El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás

|

Jesus expulsando demonios

Mc 3,22-30: Satanás está perdido.

En aquel tiempo, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían:

-«Tiene dentro a BeIzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios.»

Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas:

-« ¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra si mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre.»

Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás
  1. Confieso con toda sinceridad que nunca he tenido muy claro que es el pecado contra el Espíritu Santo, y no recuerdo haber escuchado a ningún sacerdote hablar de ello.
    Yo a veces reflexionaba si podría uno cometer este pecado inadvertidamente, pero he llegado al convencimiento que el que así peca es plenamente consciente de su pecado, ya que parece se trata de una rebeldía extrema contra la misma Divinidad que no es posible caer en ella de una forma inadvertida.
    Si alguien que lea esto nos puede hacer alguna aclaración de una forma sencilla, sería de agradecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles