El Opus Dei se desmarca del destituido obispo Livieres

|

LivieresLa Oficina de Informacion de la Prelatura en Roma ha emitido un comunicado en el que se desmarca de las palabras del ex-Obispo de Ciudad del Este. 

Esta Oficina aclara que las palabras –muy desacertadas– del obispo Rogelio Livieres publicadas en su blog, sobre el Sínodo de la familia, son de su entera y exclusiva responsabilidad.

La actitud en la Prelatura del Opus Dei es y será siempre de unión total con el Santo Padre, en la comunión de toda la Iglesia.

Roma, 11 de octubre de 2014

El comunicado viene despues de que el Obispo publicara en su Blog personal un articulo en relación al Sinodo de la familia, articulo que reproducimos.

OCT 9, 2014
ESPERANZA FRENTE AL PELIGRO DE CISMA

En la Misa de Apertura del Sínodo Extraordinario sobre la Familia el Papa Francisco llamó a los Obispos a colaborar con el plan de Dios y formar así un pueblo santo. Ofrezco estas reflexiones con el deseo de servir al Papa de la mejor manera que puedo.

La Iglesia, fundada sobre la roca de Pedro, espera del Sínodo la promoción de la familia cristiana. Pero lo que la Biblia llama «el mundo» tiene una expectativa muy distinta: los medios de prensa vociferan cada día para que la Iglesia «se ponga al día». Un eufemismo para exigir que bendiga, y no condene, los desvíos morales cada día más frecuentes –entre otras razones, por la promoción sistemática desde la prensa y la industria del entretenimiento.

La Iglesia sin embargo no fue establecida para sancionar lo que el mundo pretende, sino para enseñarnos lo que Dios quiere de nosotros y acompañarnos en el camino de la santidad. Porque es en la voluntad de Dios, que todo lo sabe y no puede engañarse ni engañarnos, donde nosotros encontramos la verdadera paz y felicidad. Ni la doctrina de la fe ni la práctica pastoral –consecuencia de esa doctrina– son el resultado de consensos de curas, aunque sean cardenales u obispos.

Ya desde los primeros tiempos del cristianismo los Apóstoles y sus sucesores fueron presionados por poderosas élites religiosas y políticas para que tergiversaran la verdad y la misión evangélica que habían recibido de Cristo. Pero en vez de inclinarse ante otros dioses nos dejaron un testimonio de fidelidad incondicional a la verdad derramando su sangre. Porque «hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hechos 5:29). Estos días me consuela pensar en el ejemplo de san Atanasio. Fue expulsado de su Diócesis no una sino cinco veces, debido a las maquinaciones de sus hermanos obispos arrianos con los que no estaba «en comunión», precisamente porque quería promover «la fe católica y apostólica», como dice la Plegaria Eucarística I, o Canon Romano.

Bendecir y aceptar «lo que todo el mundo quiere» no es ni misericordia ni amor pastoral. Más bien, es pereza y comodidad, porque estaríamos renunciando a evangelizar y educar. Y respetos humanos, porque nos importaría más el qué dirán que increpar proféticamente en la obediencia a Dios. Ya san Benito resumía, en otra época también signada por mucha confusión, el principio de vida eterna de la obediencia: «mi palabra se dirige ahora a ti, quienquiera que seas, para que renuncies a tus propias voluntades y tomes las preclaras y fortísimas armas de la obediencia…», «…así volverás por el trabajo de la obediencia a Aquel de quien te habías alejado por la desidia de la desobediencia» (Regla, Prólogo).

Dentro de la Iglesia, y últimamente desde algunas de sus más altas esferas, «soplan vientos nuevos» que no son del Espíritu Santo. El mismísimo cardenal prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, entre otros, ha criticado la pretensión utópica de hacer cambios de fondo en la práctica pastoral sin por ello afectar la doctrina católica sobre la familia. Sin juzgar sus intenciones, que presumo las mejores, y con la tristeza de tener que mencionarlos por nombre, ya que son de público conocimiento, el cardenal Kasper y la revista jesuita Civiltà Cattolica son activos propulsores que lideran esta confusión. Lo que antes estaba prohibido como una grave desobediencia contra la ley de Dios ahora podría quedar bendecido en nombre de su misericordia. Justifican lo injustificable por medio de sutiles interpretaciones de textos y hechos históricos. Pero los que realmente conocen de estas materias han reducido a polvo estos sofismas. No olvidemos lo que nos aseguró el Señor: «El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Mateo 24:35).

Aprovechemos la extraordinaria oportunidad que nos ofrece el Sínodo para reafirmar de modo positivo lo que la Iglesia siempre y en todas partes ha creído sobre la familia y ha puesto en práctica en su disciplina. Esto nos exige, al mismo tiempo, defender la verdad frente a los que están dividiendo y confundiendo al Pueblo de Dios. La situación es gravísima y no soy yo el primero en advertir que desgraciadamente estamos frente al peligro de un gran cisma. Exactamente lo que el Señor y su Santísima Madre nos han prevenido en apariciones reconocidas y aprobadas por la autoridad de la Iglesia.

Frente a los que están queriendo «dibujar» consensos y manipular estadísticas, como si el Pueblo de Dios estuviera pidiendo lo que en realidad se le quiere gravar por la fuerza de una autoridad abusiva, recordemos que la Iglesia no vive ni se define a partir de las opiniones de los hombres y el cambio de los tiempos sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. La historia de cómo se terminó imponiendo a todo un pueblo católico el cisma de la Iglesia de Inglaterra, junto con el testimonio martirial de san Juan Fischer y santo Tomás Moro, son una lección que hoy vale mucho profundizar.

Roguemos por el Papa, por los Cardenales y los Obispos, para que todos estemos dispuestos incluso a derramar la sangre en la defensa y promoción de la familia contra las tormentas del engaño y la idolatría de la libertad sexual del hombre frente a Dios. No nos dejemos engañar ni apartar de la fe y de la práctica moral que Jesucristo nos enseñó. Sabemos que el mundo odió a nuestro Señor. El servidor no puede ser más que su amo. El mundo nos perseguirá, incluso invocando falsamente el nombre de Dios. Y a los eclesiásticos que hablen como el mundo quiere, los aplaudirá y los amará, «porque son de los suyos», no de Dios.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El Opus Dei se desmarca del destituido obispo Livieres
  1. Era evidente, prometió silencio y ahora bajo su mismo tono conflictual y en lugar de pedir disculpas por su conducta infraterna pública quiere proclamar el apocalipsis en la Iglesia…sigue sin estar en sus cabales

  2. Leo y re-leo lo que escribió el Obispo y no encuentro motivo alguno para que la oficina del Opus Dei emita un comunicado en esos términos. La defensa que hace el Obispo de la Doctrina se me hace estupenda, en estos tiempos de confusión…en los que, por cierto, todo quiere someterse a «consensos».

  3. Sería de gran ayuda para los miembros del Opus Dei que la oficina de información de la Prelatura explicara por qué son «muy desacertadas» las palabras del obispo Rogelio Livieres sobre el Sínodo de la familia, ya que es imposible advertir en ellas una sola frase que contradiga lo que la Iglesia Católica siempre ha enseñado, o que invite a romper la comunión con el Santo Padre. Si no se ofrece tal explicación, se corre el riesgo de que pueda interpretarse que el comunicado fue solamente emitido respondiendo a alguna presión externa a la Prelatura

  4. Qué vergüenza,Dios mío….;qué vergüenza !
    «si eso hacen con el árbol verde,¿qué no harán con el seco?»
    Señor:¡No consientas más abominación!
    Ramblas,Cardenal Pasquino.

  5. Estos del OPUS siempre igual, nadando y guardando las ropas…
    Se ponen del lado del poder, ahora Francisco, no sea que pierdan su fe. Hablo con experiencia, los hay buenos, regulares y malos, como en todos, pero sobre todo interesados, ese es su estigma…
    Lo siento Gabriel.

  6. La última entrada del blog de Monseñor Livieres es sencillamente magistral.
    Y la nota de la oficina de prensa del Opus Dei sobre dicha entrada,deplorable.Y sin firma,como corresponde a los cobardes…
    Ramblas,Cardenal Pasquino.

  7. No deja de sorprender el tenor de la declaración de los voceros del OD, porque Mons. Livieres, en cuanto sucesor de los Apóstoles -recordemos además que la etimología de la palabra obispo es «vigilante»- tiene el derecho-deber de denunciar lo que considere peligroso para la salvación de las almas. Cabo por tanto preguntarse si las autoridades del OD no habrán recibido del Vaticano instrucciones precisas de emitir el comunicado de marras y en tales términos.

  8. Voy a decir lo único que me sale tras leer esto y voy a tratar de contenerme: MISERABLES COBARDES
    .
    Esto a demás lleva un mensaje interno muy claro de advertencia de que salga lo que salga del sínodo el que abra la boca a la calle.

  9. Disiento de la mayoría de comentarios anteriores, Livieres un hombre ortodoxo y bravo como los que no hay, se equivocó escribiendo una carta dando una sumisión que no se puede dar. Alejandro Sosa Laprida le escribió una carta abierta cuando le prohibieron ejercer su cargo de Obispo, no le hizo caso. Se podrá encontrar en internet googleando. Es pena que Livieres no se de cuenta de qué es Roma ahora, y de que Roma ahora, si paga traidores. Mucho.

  10. Soy gran admirador de obispos valientes del Opus Dei, como siempre lo han sido el Cardenal Cipriani y Monseñor Livieres, que hablan con la parresía propia de sucesores de los apóstoles y llaman las cosas por su nombre, sin importar que esto les guste o no les guste a los hermanos mundanizados en el clero e incluso en el orden episcopal.

    En la carta de Monseñor Livieres no encuentro nada que objetar, mas bien lo considero un escrito magistral y ejemplar, aunque no faltará quien sienta que la verdad ahí expuesta le incomode, pues deberá incomodarle.

    Es de la máxima vergüenza, que la Oficina de Informacion de la Prelatura del Opus Dei en Roma se preste para descalificar bruscamente estas tan acertadas palabras de Monseñor Livieres en un acto que solo puedo calificar de suma sobonería barata a quien podría sentirse incómodo ante tanta verdad y claridad.

    Va a sacrificar el Opus Dei también a sus otros obispos valientes, esperando temerosamente poder asegurarse así las simpatías de quien use y abuse del poder en Roma? Pues verán que el ser usados ahora no les liberará de ser descartados luego, cuando ya no los necesite para lograr sus fines. Con una carcajada entonces les pagará su traición a sus mejores hermanos.

  11. «Triste», por decirlo de algún modo, lo del Opus Dei, sustancialmente decir -¿¡todo sea por desmarcarse!?- que esas ciertas palabras en esta confusión son «-muy desacertadas-«.
    Opino

  12. En efecto, se constata la crisis profunda del Opus Dei. Denuncian públicamente a Livieres y no hacen nada con el sacerdote Carreras.

    Visto cómo se comportan estos, y los de CL y los Kicos, etc., me temo que los «nuevos movimientos», en sentido amplio, no son la primavera de la Iglesia postconciliar. Se van pasando al progresismo y, con ellos, arrastran a los buenos.

  13. qué lejos quedan los tiempos en los que,el propio S.Josemaría,se enfrentó en una audiencia a un jefe de Estado de la época por haber dicho de un numerario que era un «solterón egoísta».
    Ahora,la Obra deja a sus hijos a los pies de los caballos…
    Pues,mal…muy mal…¡requetemal!

  14. Creo q el comunicado del Opus Dei va en relación a que no es propio de la Obra criticar la actitud de los obispos . Son ungidos de Dios. Para bien o para mal. Entendamos esto

  15. Entiendo que si esa nota se ha redactado y publicado desde VillaTevere previamente habrían hablado telefónicamente con mons, livieres…por lo que la cosa debe estar calentita entre el gobierno central de la obra y la cruz de palo de paraguay…

  16. Simple y llanamente es ahora al opus dei a quien le toca decantarse por la obra de Dios o por la obra de las tinieblas… EL obispo Livieres va a ser instrumento de Dios para cribar a la obra. Si este obispo hubiese sido destituído por una causa claramente mala o porque era contrario a la fe todo estaría claro. Pero la persecución es contra los que verdaderamente siguen a Jesucristo, con lo cual es claro que esto desencadenará una división en el seno del opus y se verá realmente si se ponen de parte de la verdad que es Jesucristo y no de la apostata jerarquía que por desgracia está hoy en el vaticano y que por tanto ya no es jerarquía católica. pero no hay peor ciego que el que no quiere ver…

    «Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.» Gálatas 1:6-10

  17. Con Livieres han sido rapidísimos, pero al sacerdote numerario progre que está defendiendo el aborto y la comunión de los divorciados recasados nadie le cierra la boca… ¿Por qué será?

  18. Esto es lo que pasa cuando cualquier verdad particular de nuestra Fe,se hipertrofia y saca de quicio;se convierte en «verdad enloquecida»,por decirlo con palabras de Chesterton.
    Eso ocurre con la figura del ministerio petrino.A lo largo de los siglos le hemos ido colgando tantas medallas,que se dobla por el peso.
    Se comprende la reacción tras la crisis protestante,pero….hay que tener cuidado con no pasarse,porque-casi inevitablemente-podemos caer en un error opuesto:Tras Nestorio llegó Eutiques,y tras Arrio,Sabelio…
    Hasta la reforma gregoriana llevada a cabo por S.Gregorio VII,el papa era el Vicario de Pedro,no de Cristo.La Iglesia,para entonces,llevaba ya un milenio a sus espaldas…Y desde entonces,todo ha sido un crescendo que acaba con la definición dogmática de de la infalibilidad,acaecida en el Vaticano I.Infalibilidad muy mal entendida por la mayoría,porque está lejos de ser siempre y en todo,como no pocos creen-o creían hasta hace bien poco-
    Tal vez vaya siendo el momento de centrar y profundizar en el tema,pues…,si sostengo que el Vaticano II está muy mal interpretado,y mucho peor aplicado,no andan libres de cosas parecidas los demás concilios de la Iglesia.
    Ramblas,Cardenal Pasquino.

  19. Última Hora, el Opus Dei acaba de sacar una nota de prensa en la que se desmarca de las tres cartas escritas por San Josemaría, llamadas las tres campanadas, al encontrarlas muy desacertadas y remarca que el Opus Dei La actitud en la Prelatura del Opus Dei es y será siempre de unión total con el Santo Padre, en la comunión de toda la Iglesia.

  20. «La Iglesia sin embargo no fue establecida para sancionar lo que el mundo pretende, sino para enseñarnos lo que Dios quiere de nosotros y acompañarnos en el camino de la santidad. Porque es en la voluntad de Dios, que todo lo sabe y no puede engañarse ni engañarnos, donde nosotros encontramos la verdadera paz y felicidad. Ni la doctrina de la fe ni la práctica pastoral –consecuencia de esa doctrina– son el resultado de consensos de curas, aunque sean cardenales u obispos.»

    El párrafo tomado de la fuente de Livieres.
    ¿Esto son palabras muy desacertadas?

  21. Y esto es de lo mejor:

    «Ya desde los primeros tiempos del cristianismo los Apóstoles y sus sucesores fueron presionados por poderosas élites religiosas y políticas para que tergiversaran la verdad y la misión evangélica que habían recibido de Cristo. Pero en vez de inclinarse ante otros dioses nos dejaron un testimonio de fidelidad incondicional a la verdad derramando su sangre. Porque «hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hechos 5:29). Estos días me consuela pensar en el ejemplo de san Atanasio. Fue expulsado de su Diócesis no una sino cinco veces, debido a las maquinaciones de sus hermanos obispos arrianos con los que no estaba «en comunión», precisamente porque quería promover «la fe católica y apostólica», como dice la Plegaria Eucarística I, o Canon Romano.»

    Dios le bendiga, Monseñor.

  22. Estimado Carlos, además de las campanadas, hay un montón de cartas y apuntes de S. Josemaría secuestradas por su propia Obra, como las Catalinas (apuntes íntimos), la Fortes in Fide (carta antimodernista retirada de todos los centros del Opus Dei hace ya años), o las propias cartas fundacionales. Me llama mucho la atención la afirmación que haces acerca de la orden de Pablo VI de publicar los escritos. ¿Conoces alguna fuente sobre el asunto?

  23. El Opus Dei, como cualquier otra Institución de la Iglesia, no puede sustentar que haya un cisma dentro de la Iglesia, promovido por altas personalidades.Cosa que, además, no es cierta. ¿Dónde está la asistencia del Espiritu Santo prometida por Cristo? Si la Obra no se desmarca de estas declaraciones, -realizadas por un obispo salido de su clero-, ahora estaría siendo acusada de reconocer que existe un cisma. Vaya follón se armaría. Creo que son desafortunadas una parte de las declaraciones de monseñor Livieres porque inciden indirecta en la Unidad en la fe de la Iglesia, y la Unidad la da el Papa, custodio del depósito de la fe. Y muchos comentaristas de este blog recelan del Papa y eso no cabe en un buen hijo de la Iglesia.

  24. PEDRO
    En un video editado tras la Beatificación de Monseñor Escrivá en 1992-y que yo conservo-,el propio D.Álvaro lo cuenta.Paulo VI resalta que todo eso-muerto S.Josemaría-,pertenecía al patrimonio de toda la Iglesia.
    Ramblas.

  25. Perdonadme, pero este Santo Padre, si lo es, tengo mis dudas pero en las dudas me tengo que abstener y reconocerlo como tal, no puedo adelantar en una curva si no lo tengo claro,… este Santo Padre no hace como Santo Padre, sino como un payaso. Sus declaraciones son tan desatinadas, tan disparatadas que yo me pregunto cómo no se levanta algún obispo y le diga claramente «oiga, rectifique esto y lo otro y cincuenta dichos y hechos más, si no, tendré que constatar que no es Papa».
    La verdad, esto es vergonzoso. «Hace setenta años que he comulgado por primera vez y lo celebro por estar en comunión con TODOS»… ¿pero esto es normal? ¿Es lo mismo tener gracia que no tenerla, lo natural y lo sobrenatural? ¿Pero es que no veis lo que está diciendo y haciendo?
    Sería de risa, si no fuera trágico.

  26. Con todo, veo muy positiva la «rebelión» de Mons. Livieres. Es una de las pocas salidas de tono de las personas de la Obra, pero espero que sean más, para el sincero bien de la Iglesia.
    No se puede callar ante esta situación.

  27. Hechos 5,32: El Espíritu Santo lo da Dios solo a los que le obedecen.
    Este Obispo es de los pocos que obedecen a Dios porque tiene el Don del Discernimiento. Lo que se está intentando en la Iglesia es destruir su doctrina Divina. Muy pocos como este Obispo se han dado cuenta, el resto tendrá que esperar al final del Sínodo para entender que la 2 Tesalonicenses 2, se está cumpliendo.

  28. Hay una gran herida abierta y estamos tratando de cerrarla antes de limpiarla. La doctrina moral de la iglesia de Cristo está redefiniéndose, no se si volviendo a al origen o revolucionándose, pero habría que aplicar un poco de prudencia hasta que el Papa hable ex-catedra. Todavía no hay documento definitivo, aunque algunos tengan la moral familiar muy clara. Por mi parte, me sumo a Livieres, además de no entender los motivos del Opus Dei para desmarcarse, pero yo no tengo por qué saberlos. Por cierto, todas esas cartas son apoteósicas…

  29. Si esta noticia es cierta es un baldón para la credibilida del Opus Dei. Me parece tristísima, y de responsabilidad directa de D. Javier Echevarría, salvo que por su edad sean otros los que lleven el gobierno efectivo de la Obra. Es la primera vez que veo al Opus Dei alinearse al lado de los verdugos y de los fariseos. O mejor dicho adoptando el papel de Pilatos. Penoso y patetico. Que falta de Caridad y que cobardía. Quien os ha visto y quien os ve. ¿Es que también el Opus Dei se alinea a los nuevos tiempos bergolgianos?. Se os podría aplicar el comentario de chruchil, para evitar la guerra habeis caido en la infamia y al final tendreis infamia y guerra.

  30. Hoy siento un cierto alivio al saber que un sacerdote de la Obra al que conozco y aprecio, no entiende la nota de prensa del Opus Dei.
    La mayoría de sus miembros, cuando le comentas la preocupación ante los disparates del Sínodo, dicen siempre: hay que rezar mucho. (Ellos están también preocupados, aunque callados y a la espectativa). Y estoy de acuerdo, hay que rezar. Pero, como le decía el otro día a un sacerdote de la Santa Cruz, tampoco hay que callar, una cosa no quita la otra…

    ¿Porque entonces qué pasa, solo los progres anti Iglesia están legitimados para hablar? ¿Hay que permitir que sigan destruyéndola? Porque esto no es un problema de ahora, llevamos años y años de despropósitos, y el rebaño está como está por dejación de funciones por parte de los pastores…que no ponen las cosas en su sitio, ni son capaces de imponer su Autoridad cuando la situación lo requiere. Se han cometido un sin fin de desmanes y se siguen permitiendo. Eso sí, al tradicionalismo lo tienen bien acosado. Una auténtica persecución. Y una distinta vara de medir…Si no que se lo digan a los franciscanos de la Inmaculada…

  31. Calos Núñez Díaz, dices: «Tal vez vaya siendo el momento de centrar y profundizar en el tema,pues…,si sostengo que el Vaticano II está muy mal interpretado,y mucho peor aplicado,no andan libres de cosas parecidas los demás concilios de la Iglesia.»

    Siempre se habla de que no es el CVII sino su mala interpretación-aplicación lo que ha generado errores y secularización.

    …Con el Sínodo de la Familia muchas voces llaman a la prudencia dejando claro que «no hay nada concluído todavía».

    En ambos casos opino: que no habría confusión si no se diera pie a ello. Hay quien ve un símil en el «ambientillo» reinante en la jerarquía, igualmente se propugna apertura y modernismo. Una puesta al día a los tiempos que corren.

  32. Si no vives como piensas, acabas pensando como vives. La cantidad de mierda que todos llevamos encima, incluidos los cardenales… Alguno quiere justificarse a sí mismo hablando de modernidad y adaptación a los nuevos tiempos… Me gustará ver las conclusiones y la firma papal en ellas. Entonces podré juzgar con más criterio.

  33. Efectivamente, por mucho que se diga que no hay nada concluido, el lío formado es una realidad. Si el Papa se pronunciara dejando claras las cosas…Pero todo es demasiado ambiguo en él, de repente hace un guiño al aperturismo, como de repente parece retractarse…Un pasito palante, un pasito patras…y entre tanto, el daño que se hace es inmenso. Y la credibilidad de la Iglesia donde queda. El Papa debe dar seguridad digo yo y no crear falsas expectativas. El otro día leí que el Cardenal Burke ya conocía casos en los que habían ido fieles en situación irregular al sacerdote de turno y le había dicho que le tenían que dar la comunión, «porque lo había dicho el Papa Francisco». Normal. Algunos dirán que eso es porque no están bien informados, o que es culpa de la prensa sensacionalista…pero de nuevo repito, que no habría confusión si no se diera pie a ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles