr tres resultados tangibles a finales de 2010: la aprobación de una ley contra el blanqueo de dinero, la introducción de procedimientos estrictos en el banco del Vaticano y la creación de la Autoridad de Información Financiera del Vaticano (FIA). El 31 de diciembre 2010, Benedicto XVI firmó el motu proprio para ratificar la ley contra el blanqueo de dinero. También estableció la FIA y nombró al cardenal Nicora como su presidente. Puede ser difícil para el cardenal Pell apreciar el esfuerzo, los conflictos y dificultades a los que nos enfrentamos en 2011, cuando empezamos a aplicar la ley contra el blanqueo de dinero y la FIA comenzó su trabajo. Fueron reconocidos estos esfuerzos cuando Moneyval, el órgano de control del Consejo de Europa, llevó a cabo su primera preevaluación en noviembre de 2011 y los resultados fueron muy positivos. Los funcionarios de Moneyval incluso expresaron su sorpresa por nuestro compromiso y eficiencia. Sospecho que nadie ha explicado detalladamente al cardenal Pell lo que ocurrió inmediatamente después. En diciembre de 2011, justo después de la visita de Moneyval, se modificó la legislación contra el blanqueo de dinero, así como el papel de la FIA. Se me informó de los cambios en enero de 2012 a través del presidente de la FIA, pero sólo después de que la nueva ley se hubiese elaborado. Para no hacer el cuento largo, el cambio clave fue que la FIA dejó de ser un organismo independiente, para quedar bajo la supervisión del Secretario de Estado, el cardenal Bertone. El sistema bancario internacional quedó muy preocupado por la aplicación inmediata de la nueva ley y lo vio como un cambio de la ruta declarada de transparencia y los resultados tangibles prometidos. Como resultado, cuando Moneyval nos visitó de nuevo a principios de 2012 expresó sus dudas acerca de la situación – especialmente de la pérdida de independencia de la FIA. Esto era algo preocupante para el cardenal Nicora, el consejo asesor de la FIA y para mí. El presidente de la FIA ​​escribió un memorando transmitiendo su preocupación al cardenal Bertone, que fue publicado luego por un importante periódico italiano. Más tarde, Moneyval emitió su segundo informe previo, el 27 de abril de 2012, afirmando que el Vaticano había dado «un paso atrás». ¿Se ha puesto adecuadamente al tanto de estos acontecimientos al cardenal Pell? Como resultado de los cambios legislativos, el sistema bancario internacional se negó a trabajar con el Banco Vaticano. Dos de los principales bancos italianos me transmitieron directamente sus inquietudes por escrito. ¿El cardenal Pell ha tenido acceso a estos documentos? O, si se le ha informado, ¿considera que no tienen importancia? Posteriormente, el presidente de la FIA ​​pidió a la Secretaría de Estado suspender la ratificación de los cambios. Sin embargo, los cambios fueron ratificados inmediatamente por la Secretaría de Estado de casi un mes antes de la fecha límite formal. Encontré esta prisa sorprendente y curiosa. Ahora me gustaría aclarar, por caridad al cardenal Pell, la relación entre el banco del Vaticano y el escándalo conocido como “Vatileaks”, en el que un mayordomo papal filtró documentos vaticanos sensibles a los medios de comunicación. Un documento interno del banco del Vaticano (sobre la relación entre la FIA y la IOR) y un documento preparado por el cardenal Nicora para el Secretario de Estado, se publicaron en la prensa italiana. Me acusaron de liberar los documentos, creo, para minar mi credibilidad. Esta acusación no era cierta, pero se me exigió una investigación inmediata. No sucedió nada. Más tarde se demostró que los documentos fueron filtrados por el mayordomo del Papa. Cuando fui expulsado posteriormente, se ofrecieron nueve motivos de mi eliminación. Creo que las razones eran engañosas. Se me acusó de descuidar mis deberes, de no mantener a la junta informada y de una mala gestión. Una de las razones que se expusieron se refiere también vagamente a la filtración de los documentos – que, como acabo de decir, más tarde se comprobó que fueron filtrados por otra persona. El cardenal Pell también necesita ser informado sobre lo que considero que es la verdadera razón que se esconde detrás de la votación de la junta directiva del banco del Vaticano de no confiar más en mí. En abril de 2012, la Comisión de Cardenales volvió a confirmar mi cargo, pero el 24 de mayo la junta me despidió. Creo que la razón, que nunca me han permitido explicar, fue mi decisión de presentar a la Junta un plan que habría cambiado totalmente el papel y la gobernanza del banco. Este cambio era absolutamente necesario dado todos los sucesos anteriores. De todos modos, el cardenal Pell no puede saber que la Comisión de Cardenales no ratificó el voto de la junta de censura contra mí. Algunos cardenales apoyaban mis esfuerzos y mi profesionalidad, y se negaron a aprobar tal decisión. Tal vez él tampoco sabe que nunca se me permitió responder en persona a los nueve puntos, a pesar de varias solicitudes. La nota escrita que preparé para abordar cada uno de los nueve puntos tampoco fue nunca considerada. El cardenal Pell es de sobra conocido tanto por sus habilidades como por su honestidad intelectual y moral. Por eso estoy seguro de que nunca tuvo acceso a los documentos que son esenciales para la comprensión de los acontecimientos que tuvieron lugar antes de su nombramiento en Roma. Entre esos documentos, me gustaría destacar los siguientes:

  • Pre-informe de Moneyval de abril de 2012 (véase más arriba).
  • Varios informes de Deloitte de 2011, que se refieren a los obstáculos a la aplicación de nuevos procedimientos.
  • El informe sobre las razones para el cierre de la cuenta de JP Morgan (marzo de 2012).

Si el cardenal Pell leyera estos documentos, sabría la responsabilidad que pesaba sobre mí durante este período. Mi respuesta a los nueve motivos de la moción de censura también le transmitiría la verdadera profundidad de mi sufrimiento.

También me gustaría que supiera cómo reaccioné cuando me quedé horrorizado por la falta de acción de la Secretaría de Estado. Yo animaría al cardenal, asimismo, a leer la entrevista al secretario papal, Monseñor Georg Gänswein, en Il Messaggero en octubre de 2013, en la que afirmó que Benedicto XVI quedó «muy sorprendido» por la moción de censura y que me tenía «en alta estima».

Por último, creo sinceramente que el cardenal Pell debe llegar al fondo de los cuatro misterios siguientes:

1) ¿Quién cambió la ley contra el blanqueo de dinero del Vaticano en diciembre de 2011 y por qué?

2) ¿Quién realmente decidió que debía ser dado de baja como presidente del banco del Vaticano el 24 de mayo de 2012, y por qué?

3) ¿Quién hizo caso omiso a la decisión de Benedicto XVI a favor de mi rehabilitación?

4) ¿Quién se negó a interrogarme acerca de todos los hechos anteriores? ¿Quién no quiere saber mi versión de la verdad y por qué?

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
14 comentarios en “Gotti Tedeschi rompe su silencio: «Es el momento de que se sepa por qué fui destituido»
  1. Les felicito por este scoop, que confirma a Infovaticana como líder de la información religiosa en español y lectura imprescindible para quien quiera saber lo que pasa en la Iglesia.

    Sin aclarar todavía qué intereses particulares movieron aquella maniobra, se confirma la responsabilidad del Secretario de Estado card. Bertone, que fue un verdadero cáncer del pontificado de Benedicto XVI.

  2. Benedicto XVI como siempre, intentó cambiar todo tanto en el ámbito religioso como estructural del vaticano para hacer el caminar recto y justo, todo ello lo hace en el silencio que marca su prudencia, el hacer sin ser visto, el actuar sin ser reconocido… Hoy todo ha cambiado, solo se busca hacer creer que los papas anteriores pasaban ignorando todo y así quedar ahora muchos como los supuestos héroes que han de salvar a la iglesia.

    Que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu derecha.

  3. Los católicos, algunos por lo menos de los que no queremos ser interreligiosos, le quedamos inmensamente agradecidos a D. Ettor Gotti por estas declaraciones tan sugerentes del trasfondo sucio de los bertonianos en el pontificado de Benedicto XVI al que no tuvieron empacho en contradecir ni con respecto al IOR ni en relación al Mensaje de Fátima llegando a la desfachatez pública y publicada de llevar la contraria al Papa en su alcance.
    El despotismo al que llegó esa gente resulta hasta tiránico al prohibirse por decreto e acceso directo al Papa hasta de los prefectos y presidentes de dicasterios y congregaciones sin el previo visto bueno de la Secretaría de Estado, lo que constituyó un golpe de mano que llevaría al papa Ratzinger a renunciar.
    Quedaba también oscuro y sin motivación suficiente, salvo el quia nominor leo, la destitución fulminante y torticera amañada de D. Ettore, maltratado y desacreditado, que ahora sugiere las causas, casualmente también de origen en la Secretaría de Estado de Bertone que solo Bertone podría explicar, cuya vida ahora corre serio peligro, y que ni siquiera Francisco ha querido oir metido como está en su reformismo interconfesional e interreligioso. Vamos a ver si el que se dice incorruptible e incorrupto Pell le hecha riñones o se pliega a la non-sancta obediencia sin dimitir.
    Hay algo muy claro en este asunto turbio por donde se mire. Y es que sin la destitución de D. Ettore Gotti todo se hubiera puesto a punto con transparencia profesional, pero entonces no hubieran podido entrar a revisar hasta las tripas y el alma humana de los organismos vaticanos y en especial los recursos de sus finanzas, llevándose un dineral por los servicios prestados y dejando a su gente dentro, ni Promontory ni McKinsey ni el reorganizador de los medios de comunicacion vaticanos, ad intra y ad extra, hubiera sido un inglés exvirrey de la India y exdirector de la BBC. O sea que infiltrados hasta el tuétano.
    Y esto nos lleva a pensar si los católicos estamos apoyando cumpliendo nuestra obligación y deber a la Religión Católica o a su deconstrucción para ir edificando a costa de sus propis finanzas, la iglesia de iglesias inclusiva interconfeional e interreligiosa. Puede concluirse que hay una mente detrás de tanta tropelía y confusión que se quiere quedar con el Patrimonio Católico, Económico y Espiritual sin necesidad de entrar en obsesiones de la clásica conspiranoya. Gracias D. Ettore aunque de nada van a servir sus precisiones porque no consentirán que este escándalo mayúsculo se divulgue y tome cuerpo. Lo dominan todo, también en el Vaticano de Francisco y sobre todo.
    ¡Gran servicio, InfoVaticana!

  4. La transparencia financiera del Banco Vaticano fue idea de Benedicto y Gotti fue pieza clave. Yo insisto que conspiraron contra Benedicto para hacerle sentir que no tenia condiciones para gobernar la curia vaticana porque a cierto grupo le interesaba que renuncie. Y en ese caso seria una renuncia forzada por circunstancias premeditadas y malintencionadas.

  5. La pregunta Nro.3 de Gotti refleja que Benedicto daba una orden y no lo obedecían. Frente a esas circunstancias se vio obligado a renunciar. Fue una renuncia forzada. Cierto grupo buscaba su renuncia y la mejor forma de obligarlo es hacerle sentir que no gobernaba.

  6. ¿Estaba el Secretario de Estado en el meollo de todas estas intrigas?, porque eso es lo que parece se quiere dar a entender.
    Pone los pelos como escarpias leer estas reflexiones de Gotti.

  7. Pero queridos amigos y hermanos católicos: ¿Qué se puede esperar más que estas barrabasadas en indivíduos desacralizados que ya no se tienen por fieles a la FE de la Iglesia de Jesucristo puesto que afirman a los cuatro vientos, urbi et orbi, que el deber de todo creyente hoy es hacerse interconfeional e interreligioso en un unionismo ecléctico cada uno con su credo y por lo tanto una inmersión en la falaciaia y la hipocresía que necesariamente conlleva la desidentificación de la FE Católica de la Revelación?.
    Inevitablemente la mayoría seguirá el ordeno y mando de los conductores del colectivo titulado humanista, ya no comunidad de Iglesia, remando en las galeras piratas encadenados a la bancada que les fue asignada sin posibilidad de alternativa toda vez que las Ördenes de Redención de Cautivos ya no .tienen medios ni efectivos.Es una lucha a muerte y por eso han iniciado la batalla abatiendo la SAGRADA Liturgia que nos ha dejado defennsas exteriores ni acrópolis.
    Es muy serio, tanto que oarece que estamos en plena batalla que se nois dejó claramente anunciada en que se les haría gurra a los ieles del Señor y que hasrta serían vencidos.
    Que Kasper se atreviera a presentar la propuesta de un CREDIO Ecuménio no es solos una ocurrenia personal. Que este mismo indivíduo propusier lo que propuso como espiritu inspirador del Sínodo-miniConciio, no es iniciativa personal pues demostradio quedó que Francisco lo avaló .
    El rabino judio-argentino Skorka, íntimo amigo de Bergoglio, colaboradores mutuos y consejero. declaraba a la Agencia de Noticias Judía fecha 30 junio 2008 y que está en pantalla este día 10 enero 2015 para quien quiera leerlo lo siguiente:
    El rabino Abraham Skorka, de la Comunidad Benei Tikvá, se expresó a favor de la “unión entre homosexuales” pese a que “la visión judía acerca del matrimonio habla de la unión entre un hombre y una mujer, y el cuadro bíblico primigenio lo define como el estado ideal del hombre”.
    “Pero estamos viviendo en una realidad democrática y sabemos perfectamente bien que existen personas que tienen una sexualidad definida en otro sentido respecto de la concepción bíblica”, sostuvo el rabino en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
    Asimismo, el religioso consideró que “a estas personas con el máximo de los respeto se les debe dar la posibilidad de conformar una unión”, pero aclaró que este contrato “no se llamaría matrimonio, que esta definido por característica heterosexuales”.
    No obstante, Skorka aclaró que “el judaísmo no aprueba la homosexualidad, la Biblia explícitamente lo prohíbe y el Talmud lo plantea y lo soslaya”.
    El rabino indicó que la homosexualidad es condenada con “pena capital”, aunque aclaró que “de allí a la pragmatización hay un trecho muy largo”.
    “Puede haber una insinuación de comprensión de la realidad de estas personas y en su intimidad tendrán que manifestar sus aspectos. Desde un punto de vista antropológico no es fácil aceptar una igualdad de posición con un matrimonio. Hasta hoy no había una figura jurídica que regule la unión de dos seres de un mismo sexo”, agregó.
    Siempre en diálogo con esta agencia, Skorka aclaró que la unión entre personas de un mismo sexo “no se puede considerar una familia desde el punto de vista bíblico”.
    “Tenemos que contemplar de una manera muy dinámica todos los factores. La tradición judía no lo acepta, pero desde esa posición se debe crear una opinión y un citerior”, sostuvo.
    El religioso indicó que si bien “la opinión de la Biblia dice que la homosexualidad está prohibida, en una sociedad democrática hay que apelar a informes antropológicos y sociológicos”.
    Para Skorka, “el gran punto de la discusión es el tema de la adopción” y en este terreno no aceptó la posibilidad de que las parejas homosexuales accedan a este derecho.
    Es decir, no pero sí por razones entropológicas de la cutura pagana y profana secularista.. El Talmud lo plantea pero lo soslaya. Que se arpuebe en el Sínodo-miniConcilio la famiia talmúdica y a lavarse las manos que después ya vendrá el resto-
    Es la cruda realidad sin alarmismos ,pero a tenerla presente y cada cual opte y proceda.

  8. Una vez mas, hemos de recordar que la autoridad legítima de la Iglesia, el Papa, nombró y apoyó al Cardenal Secretario de Estado Bertone y que este cesó legitimamente al presidente del IOR, que pretendía imponer sus criterios. Lo demás son hipótesis o insidias o calumnias.

  9. Para Compatriota: ¿Y con eso que nos quieres contar muchacho compatriota? ¿Es que todo lo legal es ya legítimo o queda legitimado? Será legalizado y a eso habrá que atenerse en la práctica del los hechos de obligado cumplimiento de potestades; pero eso no quiere decir que sea moral, corre to, atinado, en relación al deber ser en la Religión Católica. No confundir Derecho canónico o potestad con AUTORIDAD que es la de Cristo. ¿O es que noi hubo, hay y habrá de todo en los sucesivos pontificados?
    Mandan el Papa, su Secretario de Estado, su Curia y no hay más cáscaras que acatarlo, otra cuestión será cumplirlo por deber de conciencia o por intereses de iideologías. A veces incluso habrá que hacer uso del pase foral: se acata pero no se cumple. ¿No te ha ocurrido nunca o eres un sumiso total?
    Tienes a la vista toda la basura que se ha detectado y sigue en el Conciliarismo, pero por lo visto para ti huele y sabe a agua de rosas porque al Secretario de Estado y su oficina de ejemplares lo nombró el Papa. ¿Qué lógica es esa?.

  10. Impertinente Joel: tu comentario es absurdo. Yo no digo que el Papa y el Secretario de Estado no pudieran cometer error ese incluso pecados. Lo que digo es que el presidente del IOR perdió su confianza y que hay comentarios insidiosos sin mas fundamento que las insidias del cesado. E insisto, dentro del clero y de los laicos que trabajan y cobran en la Iglesia, es exigible la obediencia a la autoridad competente.

  11. Totalmente de acuerdo con compatrita.
    Bueno y breve decía Baltasar Gracián que es doble bueno. Por otro lado la de tonterías que hay que leer y además repetidas muchas veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles