PUBLICIDAD

Las 40 iniciativas contra la pobreza de Don Álvaro del Portillo

|

40 iniciativas contra la pobreza

Con motivo de la beatificación de Monseñor Álvaro del Portillo, se organizará un encuentro con las 40 iniciativas contra la pobreza promovidas por Don Álvaro durante su vida. 

La Fundación Promoción Social de la Cultura está organizando el “Encuentro Internacional Álvaro del Portillo. 40 iniciativas contra la pobreza”, que se llevará acabo en Madrid el día jueves 25 de septiembre. El encuentro pretende agrupar las distintas asociaciones e instituciones promovidas por el futuro beato en los cinco continentes.

El encuentro estará abierto al público y será totalmente gratuito. Con ello se pretende dar a conocer estas numerosas iniciativas, para que de esta manera, todo aquél que esté interesado en conocer las labores sociales del Opus Dei a través del mundo (aquellas que fueron promovidas durante la prelatura de Don Álvaro) pueda ir y aprender de estas interesantes iniciativas. El encuentro es una excelente oportunidad para todos aquellos que desde distintas ONG y fundaciones, quieran aprovechar la experiencia de estos grupos, acerca de los comienzos, las estrategias para conseguir apoyos y patrocinadores, así como las dificultades encontradas y retos enfrentados.

Durante el encuentro, participarán como ponentes veintiún responsables de los distintos proyectos sociales, provenientes de dieciséis países distintos, cada uno de ellos involucrado en distintos campos, como la lucha contra la pobreza, la salud, promoción de los derechos humanos, proyectos educativos, promoción de la mujer y la familia.

El encuentro se llevará acabo en la calle Sebastián Herrera 15 (metro Embajadores), el día 25 de septiembre a partir de las 9,30 horas, con cinco módulos distintos de ponencias, que cerrarán con un documental que finalizará a las 18:30 horas.

Entre las fundaciones, asociaciones y organismos asistentes al encuentro, estarán el Centro de Capacitación Junkabal (Guatemala), Escuela Agraria Valle Grande (Perú), Institut Supérior en Sciences Infirmières (Congo), Baytree Center (Inglaterra), Centro Educacional e Assitencial Profissionalizante Pedreira (Brasil), Centre Hospitalier Monkole (Congo), Fundación de Ayuda Familiar y Humanitaria (Ecuador), Banilad Center of Professional Development (Filipinas), Ciudad de los Niños (México), etcétera. También participarán representantes de importantes centros educativos como la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma), y la Universidad de Sabana (Colombia), entre otros.

Sin duda, este encuentro es una gran oportunidad para los responsables de iniciativas sociales y benéficas locales, y así empaparse de la sabiduría de tan numerosas asociaciones, así como para todos aquellos que deseen conocer más acerca de los temas que preocupaban a Monseñor Álvaro del Portillo, y que siguen siendo promovidos desde la prelatura personal del Opus Dei. Si quieres saber más acerca del encuentro, así como el programa completo y las ponencias, accede a 40contralapobreza.com.

Para preparación del encuentro, la Fundación Promoción Social de la Cultura ha realizado un interesante vídeo acerca de estas 40 iniciativas contra la pobreza, que reproducimos a continuación:

0 comentarios en “Las 40 iniciativas contra la pobreza de Don Álvaro del Portillo
  1. Apelo a la profesionalidad de los moderadores de este foro: voy a exponer mi opinión, con cierta esperanza de que llegará a aparecer entre las demás y no será borrada. Conocí personalmente a Álvaro del Portillo. Comí varias veces con él. Me sorprende que se hable de pobreza cuando siempre se sentaba en mesas con mantel de hilo, copas de cristal fino, vajillas, vinos caros. No era precisamente un pobre sacerdote rural. No soy un ex-opus resentido, pero la verdad es la que es. Participé varias veces en reuniones con él en Roma y no vivía precisamente en un entorno de pobreza. ¿A qué viene ahora esta pantomima?

  2. Estimado don T. L. C.:

    Lamento su comentario en momentos de tanta alegría para otros, que conocimos a don Álvaro, yo como hijo suyo en el Opus Dei. Naturalmente, defiendo el derecho a compartir su visión públicamente, y lo encomiendo a Nuestro Señor con todo mi afecto fraternal.

    Me parece que confunde Ud. dos cosas distintas: (1) cómo don Álvaro ayudó heroicamente a los pobres, movilizando a mucha gente en su asistencia, con (2) cómo practicó él personalmente en grado heroico la pobreza cristiana, en su uso de los bienes materiales, su sobriedad de vida, etc. Podría haber hecho lo primero sin lo segundo, y también lo segundo sin lo primero. Y la mayoría de la gente (como yo) no hace ni lo uno ni lo otro.

    Sobre el primer punto, 40 iniciativas son más de lo que muchos santos han logrado promover en su vida, y eso se debe fundamentalmente, a mi parecer, a que don Álvaro, siendo un gran santo, no perdió el impulso intenso legado por san Josemaría, y, además, a la unidad con su persona de tantos fieles del Opus Dei y de muchos más amigos en todo el mundo (porque en esas obras el núcleo duro es de gente de la Obra, pero la mayoría no lo son). En todo caso, como él mismo explicó muchas veces, no estaba en esas iniciativas lo más importante de su apostolado, que es invisible a los ojos.

    Sobre el segundo punto, la Santa Sede, mediante un proceso riguroso de la Congregación para las Causas de los Santos, ha determinado que don Álvaro vivió en grado heroico todas las virtudes cristianas. Dios lo ha ratificado mediante un milagro. Eso incluye la pobreza y el desprendimiento, junto con la magnanimidad y la magnificencia (que, en mi opinión, Usted pudo contemplar pero no logró apreciar).

    Nadie, hasta donde sé, ha pretendido decir que don Álvaro vivía en una cabaña rural, en una villa miseria o en una choza con piso de tierra. Y nada de eso aparece en el reportaje de Infovaticana, que se atiene a los hechos. Él vivió con sobriedad y sacrificio en la sede central del Opus Dei, en Roma. Yo he estado en Villa Tevere y creo que es una casa más incómoda para vivir que Alborada, la residencia de estudiantes donde vivo en Santiago de Chile.

    Usted puede no compartir este modo de vivir la pobreza por parte de un Obispo, uno que debía tratar bien a sus invitados, entre quienes me alegro de que haya estado Usted. Mas eso demuestra solamente que el criterio católico, el de la Santa Sede, acerca de las mil formas de practicar bien las virtudes (desde el santo mendigo hasta el santo rey, pasando por el santo Papa y el santo cura, el santo comerciante y la santa esposa y madre) es más amplio que el suyo.

    En fin, quizás don Álvaro no será santo de su devoción, y tiene Usted todo el derecho a elegir sus devociones. De todos modos, haber comido con un santo es un gran privilegio, que se debe agradecer al Señor. Don Álvaro sí será santo de mi devoción, y no solamente por ser yo del Opus Dei, sino porque lo conocí personalmente y no puedo dudar de los frutos del Espíritu Santo que él recibió y que irradiaba: caridad, gozo, paz…

    Paz a Usted, mi querido don TLC.

  3. Estimados amigos:

    Es penoso que en España se aproveche hasta una noticia positiva, como esta, para airear las fobias contra el Opus Dei. Por otra parte, no debe hacerse en forma anónima, ni aceptarse, una acusación grave, gravísima, aunque sea no creíble cuando el Papa mismo ha aprobado las virtudes heroicas del nuevo beato.

    El medio de comunicación tampoco debe difundirla, porque es ser cómplice con la calumnia, cosa prohibida por la moral natural. Entiendo que Infovaticana modera este espacio precisamente para que el intercambio civilizado de opiniones no incurra en violaciones del derecho a la honra de nadie.

    Por mi parte, he querido contribuir a un diálogo racional y pacífico, pero si la respuesta será la calumnia y el fanatismo, prefiero no continuar.

    Los saludo atentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles