La Cruz y el Icono de la Misión diocesana “Despertar a la fe”, de la diócesis de Osma- Soria, comienza su peregrinación por los arciprestazgos rurales

|

icono 6La diócesis de Osma- Soria en el marco de la misión Diocesana “Despertar a la fe”, que está llevando a cabo durante los cursos 2011-12; 2012-13 y 2013-14; ayer finalizaba el recorrido de la Cruz de la misión y del Icono de la Virgen como “Estrella de la Nueva evangelización” por las parroquias de la ciudad de Soria.A partir de hoy, comienza su presencia en los arciprestazgos rurales.

La presencia de la Cruz con la incrustación de la reliquia de San Pedro de Osma, restaurador material y espiritual de la Diócesis y el icono de la Virgen “Estrella de la Nueva Evangelización, ha estado, durante los últimos quince días, recorriendo cada una de las parroquias del arciprestazgo de la ciudad de Soria y los diversos colegios y conventos de la misma.

El objetivo ha sido encender, de nuevo, el fuego evangelizador en los diocesanos sorianos, para que puedan vivir con verdadero ardor, esta tercera etapa de la misión diocesana que se está realizando durante el presente curso.

La acogida ha sido magnífica por parte de las parroquias y de los parroquianos, que no solo han recibido los signos en su parroquia, sino que han salido a la calle con ellos, y de una parroquia a otra o de un colegio a otro los han acompañado cantando y rezando y dando testimonio en plena calle de lo que estaban viviendo.

En todo momento los que deambulaban por la calle y se encontraban con jóvenes y adultos que iban tras la cruz y el icono han mostrado un profundo respeto, a la vez que se preguntaban qué estaba pasando y lo que estaban haciendo quienes los acompañaban y en algún momento, algún grupo de jóvenes completo se ha unido a la comitiva y ha continuado con todo el grupo amenizando con sus canticos juveniles.

Damos gracias a Dios y a todos cuantos hacen posible que el mensaje salvador de Cristo, con gestos tan sencillos como estos, se haga presente en nuestra sociedad actual e interpele a cuando nos ven expresar nuestra fe en medio de nuestras calles.

Ojalá que la acogida y el fervor que se ha vivido en la ciudad, se vivan también en los arciprestazgos rurales, y seguro que será así, pues nuestra gente de nuestros pueblos es gente mayor, pero muy religiosa y deseosos de vivir cada día mejor su fe.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles