Candidatos presidenciales firmarán Acuerdo por la Paz de Iglesia, este lunes en Tlatelolco

|

Este 11 de marzo, en el Centro Cultural Tlatelolco de la UNAM, en evento restringido a invitados y medios de comunicación, el llamado “Núcleo por la paz”, conformado por la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Provincia mexicana jesuita, la Dimensión episcopal de laicos y la Conferencia de Superiores Mayores Religiosos de México, presentarán a los tres candidatos a la presidencia de la República los ejes que han conformado la Agenda Nacional por la Paz en el que se prevé la firma de los aspirantes presidenciales.

Como se dio a conocer el pasado lunes 4 de marzo, el Núcleo por la paz entregará el documento “Estrategias de Política Pública para la Paz” con recomendaciones de un equipo interdisciplinario con base en los resultados de foros realizados a lo largo del país.

La presencia de las candidatas Xóchitl Gálvez, Claudia Sheinbaum y del candidato Jorge Álvarez se realizará en momentos distintos en el que, según se advierte, no habrá discursos de parte de los firmantes, sin más participación que la adhesión que la firma del Acuerdo por la paz con los compromisos ahí contenidos. Entre los asistentes están representantes de los sectores académicos, iglesias, sociedad civil organizada, empresas, medio artístico, embajadas y organismos internacionales, gobiernos locales, medios de comunicación nacionales e internacionales, jóvenes, víctimas de las violencias, representantes de las comunidades indígenas, migrantes y colectivos.

La Agenda Nacional de Paz, misma que vio la luz en septiembre pasado, propone siete acciones nacionales para el resarcimiento del tejido social, entre ellas:

1. Sistematizar, fortalecer y reproducir las buenas prácticas que han dado resultado en materia de seguridad, justicia y tejido social.

2. Formar mesas de expertos para incidir en políticas públicas sobre tejido social, seguridad, justicia y sistema penitenciario.

3. Impulsar la Agenda Nacional de Paz con actores políticos nacionales, estatales y locales y con quienes contienden por puestos de elección popular.

4. Involucrar a las universidades públicas y privadas en la revisión de programas sociales y planes de desarrollo, formación de capacidades locales y propuestas para la reducción de las violencias y la construcción de paz.

5. Articular esfuerzos para atender los factores de riesgo de los adolescentes desde las secundarias y sus contextos familiares y comunitarios.

6. Promover esquemas de nuevas gobernanzas, con una amplia participación ciudadana, que permitan tener autoridades comprometidas con la paz de sus territorios.

7. Exigir la articulación de las fuerzas de seguridad y estrategias efectivas en los territorios.

Desde el asesinato de los jesuitas de Cerocahui, la Iglesia católica de México, a través de la CEM, los jesuitas de México y los Superiores religiosos del país, han desarrollado las jornadas de oración mensuales y el compromiso por la paz emanado del Diálogo de septiembre pasado. Para los obispos, cuyo liderazgo más visible ha sido la del secretario general de la CEM, el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, la estrategia de los abrazos y no balazos del actual gobierno y que se propone a retomar la candidata del oficialismo, ha sido fallida por lo que, en reiteradas ocasiones, se ha exigido al gobierno de México, un golpe de timón de esta estrategia que no ha impedido las muertes violentas que ascienden a más de 170 mil en el sexenio de López Obrador.

La Agenda Nacional por la propone un horizonte en el que se fortalezca a las familias como instancias de educación y socialización, además de reconstruir los lazos de confianza y solidaridad en las comunidades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *