PUBLICIDAD

Otra audiencia vacía, el avance de la ‘muerte asistida’, Michel Schooyans + un santo SJ, «Giallo in Vaticano», estrategias mediáticas del papa Francisco.

|

Mañana soleada en Roma, estamos en un de esos días maravillosos que apetece dar un buen paseo por la ciudad eterna, calor, sí, pero no exagerado, temperaturas muy suaves. Son en este momento las 8:45 y el Papa Francisco ha entrado en la plaza de San Pedro. Si poco era el miércoles pasado, menos que el anterior, hoy nos superamos y los vacíos son clamorosos. Hemos publicado estos dos últimos miércoles la fotografía de la plaza previa a la audiencia, las oficiales de la audiencia evitan los vacíos, hoy incluso peor, si es que esto es posible. Papamovil, sin silla de ruedas, el Papa Francisco ha caminado apoyado en dos personas, los escasos metros que lo separaba del trono, saludos sentado, está Poli.

El proyecto de ley sobre la eutanasia en Italia está próximo a aprobarse bajo el mantra de progreso y ‘alineamiento con países culturalmente más avanzados que el nuestro’. Propaganda oficial a favor, llena de promesas de una vida sin sufrimiento, que el Estado se compromete a asegurar con su aparato jurídico y administrativo. Un ser humano reducido a sus pulsiones, que se afirman como medida de su autonomía y libertad, sin límites, reescribiendo los principios de la civilización jurídica. El ser humano,  como ciudadano más que como ser humano, es un perenne menor entregado enteramente a la providencia de un Estado «madre» que lo libre de toda dificultad.  La despenalización de las prácticas de ayuda al suicidio, en realidad  un asesinato autorizado y protegido por el Estado, es un paso en este “avance” hacia ninguna parte.

¿Puede la ley hacer suyo el acto directo de infringir la muerte? La muerte del otro, en teoría, fractura y destruye el orden primordial que hace posible la sociedad y trastorna el sentido de la convivencia humana. En el caso de la muerte natural, se abre el campo de las cuestiones últimas y decisivas sobre la condición humana y queda al derecho la regulación de sus consecuencias materiales, patrimoniales y administrativas, que ciertamente no puede traspasar las fronteras de la muerte. En el caso de muerte intencional e injustamente infligida, el campo del derecho se fractura y si la fractura no se recompone, caminamos hacia la disolución del derecho. Alguien se ha erigido en señor de la vida de los demás y ha roto así toda proporción, alguien se ha erigido en dominus del derecho. Estamos ante unas «Disposiciones sobre muerte voluntaria médicamente asistida». ¿Puede la muerte ser un acto voluntario? La voluntad humana puede adoptar medios para facilitar o causar la muerte, pero la muerte sigue siendo un evento fuera de su alcance. Así como, en el extremo opuesto, el hombre puede manipular indefinidamente el comienzo de la vida, pero de ninguna manera puede crearla ex nihilo. El acto de la eutanasia también marca la autoextinción de la medicina como arte y la tarea divina de aliviar el sufrimiento.

Ante estas locuras es mucho más increíble la posición ‘tolerante’ de la actual administración del Vaticano. Es significativo el silencio bochornoso de la Iglesia,  y de la compañía, de la noticia de la muerte de Monseñor Michel Schooyans el pasado 3 de mayo a los 92 años. El jesuita belga, filósofo y teólogo, había escrito numerosos ensayos sobre bioética, demografía, organismos internacionales denunciando la «cultura de la muerte». Pero en los últimos años se había dado cuenta de cómo esta ideología mundana se había infiltrado en la Iglesia. Los libros, Schooyans fue un punto de referencia fundamental para Juan Pablo II sobre los orígenes, los sustentadores y consecuencias de la «cultura de la muerte».

Schooyans miembro, otros tiempos y otros jesuitas, otro Vaticano, ¿otra iglesia?, de la Academia Pontificia para la Vida, a la Academia Pontificia de Ciencias Sociales y al Consejo Pontificio para la Familia.  El aborto representó sobre todo un frente que lo vio luchar ferozmente. Libros como: «La profecía de Pablo VI. La encíclica Humanae Vitae», «Aborto y política»,  «El complot de la ONU contra la vida; Evoluciones demográficas: entre los falsos mitos y la verdad», lo dicen todo.  Definió la ideología de la muerte que impregna la política internacional como «Terrorismo con rostro humano»: «Es bien sabido cómo las ideologías totalitarias del siglo XX sobrevivieron a los regímenes que las inspiraron. Estas ideologías tienen en común el rechazo a cualquier punto de referencia moral. Hay que estar dispuesto a morir, o a dar la muerte, si así lo exige la disciplina del Partido, la pureza de la Raza o el Estado. Estas ideologías, que florecieron bajo la bandera del comunismo, el nazismo y el fascismo, son siempre muy fervientes, y además, hoy en día, son apoyadas por la ola impactante de la ideología neoliberal”.

«Giallo in Vaticano» es el  volumen I de «I Gialli di Roma» de Flaminia Savelli, publicado por Il Messaggero. El 22 de junio de 1983, Emanuela Orlandi, de 15 años,  hija de un secretario de la Prefectura de la Casa Pontificia, desaparece misteriosamente en el aire. Hay muchos capítulos dolorosos en la complicada investigación sobre la desaparición de la ciudad del Vaticano: el caso Orlandi sigue abierto hoy. El actual juez único del Vaticano, Pignatone, cerro el caso en la justicia italiana.

En la última entrevista, el Papa Francisco batió sus marcas y ha conseguido enemistarse con todo lo que se mueve, curiosa postura en quien pretende ser considerado, no para de ofrecerse, como mediador pacifista.  Reunirse con Putin parece complicado tanto desde un punto de vista práctico como diplomático. Putin habría hecho saber que no tiene intención de recibir al Papa Francisco. Incluso un diputado de la Duma dijo que estaba en contra, invitando al Papa Francisco a hablar con Biden.  El Papa Francisco  también ha renunciado al encuentro con Kirill por  la «confusión» que se podría generar. El comentario que circula:  “Dentro de los palacios sagrados ya sabemos que es solo un movimiento mediático, nunca sucederá”.

A los ‘nuestros’ tampoco está gustado la posición indefinida del Papa Francisco. Gianni Valente, persona cercana al Papa Francisco, explica la posición del Pontífice sobre la guerra ruso-ucraniana. «No hay tregua en el martilleo político-mediático de los palacios vaticanos para adecuarlos a las consignas y estrategias puestas en marcha por las potencias occidentales». «El Papa no puede creer que pueda salirse con la suya invocando oraciones. Él también tiene que dejar claro de qué lado está. Debe alinearse, manifestando su respaldo explícito y claro junto a quienes luchan por la defensa de los «valores occidentales». Cualquier vacilación mínima equivale a una traición. Merece las represalias que se aplican a los traidores en tiempos de guerra».

Terminamos agradeciendo las referencias a nuestra Specola en Infovaticana.  Vemos, con alegría, que la Cigüeña vuelve a su torre y se acuerda de esta Specola,  Hemos estado unos días huérfanos, oteando el horizonte con esperanza, al fin la torre luce de nuevo, esperemos que la irracional informática no vuelva a cruzarse en el camino de Paco Pepe, un abrazo en una lejanía que a veces no lo es tanto.

«…el que cree en mí no quedará en tinieblas».

Buena lectura.

Papa Francesco elogia rughe, capelli bianchi e acciacchi: la vecchiaia non deve fare paura, è un tempo benedetto

Gianni Valente: il Ricatto d’Occidente sul Vescovo di Roma.

Papa Francesco invita a vivere accanto all’umanità la liturgia

Papa Francesco e Putin, «soltanto una mossa mediatica»: la lettera anonima dalle sacre stanze

«Solo una mossa mediatica». Quelle voci sul viaggio del Papa in Russia

Giallo in Vaticano, la scomparsa della quindicenne Emanuela Orlandi (prima parte)

Schooyans, il dimenticato profeta della cultura della vita

Iustitia in Veritate. Eutanasia, la Morte del Diritto.

“Grave violazione della fiducia”. Sacerdote australiano 85enne condannato dopo 40 anni per abuso sessuale di una bambina

Comentarios
1 comentarios en “Otra audiencia vacía, el avance de la ‘muerte asistida’, Michel Schooyans + un santo SJ, «Giallo in Vaticano», estrategias mediáticas del papa Francisco.
  1. «Y vuelta la burra al trigo». Primero: esta foto ya se ha publicado previamente. Quiere decir que no es de ayer 11 de mayo. Segundo: A ver si se ponen de acuerdo usted, Cigoña y la Redacción de Infovaticana, porque la foto de la entrada «El Papa sobre los abuelos» que hace referencia a la audiencia de ayer 11 de mayo no es la misma que presenta usted (la parte preparada para la audiencia está llena). ¡Aclárense! Pero dejen de marear la perdiz con esta estupidez de que no viene nadie a las audiencias del Papa ´Francisco. ¡Es mentira!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.