PUBLICIDAD

Roma llora en medio de las tinieblas, urbi et orbi del Papa Francisco, el Vaticano y el coronavirus, un mundo que desaparece.

|

En estos momentos dramáticos e históricos tenemos la imagen que definirá para la historia este pontificado. La ciudad de Roma refleja en la historia en su piel  y los elementos meteorológicos se suman a sus alegrías o tristezas. Roma llora y así acompañó ayer a la bendición con el Santísimo del Papa Francisco ante una plaza de San Pedro vacía, buscada y llamativamente vacía. Hemos de reconocer que los italianos son verdaderos artistas y cuidan la imagen como nadie. La escenografía de ayer era insuperable. La inmensidad y belleza pensada por Bernini se manifesto en todo su esplendor. Cada imagen, cada columna, cada sombra, cada gota de agua que caía sobre el noble pavimento, la elegancia del orgulloso obelisco, la imponente fachada de San Pedro, el silencio de la corona de mártires que rompía el cielo romano… Simplemente insuperable. Las famosas series de Sorrentino nunca pudieron pensar que la realidad superaría la más imposible de las ficciones. Muchos piensan que se quedó solo en esto, pura escenografía y que el contenido no era muy sincero, no ha pasado tanto tiempo de la adoración de la pachamama en el Vaticano, pero como Dios ve los que hay dentro de cada corazón y esto es lo único que importa, estamos tranquilos. Esperemos que no sigamos siendo despreciables sepulcros blanqueados y nuestra oración sea agradable a los ojos de Dios. La indudable belleza de las imágenes de ayer debe corresponder a la belleza de la oración sincera en nuestras almas, quizás es mejor  dejarnos de argumentos extraños e hincar más las rodillas.

Todavía no somos conscientes de la realidad que vivimos. Hay miles de personas a las que el virus les ha tocado en la propia piel o la de sus seres queridos, otros muchos podemos caer en el riesgo de ver todo esto como un espectáculo que no nos afecta. Necesitamos tiempo para asimilar y para ser conscientes de la catástrofe planetaria que estamos viviendo. Pensamos, y nos encantaría equivocarnos, que estamos al comienzo de una epidemia que cambiará el rumbo de la humanidad. Las plagas no vienen solas y, si sobrevivimos, nos tocará vivir en un mundo muy distinto que lo que hasta ahora hemos conocido. Es imprevisible cuándo puede terminar esto y mucho más imprevisible las enormes consecuencias económicas y sociales que traerá. La soberbia de muchos de los gobiernos del llamado primer mundo piensan que con dinero, sumas infinitas de ceros, solucionaran lo que nos está cayendo encima. Los países más pobres intentan engañar a sus ciudadanos porque poco pueden hacer al no contar con posibilidades sanitarias para atender a nadie. Los datos estadísticos, todos, que nos machacan cada día son un termómetro que puede estar muy alejado de la realidad. En tiempos de guerra la información es un arma fundamental y en eso estamos.

Nos gustaría que en el Vaticano, como excepción porque pensamos que un poco distinto de los demás debería de ser, nos diera la información real y precisa de lo que está sucediendo. Es muy triste que nos tengamos que enterar que lo que sucede intra muros con sacacorchos. Hoy es complicado ocultar las noticias y mejor contar con información completa y garantizada que con elementos sueltos que no hacen sino crecer la incredulidad en organismos que la deben llevar la verdad en su esencia. Hoy tenemos la noticia de que el Vaticano ha pedido 650 pruebas de coronavirus a Estados Unidos. Con este número se pueden hacer pruebas a la totalidad de la población del Vaticano. Parece que al fin se están tomando las cosas en serio y esperemos contar con un informe detallado de la situación. Han pasado los tiempos, al menos eso queremos creer, en que estar apestado suponía la exclusión de la sociedad. Hoy sabemos que es una enfermedad y como tal hay que tratarla, no sirve de nada demonizar a los contagiados y el éxito de los países que mejor han tratado esta epidemia ha consistido en controlar las cepas de contagio, en caso contrario terminaremos todos contagiados.

Dentro de los muros del Vaticano contamos con un sector de población joven compuesta fundamentalmente por las fuerzas de seguridad, la Guardia Suiza y la Gendarmería, que pueden ser como un 50% de los habitantes del pequeño estado. La otra mitad está compuesta por gente de edad muy avanzada y formada sacerdotes, religiosos y religiosas que viven en sus casas, en pequeñas comunidades, o en Santa Marta. El nivel de riesgo para este grupo es altísimo y en él se encuentran evidentemente los dos papas que actualmente habitan en el estado pontificio. Si esto no se corta el contagio será masivo, si es que ya no lo es. El Papa Francisco vive en el peor sitio posible para evitar el contagio. Las noticias nos dicen que no piensa cambiar de residencia buscando un refugio más seguro. Esta decisión le obliga a permanecer confinado en su pequeño apartamento salvo para las pocas salidas institucionales. No es la mejor solución ni sanitaria, ni psicológica para una persona que ha manifestado en repetidas ocasiones que necesita el sentirse cercano a otras personas.

Ayer, la plaza de San Pedro, nos ofreció una imagen memorable que quedará en nuestro recuerdo y define todo un momento de nuestra historia. Estamos en las manos de Dios, el guiará nuestros pasos, pero nos ha dado unas capacidades que tenemos que ejercitar. Los amigos de la ‘Civiltá Cattolica’ siguen con sus globalismos y defendiendo el llamado nuevo orden mundial y temen que la peste cambie sus planes. Argumentos de otros tiempos que hoy vemos tan lejanos.

«Jamás ha hablado nadie como ese hombre».

Buena lectura.

Coronavirus, la preghiera di papa Francesco in una piazza San Pietro deserta

Il Vaticano teme il virus: dalla Santa Sede parte l’ordine di 700 tamponi

Papa Francesco prega nella piazza San Pietro vuota: «Fitte tenebre si sono addensate, scenda la benedizione di Dio»

La sospensione delle Messe e il rapporto tra Chiesa e Stato

Coronavirus, la preghiera di Papa Francesco: «Signore svegliati, non lasciarci nella tempesta»

PUBLICIDAD

Antonio Socci: «Papa Francesco terrorizzato dal Covid. Chiuso nella sua stanza, non va più in mensa»

I cattolici al tempo del coronavirus / 17

COVID 19 E GOVERNO: PROPOSTA UNA COMMISSIONE D’INCHIESTA

Venerdì 27 marzo. Preghiera di supplica e Benedizione Urbi et Orbi per chiedere la fine della pandemia. “La potenza del virus contro la potenza della preghiera”

Papa positivo o Papa negativo, la Domus non è più luogo sicuro. Supplica al Papa, nel tempo della prova

La preghiera di Francesco sulla città e sul mondo

Il Vaticano teme il virus: dalla Santa Sede parte l’ordine di 700 tamponi

IL VATICANO METTE IN GUARDIA CONTRO LE REAZIONI SOVRANISTE ALL’EPIDEMIA

13 comentarios en “Roma llora en medio de las tinieblas, urbi et orbi del Papa Francisco, el Vaticano y el coronavirus, un mundo que desaparece.
  1. Tanto los gobienros como la Iglesia se han dejado llevar por el pánico en esto del coronavirus que afecta en gran mayoría a los anciandos, de 70 u 80 años de edad. Han cerrado los colegios cuando el contagio a niños y adolescentes es casi inexistente. Han confinado a la gente en sus casas y se está destruyendo la economía. Luego vendrán grandes problemas debido al modo irracional que han tratado este virus. Va a haber millones de parados, empresas en quiebra o sea un desastre admás de problemas psicológicos y seguramente un aumento de suicidios que en España son ya unos 4000 al año. Lo razonable hubiera sido confinar a los mayores de edad y prestarles ayuda para que puedan llevar de la mejor manera el peligro de contagio. En segundo lugar, existen remedios naturales tanto para fortalecer el sistema inmunológico como para los pulmones para ayudar a que no se dé una neumonía, pero casi nadie habla de ellos porque pones su esperanza en una medicina o una vacuna que podrían hacer más daños que bien. Luego, lo de cerrar las iglesias y suspender las misas es otro disparate. ¿Cuantos volverán a la Misa?

  2. En contra de la opinión del obispo Schneider de que el único papa es Francisco escrita hace poco en infocatólica e infovaticana.
    Es mi deber como católico decir la verdad y creer en la verdad. Sobre la base de que la mentira no se aporta nada a la realidad de las cosas y sí se generan muchos males. Expresaré lo que considero la verdad sobre este tema tratado por el obispo Schneider. Primero, señalo que Benedicto no renunció inmediatamente sino que estableció una fecha para su renuncia que era de un mes aproximadamente, entre dicho anuncio y la fecha de renuncia aplaudida por casi todos los católicos y casi todos los obispos y cardenales del mundo creó una institución nueva el papado emérito, es como decir que renuncia pero no renuncia, dicha figura implica una evidente imposibilidad cierta y por las causas (o sea científica) de establecer si Francisco es verdaderamente papa porque no puede haber dos papas y, sin embargo, la jerarquía habló de la existencia de dos papas en un primer momento. La figura del papado emérito nos marca el deseo de Benedicto de no renunciar y todo cae a partir de allí en lo opinable unos pueden opinar que Benedicto es el único y verdadero papa y otros pueden opinar lo contrario, otros pueden opinar que no hay papa o hay una situación de sede vacante y otros pueden opinar que existen dos papas, todo ello, porque la nueva institución aceptada por la jerarquía implicaba toda una revolución y porque no existían ni existen antecedentes de qué solución era o es la correcta. Aquí no se puede apelar a nada para solucionar este problema y aún la afirmación de Benedicto posteriormente de que el único papa es Francisco no soluciona el problema generado porque si esta última expresión de Benedicto fuera considerada como la verdadera renuncia ello no soluciona que Francisco haya sido elegido mientras a Benedicto se lo consideraba como papa emérito, aquí no queremos entrar en un tema de si en la misa debe o no ser pronunciado el nombre del papa Francisco y si debe ser aceptado su puesto jurídico y político porque aconsejamos no escandalizar. Aquí no existe solución teológica ni jurídica posible y lo único que puede solucionar esta situación irregular evitando opiniones y generando ciencia es el apartamiento de los dos, de Benedicto y de Francisco inmediatamente del papado para elegir un sucesor. Todo ello tiene muchos inconvenientes y es que es el momento en que se están llevando adelante las consecuencias necesarias de toda reforma similar a la protestante, la reforma protestante generó 30.000 religiones e Iglesias diferentes y la reforma católica va a generar de mano de las Conferencias Episcopales creadas por el CVII a 70 años de su creación ya dos Iglesias y religiones separadas por el momento: la Iglesia reformista católica china del gobierno comunista por acuerdo secreto del papa Francisco y la Iglesia reformista católica alemana resultado de los impuestos religiosos y de la proliferación del progresismo católico en Alemania, luego, pueden venir Iglesias nacionales reformistas de países del norte de Europa separadas en lo económico, político, eclesiástico y jurídico de Roma y si se produce un conclave con renuncia previa de Benedicto y de Francisco para arreglar el tema del papado y de la legitimidad del papa todo empeora porque no se tiene tiempo para evitar la propagación del cisma progresista desde Alemania al resto de los países. Para colmo de males el papa Francisco ha desprestigiado la importancia del papado ayudando el cisma y ya ha decidido no pelear con los alemanes y dejarles hacer el sínodo hasta el 2022 y en el año 2022 espera, por supuesto, hacer un sínodo sobre los sínodos para que el ejemplo alemán del cisma no se extienda en otros países. Ahora, volviendo al tema del coronavirus lo importante es establecer los conocimientos en base a estadísticas año 2018 sobre mortalidad en Alemania, España e Italia, en Alemania en 2018 murieron casi 1 millón de personas (no de coronavirus sino de muertes de distinta índole), en España en 2018 murieron 460.000 personas no de coronavirus porque no existía y en Italia murieron en 2018 no de coronavirus unas 630.000 personas significa que por día morían en 2018 en Alemania 2600 personas sin necesidad de coronavirus, en España morían por día en 2018 unas 1.100 personas sin necesidad de coronavirus y en Italia morían por día en 2018 unas 1.670 personas sin necesidad de coronavirus. Ahora sabemos que muchas de las personas que mueren en España e Italia por coronavirus en realidad están en una situación más vulnerable es muy posible que la información de los muertes por día por coronavirus incluya a personas que iban a morir en 2020 por otras causas pero en todo caso estamos hablando de un incremento de menos del 100% en la tasa de mortalidad. Para que tengan una idea la peste negra mató a una tercera parte de la población de Europa en la Edad Media. Saludos

  3. Más bien parece un enorme vacío de aquello que importa, las personas. Religión en Libertad dio una interpretación particular: agua, fuego, tierra y aire… pero se olvidaron que no estaba el quinto elemento, el espíritu. Estaba el Espíritu Santo, pero no los espíritus de las multitudes. Y es una metáfora de este pontificado: vacío, nada.

  4. Tuve miedo de tener que soportar sus groserìas y sus herejìas. ……………….. Yo pido perdòn desde ya a Dios por todos mis pecados. Lo demàs ahora solo es asunto de El.

    Sus pachamamas fueron a dar al Tiber…………….. es el mismo lugar donde debe quedar todo lo que se quiere cosechar de 7 pasados años: Todo al Tiber o al fuego. Como sea. Pero que esto ya termine.

    PERDON, SEÑOR POR MIS PECADOS.

  5. Yo no necesitaré olvidarlo,porque naturalmente me negué a verlo.Entre las medidas profilácticas requeridas para nuestra salud física y mental,se incluye evitar ver,oír y leer a ese impostor,adorador de los ídolos…

  6. Que Bergoglio necesita el sentirse cercano a otras personas? Pués, si es verdad, que ponga en pie ya la llamada Iglesia de campana. No te digo…

  7. Apenas horas después, Francisco, como la izquierda, ha vuelto en Santa Marta a lo suyo: atacar a la Iglesia sin ton ni son. Una vez más (y van…) recreando a unos sacerdotes y religiosas imaginarios, «doctores de la ley», que se niegan a descender de su pedestal y a tiznarse aliviando el hambre de los pobres…

    1. Apenas unas horas después el fanático intolerante religioso o debería de decir irreligioso lector suelta bilis antipapa ¿Por que? No sabemos todavía por que esta gente por decir algo porque son como diría Jesús razas de vivoras sedientas de sangre esperando cualquier momento para incarle el diente a la yugular del Papa, porque lo quieren muerto y ya está no hay más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *