«Una sociedad apartada de Dios merma la dignidad de las personas»

|

DiosLo ha afirmado el Obispo de Santander en una homilía en el Seminario.


  El obispo de Santander, Vicente Jiménez, ha alertado de que «cuando Dios queda eclipsado» en una sociedad «apartada» de Él, se ocasiona una «merma de la dignidad de la persona humana» y se provoca la ausencia de «una verdadera conciencia ética» formada a la luz de los valores humanos y cristianos. Así lo ha manifestado este lunes en una homilía que ha dirigido a los presentes en la misa celebrada con motivo de la fiesta de Santa Catalina de Alejandría, patrona del seminario diocesano de Monte Corbán. En su intervención, Jiménez Zamora ha dicho que «seguir a Cristo» es «convertirnos en constructores de un auténtico humanismo», pues no es posible decir «la verdad plena sobre el hombre» sin conocer a Cristo, el cual ayuda a descubrir «la grandeza de su vocación». El obispo ha destacado que para «disfrutar de nuestros derechos» no es necesario renunciar a Dios porque es Él quien «fundamenta esos mismos derechos» y es su «mejor garante». «El cristianismo es capaz de transformar la vida de las personas y de ayudarlas a realizar su propia vocación en el transcurso de la historia», ha remachado. Asimismo, el obispo cántabro ha instado a «promover el bien» y a «curar tantas llagas abiertas en nuestro entorno social», que son consecuencia de «la carencia» de lo necesario para vivir y que afecta a muchas personas y familias en estos momentos de crisis económica. Jiménez Zamora ha denunciado también los casos de «pobreza severa», según atestiguan estudios de CÁRITAS y el informe de la Fundación FOESSA. En esta línea, ha recordado «la realidad trágica» que están padeciendo «tantos emigrantes» y la situación de los «sin papeles»; la violencia doméstica que «atormenta a numerosas mujeres y niños»; la situación de muchos ancianos que «se sienten olvidados» o la «desesperanza de tantos jóvenes» que se afanan en buscar «paraísos perdidos»; a todo lo cual hay que añadir «el hartazgo de la corrupción bastante generalizada, que tanto irrita a los ciudadanos». También ha recordado en la fiesta de Santa Catalina, la patrona del seminario de Corbán, la necesidad de «promover las vocaciones sacerdotales», una necesidad a la que «quiere dar respuesta» la Programación Pastoral Diocesana del presente curso 2014-2015. El obispo ha exhortado a los sacerdotes de la Diócesis a ser «promotores» de vocaciones sacerdotales, para lo cual «es importante que demos testimonio evangélico de nuestra vocación con alegría y humildad, aun en medio de las dificultades y cruces de la vida».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “«Una sociedad apartada de Dios merma la dignidad de las personas»
  1. Pues sí, lleva toda la razón este obispo.Es así. E incluso yo añadiera, acaso «de mi cosecha»: una sociedad que se ha olvida de Dios, que le da la espalda, y esto es lo que estamos viviendo hoy día, propicia la instauración social de un ateísmo de bajo fuste, de baja altura moral. un ateísmo no militante sino acomodaticio, pasota, de corte hedonista y ferozmente individualista.

  2. Pienso que la Iglesia no solo debe denunciar la realidad ,
    Por ejemplo el maltrato de mujeres en el seno de la familia. Una mujer dentro de una familia necesita respuestas de como vivir el dia, como encontrar la paz o trasnformar su hogar, como sanar sus heridas.
    En la Misa se trata de sacar fuerza y confianza de ver alli a Dios providente.
    Pienso que las denuncias sociales deben perfilarse en enciclicas, las cartas dirigidas a los politicos, a los empresarios, a los educadores,
    Sin embargo la denuncia del aborto es un denuncia que si aplica a la conciencia de los que acuden a Misa, pero esta denuncia sigue en Silencio. Solo Reig Pla se atreve.
    En lo mas profundo de la conciencia de los catolicos, lo que esperamos en encontrar el alimento de Dios, la esperanza de que lo que hacemos nos llevara por buen camino,
    Talves fuera por eso que Cristo lo denunciara a los responsables pero que sobre todo les ofreciera el consuelo , del sermon de la montaña y el del juicio final . Que contiene todo lo que el obispo esta denunciando : las bienaventuranzas para los que sufren y la vida eterna para quienes consuelan y ayudan de corazon a su projimo.

    Nunca he escuchado una Misa mejor que la del Padre Manuel Rodriguez misionero claretiano en Peru, ( Misas de Sanacion como las de Paris en otra parroquia) que se abarrotan porque el Padre reconforta a los fieles, con la Gracia de Jesus, y eleva a todos en alabanza a Dios, aunque esten sufriendo grandes adversidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles