Arzobispo de Morelia, “delicado, pero estable”

Carlos Garfias Merlos, vicepresidente de la CEM, es intubado tras crisis respiratoria
|

Un nuevo parte médico se dio la tarde del jueves 12 de agosto en relación con el estado de salud del arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, quien esa semana acudió al hospital “a pesar de no tener síntomas graves” del covid-19.

De acuerdo con el reporte, las condiciones del arzobispo se agravaron siendo intubado por la que la situación del presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano “es delicada, pero estable”.

El vicepresidente de los obispos de México habría presentado una crisis respiratoria la tarde del 11 de agosto a lo que se procedió a la intubación del prelado brindándose toda la atención necesaria al arzobispo michoacano que ya cuenta con el esquema completa de vacunación por covid-19 al haber recibido el biológico Pfizer-Biotech en dos dosis.

<

La circular de la cancillería del arzobispado de Morelia, firmado por los dos obispos auxiliares, Juan Espinoza Jiménez y Herculano Medina Garfias, señala igualmente que el número de contagios en Michoacán “van en aumento, por esto les pedimos de la manera más encarecida que no menosprecien las medidas cautelares para la prevención de contagios”.

De acuerdo con los reportes relativos a los decesos por covid-19 de clérigos y religiosos en México del Centro Católico Multimedial, en julio de reportaron 24 arzobispos y obispos que fueron infectados por el virus. A partir de la tercera ola que ha incrementado el número de personas contagiadas en México, se han sumado otros 4, los arzobispos de Tuxtla Gutiérrez y Morelia además de los eméritos de Zacatecas, Fernando Mario Chávez Ruvalcaba de 88 años y de Hermosillo, José Ulises Macías Salcedo de 80 años.

En esta pandemia, algunos prelados debieron enfrentar duras condiciones del covid-19 saliendo adelante. El obispo auxiliar de Monterrey, José Manuel Garza Madero, pasó cerca de 100 días hospitalizado desde febrero; el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo emérito de México, pasó 52 días en un nosocomio privado. Sus condiciones de salud fueron muy graves bajo intubación además de la polémica del arzobispo Carlos Aguiar quien se eximió de la obligación del pago de gastos y cuidado del emérito, obligación consignada en el derecho canónico. La pandemia del covid-19 quitó la vida a cinco obispos mexicanos.

 

Comentarios
2 comentarios en “Arzobispo de Morelia, “delicado, pero estable”
  1. Otro enfermo grave de Covid,vacunado???
    Es lo que pasa cuando se da culto a la criatura antes que al Creador.
    Parece que las piedras empiezan a hablar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *