La nueva inquisición carga contra el presidente de los Juristas católicos

|

Ayuso

Miguel Ayuso, Presidente de la Unión Internacional de Juristas Católicos, está sufriendo el acoso de la nueva inquisición liderada por el periódico de propaganda homosexual «EL PAIS» y el canal de televisión «La Sexta».

Miguel Ayuso Torres es un jurista español militar, catedrático de Ciencia Política y Derecho Constitucional en la Universidad Pontificia Comillas y presidente de la Unión Internacional de Juristas Católicos.

En los últimos días ha saltado a la palestra por haber sido clasificado para el ascenso a coronel por la junta de evaluación formada por los ocho generales del Cuerpo Jurídico Militar.

En la resolución firmada el pasado 12 de julio por la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, Ayuso figura con el número ocho de una lista de 33, lo que le garantiza el ascenso, ya que hay previstas diez vacantes.

Capture

A raíz de esa propuesta de promoción, los principales medios de la nueva inqusición, liderados por diario de propaganda homosexual «EL PAIS» y el canal de TV «LA SEXTA», han lanzado una agresiva campaña de acoso contra el jurista para tratar de evitar su ascenso.

Se da la casualidad además de que La Sexta, que tan ferozmente ha cargado contra Ayuso, está estrechamente vinculada con el Diario La Razón, que distribuye en España «L’Osservatore Romano» por encargo del Vaticano.

Las acusaciones contra Ayuso son tan «graves» como ser colaborador de Intereconomía, considerar la Guerra Civil como una cruzada (de la misma manera, por cierto, que lo hizo Pio XII) o afirmar que la represión franquista fue «severa pero legal».

Sorprende por cierto que sean estos medios de la nueva inquisición los que acusen a Ayuso de ultra por afirmar que la represión franquista fue legal, los mismos positivistas que defienden el derecho de las madres a asesinar a sus hijos con el pretexto de que «es un derecho reconocido por la ley».

Pero llama todavía más la atención si cabe que los dos medios coincidan milimétricamente en sus acusaciones, y hayan lanzado contra Ayuso la campaña de manera simultánea, cuando la propuesta de nombramiento data del pasado 12 de Julio. Podría dar a pensar que los dos sencillamente siguen a pies juntillas las directrices que les marcan desde arriba.

El ascenso al grado de Coronel está regulado por el Artículo 88 de la  Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar, que establece que se regirá no por la arbitrariedad sino por medio del procedimiento de elección y de acuerdo con los principios de idoneidad y capacitación: «Los ascensos se producirán entre aquellos militares más capacitados e idóneos para acceder al empleo superior.»

Miguel Ayuso es quizá el representante actual más caracterizado del tradicionalismo hispánico, ha escrito doce libros y cerca de trescientos artículos en revistas especializadas.

Por ello se le ha considerado y se le considera una eminencia intelectual, y en tal sentido, en cuanto a publicaciones, se ocupa de la redacción de la revista Verbo desde 1990 y dirige los Anales de la Fundación Francisco Elías de Tejada desde 1995.

En lo que a organizaciones se refiere, es coordinador del seminario de Derecho Natural y Filosofía del Derecho de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación desde 1989; secretario general de la sección española de la Società Internazionale Tommasso d´Aquino (SITA) desde 1995; vicepresidente del Istituto Internazionale di Studi Europei “Antonio Rosmini”, de Bolzano, desde 2000; presidente de la Confederación Española de Juristas Católicos desde 2005, y presidente del Grupo Sectorial en Ciencias Políticas de la Federación Internacional de Universidades Católicas desde 2007.

Ello le ha llevado a frecuentes viajes en los que ha pronunciado conferencias y visitado medios de comunicación en Estados Unidos, Francia, Italia, Bélgica, Alemania, Austria, Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Rusia y, sobre todo, Portugal, México, Colombia, Perú, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile.

Afecto a la liturgia tradicional de la Iglesia, participó en las famosas y reservadas Jornadas de la Abadía de Fontgombault (2001), bajo la presidencia del Cardenal Joseph Ratzinger.

Respecto a la Unión Internacional de Juristas Católicos, que Ayuso preside, se creó en Paris en Diciembre de 1986 para promover en todo el mundo la unidad de acción espiritual y temporal de los juristas católicos y sus asociaciones.

Tras quince años de actividades y de colaboración, en 17 de octubre de 2002 la Santa Sede le otorgó reconocimiento canónico por Decreto del Consejo Pontifico para los Laicos, erigiéndola como «asociación privada internacional de fieles de derecho pontificio dotada de personalidad jurídica», cuya sede social se fija en Roma, en el Palacio de la Chancillería, que goza de la extraterritorialidad de la Santa Sede y donde se encuentran los tribunales apostólicos.

La aprobación pontifica de los Estatutos de la UIJC vino acompañada de la confirmación por la Santa Sede del nombramiento de su Consejero eclesiástico, en la persona del Cardenal Tauran, protodiácono de la Iglesia Católica.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “La nueva inquisición carga contra el presidente de los Juristas católicos
  1. Con todos mis respetos: una persona que no reconoce la legitimidad de la Constitución y que no reconoce al Rey, por muy católico que sea y por mucho que vaya a misa, no merece un ascenso. El Ejército se basa en la pura y dura obediencia. Al Rey y a la Constitución, eso es lo que juran. Y el que no cumpla, además de incumplir un juramento, está faltando a la Ley. Que se vaya…
    Y que conste que no soy de izquierdas, pero las cosas son como son…

  2. Perdón por la insistencia, pero, si este señor considera que lo que implica la pertenencia al Ejército no está de acuerdo con su conciencia, lo que debe de hacer es renunciar al ascenso a Coronel y abandonar la institución militar. Pero, claro, eso es muy difícil ¿no?.

  3. Ese segundo mensaje (lo de la conciencia y renunciar) puede vd mandárselo a S.M. el Rey, especialmente después de haber votado dos veces leyes abortistas realmente repulsivas.

  4. No tiene que reunciar a una cosa que le corresponde por merito propios, ademas de ser un excelente jurista, profesor y demas cosas que entran en su CV, cada uno es libre de ejercer sus ideas pertenezca a lo que pertenezca, un funcionario publico no tiene que tener las mismas ideas del partido que gobierna y no tiene porque renunciar a su cargo, de modo que sus ideas son claras, contusas y hay que respetar lo que piensa lo nombren lo que lo nombren, eso son meritos propios que se le tienen que reconocer y lo que le estan haciendo es un acoso mediatico que el que no lo quiera ver es tonto de profundidad, asi que dejen de acosarlo y todos tenemos derecho a opinar libremente

  5. Este hombre es una de las cabezas más eminentes de España y un espíritu generoso y bueno. Sus intervenciones en «Lagrimas en la lluvia», al lado del también grandioso Juan Manuel de Prada, son lo mejor que he visto en televisión en muchos años. Qué asco que los buenos sean perseguidos de este modo, mientras medran los mediocres. Y la Iglesia española dejando que hombres como Miguel Ayuso se pudran, mientras se rodea de meapilas insulsos.

  6. Lo primero que hay que hacer para ser del Cuerpo Jurídico Militar es aprobar unas oposiciones, algo que no está al alcance de cualquiera, y menos en los plazos y con la calificación de don Miguel Ayuso. Un católico puede ocupar cargos públicos y administrar justicia en aquellos ámbitos en los que la legislación positiva no atente directamente contra la conciencia (otra cosa es que todas las leyes de este sistema, incluso las que no afectan a la conciencia, sean manifiestamente mejorables; pero para eso están los juristas católicos, para buscar lo mayor justicia posible). Víctor Pradera fue miembro del Tribunal de Garantías Constitucionales de la II República (lo que además le otorgaba condición de aforado, hecho este que los rojos y separatistas pisotearon flagrantemente, fue el aragonés del PNV, luego miembro de ETA, Telesforo Monzón quien ordenó su cruel muerte). En 30 años de empleo, en diversos destinos en Península e Islas, durante muchos años en Burgos cuando los jurídico militares estaban en el punto de mira de ETA, con procesos en diversas guerras, siete años Letrado en la Sala Sexta del Tribunal Supremo; jamás en su ejercicio profesional Miguel Ayuso ha violentado su conciencia en la administración de la justicia militar aplicando principios inmorales, y en los cientos de procesos en que ha participado no se puede encontrar ni una tacha en la aplicación del Derecho. En cambio los supuestos defensores de este sistema incurren día sí y día también en prevaricaciones sistemáticas, aplicando injustamente el mismo derecho positivo que dicen defender. En cuando al supuesto deber de defender el sistema se pondría de manifiesto la cara más totalitaria del sistema. El fundamento del empleo militar o de la existencia de las Fuerzas Armadas no es el enfeudamiento en un determinado régimen político (en plena disolución, como el presente) ni a quien ostente la jefatura de Estado de turno. Fuera de la actividad profesional no se puede exigir adhesiones ni nadie está obligado a establecer un compromiso con el régimen. Contrasta tremendamente el intento de hacer callar a Ayuso en foros intelectuales y académicos con el ensalzamiento que los progres y el mismo sistema hicieron de los miembros de la Unión Militar Democrática, que usaron su cargo y su uniforme para hacer política; siendo rehabilitados y ascendidos por lo que sin ningún género de discusión fue una violación de las Ordenanzas Militares. Togado o de uniforme Miguel Ayuso ha aplicado escrupulosamente el Derecho. Después, al ser una cabeza brillantísima, ha pensado, investigado y escrito por si mismo decenas de miles de páginas de buena doctrina, de derecho público y de filosofía jurídica y política sobre las bases firmes de la recta razón y la coherencia católica.

  7. En ningún momento he criticado las preferencias religiosas del Sr. Ayuso. Puede ser, y efectivamente creo que lo es, un buen católico. Igualmente puede ser, y también creo que lo es, un gran jurista y una cabeza privilegiada. Pero, como militar, está faltando a su juramento de defender al Rey y la Constitución. Y estamos hablando de un ascenso militar (al que por mera antigüedad tiene derecho, de acuerdo). No de religión ni de derecho.
    Trini: un funcionario público puede libremente expresar sus opiniones. Un militar no.
    Martin: (o Doctor Mateo) te conozco de otros blogs y, conociéndote, lo que puedas decir me da exactamente igual.

  8. «Israel», tendrá que guardar esa fidelidad en el ejercicio de sus funciones, no fuera. Eso se traduce en aplicar la legislación positiva, no en una fidelidad perruna a tal o cual entramado constitucional cambiante. Y es que no se está poniendo en cuestión sus opiniones en el ejercicio de sus funciones, o se le está reprochando que emita opiniones con toga o uniforme, sino sus opiniones en ámbitos científicos y académicos. Plantear que un militar tenga que estar afiliado intelectualmente a un determinado régimen es algo grotesco y totalitario que atenta contra la más mínima razonabilidad.

    Le voy a poner un ejemplo para ver si lo entiende. El concejal del partido Derecha Navarra y Española en Leiza, don Silvestre Zubitur, fue galardonado con la Cruz al Mérito Constitucional. Sus opiniones políticas contra la Constitución de 1978 son más que claras, públicas y evidentes. También por cierto su adhesión a S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón y su oposición a Juan Carlos. Él mismo manifestó reiteradas ocasiones, y más con ocasión de la concesión, que había votado NO a la Constitución de 1978. ¿Por qué le dieron ese galardón? Pues porque en el ejercicio de sus funciones, en un ambiente muy hostil a la pura legalidad Zubitur había aplicado la legalidad. Aunque seguramente si tuviese que haber aplicado los aspectos más siniestros de la constitución del 78 no lo hubiese hecho por afectar a su conciencia, como haría cualquier católico coherente.

  9. Con usted y sus principios hasta la muerte D. Miguel… ¡Viva España Católica! ¡Viva la Sta. Madre Iglesia! ¡Viva la Sta. Tradición! ¡Viva la Sta. Inquisición! ¡Vivan las Stas. Cruzadas (todas)! ¡Muera la Con(pro)stitución! ¡Muera la democracia! ¡Viva Cristo y viva el Rey (legítimo claro)!

  10. Vaya una avalancha carlista se me ha venido encima… Pues nada, para no llevarles la contraria: «Por Dios, por la Patria y el Rey, tarariro, riro, riro….».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles