Episcopado Mexicano a un mes de triunfo de Sheinbaum: Superar divisiones y construir puentes de diálogo

|

Este 2 de julio, la Conferencia del Episcopado Mexicano emitió el mensaje al pueblo de Dios “A un mes del proceso electoral, Procuren, planten, trabajen por el Bien Común”, en el que animan a la feligresía católica y habitantes de México a construir puentes de diálogo ante el ascenso del Claudia Sheinbaum a la presidencia de la República, el 1 de octubre.

De acuerdo con el mensaje, la ciudadanía dio un ejemplo de civilidad democrática el pasado 02 de junio, “tanto los que se sienten representados en los resultados como quienes han expresado otras opciones en las urnas”; el Episcopado estima que “muchos ciudadanos podrán sentirse satisfechos; otros, por distintos motivos muy válidos, han vivido los resultados con frustración, pero entre unos y otros debe haber respeto para construir juntos nuestro futuro, unos y otros formamos el mismo país”.

Los obispos ya han externado su felicitación a la virtual presidenta considerando que su ascenso es histórico en virtud de ser la primera mujer en ocupar la titularidad del Poder ejecutivo citando también las palabras de san Juan Pablo II en la Carta a las Mujeres de 1995 quien enfatizó el genio de la mujer en la política y el liderazgo social.

<

El mensaje suscrito por el presidente y secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano igualmente hace un llamado a fortalecer la autonomía y la división de poderes, la vigencia del estado de derecho y el respeto a los derechos humanos, “sin duda todo esto forma parte del mandato recibido en las urnas el 02 de junio pasado”, señalan los prelados.

Finalmente, el llamado de los obispos se dirige a fortalecer la unidad nacional y el “llamado respetuoso a todos los mexicanos, para ir más allá de la contienda electoral y colocarse ahora con ánimo y esperanza, con la conciencia de que el futuro de nuestro país necesita de todos, jóvenes y adultos, sociedad civil y fuerzas armadas, comunicadores y educadores, empresarios y lideres sociales, obreros y campesinos, profesionistas, comerciantes y toda la clase laboral”, y poder la mirada en superar los rezagos sociales, superar la desigualdad social y la pobreza, “debemos tener como prioridad el bien común para lograr mejores oportunidades para todos, debemos anhelar la superación de la violencia y la criminalidad que tanto mal nos causa, debemos buscar como construir la paz y la armonía entre todos”, recurriendo al diálogo, la cultura del encuentro y la reconciliación. Para los obispos, la oración de los creyentes es de los mejores recursos por el bien de quienes pronto ocuparán los cargos de elección popular para que Dios “les conceda sabiduría para promover la unidad, la justicia y el bien común, respetando el valor de cada persona en nuestra sociedad” confiando a la Virgen de Guadalupe el futuro de México.

El mensaje completo puede ser leído aquí.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *