Trump, Viganò y el Vaticano; a vueltas con el espíritu del concilio, el Papa Francisco y Londres, Nazaret a la venta.

|

Sigue causando furor la carta de Viganò, el ex nuncio de Estados Unidos, al presidente Trump. Los católicos americanos se identifican plenamente con su contenido, sin dejar al lado a muchos sacerdotes y a no pocos obispos. Trump sabe que la iglesia católica en Estados Unidos está mucho más cerca de sus postulados de lo que le quieren hacer creer los diplomáticos de la actual administración del Vaticano. El caso Capella sigue coleando y por ahora se prefiere el silencio oficial. Capella era un alto cargo de la nunciatura del Vaticano en Estados Unidos y escapó por los pelos por tenencia y divulgación de pornografía infantil. Se le juzgo en el Vaticano de aquella manera, se le condenó en teoría y está en paradero oficialmente desconocido.

Una de las ediciones más interesantes del Príncipe de Nicolás Maquiavelo es sin duda la comentada por Napoleón Bonaparte. Hoy contamos con otro artículo, es Aldo María Valli, que nos comenta la última intervención de Viganò sobre el Concilio Vaticano II y sus consecuencias. Si importante es el contenido del documento base, no tienen perdida los comentarios de Valli: «si hoy tenemos una Iglesia que en muchas ocasiones adopta formas heréticas de matriz gnóstica y se inspira en ese vago humanismo que es tan popular en el mundo y que, como era de esperar, le da el aplauso de quienes siempre han sido enemigos de Iglesia en sí, es porque el Concilio Vaticano II, a diferencia de todos los que lo precedieron, quiso, después de todo, fundar una nueva Iglesia. Es cierto que esto nunca se proclamó y que, de hecho, se discutió la necesidad de renovación sin afectar el deposito fidei, pero los círculos modernistas en realidad utilizaron el concilio para introducir una discontinuidad. Y la herramienta retórica utilizada fue la expresión, completamente inédita, «espíritu del concilio», un concepto que realmente nos permitió introducir trastornos, mucho más allá de lo que estaba escrito en los textos». «Este Concilio fue tan exaltado como para ser indicado como la única referencia legítima para católicos, clérigos y obispos, ocultando con un sentido de desprecio la doctrina que la Iglesia siempre había enseñado con autoridad, y prohibiendo la liturgia perenne que durante milenios había alimentado la fe de generaciones ininterrumpidas de fieles, mártires y santos».

«Llegar a estas conclusiones causa, repito, sufrimiento, pero, como escribe Viganò, necesitamos mirar la realidad a la cara. «Esta operación de honestidad intelectual requiere una gran humildad, en primer lugar al reconocer que durante décadas, de buena fe, hemos sido engañados por personas que, establecidas con autoridad, no han sido capaces de supervisar y salvaguardar el rebaño de Cristo: quién buscando una vida tranquila , algunos por demasiados compromisos, algunos por conveniencia, algunos por mala fe o incluso por intenciones maliciosas. Los últimos, que traicionaron a la Iglesia, deben ser identificados, retirados, invitados a enmendar y, si no se arrepienten, expulsados ​​del recinto sagrado. También lo hace un verdadero pastor que se preocupa por la salud de las ovejas y que da su vida por ellas; hemos tenido y todavía tenemos demasiados mercenarios, para quienes el consentimiento de los enemigos de Cristo es más importante que la fidelidad a su novia «. «A menudo, mirar los orígenes de la enfermedad a la cara causa sufrimiento y dolor. También puede surgir una insidiosa sensación de fracaso. No obstante, debe hacerse si se desea encontrar el camino hacia la recuperación.»

<

Seguimos con informaciones sobre el culebrón que rodea la compra del inmueble de Londres por la Secretaría de Estado. Preocupa mucho la imagen terrible que se está proyectando de las ‘formas vaticanas’ en medios de información del más alto nivel. Mientras el Papa Francisco se emplea a fondo en hablarnos de compromisos con los pobres, de apertura a los inmigrantes, de solidaridad, de nuevas fraternidades universales y demás, a su sombra, y con su necesaria aprobación, se realizan los negocios mas escandalosos  y absurdos. Mucha periferia y mucha pobreza pero las cosas de comer se tratan en el hotel Bulgari de Milán, uno de los más lujosos del mundo, y con dineros destinados y recaudados teóricamente para los pobres. Todas las etapas de la negociación, que según los investigadores supuestamente tomaron la forma de extorsión, fueron seguidas directamente por Edgar Peña Parra, el sustituto de la Secretaría de Estado, el «número 3» de la Curia. De los testimonios adquiridos, surge una sección transversal de contactos frenéticos en los que prelados, funcionarios pontificios, abogados e intermediarios, reuniones reconstruidas por la oficina del Promotor de Justicia, incluso una audiencia con el Papa Francisco en Santa Marta el 26 de diciembre de 2018, circunstancia no explicitada por los documentos oficiales pero sobre la cual hay varios testimonios fiables, en la cual el mismo Torzi habría presentado sus reclamaciones. Pensar que el amigo Edgar ha tomado alguna decisión sin contar con la aprobación del Papa Francisco es imposible. Veremos cómo se cierra el entuerto y cómo nos lo explica la civilta cattolica.

Otro frente que empieza a tener serios problemas financieros son los Santos Lugares. Su vida depende exclusivamente de los ingresos provenientes de la afluencia de peregrinos y turistas que, como sucede en el Vaticano, han dejado de existir. El Patriarcado habla de ‘déficit enorme’ y anuncia ventas de propiedades en Nazaret, todo un símbolo. Terminaremos vendiendo el taller de San José y la casa de la Sagrada Familia. Los franciscanos son ‘custodios de los Santos Lugares’, no sus propietarios, los atienden espiritualmente y los administran. En los años de la primavera del espíritu del concilio, empezó la desbandada de las órdenes religiosas y se empezaron a pedir permisos para vender propiedades en Tierra Santa, el Papa Pablo VI prohibió estas ventas para que no disminuyera la presencia católica. Ante esta situación, muchas de estas propiedades fueron regaladas, regalo envenenado, al Vaticano. Un caso emblemático es ‘Notre Dame of Jerusalem center’, regalado al Vaticano y, después de años de perdidas millonarias,  ‘custodiado’ por los legionarios, no es un caso único. Otro frente que se abre y que puede dar muchos quebraderos de cabeza. La famosa colecta ‘pro Terra Santa’ se reparte en Roma y, de llegar algo, llega menos de la mitad, la reparte la congregación de Iglesias Orientales y quien reparte ya se sabe.

«…Ojo por ojo, diente por diente. Yo, en cambio, os digo…»

Buena lectura.

ASIA/TERRA SANTA – “Deficit enorme”. Il Patriarcato Latino costretto a vendere terreni a Nazareth

Papa Francesco: “Siamo tutti responsabili della sorte dei migranti”

FDI. SCONCERTANTI PAROLE DEL COMMISSARIO ARDITO ALLA MESSA.

Milingo compie 90 anni. Osiamo chiedere che Francesco gli tolga la scomunica. Wojtyla e Ratzinger diedero atto che aveva fatto tanto bene (di S.Izzo)

Dal vangelo secondo Bill Gates: Bergoglio parla dell’Eucaristia come se fosse un vaccino

LAMENTO SUL SAN MARCO DI FIRENZE. SOLO “BEGHE FRA FRATI”?

MONS. ICS: L’ATTACCO DEL CORRIERE A VIGANÒ PROFUMA DI LOGGIA…

L’appello del Papa per la Libia: ‘Cessino le violenze e si proteggano i migranti’

Dopo la proposta di un reddito minimo universale, il Papa chiede politica, economia e società nuove

Papa Francesco: la pandemia ci lascia impotenti, serve una nuova fraternità

Il Concilio Vaticano II e le origini del deragliamento

trump-irremovibile-no-all-utilizzo-di-tessuti-fetali-abortivi-per-la-ricerca-il-congresso-lo-sostiene

Vaticano: la catena delle responsabilità dentro la Curia e la svolta all’Hotel Bulgari di Milano

 

Comentarios
6 comentarios en “Trump, Viganò y el Vaticano; a vueltas con el espíritu del concilio, el Papa Francisco y Londres, Nazaret a la venta.
  1. Si la izquierda pierde en las urnas, activan otras áreas dormidas para establecer un gobierno paralelo. En Brasil se viene la dictadura de los jueces. Fue detenida la gran mujer cristiana, ex-feminista y actual militante pro-vida Sara Winter. El delito inexistente en el Codigo Penal brasilero, defender a Bolsonar y criticar al STF, defensor de corrupto y ladrones. Delito de opinión. Presa política

    Mi solidaridad con Sara a quien tuve el honor de conocer personalmente. Una combatiente por la cultura de la vida humana. Vivir es combatir por la vida y la verdad. Vamos Sara! no aflojes!

    https://twitter.com/_sarawinter

  2. Mientras no se quiera enfrentar la realidad de que el Concilio Vaticano II implicó una decadencia en la teología y moral de la Iglesia y fue un concilio que destruyó al Concilio de Trento no podrá entenderse la actual crisis de la Iglesia ni se podrá enfrentarla con éxito así que todos aquellos que tratan de vendernos un concilio excelente y no hacen caso a las palabras claras de Viganó no quieren ver la verdad y no quieren sufrir por Cristo tener que aceptar que en algo no tenían razón porque se han construido un ídolo de sí mismos al que sacrifican su persona, la realidad, la verdad y la Iglesia misma y son enemigos de Cristo porque desparraman. Estamos en una situación moral y dogmática similar a la que precedió la reforma protestante con el agravante de que hay actualmente 30.000 Iglesias y religiones protestantes, la reforma progresista es el camino del espíritu del concilio, es el camino progresista y si no se vuelve a Trento para lo cual no se necesita ni un concilio, ni un sínodo, ni una orden del papa, si no se vuelve a entablar una lucha contra esta nueva reforma progresista la Iglesia no podrá salvarse en su forma actual porque Dios exige de los hombres su colaboración en la obra de salvación y para ello se necesitan ver cada uno de los errores que se cometieron desde el CVII para restaurar la religión y la Iglesia en su santidad, lo mísmo hicieron San Pío V y los papas postconciliares de Trento luchar por restaurar la doctrina y la moral católica especialmente en el clero: sacerdotes, obispos y cardenales. Lo contrario llevará a la destrucción de la Iglesia católica actual y a la proliferación de una serie de cismas silenciosos como el de la Iglesia alemana y el de la Iglesia china y a gente como solodoctrina que son loros parlancheros y repetidores y que carecen de la voluntad de reconocer error alguno en su persona o en la Iglesia ya saben lo que pienso de ellos, necios que dificultan la obra de Viganó de dar a conocer la única verdad de los motivos de la actual crisis de la Iglesia y la única forma de colaborar en su restitución. Hemos ya visto los resultados de mantener que en el CVII no ha pasado nada, Francisco no salió de un repollo, Benedicto fue dejado sólo por gente que estaba muy interesada en demostrar lo inteligente que era y las grandes estrategias que tenían y así se han dado obispos y sacerdotes zancadillas unos a otros se han molestado unos a otros como si fueran vedettes de una revista han peleado por sus lugares en el Reino de los Cielos y mientras estos discípulos necios discutían y se trataban de boicotear unos a otros la contraIglesia como antes los doctores, escribas y fariseos conspiraban en cómo darle muerte al Cuerpo Místico de Cristo. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  3. Si lo denominaron «espíritu del Concilio», es porque no era el Espíritu Santo. Sino, no le hubieran buscado otro nombre.

    Dado que no era el Espíritu Santo, es obvio que los inspiraba un espíritu diferente, espíritu al cual se entregaron con frenesí. El resultado está a la vista.

  4. Un testimonio clave de alguien que participó directamente en todo el desarrollo del Sacrosanto Concilio: San Juan Pablo ii en su libro Cruzando el Umbral de la Esperanza:

    El Concilio Vaticano II se distingue de los concilios precedentes por su particular estilo. No ha sido un estilo defensivo. Ni una sola vez se encuentran en los documentos conciliares las palabras anathema sit («sea anatema», o «queda excomulgado»). Ha sido un estilo ecuménico, caracterizado por una gran apertura al diálogo, que el papa Pablo VI calificaba como «diálogo de salvación». Ese diálogo no debía limitarse solamente al ámbito cristiano, sino abrirse también a otras religiones no cristianas, y alcanzar al mundo entero de la cultura y de la civilización, incluido el mundo de los que no creen

    La verdad no acepta límite alguno; es para todos y para cada uno. Y si esa verdad es realizada en la caridad (cfr. Efesios 4,15), entonces se hace aún más universal. Éste ha sido el estilo del Concilio Vaticano II, el espíritu en que se ha desarrollado. Tal estilo y tal espíritu permanecerán también en el futuro como la verdad esencial del Concilio; no las controversias entre «progresistas» y «conservadores» -controversias políticas y no religiosas- a las que algunos han querido reducir el acontecimiento conciliar. Según este espíritu el Vaticano II continuará siendo por mucho tiempo un reto para todas las Iglesias y una tarea para cada uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *