El Papa recuerda que en la Iglesia también hay corrupción

|

Durante la Misa matutina celebrada hoy en Santa Marta el Papa ha cargado contra «la corrupción política, la corrupción económica y la corrupción eclesiástica»La corrupción de los poderosos termina siendo “pagada por los pobres”, quienes por avidez de los demás terminan sin aquello que necesitan y a lo que tienen derecho. Lo afirmó el Papa Francisco esta mañana en la Misa matutina en la Casa de Santa Marta. “El único camino” para vencer “el pecado de la corrupción” – concluyó – es “el servicio” a los demás que purifica el corazón.

Una historia muy triste que, aunque es muy antigua, sigue siendo un reflejo de uno de los pecados más “a la mano”: la corrupción. El Papa Francisco reflexiona sobre la página de la Biblia, según lo propuesto por la liturgia, que cuenta la historia de Nabot, propietario de un viñedo por generaciones. Cuando el rey Acab con la intención – dijo el Papa – “de ensanchar un poco su jardín”, le pide que se lo venda, Nabot se niega porque no tiene la intención de deshacerse de “la herencia de sus padres”. El Rey tomó el rechazo muy mal, por lo que su esposa Jezabel teje una trampa: con la ayuda de testigos falsos, hace llevar a la corte a Nabot, que termina condenado y apedreado hasta la muerte. Y al final, entrega la viña deseada a su marido, quien- observa Papa Francisco – la recibe “tranquilo, como si nada hubiera pasado”. “Esta historia” – comenta – “se repite continuamente entre los que tienen poder material o poder político o poder espiritual”.


“En los periódicos leemos muchas veces: ah, fue llevado al tribunal aquel político que se ha enriquecido mágicamente. Estuvo en el tribunal, fue llevado a la corte aquel jefe de empresa “mágicamente” enriquecido, es decir, por la explotación de sus trabajadores. Se habla demasiado de un prelado que se ha enriquecido mucho y ha dejado su deber pastoral para cuidar su poder. Así, los corruptos políticos, los corruptos de los negocios y los corruptos eclesiásticos. Están por todas partes. Y tenemos que decir la verdad: la corrupción es precisamente “el” pecado “a la mano”, que tiene aquella persona con autoridad sobre los demás, sea económica, sea política, sea eclesiástica. Todos somos tentados a la corrupción. Es un pecado “a la mano”. Porque cuando uno tiene autoridad se siente poderoso, se siente casi Dios”.

Por otra parte – prosiguió Papa Francisco – se corrompe a lo largo del “camino de la propia seguridad”. Con el bienestar, el dinero, el poder, la vanidad, el orgullo… Y a partir de ahí, todo. “Incluso matar”. Pero – se pregunta el Papa – “¿quién paga la corrupción?” ¿El que te lleva la tangente? ¡No! “Esto es lo que hace el intermediario. La corrupción en realidad, la paga el pobre”. 

“Si hablamos de los corruptos políticos o de los economistas corruptos, ¿quién paga esto? Pagan los hospitales sin medicinas, los enfermos que no tienen cuidados, los niños sin educación. Ellos son los modernos Nabot, que pagan la corrupción de los grandes. ¿Y quién paga la corrupción de un prelado? La pagan los niños, que no saben hacerse el signo de la cruz, que no saben la catequesis, que no son cuidados. 
La pagan los enfermos que no son visitados, la pagan los encarcelados que no tienen atención espiritual. Los pobres pagan. La corrupción la pagan los pobres: pobres materiales, pobres espirituales”. 
En cambio “el único camino para salir de la corrupción”, – afirmó el Sucesor de Pedro – “el único camino para vencer la tentación, el pecado de la corrupción es el servicio”. Porque, explicó, la corrupción viene del orgullo, de la soberbia, y el servicio, te humilla: es la “caridad humilde para ayudar a los demás”: 

“Hoy, ofrecemos la Misa por estos – tantos, tantos – que pagan la corrupción, que pagan la vida de los corruptos. Estos mártires de la corrupción política, de la corrupción económica y de la corrupción eclesiástica. Rezamos por ellos. Que el Señor nos acerque a ellos. Seguramente estaba muy cerca de Nabot, en el momento de la lapidación, así como estaba muy cerca de Esteban. Que el Señor esté cerca de ellos y les dé la fuerza para ir hacia adelante en su testimonio, en el propio testimonio. 


(GM y MCM – RV)

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El Papa recuerda que en la Iglesia también hay corrupción
  1. Francisco: «Hoy, ofrecemos la Misa por estos – tantos, tantos – que pagan la corrupción, que pagan la vida de los corruptos. Estos mártires de la corrupción política, de la corrupción económica y de la corrupción eclesiástica.»

    No hay mártires en la Iglesia Católica debidos a «la corrupción política, de la corrupción económica o de la corrupción eclesiástica» como afirma escandalosamente ese pobre hombre al que llaman Francisco. Los únicos mártires para los ojos de Dios, y para la Iglesia, son aquellos que mueren torturados o asesinados por defender su fe católica, víctimas de la persecución religiosa, del odio religioso. Esto es lo que siempre ha enseñado la Iglesia Católica durante siglos. Los mártires mueren abrazando la Cruz. ¿Dónde se da la persecución religiosa o el odio contra Dios en los grupos puteados que señala Francisco? . Este hombre se inventa las cosas, trastoca las palabras y manipula las enseñanzas católicas para su único fin, cubrirse de gloria a los ojos del mundo y de los hombres. Y ya no respeta ni lo más sagrado de la Iglesia, sus mártires.

  2. «Durante la Misa matutina celebrada hoy en Santa Marta el Papa ha cargado contra “la corrupción política, la corrupción económica y la corrupción eclesiástica”»

    El día que hable de la corrupción que provoca el pecado, que es lo que provoca el mal, y que es de lo que debe hablar un hombre de Dios diariamente, y se deje de politiquería demagógica y trampera, ese día, pensaré que se ha levantado algo consternado, o mareado. No creo que lo vean mis ojos.

  3. Olosapescadero, rezo por Ud. Le puede una ira ciega contra Francisco, yo diría que temeraria. Es un pecado contra la caridad. Debería Ud. confesarse. Lo digo sin rintintín. Hablar así de un Papa de la Iglesia católica, canónicamente elegido, no es católico. La única razón que en su fuero interno puede existir para esos juicios temerarios debe ser que le considera Ud. un Antipapa o un Papa falso. ¿En qué se apoya Ud. para pensarlo?

  4. Olosapescadero, rezo por Ud. Le puede una ira ciega contra Francisco, yo diría que temeraria. Es un pecado contra la caridad. Debería Ud. confesarse. Lo digo sin rintintín. Hablar así de un Papa de la Iglesia católica, canónicamente elegido, no es católico. La única razón que en su fuero interno puede existir para esos juicios temerarios debe ser que le considera Ud. un Antipapa o un Papa falso. ¿En qué se apoya Ud. para pensarlo? Se lo dice una católica que ama los dogmas y el Magisterio tanto o más que Ud. Recuerde que el fariseísmo es una desviación tan grave como el saduceísmo.

  5. Cristina, no insista usted, que olorapescadero prodido se va a reír de usted. Lo mejor es no hacer aprecio alguno de sus paridas.

  6. Olorapescadero (podrido), insultón, insultas a todo el mundo, mano, insultas y menosprecias al papa Francisco, me llamas «memo», ¿pero quién te has creído que eres? Eres un donnadie, tío, y te crees importante.

  7. Y ten cuidado, no sea que tus gustos musicales, entre los que se encuentran Mozart y J. Sibelius (renocidos masones), REM y The Cure (grupos pop-rock cualquier cosa menos católicos) vuelven relativista tu cerebro vacunado contra el «infame, blasfemo, hereje, apóstata, relativista, anticatólico, masón, marxista, comunista, enemigo número de la Iglesia, chulo, traidor a Cristo, alimaña, maldito y aberrante papa Francisco».

  8. Gracias Papa Francisco por su humildad en reconocer que la corrupción ha tomado también las filas de la iglesia, y por advertirnoslo para que estemos alerta. Todos somos humanos (sacerdotes y laicos) y podemos caer en las trampas de este flagelo que está azotando a todo el mundo y que, lamentablemente, quienes más lo padecen son los pobres y débiles. Nuestra Señora de la Paz ayúdanos!

  9. Dejo mi oinión positiva después de leer atentamente esta reseña de las enseñanzas de Su Santidad el Papa Francisco en la celebración de la Eucaristía.
    Me ha parecido muy necesaria y oportuna esta traslación que nos ofrece el Papa de un ejemplo sangrante de corrución en el Antiguo Testamento con la viña de Nabot… y los sangrantes y numerosos casos de corrupción que afligen a la humanidad en unas proporciones que nos paralizarían si se conocieran en su totalidad. Pero ya se cuidan bien de que no sean descubiertos sus pecados la multitud de corruptos que padece la humanidad.
    Lamentablemente, muchos de los que deberían denunciar y corregir ese estado de corrupción están muy ocupados en mirar con lupa los pecados contra el sexto mandamiento.
    Dios sea bendito…
    Saludos cordiales.

  10. No será gay el «oloroso»???
    Estos impresentables que van de «valientes caballeros medievales» y «maestros del dogma» terminan siendo lo que no parecen,,,,

  11. Olorapesacero, políticamente hablando pareces un tipo muy derechoso, muy reaccionario, capaz de admirar a R. Reagan y a M. Tatcher, pero ¿realmente eres tan facha? Si políticamente lo eres, se entiende en parte tu inquina contra el papa Francisco, aunque no tu soberbio y capacidad nada cristiana de despreciar al prójimo que no comulga con tus ideas. Si no eres derechoso y sí de izquierdas, lo disimulas muy bien, solo que el concepto solidaridad aplicado a los movimientos sociales lo desconoces completamente, lo cual es otra razón que me hace seguir creyendo que ideológicamente eres un reaccionario.

    También pareces bastante antisemita, en una forma que raya claramente el integrismo, solo que tampoco queda claro que seas sedevacantista; sí odias al papa Francisco, a quien en el colmo de tu pestilente soberbia te permites llamarlo «chulo, payaso, traidor a Cristo, infame, blasfemo, enemigo nº 1 de la Iglesia, anticatólico, apóstata, hereje, masón empeñado en destruir la Iglesia, odiador de la Cruz, comunista, demagogo peronista, maldita alimaña, aberrante, imbécil, candidato seguro a la condenación eterna, imbécil, demagogo de puerco lenguaje confusionista y sincretista, vaciador de noviciados y seminarios, antipapa, endemoniado, abominable cismático, lobo disfrazado con piel de oveja, mundanizador de la Iglesia, enemigo de la verdad de Cristo, manipulador de la Iglesia en beneficio propio, hombre carnal con nula vida espiritual, desconocedor total de la vida del Espíritu, afectado de demencia senil, loco de atar, farsante que aleja a las almas de Cristo, ignorante cuyos escritos y obras todas hay que despreciar absolutamente, total cero a la izquierda, nulidad eclesial total que para nada sirve -valga la redundancia- y a la que los católicos deben hacer caso cero, para que así Dios se lo lleve pronto, lo quite pronto de en medio, anatema, masón hijo de Satanás, pedazo de imbécil marxista, sátrapa servidor de Satanás, veneno podrido, satánico Bergoglio de cuya boca solo salen sapos, pobre hombre manipulador del Evangelio con el objeto de cubrirse de vanagloria personal, defensor de sodomitas, ‘ecumaniaco’, amigote de ateos y judíos (no me queda claro si llamas a los judíos ‘deicidas», como los integristas negadores del Concilio Vaticano II, pero sospecho que los llamas así), farsante grotesco, deleznable sujeto, coleguita de los enemigos de Cristo, desgraciado que no está en gracia de Dios, demagogo consentidor de que el mundo manosee y babosee a la Iglesia de Cristo, Francisco culo gordo de marica de feria siempre mirando a la Meca, pérfido portador en su alma sucia de una diabólica maldad digna de Maquiavelo, traidor rastrero, maldito demagogo y humanista mundanizado, aplicador marxistoide del diabólico Concilio Vaticano II (tu rechazo al Concilio y otras hierbas me hace sospechar que en efecto eres antisemita, y tu odio visceral al marxismo me hace sospechar que eres un reaccionario de campeonato), Bergoglio que no es trigo limpio, líder de la falsa iglesia demoniante en realidad gobernada por el Anticristo adoradora de la Bestia del Apocalipsis».

    Creo que te faltó añadir que el papa Francisco es una «rata inmunda porteña aficionada al fútbol». Y eso que soy un memo, según tú, y memo y todo mira que sé todo lo que piensas del santo padre Francisco.

  12. Olorapescadero (podrido), miserable soberbio que te crees más listo que nadie, y que insultas a todo el que no comulga con tus ideas, sabes perfectamente que todo lo que he copiado ha salido de tu boquita. Y que no es exhaustivo, pues es muy probable que hayas proferido más insultos e injurias de la peor catadura imaginable contra el papa Francisco.

    Y sí listillo, lo de «rata inmunda aficionada al fútbol» no lo has dicho tú, ya lo dejo advertido en mi breve comentario, lo digo yo en plan irónico

    Dado que los extremistas católicos de extremo izquierda le echan en cara al papa Francisco que sea conservador en asuntos o materia moral por su rechazo al aborto, etcétera, es de creer casi con toda seguridad que tú te mueves en el otro extremo, en la derecha extrema católica. y ello explicaría en parte tu visceralidad contra el papa Francisco.

    Tú mismo, manito.

  13. Por el respeto que nos merece la figura del VIcario de Cristo es por lo que criticamos a un persona que actualmente se sienta en su cátedra – el sr. Bergoglio – pero que no ejercer como tal. El mismo nunca se califica de Papa sino de «obispo de Roma». La misión del obispo, y más si hablamos del Santo Padre es la de confirmar a los fieles en la fe. El er. Bergoglio, conocido como Francisco, lo que hace es todo lo contario,confirma al anticatólico en sus prejuicios y en su alejamiento de Dios y de la Iglesia. Por cierto, la presunta masonería de Mozart nunca ha sido demostrada, y lo de Sibelius es un bulo inventado hace cuatro días.

  14. Calvinarius y Kimi, dejen de hacer el ridículo con sus exabruptos anticatólicos, y dejen de calificar de extremista a cualquiera que razona a la luz de la fe.
    Un mártir es aquel que da la vida voluntariamente por Cristo y su Iglesia, y no una simple víctima de una situación injusta, como pretende hacernos creer el sr. Bergoglio. El Papa está para servir a la Iglesia y que el mundo se transforme según los criterios de Ésta. Lo que hace Francisco, y por eso es aplaudido por el mundo, es trabajar por todo lo contrario. Reconocer esta evidencia no es cuestión de ser extremista sino de ser sensato. Afortunadamente el pontificado de Francisco tiene fecha de caducidad, no así la Iglesia que seguirá asistida por el Espíritu Santo hasta el fin de los tiempos.

  15. Impresentable soberbio olorapescadero (podrido):

    Mozart quiso ser católico y quiso ser masón. Pero que fue masón es indudable. Al igual que el escritor Luis Coloma, jesuita y masón, QUISO SER AMBAS COSAS. Y así un largo etcétera.

    Ahora los juzgas «post-morten» a todos, y reza para que estén pudriéndose en el infierno.

  16. ave María Purisima: A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO.
    ¿Pequé no se transforma el BANCO VATICANO en un banco CRISTIANOCATOLICO, no usurero, que ejerza la caridad humilde para ayudarnos a todos, pues de lo contrario seguiremos apoyando a los NABOTS, ya llevamos mucho tiempo PONIENDO LA MEJILLA, de esta forma evitaremos poner LA OTRA MEJILLA.
    OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES, también este nuevo banco, podría contribuir a la ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN, y el Clero y la Iglesia en su conjunto, difundir este MODELO ECONÓMICO

    ¿porqué LOS CRISTIANO-CATOLICOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles