El Cardenal Cipriani se refiere al Prefecto de Doctrina de la Fe como «un buen teólogo pero un poco ingenuo»

|

cipriani El arzobispo Gerhard Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, es  «un poco ingenuo ». Lo afirmó el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, el primer purpurado de América Latina que proviene del Opus Dei. La semana pasada se refería al árbitro de un partido de fútbol de la selección peruana como «un sinvergüenza». Puede leer el perfil del cardenal aquí. Durante su programa semanal “Diálogos de Fe”, en la radio RPP, Cipriani habló ayer sobre lo que sucedió la semana pasada: la publicación en Italia del libroque escribió Müller con el teólogo peruano Gustavo Gutiérrez, considerado el padre de la Teología de la liberación; “L’Osservatore Romano” dedicó páginas enteras al volumen y entrevistó al mismo Gutiérrez, que fue recibido por Papa Francisco en una audiencia privada. Müller es un «buen alemán, un buen teólogo, un poco ingenuo», dijo el cardenal Cipriani sobre el segundo sucesor de Joseph Ratzinger en la dirección del ex Santo Oficio y a quien justamente Benedicto XVI eligió para el puesto. ingen La Real academia de la Lengua Española define ingenuo como «Candoroso, sin doblez», así que estrictamente no se puede afirmar que el cardenal haya insultado al prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Cipriani ofreció a sus radioescuchas un análisis sobre la audiencia de Gutiérrez con Papa Francisco: «Mi lectura es que ha querido acercarse a su amigo [Gutiérrez], a quien quiere, de alguna manera, ayudar a corregirse e insertarse en la Iglesia católica». Según el cardenal peruano, la audiencia del jueves pasado en el Vaticano «está siendo usada» para describir un acercamiento con una corriente teológica que ha provocado «daño a la Iglesia». Cipriani declaró que mientras Joseph Ratzinger era Prefecto de la Doctrina de la Fe, en 1984 y en 1986, pidió a Gutiérrez que «rectificara dos de sus libros: “Teología de la liberación” y “La fuerza de los pobres”, que dañaron a la Iglesia». «Si se ha corregido, no lo sé», concluyó el cardenal peruano. En la pasada edición de su programa sabatino afirmó que el árbitro argentino Patricio Loustau es «un sinvergüenza» por la forma como dirigió el viernes el partido de la fase de clasificación del Mundial que Uruguay ganó por 1-2 en Lima. Cipriani, que en su juventud jugó en la selección peruana de baloncesto, declaró en su programa en la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que los dirigentes de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) no debieron aceptar que el choque fuera dirigido por Loustau. «Faltó actitud, pienso yo. Uno en la cancha hace respetar su localía. Yo nunca hubiera aceptado un réferi (sic) argentino, nunca«, sostuvo.  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El Cardenal Cipriani se refiere al Prefecto de Doctrina de la Fe como «un buen teólogo pero un poco ingenuo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles