Arrestado en Londres por leer a San Pablo (1 Tes 4,3)

|

Deborah-with-Tony-Miano-300x225 Wimbledon, 1 de julio de 2013, 16.50, frente al Centro Comercial «Centro de la pista». Este es el escenario en el que se arrestó a Tony Miano por haber leido en público una carta de San Pablo. El ex ayudante del sheriff del condado de Los Angeles es hoy «predicador de la calle», y tuvo la mala fortuna de comentar en público el capítulo 4 de la Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses, el punto en el que condena la inmoralidad sexual: Por lo demás, hermanos, les rogamos y les exhortamos en el Señor Jesús, que vivan conforme a lo que han aprendido de nosotros sobre la manera de comportarse para agradar a Dios. De hecho, ustedes ya viven así: hagan mayores progresos todavía.Ya conocen las instrucciones que les he dado en nombre del Señor Jesús.La voluntad de Dios es que sean santos, que se abstengan del pecado carnal, que cada uno sepa usar de su cuerpo con santidad y respeto,sin dejarse arrastrar por los malos deseos, como hacen los paganos que no conocen a Dios.Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en esto a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya se lo hemos dicho y atestiguado.Dios, en efecto, no nos llamó a la impureza, sino a la santidad.Por eso, el que desprecia estas normas, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que les ha dado su Espíritu Santo. Unas horas antes, de hecho, una señora enojada había increpado a  Tony Miano con un rotundo ‘F. .. off» y llamó a la policía por sentirse amenazada y ofendida por las «declaraciones homófobas» que escuchó durante el sermón. tony-miano Después se llevó a cabo la detención, ordenada en virtud del artículo 5 de la Ley de Orden Público , con el agravante de homofobia . La policía propuso al detenido aceptar una multa de 90 libras y la prohibición de regresar al Reino Unido, amenazándolo con, en el caso de no aceptación, un interrogatorio formal. Tony, creyendo que no ha cometido ningún delito, requiere la intervención de un abogado. En ese punto, después de tomarle las fotografías rutinarias, llevar a cabo el registro de huellas dactilares y proceder a la extracción de una muestra de ADN, se le confina durante más de siete horas en una celda con un inodoro pero sin  papel higiénico. A las 21:08, en la sala de interrogatorios de la comisaría 3 de Wimbledon, comienza el interrogatorio a Tony Miano.  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles