Un sacerdote despedido por «saltarse» partes de la Misa

|

ejik

Nos llega una impactante noticia de Holanda, en la que un sacerdote ha sido «despedido» por saltarse partes de una Misa que celebró en abril de este año. El que tomó esta decisión fue el Cardenal Ejik de Holanda.   El Cardenal Eijk despidió a un sacerdote de Maarssen, que se saltó varias partes importantes de la liturgia durante una Misa en abril. El Jueves Santo, el Padre Harry Huisintveld celebró la Misa en Abcoude, pero de acuerdo con la Archidiócesis se saltó varias partes de la Eucaristía. No sólo el Kyrie, el Gloria, y tres lecturas bíblicas, sino también se olvidó de la plegaria eucarística. De acuerdo con la Archidiócesis de Utrecht esto es grave, ya que la omisión impidió la transformación del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Por lo tanto, la Misa no es válida. El Cardenal Eijk sólo se enteró del incidente unos meses después de lo ocurrido, y decidió no sólo despedir al sacerdote, sino también imponer la sanción para él de no poder celebrar la eucaristía en la parroquia San Jan de Doper. El consejo de la parroquia de San Jan de Doper en Stichtse Vecht y De Ronde Venen, donde trabaja Huisintveld, cree que la pena es demasiado severa. El consejo escribió una carta en la que explicaban que nunca fue la intención del sacerdote el violar el Derecho Canónico.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Un sacerdote despedido por «saltarse» partes de la Misa
  1. Curioso, en España tenemos sacerdotes que omiten o modifican deliberadamente partes de la Eucaristía, y ni siquiera se les llama al orden.

  2. Es una alegría que los Pastores cumplen con su obligación de defender a las ovejas, aunque es triste comprobar que algunos curas no hacen liturgia católica, sino que hacen la liturgia que les da la gana.

  3. Mas curioso es que el Papa no haga las genuflexiones pertinentes en el momento mas importante de la Misa que es la Transubstanciación.

    Más que curioso, es gravísimo. Ya no las hacia como cardenal Bergoglio en BsAs, pero como pontífice sigue igual. Muchos sacerdotes acabarán también prescindiendo de ellas siguiendo su ejemplo.

  4. Más fácil es decir lo que no se saltó. A algún sacerdote se le puede olvidar el Gloria o el Credo, el nombre del Papa o el del obispo local, por la edad, pero olvidarse la plegaría eucarística es demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles