El Papa despide a Bertone recordando su «gran libertad de iniciativa e inventiva personal»

|

1834709

El cambio en la Secretaría de Estado se llevó a cabo sin el nuevo Secretario , el arzobispo Pietro Parolin, que no estaba presente en la breve ceremonia de este mediodía. El sucesor de Bertone, explicó el Papa, debe someterse a una «pequeña operación», por lo que comenzará sus funciones en el Vaticano «dentro de algunas semanas». La ceremonia, en la que participaron los que prestan servicio en la Secretaría de Estado, concluyó solo con la despedida del cardenal Tarcisio Bertone, que en un discurso recordó los puntos más importantes de sus siete años como “primer ministro” vaticano. Papa Francisco lo agradeció por el servicio ofrecido y dijo que siempre había visto en él «sobre todo al salesiano». «Nos hemos reunido para agradecer al cardenal Tarcisio Bertone –dijo Bergoglio–, que hoy deja el puesto de Secretario de Estado y para ofrecer nuestra bienvenida a monseñor Parolin, pero será una bienvenida “in absentia”, porqué él tomará posesión de su nuevo encargo algunas semanas más tarde con respecto a la fecha de hoy, debido a una pequeña operación quirúrgica a la que ha debido someterse». «Querido cardenal Tarcisio –dijo Francisco–, creo interpretar también el pensamiento de mi amado predecesor Benedicto XVI al presentarle el más vivo agradecimiento por el trabajo desempeñado en estos años. Veo en Usted, ante todo, al hijo de Don Bosco. Todos estamos marcados por nuestra historia. Pensando en su largo servicio a la Iglesia,desde la enseñanza, como en el ministerio de obispo diocesano y en el trabajo en la Curia, hasta el cargo de Secretario de Estado, me parece que la característica sea siempre la vocación salesiana que … le ha llevado a desempeñar todos las tareas con profundo amor a la Iglesia, gran generosidad y con esa típica mezcla salesiana que une un sincero espíritu de obediencia a una gran libertad de iniciativa e inventiva personal». Francisco también subrayó «la actitud de fidelidad incondicional y de lealtad absoluta a Pedro, que ha sido una característica distintiva de su mandato como Secretario de Estado tanto hacia Benedicto XVI como conmigo estos meses. Lo he notado en diversas ocasiones y se lo agradezco profundamente». Al final, el Papa también agradeció a mons. Parolin: «Y con estos pensamientos, damos también, “in absentia”, la bienvenida más cordial al nuevo Secretario. El conoce muy bien a la familia de la Secretaría de Estado,ha trabajado aquí tantos años, con dedicación y competencia y con esa capacidad de diálogo y de trato humano que lo caracterizan. De alguna manera será como “volver a casa”». En su discurso de despedida, Bertone, además de recorrer los puntos más importantes del Pontificado de Ratzinger, dijo: «Hoy veo en el Papa Francisco no tanto una revolución sino una continuidad con el Papa Benedicto XVI, aunque con diversidad de acentos y segmentos de vida personal… La escucha, la ternura, la misericordia, son hechos estupendos que he experimentado personalmente con usted, Santo Padre, en los múltiples coloquios, en los gestos, en las sorpresas de las llamadas telefónicas, en las tareas que me ha asignado. ¡Gracias Papa Francisco por su benevolencia!». «Y para terminar –concluyó Bertone– no puedo por menos que subrayar dos cosas que refuerzan esta continuidad: el don del consejo espontáneo e inspirado, proyectado hacia el futuro rico de memoria y la común y ferviente devoción mariana..No hay imagen más bella que la de los Papas recogidos en oración ante la Virgen de Fátima».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles