PUBLICIDAD

Reunión del secretario de Gobernación con arzobispo de Guadalajara fue para “dialogar sobre temas de agenda nacional”

|

A través de escueta nota de prensa, el pasado 16 de julio, la Secretaría de Gobernación dio a conocer una conciliadora reunión del secretario Adán Augusto López Hernández y el cardenal José Francisco Robles Ortega en el marco de una gira del encargado de la política interior al estado de Jalisco.

La Secretaría de Gobernación dio cuenta que la reunión se dio la mañana del sábado como parte de las actividades del funcionario del gobierno de la República. Sin mayores detalles, afirmó que el encuentro se dio en la casa del arzobispo Robles Ortega y se trataron “temas de la agenda nacional, la corresponsabilidad que existe por parte de todos los actores sociales en el desarrollo de México, y coincidieron que la construcción de la paz es el objetivo común”.

La visita ocurre días ocurre a casi un mes del asesinato de los jesuitas de la Tarahumara que descubrió, de igual forma, la serie de acosos, amenazas y situaciones que han puesto en riesgo la seguridad e integridad de algunos obispos.

Medios de información nacionales abundaron que el diálogo no trató sobre el cambio en la estrategia de seguridad que la Iglesia católica ha demandado y más bien el Secretario de Gobernación reconocería la existencia de retenes del crimen organizado mismos que fueron negados por el gobernador de Jalisco cuando sostuvo una reunión con el arzobispo Robles Ortega el 2 de julio.

El 27 de junio, el cardenal Robles expuso a medios de comunicación que los retenes ilegales están a la orden del día, particularmente en el norte del Estado y que los cobros de derecho de piso a los párrocos son recurrentes, incluso afirmó que en las fiestas patronales, el crimen organizado exige la mitad de las ganancias para tener permiso y realizar las fiestas con seguridad. Robles Ortega describió: “Fui allá al norte del estado, límites con Zacatecas precisamente y también fui detenido por dos retenes y obvio que son retenes del crimen organizado y le exigen a uno decir de dónde viene, a dónde va, a qué se dedica, qué hace, eso es como lo más normal y lo más natural…”

En estas discrepancias, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, negó los retenes del crimen organizado y aseguró la libertad de tránsito sin excepciones, incluso dijo a medios que su gobierno mantiene un gran respeto por el cardenal Robles: «El día de ayer (27 de junio) el Secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra, se comunicó con el señor cardenal a quien le tenemos un profundo respeto. Nos extraña mucho que se haya hecho una declaración mediática y no una denuncia formal en su momento. El día de hoy en la mañana, en la mesa de seguridad, se volvió a hacer una consulta con todas las instancias de seguridad, federales, estatales y municipales y no hay ni un solo punto en el que haya algún tipo de retén» dijo además de asegurar su entera disposición para atender cualquier preocupación de la Iglesia católica aunque indicó que es «muy importante hacer un llamado a hablar las cosas con cuidado y sin buscar generar una alarma en un asunto que me parece se debe de analizar en su justa dimensión».

No sólo Robles Ortega denunció estas conductas ilícitas, además el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, dijo que fue detenido de manera ilegal por un comando de sujetos fuertemente armados en los límites de Zacatecas y Jalisco, además de que a mediados de junio, el obispo de Autlán, Rafael Sandoval Sandoval, fue blanco de un asalto en la región de los Altos de Jalisco, limítrofe con el Estado de Aguascalientes, donde le despojaron de sus pertenencias y vehículo. De acuerdo con el vocero de la diócesis de Autlán, en declaraciones a medios, dijo que el obispo gracias a Dios físicamente está bien, moralmente pues un poco todavía recuperándose de ese susto, fue una situación muy complicada, el señor obispo tiene 75 años ya es mayor, ha sido una cosa muy impactante para el y para nosotros”.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.