PUBLICIDAD

Nueve años sin Benedicto XVI, ¿la refrescante guerra de Ucrania? , visitas de obispos alemanes al Vaticano, la ‘Regina Pacis’.

|

Hoy empezamos recordando la imagen del helicóptero blanco que  hace nueve años se llevó al  Papa Benedicto XVI desde el Vaticano hasta Castel Gandolfo que ha quedado grabada en la conciencia colectiva. El 28 de febrero de 2013, entró en vigor lo que había anunciado en la Declaratio 17 días antes.  Este hecho está marcando nuestro tiempo y tardaremos en entender en profundidad todo lo que conlleva. Los tiempos turbulentos que nos ha tocado en suerte vivir no parecen tener fin, no sabemos que sorpresas nos depararán, lo que sí es seguro que vivimos el fin de un periodo histórico, político, social y religioso al que tenemos que dar respuesta cada día.

Es muy complicado saber que esta sucediendo realmente en Ucrania. Intentamos contarlo con la convicción de que sabemos muy poco y lo poco que sabemos, seguro que muy tergiversado por todas las partes, que ni tenemos claro que partes son .  Las perplejidades salpican todas la informaciones y hacen nos cueste entender todo lo que sucede y sus verdaderos motivos y consecuencias. La guerra es siempre una monstruosidad, pero no podemos dejar de analizar las razones que la provocan. Tenemos la impresión de que no importan mucho  si las bombas masacran a hombres, mujeres y niños inocentes,  acusar al «cruel» Putin es mucho más importante que las vidas de ucranianos inocentes. Parece que se busca una guerra prolongada para destruir la imagen de Putin y finalmente poder comerse a Rusia de un bocado. Estamos en la era de los mediocres en el poder.  El alcalde de Milán amenazó al gran director de orquesta ruso Valery Gergiev, ordenándole condenar a Putin «o adiós a Scala».  Putin, dicen los medios, acusa al presidente de Ucrania de ser nazi, pero como Zelenskyy es judío, aunque no guste mucho a los judíos,  y no puede serlo;  pero hay tropas ucranianas, en el Donbass, que están inspiradas en los nazis, el batallón Azov, integrado por militantes de diversas nacionalidades europeas y reconocido por el gobierno ucraniano, es una unidad militar abiertamente nazi.

Nos enfrentamos desde hace mucho tiempo a gente  sin escrúpulos que basa su política en el lavado de cerebro masivo, nos imponen el abominable crimen del aborto como un derecho y nos pretenden asesinar cuando ya no somos productivos.  Manejan los grandes medios del planeta, los gobiernos y, por desgracia, al Vaticano,  difundiendo mentiras tan pesadas como montañas. Probablemente la élite y sus secuaces se están moviendo para provocar la Tercera Guerra Mundial y  escuchando los discursos de Putin, todos perderán el control. La élites, no lo ocultan,  pretenden reducir la población mundial, y no hay nada más «refrescante» que una guerra tras una pandemia que puede acabar con millones de seres humanos y todo en un momento de la historia de la política, la Iglesia, los medios de comunicación y la intelectualidad en que nunca ha habido un porcentaje tan alto de idiotas peligrosos.

Entrevista de Parolin, en la que dice que solo que la Santa Sede se ofrece a negociar, pero la credibilidad del Papa Francisco atraviesa horas muy bajas y los intereses en juego demasiado inconfesables. Europa e Italia declaran que están listas para suministrar armas, militares, bombas y misiles a la Resistencia Ucraniana,  ahora parece que producir y vender armas para defenderse es bueno y oportuno, nunca habíamos asistido a una carrera belicista tan grande. El Papa Francisco lleva años diciendo lo contrario y nos invita a no invertir en quienes producen armas pero por ahora se muestra compresivo con el despliegue de ‘los buenos’. Dejar desamparado al pueblo ucraniano es muy complicado de explicar.

Tras una corrección fraternal del jefe de la Conferencia Episcopal de Polonia y las duras críticas al Camino Sinodal, seis obispos alemanes, entre ellos el cardenal Rainer Woelki de Colonia, visitaron el Vaticano en los últimos días. Hemos sabido que las visitas, en gran parte no cubiertas por los medios de comunicación, se realizaron principalmente para discutir el Camino Sinodal.  El obispo Franz-Josef Bode de Osnabrück, jefe adjunto de la Conferencia Episcopal Alemana y uno de los principales líderes del Camino Sinodal, fue recibido por el Papa Francisco el jueves, según el Vaticano y confirmó que sus reuniones trataron tanto el Camino sinodal como el Sínodo sobre la sinodalidad. Dice que «ha encontrado mucha apertura y disposición para hablar». Parece que le dijeron «muchas veces»  que los temas tratados por el Camino sinodal «eran importantes para una gran parte de la Iglesia universal, aunque esta perspectiva no sea compartida en todas partes en Alemania».

El obispo Gregor Hanke de Eichstätt también se reunió con el Papa Francisco en una audiencia privada el 14 de febrero. El obispo Felix Genn de Münster y el cardenal Rainer Woelki, quien es uno de los críticos más ardientes del Camino Sinodal, fueron vistos dirigiéndose hacia Santa Marta el jueves pasado, pero ni el Vaticano ni los medios diocesanos han anunciado oficialmente sus visitas. El obispo auxiliar Rolf Steinhäuser de Colonia, quien dirigió la archidiócesis durante la licencia de seis meses del cardenal Woelki,  estuvo en Roma esta semana. A principios de este mes, el Papa Francisco recibió al obispo Peter Kohlgraf de Maguncia. El portavoz de la Conferencia Episcopal Alemana  dijo: «No puedo confirmar» y  las  oficinas de los obispos implicados no dan respuesta. No hay duda que muchos obispos quieren ver fuera al molesto hermano de Colonia y el todopoderoso Hollerich de Luxemburgo  declaró que si hubiera estado en el papel del cardenal Woelki habría renunciado.

Tantos obispos en Roma y sin visita ad limina es muy inusual y puede  indicar el deseo de «mantener el control» del Camino Sinodal y aumentar la presión sobre el cardenal Woelki para que renuncie.  Si dimite, en contraste con otros obispos alemanes que siguen en el cargo a pesar de ser objeto de peores acusaciones, como Marx de Munich o Ackermann de Trier, la de Woelki podría constituir un peligroso precedente tras el del arzobispo Aupetit de París en diciembre. El retiro, confirmado por el Papa fue alegando que las habladurías habían dejado al arzobispo en una posición en la que ya no podía gobernar, con este argumento no hay obispo que aguante.

En la Basílica de Santa María la Mayor encontramos la imagen de la ‘Regina Pacis’ mandada poner por Benedicto XV en 1918 animando a los fieles a rezar por la necesaria paz. No sabemos que nos traerá todo esto, todo apunta que nada bueno. Sigue siendo muy buena idea recurrir a tan poderosa intercesora. a inscripción que el papa mando poner reza: «BENEDICTUS XV PONT. MAX. AD PACEM OMNIUM GENTIUM AUGUSTAE DEI MATRIS AUSPICIO REVOCANDAM IN AEDE MARIANA PRINCIPE ORBIS CATHOLICI PIETATI PROPOSUIT ANNO MDCCCCXVIII. EX BASILICA LIBERIANA»

«Muchos primeros serán últimos, y muchos últimos primeros».

Buena lectura.

Quei veleni segreti per la visita di Bergoglio all’ambasciata russa

Il cardinale Parolin: «Il Vaticano si offre per un negoziato. Allargamento della guerra? Sarebbe una catastrofe»

Guerra e pace: il delicato equilibrio tra Vaticano e Chiesa Ortodossa

Pedofilia e altre miserie. La via crucis della pazienza per rispondere alla tristezza del coito

Ci Sono Bombe e Bombe, Morti e Morti. Quelli di cui Non si Parla…

Nobile: la Crisi Ucraina è la Guerra del Regime Mondialista. Contro Putin.

La guerra tra i vescovi tedeschi e quelle visite a Santa Marta

Mons. Ics e la Crisi Ucraina. Due Perplessità, e Ironia sul Vaticano.

Nove anni fa Benedetto XVI prende l’elicottero e lascia la Sede “vuota”, non vacante. Il Codice Ratzinger della Declaratio

Comentarios
5 comentarios en “Nueve años sin Benedicto XVI, ¿la refrescante guerra de Ucrania? , visitas de obispos alemanes al Vaticano, la ‘Regina Pacis’.
  1. Soy católico y argentino. Les agradezco enormemente la claridad y la valentía con la que enfrentan e informan, sobre el caso Zanchetta. En serio, muchas gracias.

  2. A ver, Specola, me voy a tener que rascar un poco de estas reflexiones y opiniones tuyas tan sabias y tan «picantes». El asunto de Ucrania no es misterioso ni complejo, sino de una simplicidad muy grande en su substancia: La Rusia de Putin ha invadido cruelmente un país ajeno. Punto. Ciertamente, habrá otras derivadas que hacer sobre Rusia, Occidente, etc. Pero ahora no toca. Toca condenar sin más esta matanza. ¿Tanto cuesta hacerlo? ¿Es algo demasiado sencillo para paladares demasiado barrocos?

  3. «Hoy empezamos recordando la imagen del helicóptero blanco que hace nueve años se llevó al Papa Benedicto XVI desde el Vaticano hasta Castel Gandolfo que ha quedado grabada en la conciencia colectiva. El 28 de febrero de 2013, entró en vigor lo que había anunciado en la Declaratio 17 días antes. Este hecho está marcando nuestro tiempo y tardaremos en entender en profundidad todo lo que conlleva.»

    También son 9 años durante los cuales, el emérito aún no ha encontrado la sotana negra para dejar el vestido blanco. Tampoco nos ha dicho:

    1. Por qué hizo una renuncia inválida con defectos formales insubsanables: muchas e incomprensibles faltas de ortografía en latín por parte de un latinista

    2. Por qué hizo una renuncia inválida con defectos materiales, pues no diferenció entre munus y ministerium, la parte activa (gobernar, enseñar) y pasiva (orar y sufrir)

    3. Por qué omitió su deber de formalizar una ley sobre el papado emérito antes de dimitir

    4. Qué pasó con el expediente de investigación de los 3 cardenales que le pasó a Bergoglio

    5. Que nos diga ya la verdad real, más allá de la enfermedad y de la vejez, sobre las presiones que recibió para que renunciara: escándalos, presión de Clinton-Podesta, caso SWIFT bancario…

    6. Que nos diga por qué está vestido de blanco, viviendo en el Vaticano, bajo la jurisdicción del Estado de la Ciudad del Vaticano, a cargo del erario vaticano, usando de ciertos símbolos del papado…

    7. Que nos diga qué piensa del actual heresiarca excomulgado de Bergoglio por causa de Amoris laetitia, la entronización de Lutero, la Pachamama, la aceptación de la Iglesia Patriótica China, la omisión de disciplinar al Camino Sinodal Alemán y no haber prohibido la comunión al excomulgado y senil abortista Biden, por qué lo sigue llamando Papa, por qué no denuncia sus desmanes, por qué considera que la unidad es superior a la verdad y la justicia, por qué no dice nada sobre la actual situación desastrosa de la Iglesia, por qué no responde de sus fallos y errores y mala administracion, por qué aceptó el resultado de la elección de Bergoglio por la mafia de San Galo, por qué nos abandonó a esta mafia actual, por qué, por qué, por qué…

  4. Con todo respeto, clarísima, síntesis perfecta, la definición «nunca ha habido un porcentaje tan alto de idiotas peligrosos», la necedad como necesidad en la acción, alemanes y no alemanes, camino sinodial o camino por el camino mismo.
    Y Dios, dónde quedó ?, en el camino…

    .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.