Infovaticana
Teología en la actualidad

Una obra bíblica monumental: Diccionario del AT, Pentateuco

Teologúmeno
2 septiembre, 2016

Nos encontramos ante una obra MONUMENTAL. Sin otro precedente en lengua castellana (sí en alemán e italiano). El Diccionario del Antiguo Testamento: Pentateuco es el primero de una serie de cuatro volúmenes que abarcan el texto del Antiguo Testamento y sus temas, su entorno y su trasfondo. Es un diccionario enciclopédico que se caracteriza por la especial atención a los debates que se están produciendo en el seno de las ciencias bíblicas contemporáneas.

Explora los principales temas y cuestiones, e informa y plantea desafíos a sus lectores con sus perspectivas generales autorizadas, exámenes detallados y nuevas percepciones procedentes del mundo del antiguo Oriente Próximo; ofreciendo tanto panorámicas apreciativas como valoraciones detalladas de estos desarrollos y sus métodos.
Recomendado por los especialistas del Antiguo Testamento para el estudio e investigación del Pentateuco, estos son algunos de sus comentarios: “Contiene un auténtico tesoro de importante información. Está escrito por especialistas destacados en su campo, y no solo es informativo, sino también ameno”.
Los primeros cinco libros del Antiguo Testamento sientan las bases sobre las que se sostiene todo el resto de la Escritura. Sus grandes temas, acontecimientos históricos y destacados personajes, establecen los vectores sobre los que se desarrolla la historia bíblica. La estructura misma del Antiguo Testamento se vendría abajo si se eliminara el Pentateuco, y todo el pensamiento neotestamentario apenas resultaría comprensible sin él. Pero detrás de la grandiosidad del Pentateuco se esconden cuestiones de historicidad que han intrigado a los eruditos y han sido objeto de acalorados debates durante mucho tiempo. Y mientras que a mediados del siglo XX muchos especialistas anglosajones se mostraban confiados en el respaldo arqueológico a los relatos patriarcales, el clima actual ha cambiado. En los casos más extremos, algunos expertos contemporáneos han cuestionado radicalmente la antigüedad de las historias ancestrales, defendiendo que su composición final no se produjo hasta la época helenista. Circula el rumor de que la hipótesis documentaria, el consenso crítico imperante años atrás, agoniza en la UVI, y se desconoce una alternativa. Uno de los propósitos de este diccionario es analizar y sospesar debidamente estas cuestiones históricas, planteando posibles soluciones; ofrece una evaluación de los interrogantes que rodean estos asuntos y considera algunas de las posibles vías de avance para las ciencias bíblicas evangélicas.

Estructurado alfabéticamente en forma de diccionario, como su nombre indica, cubre mediante unos doscientos artículos, todos los tópicos principales relacionados con el Pentateuco y susceptibles de debate, de la A a la Z, desde Aaron hasta Zoología, debatiendo cada uno de ellos exhaustivamente. Aunque por el título cabría pensar que estamos ante un diccionario bíblico, nada más lejos de la realidad. En todo caso más bien ante un comentario en forma de diccionario. Pero tampoco es eso. Su enfoque es radicalmente distinto y se aleja de ambas cosas. Su objetivo no es “explicar” los diferentes nombres que podamos encontrar en la lectura de los cinco libros que conforman el Pentateuco, ni analizar el texto exegéticamente versículo a versículo, sino centrarse en aquellos tópicos, personajes y asuntos que son motivo de debate hermenéutico y teológico:

Creación, cronología, cosmología, decálogo, diluvio; personajes importantes: Aarón, Abraham, Caín, Isaac, Jacob, José, Moisés, Noé; asuntos y lugares de especial interés: Adivinación, Arqueología, Babel, hijos de Dios/hijas de los hombres, relaciones familiares, señales y milagros, sueños; teológicos: arrepentimiento, fe, gracia, ley mal, pacto, santidad; sin olvidar los especialmente conflictivos como: criticismo histórico, criticismo de formas, criticismo literario, aproximación científica; ni los artículos generales como: Lenguaje del Pentateuco, Teología del Pentateuco, Predicando sobre el Pentateuco, etc.; y así hasta cerca de doscientos, distribuídos alfabéticamente a dos columnas en más de mil páginas de texto impreso.

Todos ellos son verdaderos trabajos magistrales de investigación bíblica. Aunque algunos en particular, como es el caso de “Cronología del Éxodo” por John H. Walton o “Ruta del Éxodo e itinerario por el desierto” de Peter Enns son particularmente impresionantes. El trabajo de B. T. Arnold sobre “Historia del criticismo del Pentateuco” es probablemente lo mejor que se haya escrito sobre el tema. Y el de “Predicando sobre el Pentateuco”, defendiendo la importancia y necesidad de predicar sobre el A.T., analizando los principios fundamentales de la predicación cristiana basada en el mismo y facilitando las claves para sermones sobre el Pentateuco, es una verdadera joya para todos los predicadores.

Incluye un sofisticado sistema de referencias cruzadas entre los distintos artículos a cinco niveles, que permite y facilita el estudio completo de cualquier tema, enlazandolo no tan sólo con otros artículos dentro del propio texto del diccionario sino también con los demás artículos relacionados en otros diccionarios de la colección, lo cual, una vez completada esta, permitirá un análisis y estudio exhaustivo del tema a través de toda la Biblia. Y cada artículo incluye una extensa bibliografía de obras seleccionadas por el autor sobre el tema tratado para los que deseen ahondar en el estudio del mismo.

Y por supuesto, en una obra de este calibre no podía faltar una completa batería de índices, mapas, gráficos y diagramas, que incluyen un índice de textos y pasajes bíblicos citados, miles de referencias, y que permite analizar en profundidad cualquier texto del Pentateuco partiendo simplemente de la cita bíblica. Sin menospreciar el completísimo índice temático, con centenares de entradas y referencias cruzadas que facilita el estudio de todos aquellos tópicos no tratados directamente.

Con ello suma el valor de un diccionario y un comentario en una misma obra. ¿Necesitamos información sobre cualquier nombre o término en particular como haríamos en un diccionario bíblico? El índice temático nos da las claves para obtener toda la información necesaria y más. ¿Queremos estudiar un texto o un pasaje en concreto como haríamos en un comentario bíblico? El índice de textos y pasajes nos da las referencias necesarias para hacerlo con una facilidad asombrosa.

A todo ello se añade una importante y útil introducción sobre como utilizar y sacar el mayor partido posible de todas esas múltiples posibilidades que aporta la obra.

Se trata, pues, de uno de los mejores recursos disponibles para el estudioso de la Biblia, una herramienta valiosa, de la máxima calidad y más alto nivel, destinada a convertirse en referente del estudio e investigación de las Sagradas Escrituras por muchos años. Como lo anticipan las comentarios sobre el mismo por parte de algunos de los más prestigiosos profesores y eruditos bíblicos, como es el caso de Robert. P Gordon, profesor de la Universidad de Cambridge que dice sobre el mismo:

«Me agrada la idea de centrarse en los temas principales, es acertada. Aporta una gran cantidad de análisis y provechosos debates. Debería suponer una nueva manera de acceder al estudio del Pentateuco para muchos lectores, y yo le doy al proyecto la más cálida de las bienvenidas.»

Teologúmeno