PUBLICIDAD

¿Quién es… Lucio Ángel Vallejo Balda?

|

ANGEL VALLEJO, SACERDOTE DE LA CEPEDA Secretario de la Comisión Pontificia para la reforma administrativo-económica de la Curia. Secretario de la Prefectura de Asuntos económicos de la Santa Sede. Nació el 12 de junio de 1961 en Villamediana de Iregua (la Rioja) en el seno de una familia de campesinos de clase media. Desde muy niño quiso ser cura y, con apenas 8 años, ingresó en el seminario de Logroño donde conoció la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz (intrínsicamente ligada a la Prelatura del Opus Dei) y entró a formar parte de ella. Al terminar los estudios del seminario, los superiores decidieron enviarlo a Burgos, para que se licenciase en Teología Espiritual en la Facultad del Norte de España. No contento con una licenciatura, se fue a Salamanca, donde consiguió, casi a la vez, el doctorado en Teología por la Pontificia y el título de Derecho por la Universidad nacional de Educación a Distancia. 653_angel_lucio_vallejo_balda_1-02-09-11

Fue ordenado por Don Antonio Briva Miravent, el 1 de agosto de 1987 en la diócesis de Astorga e inició su andadura pastoral como “cura de pueblo”: Pedralba de la Pradería, Calabor, Rihonor, Santa Cruz de Abranes, Lobeznos y pueblos de la zona de Sanabria, donde se ganó a la gente y a os compañeros de la zona.

Tres años después fue nombrado ecónomo diocesano. Fueron 21 años de presupuestos, balances, cuentas corrientes, inversiones y gestión de un patrimonio de unos 1500 edificios (la diócesis de Astorga cuenta con casi 1000 parroquias). Es el accionista mayoritario de la SICAV Vayomer que gestiona el patrimonio de la Conferencia Episcopal y consejero de la Mutualidad del Clero Español de Previsión social.

Todo el mundo le recuerda como un buen administrador aunque le quedó una mancha en el curriculum: invirtió 50 millones de pesetas (300 000 euros) en Gescartera, la sociedad de inversión que protagonizó uno de los mayores escándalos de la época del Gobierno de José María Aznar, que finalmente pudo recuperar gracias a los buenos amigos y contactos que hizo en todo ese tiempo.

ANGEL VALLEJO, SACERDOTE DE VEGA DE MAGAZ, A LA SALIDA DE MISA EN VEGA DE MAGAZ En el año 2010 fue “fichado” por Giménez Barriocanal para el departamento económico de la JMJ de Madrid como su mano derecha. Aunque muchos en la Curia le definen como el prototipo de “carrierista”, lo cierto es que la llegada de don Lucio a la Santa Sede fue fruto de cualquier cosa menos de un afán de poder por parte del que hasta entonces era el ecónomo de la diócesis de Astorga. El Papa quería un español para  ocupar el puesto de número dos de las finanzas vaticanas, sólo por detrás del cardenal Versaldi, y Rouco, como miembro del consejo cardenalicio que asesora al Papa en temas económicos, propuso el nombre del ecónomo de Astorga. El Papa lo nombró, en el mes de septiembre de 2011, secretario de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, por recomendación de Rouco, pero, sobre todo, por su juventud y por sus 25 años de experiencia contable. A su actual cargo añade el de secretario de la Comisión Pontificia para la reforma administrativo-económica de la Curia, puesto al que fue nombrado en Junio de 2013 por el Papa Francisco. 0_0_0_0_250_255_csupload_49179937 Él mismo declaraba a la agencia Rome Reports: “Tenemos la indicación clara del Papa  de una mayor transparencia después de una mejor gestión. Yo ya no me atrevería a hablar tanto de austeridad porque la Santa Sede en general es bastante austera sino sobre todo una mejor gestión que ahorre recursos; que pueda ser más eficaz para poder liberar recursos para otras cosas que son más necesarias. Eso que tantas veces dice el Papa…, también nos lo ha dicho: cuando tenéis que hacer un gasto extraordinario pensad que hay gente que está pasando hambre”.  

0 comentarios en “¿Quién es… Lucio Ángel Vallejo Balda?
  1. Creo que no saben de verdad quien es te sujeto. La biografía es mentirosa porque no dice toda la verdad ni mucho menos y camufla con humo la realidad que es alguien sin una conveniente formación. Pero bueno habrá quien y trague estas biografías hagiográficas que a otros sencillamente nos dan pena, vergüenza o risa

  2. Pues yo he conocido a D. Lucio como cura de pueblo. Venía todos los días desde Astorga al pueblecito de León donde yo veraneaba para decir Misa y se le veía encantado. Yo pensaba mundanalmente qué hacía ese buen cura por ahí aunque después recapacitaba y me daba cuenta de que también aquellas buenas mujeres y hombres mayores necesitan buenos curas. Creo que era un hombre fiel en lo poco que cuidaba a esas gentes de una manera especialísima. Para mi era un ejemplo. No puedo decir nada de su preparación económica pero para mi fue un espaldarazo encontrarmelo

  3. Los cobardes como éste que dice llamarse luis siempre buscan desprestigiar a los que nunca podrán igualar en categoría moral y profesional. Posiblemente la rezon sea la envidia o, lo más probable, es que habla de oídas, o habla por boca de otros o simplemente es tan miserable que arroja falsedades e infamias para justificar su mezquindad…

  4. Creo q los q le apoyais no le conoceis,es un corrupto,amigo de los ricos y caciques de astorga y comarca,jamas se ha aproximado a la gente humilde,y solo hay q ver su forma de vestir,mas cercana al Opus q a la iglesia,traiciono a muchos de sus compañeros para favorecer a los caciques y solo x dinero,y ahora el Papa Francisco lo ha destituido por gastarse 18.000 € en una comida en la beatificacion de los dos Papas.

  5. El sacerdote está detenido y está siendo indagado. Si es culpable o no, aún no se ha establecido. Si resulta culpable de las acusaciones que se le han hecho, podrá haber sido muy buen cura, pero en este caso particular, metió la pata hasta el garrón y yo le daría la máxima pena por el daño que le hizo, con intención o sin ella, tanto a la Iglesia como al Opus Dei. Si es inocente, los que lo están linchando desde que se conoció la noticia, tendrían que pedir disculpas. De rodillas y flagelándose en la plaza pública. Qué es lo que va a pasar, el tiempo lo dirá. Ojalá sea inocente, porque no es bueno que hayan curas así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles