PUBLICIDAD

Tempos de necios y sensatos, las largas raíces de la corrupción, el reseteo del Papa Francisco, los jardines del Vaticano.

|

Es domingo, Roma luce con un increíble y resplandeciente cielo azul, museos cerrados, negocios mortecinos, turistas desaparecidos, nadie en los controles de entrada a la Basílica del San Pedro, un coche de la policía italiana patrulla la desierta plaza. El mundo que conocíamos, el paisaje humano al que estábamos habituados ha desaparecido. Estamos ante un bellísimo escenario que se ha quedado sin actores y sin espectadores. En Italia, y vemos que está sucediendo lo mismo en los demás países europeos, las cifras oficiales de la epidemia siguen empeorando haciendo presagiar  un invierno largo y complicado que terminará de arruinar nuestras economías tan acostumbradas a espléndidas fachadas pero con débiles contenidos.

Hoy leemos el evangelio de San Mateo en su capítulo 23, el conocido pasaje de las vírgenes necias y las sensatas. No es mala imagen para lo que estamos viviendo. A la hora de la verdad solo quedan necios o sensatos, el pretendido mundo no alineado no existe, no es posible una mediocridad indefinida, o tenemos aceite o no tenemos. Los que lo tienen, lo tienen por su sensatez y los necios han gastado lo que tenían por su necedad. El mundo religioso, el que a nosotros más nos interesa, el político, el social, el económico, se está desmoronado. Los necios han tomado las riendas un estamos gastando los últimos aceites en sostener la caída de algo que ya está muerto. Seamos prudentes y reservemos el aceite que tenemos para recibir al Esposo. Los necios no entrarán en el banquete, ni lo desean, ni son capaces de disfrutarlo, solo disfrutan con sus necedades. Mejor no perder el tiempo y prepararnos para poner los cimientos de un futuro que ya está aquí.

Las noticias de hoy siguen los temas de estos días sin aportar muchas novedades. Seguimos con el macro escándalo de la Secretaría de Estado que cada vez que se escarba aparecen más ramificaciones. Parece que el Papa Francisco lo sabía todo y entró de lleno en las decisiones de la etapa posterior a Becciu complicando mucho más lo que ya de por sí estaba muy complicado. Aparecen, de nuevo, los informes, muy bien pagados, realizados por el Conte, el actual presidente del gobierno italiano, tan bien relacionado con los mundos vaticanos. Sus relaciones son viejas y tiene su raíz en Villa Nazaret y en la logia de Silvestini que sigue coleando, el silente Parolin seguro que nos podría contar algunas cosas interesantes. La posición del amigo Edgar pende de un hilo que el Papa Francisco cortará, y negará saber y conocer nada, cuando discierna que es el momento, la caída está discernida, nos queda discernir el cuándo y el cómo.

Italia puede entrar en otra limitación drástica, quizás el cierre total de nuevo, de todas las actividades religiosas. Seguimos con un sometimiento total a las consignas del gobierno de turno y dispuestos a cerrar de nuevo. Parece que los obispos no son muy conscientes del abandono masivo de sus fieles o quizás lo son y por eso miran mucho más a mantener el mana que viene de los impuestos y que les permite tener la sartén, aunque sea pequeña, pro el mango y descartar el pedir a los fieles ayuda porque presumen que la respuesta no será muy positiva. A este paso la Iglesia se puede quedar reducida a una especie de departamento multireligioso, un Ministerio del Cultos, a la sombra del gobierno de turno. Mejor trabajar a la sombra de los Herodes de turno y reírles sus gracias que terminar en la cárcel y decapitado, la historia es vieja pero los hechos se repiten. Jesucristo no era muy bien recibido en el palacio del ‘zorro’ y al zorro no le gustaba escucharlo, ni a Él, ni a su primo, una familia complicada antes y ahora.

Interesante artículo sobre los santos Suizos, que los hay, y son un centenar. La mayoría son de los tiempos anteriores a los bancos pero son vidas ejemplares siempre en tiempos difíciles. Hoy parece que nadie habla de la santidad y esa es la señal más evidente de la falta de fe. ¿Quedan sensatos que quieran ser santos?, esperemos que por lo menos tantos como necios, o alguno más.

A la Soberana de Malta parece que la ha mirado un tuerto. Los problemas no solo no se solucionan sino que se complican. Dos cardenales, uno protector oficial pero aparcado y otro que manda pero con calzador. Muertes, destituciones, dimisiones, y la historia sigue en una acumulación de despropósitos sin fin.

Las elecciones en los Estados Unidos se están convirtiendo en otra historia interminable. Que hay cosas muy extrañas es evidente y que parece que tenemos geste dispuesta a aclararlas, también. La instabilidad no es buena para nada pero es mucho peor un resultado fraudulento que viciaría la confianza en el sistema con consecuencias desastrosas no solo para Norte América.  El candidato del Vaticano es Biden, al que en estos momentos los medios ya proclaman presidente electo, Trump no ha reconocido su derrota y está dispuesto a destapar las irregularidades. Esperemos que el imperio de la ley, sobre el que se fundamentan los Estados Unidos sea capaz de resistir la envestida. Se ve que para gobernar hoy hay que contar con el sometimiento religioso a la agenda 2030 o se termina en las mazmorras y sin cabeza. El Papa Francisco está encantado con el ‘reseteo’, global y parece dispuesto a acelerarlo en lo que pueda.

Los míticos jardines del Vaticano tienen mucho más de mítico que de jardines. Hasta la creación de la Ciudad Estado del Vaticano en 1929 con los pactos lateranenses en lo que hoy son los jardines existía un cúmulo de construcciones y propiedades que se unifican en los años 40 del siglo pasado. En el pontificado de Pío XI y Pío XII se da forma a lo que hoy conocemos. Los pinos están enfermos y parece que se ha encontrado un remedio milagroso. El ecosistema de los jardines se ha realizado con un cúmulo de especies que no siempre están a gusto en el clima romano y raramente se entienden entre ellas. Querer meter especies de medio mundo en un espacio tan pequeño no parece ser buena idea, las plantas son seres vivos y se adaptan peor que los mármoles, los jardineros hacen milagros pero tienen sus límites. Un día de estos retomaremos los paseos anteriores a la peste y lo contaremos.

«Señor, señor, ábrenos». Pero él respondió: «Os lo aseguro: no os conozco».

Buena lectura.

Card. De Donatis al COR: alleati delle parrocchie per gli oratori

Se il diavolo fa gli straordinari

Papa Francesco sapeva dell’affare immobiliare fallito a Londra, sostiene l’avvocato del segretario del card. Becciu.

La CEI informa che serve l’autocertificazione per andare a Messa in zona rossa… Messa consentita (dal governo della Repubblica) ma sconsigliata (dalla gerarchia cattolica)

COVID 19. LE DOMANDE SCOMODE DI PEZZO GROSSO (E PELLICCIARI).

MALTA, ESTREMO APPELLO AL PAPA DI UN CAVALIERE ITALIANO.

Biden, cattolico adulto, libererà il Papa dalla morsa di Viganò e dei conservatori

La Svizzera ha cento santi ma quasi nessuno lo sa

Roma, in Vaticano scoperto antidoto «naturale» contro la cocciniglia dei pini

LE RESPONSABILITÀ DOLOSE – O COLPOSE – DI CONTE. UNA DENUNCIA.

Segreteria di Stato senza portafoglio, fondi all’Apsa

Dopo le recenti fake news sulla salute del Papa emerito, l’Arcivescovo Gänswein in un’esclusiva a Oggi: “Benedetto XVI non si è aggravato. Anzi, ha ripreso le sue passeggiate”

 

Emanuela Orlandi, sue ossa al Teutonico? Pino Nicotri: “Aspettatevi rivelazioni col botto”

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *