PUBLICIDAD

Cuándo debatir con alguien que piensa muy distinto a ti

TEOLOGÍA, ECONOMÍA Y LIBERTAD
|

En estos días en redes sociales hay muchas conversaciones que están polarizadas. Antes de pensar en debatir con alguien, debemos pensar que no hay tiempo para todo y no todo debate merece la pena.

¿Qué debates merece la pena tener?

Fundamentalmente hay sólo dos situaciones en las que merece la pena debatir con alguien.

  1. En primer lugar, cuando encuentras una persona honesta, realmente dispuesta a cambiar su forma de parecer gracias a una sólida argumentación. Doy por supuesto que tú también estás dispuesto a cambiar tu forma de parecer si los argumentos en contra que te van presentando son sólidos.
  2. En segundo lugar, puede ser relevante debatir con alguien que piensa muy distinto a ti, aunque no pertenezca a la categoría descrita en el párrafo anterior, cuando hay una audiencia.
    Y encontrarse delante de una audiencia puede darse, no sólo en un medio de comunicación,  sino también en las redes sociales. En este caso, el objetivo del debate no es convencer a la persona con quien debates, sino a personas en la audiencia. Y para ello lo que debes hacer es refutar los argumentos de la persona con quien debates del modo más sólido posible.

Otro punto relevante es:

¿Cómo distinguir si una persona está dispuesta a debatir honestamente?

No hay reglas exactas, pero éstas pueden consituir una buena aproximación:

  1. Si tras acorralarlo con argumentos, dice que tu análisis es absurdo, o que es una patraña, pero no justifica por qué, o te insulta , entonces está indoctrinado o tiene el cerebro lavado.
  2. Si tras acorralarlo con argumentos, cambia de tema, entonces es de los que prefiere mentir antes de salirse de las consignas de su partido o de su ideología.
  3. Por último, si es alguien que es capaz de replantear con exactitud tu punto de vista, es una persona que muestra honestidad y con quien será seguro interesante debatir.

 

 

4 comentarios en “Cuándo debatir con alguien que piensa muy distinto a ti
    1. Dísculpenos. Normalmente es otra persona de Infovaticana quien aprueba regularmente los comentarios. Yo simplemente soy un colaborador. También tengo la posiblidad de aprobar los comentarios, aunque sólo de los hechos en este blog, lógicamente.
      Al entrar hoy he visto que había comentarios sin aprobar, y los he aprobado yo.

  1. Gracias por la breve y sensata nota.

    últimamente sigo infovaticana y justo me doy cuenta que el portal recibe varios comentarios al pie.

    Percibo que muchas de esas notas no entran en la categoría de debate. No buscan construir, ni complementar, ni mínimamente un nuevo entendimiento. Más parece una artillería pesada. Es una pena la bajeza moral y pobreza eclesial que tienen muchos de ellos.

    Para esos comentarios, los lineamientos del post quedan demasiado insuficientes.

    Ojalá se busquen espacios de diálogo más respetuosos y conciliadores, respetando las diferencias que bendito Dios existen.

    1. Gracias por este comentario. Aunque esta nota es «colateral» por así decir, me parecía un punto de reflexión interesante dados los tiempos que no está tocando vivir, no sólo desde el punto de vista religioso, sino también social, político, económico… Veo que también a ti, y me alegra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *