PUBLICIDAD

Iglesia de México llega a la fatídica cifra de 294 clérigos y religiosas fallecidos por covid-19

|

Este domingo 16 de enero, el Centro Católico Multimedial (CCM) publicó el 22 reporte sobre clérigos y religiosas fallecidos a causa del covid-19.  Al 14 de enero, la Iglesia católica de México lamenta la muerte de 7 obispos, 264 sacerdotes , 13 diáconos permanentes y 10 religiosas. Un total de 294 muertes en esta pandemia que podrían elevarse dado que el mismo documento del CCM reconoce la existencia de un subregistro de casos especialmente en las comunidades religiosas, así afirma sobre una la  «laguna» sobre la falta de registros nacionales oficiales al nivel de la Conferencia del Episcopado Mexicano en relación al número de sacerdotes y agentes de pastoral fallecidos por cada diócesis del país.

El CCM reconoce que la Iglesia de México carece de datos que llevarían a un  mejor «diagnóstico sobre la salud de sacerdotes y religiosas y las posibles acciones a adoptar para mejorar los sistemas de seguridad, del cuidado en los presbiterios y particularmente sobre la condición de las mujeres consagradas quienes son las principales fuerzas del trabajo de evangelización y ayuda a los obispos al ser cercanas al cuidado de los prelados en cuanto a la atención de las casas episcopales».

Según el reporte, 38 obispos han padecido la enfermedad, de esos 7 murieron. En las últimas dos semanas, ocho obispos dieron conocer que había contraído el virus, la mayoría con síntomas leves y dos en estado delicado, el obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva, quien fue intubado y el de la diócesis de Mexicali, José Isidro Guerrero Macías.

En la llamada cuarta ola del covid-19 diversas diócesis del país han dado a conocer la seriedad del asunto en donde un importante número de presbíteros y agentes de evangelización están contagiados. En la diócesis de Ciudad Juárez, el Seminario Conciliar emitió un comunicado a través de su redes sociales donde avisó a los fieles que se cancelarían las celebraciones eucarísticas del domingo 16 de enero por el alza de contagios. Por otro lado, Mons. Francisco Moreno Barrón admitió que eran 15 sacerdotes infectados en la arquidiócesis de Tijuana con la variante ómicron, todos los enfermos estarían vacunados.

Según el CCM, la expansión del covid-19 obligó a la limitar el culto público al reducir el aforo a la asistencia a templos o peregrinaciones como sucedió en la diócesis de San Juan de los Lagos. Ante la proximidad de las festividades de la Virgen de San Juan de los Lagos, la Catedral-Basílica cerró sus puertas y «por disposición oficial, estará cerrado durante el periodo comprendido del 31 de enero al 2 de febrero, fiesta de la Candelaria y de la Virgen de San Juan de los Lagos».

El 22 reporte puede descargarse aquí.

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.